Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Sweet Sunshine

Autor: Loka Chan

[Reviews - 3]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Este Oneshit lo escribi para el concurso de la JongKey Promise del grupo de FB JongKey Shippers~

Hoy en la noche saldra el resultado del ganadordel concurso, mismo resultado que publicare en mi pagina.

Sinceramente no creo estar ni en los 5 mejores, soy un fiasco y ustedes lo saben pero en fin~

Notas del capitulo:

Ya lo dije arriba...

Dice Lemon, por que no existe Lime, asi que es simple Lime.

 

Los personajes no me pertenecen, si me pertenecieran ya tendrian bebeas lol

 

La pregunta del concurso es:

¿Cual es tu frase favorita del JongKey?


Compartir NADA, el es mio.

Jonghyun*

Somos la combinacion perfecta.

Kibum*

"Es la última vez que te digo amablemente que te levantes de esa cama" era la tercera vez que Kibum me gritaba desde la cocina y era la tercera vez que me hacía el tonto, sabía que estaba jugando con mi suerte.


 


Las sabanas azul cielo volaron por la habitación y él contenido de un vaso cayó directo en mi torso desnudo y calentito.


 


"¡Ahhh! Pero que bestia eres Kibum"


 


"¿Bestia?" su ceño se frunció de una manera graciosa "Está bestia te advierte que si no te levantas y haces los deberes duermes en el baño"


 


"Kibum es domingo, hoy deberías estar acostado con tu novio hasta las tres de la tarde" trate de persuadirlo pero sabía que era en vano


 


"Kim Jonghyun es la última advertencia" estaba enojado y lo sabía por que sus manos hechas puño en sus pronunciadas cadenas eran firmes "Quiero esta habitación limpia y el baño también"


 


"El baño no por favor Key" Odiaba con mi alma hacer deberes los domingos y sobre todo el baño "Te hago un masaje, pero el baño no"


 


"Oh Jjong que amable pero hagas el baño o no el masaje debes dármelo" se giró y de un portazo salió de la habitación


 


"¡AHH! TE ODIO LIMPIEZA DE DOMINGO" estaba realmente frustrado


 


Escuche la estruendosa y cantarina risa de Kibum y empecé por lo que más odiaba... El baño, bien dicen que si no puedes con el enemigo únetele.


 


Busque en el mueble una ropa cómoda y vieja para usarla mientras me iba a la guerra, revolví todo el mueble y por fin encontré un pantalón viejísimo y "Oh Dios pensé que las había tirado" sacudí dos playeras de diseño idéntico y se me ocurrió que haría esto más entretenido.


 


"Kibumie" le llame melosamente mientras fregaba el refrigerador "Limpiare el baño si usas esto" le extendí la playera blanca


 


"Jonghyun no vengas a chantajearme" estaba seguro que no tendría que lavar el baño "Además sabes perfectamente que odio la ropa de pareja y esas playeras mas"


 


"Bueno" me di la vuelta resignado a sólo hacer el cuarto "Acuérdate de fregar bien el retrete"


 


"Jonghyun use o no esas horrendas prendas tendrás que hacer el baño" Es un obsesivo de la limpieza lo odio.


 


"Por que en domingo tenemos que hacer deberes" refunfuñe molesto dando un golpe en el piso con el pie.


 


"Jjong, cariño sabes que adoro tu faceta de niño pequeño" tomo mi hombro y vi sus ojos llenos de amor "Pero eso no va a funcionar hoy"


 


"Iré a la tienda por algunas botanas para alimentarme mientras me explotas" estaba indignado, nada funcionaba "Si regresó y no tienes esa playera puesta olvídate de que haga el baño"


 


"Jonghyun regresa ahora mismo" di un portazo y justo cuando ya estaba fuera del edificio escuche su grito y agua cayendo en mi cabeza "A MI NO ME CHANTAJEAS IMBÉCIL"


 


Sonreí como el imbécil que era, sabía que había ganado, sabía que usaría esa playera con tal de no hacer el baño. Si alguien conocía mejor a Kibum era yo.


 


ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.


 


Key me supervisaba el lavado del baño diciéndome donde y como limpiar, realmente no me molestaba cuando se ponía en ese tono mandón, incluso me parecía algo tan sexy.


 


Se inclinó apoyando su mano en el filo de la tina dejando su fino y redondo trastero al aire, supervisaba  que tan sucia estaba la tina "Debes tallar esta parte muy bien por que ahí se a acumulan gérmenes"


 


Santo y divino redentor podía notar una de sus nalgas asomándose por el diminuto short que portaba, daba gracias a todos los dioses de la moda que le daba esas ideas a Key de hacer short todos sus jeans viejos.


 


"¿Entendiste Jonghyun?" volteó su cabeza y su cuerpo siguió igual


 


Un simple "No" salió de mi boca, seguía perdido en ese trasero.


 


"Acércate y fíjate como lo voy a hacer" tomo el pequeño cepillo y empezó a tallar haciendo que su trasero se moviera.


 


Me acerqué por encima de el, me apoye del filo de la bañera y rose descaradamente el bulto que ya se había formado en mis pantalones en su fino trasero.


 


"Como se hace Kibum sigo sin entender" le susurre muy cerca de su oído y me pegue más a él.


 


"Jjong aléjate" estaba tenso y seguro estaba empezando a ponerse duro.


 


"Pero no entiendo se talla de abajo hacia arriba" restregué mi miembro así como le había dicho "O de arriba hacia abajo" note el escalofrío que recorrió su espalda.


 


"Ahh.. Jong no hagas eso" ese pequeño gemido no pasó desapercibido a mis oídos


 


"Hacer que?" y simule una pequeña embestida a su trasero "¿Esto?" me volví a restregar "O esto?"


 


"Ahh.. Ninguno, no hagas eso o no me podré controlar" no veía su cara pero estaba seguro que tenía los ojos cerrados y la boca abierta.


 


"No quiero que te controles" susurre en su oído y está vez jale su lóbulo "Quiero que te corras para mi y por mi" metí la lengua dentro de su oreja y sentí como se recargo de la pared moviendo su trasero contra mi bulto.


 


"Jjong follame ahora" Adoraba el vocabulario de Key en este tipo de situaciones, me ponía más caliente.


 


Lo volteé bruscamente e hice que subiera sus deliciosas piernas a la altura de mi cadera tomándolo del trasero y apretándolo a mi antojo, gimió en el acto y sólo pude atinar a besarlo con hambre, metiendo mi lengua dentro de su cavidad bucal haciendo más caliente el momento.


 


Lo lleve hasta la cama aún desecha y lo tumbe bruscamente subiéndome en el apretando su muñecas por en sima de su cabeza. "Juro por mi vida que jamás te dejaré salir así a la calle" 


 


"Oh cállate Jonghyun y bésame" trataba de zafar sus manos


 


"Estamos muy desesperados y lo hicimos hace menos de 12 horas" bese su cuello, un beso rápido


 


"Me pones muy caliente baby" Mordió con saña mi lóbulo, pero eso sólo me calentó más


 


"Lo quieres rudo, rudo será" Sus bellos ojos se oscurecieron de lujuria.


 


Le solté las manos y subí por sus piernas, acariciando y apretando llegando a su ingle y volviendo a bajar.


 


"Jong desnúdame" suplicaba mientras me observaba "Quítame está ropa estorbosa"


 


"No, la playera no te la quitare"


 


"Jjong es horrenda" intentó sacársela pero entonces pare todo rose


 


"Si te la quitas, me voy a lavar el baño" le amenace, pero al parecer le valió y terminó quitándosela


 


"Follame duro" abrió sus piernas tocándose con una mano ese bulto que se formaba en su diminuto short y la otra pellizcando un pezón


 


"Si no respetas mi voluntad" me separe de él "Follate solo"


 


Su cara de placer se convirtió en un ceño fruncido y muy enojado "Que te jodan"


 


"Al único que se joden aquí es a ti" me dirigí al baño lo más normal que pude "Mi pasiva favorita" le lancé un beso y cerré la puerta y tras eso un tarro -seguro el de la crema- se rompió en la puerta


 


"ERES UN BRUTO" estaba muy molesto "UN IMBÉCIL"


 


Escuche un cajón abrirse y asome la cabeza por un pequeño espacio y vi como sacaba una playera.


 


"Ah no Kibum un trato es un trato" nuevamente lanzó otro tarro a la puerta, justo la cerré.


 


"Trato tus pinches nalgas" estaba muy enojado "Y sabes que, voy a romper esta ridiculez"


 


Escuche el rasguido de la tela y supe que la había roto, me llene de rabia, esas habían sido las primeras prendas de pareja que había comprado para los dos, las había comprado para hacer más divertidos los deberes de la casa.


 


Esa "ridiculez" como le decía Key eran tan especiales y tenían tanta historia, tenían cerca de 3 años.


 


Hecho una fiera lave el baño, lo dejé impecable, no era un inútil y sabía cómo hacerlo, simplemente me gustaba que Key me mostrara como hacerlo.


 


Seguiría con la limpieza de nuestra alcoba, rápido abrí las cortinas y las dos ventanas que abarcaban toda la habitación, sacudí por aquí y por allá, recogía una cosa la acomodaba, iba por la siguiente, así me pase más de dos horas.


 


"Está lista la comida" Lo escuche gritar desde la cocina pero no quería verlo.


 


Oí que subía los escasos cinco escalones y se detuvo antes de entrar, oí su suspiro pero yo seguí con lo mío, estaba muy enojado.


 


"Jonghyun está servida la comida deberías bajar o se va a enfriar" Su voz era de arrepentimiento y miraba al suelo.


 


"No tengo hambre" cortante, seria y fría así sonó mi voz


 


"¿Ya has comido algo?" estaba arrepentido, su voz y su mirada me lo decía todo.


 


"No, pero quiero terminar antes de bajar y entretenerme" seguí ordenando el librero.


 


"Jjong lo que dije de las playeras.."


 


"¿Cuáles playeras?"


 


"Jonghyun no seas grosero y mírame la cara cuando hablo" mi celular sonó.


 


"Minho Hola" mi amigo de siempre salvándome


 


"Por supuesto" medite un rato lo que diría "Te espero en la entrada del edificio"


 


"Dame más tiempo, estoy haciendo limpieza y voy a bañarme" no quería ver a Kibum sabía que estaba triste.


 


"Dos horas están perfectas" serían más que suficientes meditando que Kibum me pediría alguna explicación


 


"Ok, nos vemos más tarde" y colgué.


 


"¿Vas a salir con Minho?" estaba sentado la cama aún destendida


 


"Si, me ha invitado a cenar" le estaba partiendo el corazón a mi Kibum pero no me importaba seguía molesto


 


"Oh entonces ¿no comerás aquí?"


 


"No, si no ya no tendré hambre para cuando este con Jonghyun"


 


"Jjong yo quería" se pauso, estaba nervioso


 


"Querías quitarte, por que la voy a arreglar" le dije jalando la sabana


 


"Podrías tener un poco de consideración con lo que te estoy diciendo" Hablo fuerte, sin llegar a los gritos


 


"Acaso tuviste consideración cuando destrozarte el primer regalo que te di" un golpe certero y que no esperaba.


 


"No pensé que valieran tanto para ti"


 


"Pues pensaste mal" mire sus ojos y sentí que podía arrodillarme y pedirle perdón por ser tan cabezota y armar una pelea por nada pero entonces su maldita boca actuó antes que se cerebro


 


"Claro pensé mal, en pasado por que ahora en presente una de ellas está destrozada, por que no valen nada"


 


Estaba en shock, mi cerebro ya no conectaba con mi corazón y boca "VETE A LA REAL MIERDA KIBUM"


 


Le grite, yo el siempre sumiso ante sus caprichos le grite a Kibum la única persona que me complementaba.


 


Abrí el grifo de la tina y me dispuse a tomar un baño rápido y relajante.


 


Si Kibum no fuera tan caprichoso y yo no fuera tan sensible tal vez está pelea no hubiera empezado.


 


Termine mi baño, me arreglé lo más abrigado que pude, no quería enfermarme, salí del departamento sin despedirme siquiera.


 


ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.


 


Ya era martes y Kibum no me hablaba y yo pues era más orgulloso de lo que pensaba así que sin más termine durmiendo en el sofá, lo bueno de esto es que el frío que llegaba hasta mis huesos me hacía despertarme temprano y llegar a tiempo al trabajo.


 


Le dejé una nota en la mesa con una pequeña tarta de frutos que tanto le gustaban, estaba arrepentido pero no podía doblegar mi orgullo sólo por ser Kibum.


 


"No duermo bien si no es a tu lado, no recordaba como era el frío después de que te conocí."


 


Al final lo hice, al final deje mi orgullo a un lado, después de todo no podía estar molesto con el para toda la vida.


 


Mi trabajo consistía en lo más fácil del mundo bueno así lo consideraba por que era algo que me encantaba, compositor musical, Kibum era mi inspiración, desde que lo conocí así ha sido.


 


Hoy tenía que supervisar que la última canción que había compuesto se acomodada a las voces del grupo que la interpretaría.


 


Pasó mucho tiempo antes de darme cuenta que debía llegar a casa, baje al estacionamiento me metí al carro y me di cuenta que había olvidado el teléfono en el estudio y ahí estaba yo subiendo al estudio y nuevamente bajando al estacionamiento revisando el contenido de mi teléfono.


 


En la pantalla anunciaba cinco mensajes nuevos de Key, me imaginaba mil insultos, no quería abrirlos, pero y si eran importantes, los abrí, jugando mi suerte.


 


KeyBum


12:37pm


>Llámame es urgente


 


KeyBum


3:45pm


> ¿Me odias por lo de la playera?


 


KeyBum


3:50pm


> ¿Quieres que te lleve de comer?


 


KeyBum


7:11pm


>Jjong, amor ¿estás muy ocupado? ¿Por que no me respondes? ¿Sigues enojado? Perdóname por favor.


 


KeyBum


10:04pm


>Es noche amor, llega rápido a casa. Me gustó la tarta. Mañana cumplimos tres años juntos, ¿quieres algo especial?


 


Me revolví el cabello frustrado, si no me hubiera metido tanto en mi trabajo estaría en este momento abrazado a Kibum.


 


Tenía llamadas pérdidas de el y de la joyería favorita de Key, había mandado a hacer un conjunto con sus iniciales, era de pareja pero jamás le enseñaría el mío, para el era "ridículo"


 


Estaba estacionado el carro fuera del condominio cuando recibí otro mensaje.


 


KeyBum


1:58am


>Voy a dormir, estoy cansado, por favor no me despiertes y por favor no duermas en el sofá. Te amo.


 


Me sentía muy feliz hoy sería un día especial, después de tanto tiempo sólo quería pasarla bien con mi amor.


 


.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.ㅡ.


 


Me acerqué a su cuerpo por atrás aún sobre la cama, abrace su cuerpo y le bese la nuca, sentí como se estremeció, ya estaba despierto.


 


"Feliz aniversario Kibumie"


 


"Feliz aniversario amor"


 


Se volteó y me dio un beso, paso sus brazos por mi cuello y me estremecí, lo amaba como un loco.


 


"Antes de que nos levantemos a nuestra rutina quiero pedirte perdón por lo de hace unos días, Te amo y me gustan tus detalles pero de verdad Jjong eran tan ridículos tus caprichos que no se que me pasó"


 


Le di un beso rápido y lo estreche más a mi cuerpo "Te amo, me porte como un niño, perdón amor"


 


"Iré de compras, ¿quieres acompañarme? "


 


"No, debo ir al estudio, pero llegare temprano, quiero que vallamos a cenar o a ver una película"


 


Nos bañamos juntos, bajamos a desayunar entre besos y susurros de amor, salimos del departamento, lo deje en el centro comercial, prometí regresar por el en cuatro horas, tiempo suficiente para ir a la joyería, recoger su regalo y listo.


 


"Con cuidado amor" le bese la frente y arranque a la joyería.


 


Llegue en 40 minutos a la joyería, saludé a la chica de recepción le dije mi número de orden y subió a una pequeña bodega a buscarlo.


 


"Señor su orden" me pare corriendo de la pequeñita sala


 


"Muchas gracias" le di la mano y me sonrió.


 


"¿Quieres que envuelva el dije?"


 


"No, muchas gracias, ya le tengo planes"


 


Me despedí y salí de la joyería, debía ir al club a rentar unas tres películas para que Key recogiera.


 


"Buenas tardes, ¿buscas algo en especial?" Después de dar vueltas por los anaqueles de aquel Blockbuster una bella chica se acercó a mí.


 


"Gracias busco alguna comedia romántica" sonrió muy amplio "Puedes recomendarme alguna"


 


"Encantada" avanzó dos anaqueles y me señaló las comedias románticas "Estos son estrenos y son muy solicitados"


 


"Si tu fueras mi novia y hoy fuera nuestro aniversario ¿Cual te gustaría ver?"


 


Se sonrojo, oh Dios que no haya mal interpretado mis palabras, saco cuatro películas y las reseñó.


 


"Ok, entonces, me llevaré Drácula, Los pitufos, Amor ciego y Memorias de una Geisha"


 


"Excelente decisión, deseas adquirir algún título más"


 


"No es todo muchas gracias"


 


Salí de la tienda, me dirigí a comprar unas chucherías para ver la película, definitivamente sería una tarde de aniversario con películas y no una cena.


 


Pasaron las cuatro horas y decidí acompañarlo, definitivamente no bastarían cuatro horas para Kibum.


 


"Amor, ¿Donde estás?"


 


"Estoy en la segunda planta, frente al McDonald's"


 


"No te muevas de ahí, voy para allá"


 


"Ok"


 


Colgamos y me dirigí por las escaleras para ser más rápido.


 


"Mi amor, aquí" Alzó su mano desde una mesa y me gritó dejando a un lado su bebida


 


Me acerqué y pude notar que tan repleto estaba de bolsas, esto saldría muy caro.


 


"¿Quieres comer algo especial Kibum?"


 


"Pasta, quiero pasta" sus ojitos se iluminaron y actuó como un niño pequeño.


 


"Bien vamos a dejar esto al carro y subimos a comer"


 


"Si, perfecto" caminó, no, corrió al elevador y yo me quede cargando sus miles de bolsas.


 


Subimos a la tercera planta, el área de comida y nos a metimos a un Restaurante Italiano, comimos pasta con bolitas pequeñísimas de carne y un vino blanco delicioso.


 


"Key quiero darte algo"


 


"No es necesario" sonrió y dio un trago a su copa, cuando vio que saque una cajita de mi pantalón sonrió "¿Que es?"


 


Saque el dije con la cadena de la cajita, el otro lo mantenía escondido


 


"Es hermoso Jjong, ¿pero sólo es uno?"


 


"Pues como las cosas de pareja son ridículas" puntualice con mis dedos "me decidí por sólo uno"


 


Su mirada se puso triste "Te voy a confesar algo" tomo mi mano "Amo que me regales cosas de pareja, no son ridículas, son lo más bello"


 


"Entonces..." saque el otro dije y lo coloque en mi cuello "¿Te gustan?"


 


"Por supuesto son hermosos" sonrió "Te tengo un regalo"


 


"Será ropa de pareja"


 


"Si, pero no es cualquier ropa" comió y después me miro "Es especial"


 


Después de comer nos dirigimos al departamento y ahí le presenté mis ideas para pasar la tarde-noche y accedió, empezamos por Los Pitufos, y así seguimos.


 


"Kibumie quiero mi regalo"


 


"Adivina que es"


 


"Oh Kibum que atrevido" sonreí picándole la mejilla "Pero no me gustan las tangas"


 


Su risa cantarina se dejó escuchar por todo el edificio de condominios "No, es algo para los dos"


 


"Ah no Kibum, sabes que nunca dejaré que me metas algo por ahí que no sean tus..." me tapó la boca y estaba sonrojado, le robe un beso y entonces acercó una bolsita


 


"Es ropa de pareja, me costó mucho conseguirla, pero lo hice, espero que así me perdones"


 


La bolsita contenía dos playeras, una Blanca y una negra en ambas estaban impresos los estampados para la limpieza, bueno no de limpieza, si no era un etiqueta de cómo lavar la prenda, eran el mismo diseño de hace casi tres años, esa misma que Kibum había destrozado hace días.


 


"Como... Como lo conseguiste" fue inevitable no tartamudear


 


"Pues un viejo amigo me las consiguió" sonreí era tan bobo


 


"Póntela Kibumie y hagamos una foto" suspiro, pero acepto contento


 


Él sonido del obturador se escuchó y el flash se dejó ver, la foto estaba hecha y ahora sólo quedaba que llegará el siguiente aniversario.


 


"Kibumie" le llame mientras lo abrazaba "¿Puedo hacerte el amor?"


 


"No Jjong, está noche sólo hay que dormir, mañana si quieres hacemos hasta un bebé si quieres"


 


Nos dirigimos a la alcoba, nos pusimos la pijama y nos metimos a las cobijas abrazados y dándonos pequeños besitos.


 


"Descansa amor" le bese la frente.


 


"Duerme bien amor" me besó la nariz.


 


"Te amo"


 


Fue lo último que se escuchó, definitivamente amaba a Kibum y esperaba morir con el dentro de 100 años.


 


Fin~


 

Notas finales:

Aqui Entre Lineas~ encontraran la imagen de inpiracion y los resultados.

Saben que lo que anima a una escritora no es ganar un concurso si no el amor que las lectoras le dan a la escritora asi que...

Denme amorz!

Las quiero JongKey shippers~ <3

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: