Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

SAMSARA

Autor: Noctis Caelum

[Reviews - 10]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hola!!!

Noctis nuevamente, esperaba terminar con Kaleidoskopio antes de comenzar esta historia..... pero simplemente la ilusion me gano xD

La historia nace luego de ver una imagen en Tumblr y de mi tristeza de ver el final tan feo del manga, como SasuNaru lover me senti mal luego de verlo, asi que decidi hacer mi propia version de los hechos! :p

Escrito siempre con cariño, espero les guste la trama, posiblemente la sientan lenta pero iran mejorando, asi que espero le den una oportunidad :)

Notas del capitulo:

Unas cuantas paginas para comprender mejor la historia que se vendra a continuacion. Puede contener spoilers si no has terminado de leer el manga!

 

 

Mi historia comienza en el final...

Nuevamente el Valle del Fin había sido testigo de una de las batallas más feroces de su historia. Los jóvenes que ahora descansaban habían terminado de solucionar sus problemas y aunque habían jurado que ambos morirían si se enfrentaban nuevamente, ambos aunque muy heridos estaban vivos y felices de estar uno junto al otro. Ellos sabían que se comprendían mejor peleando, esa había sido su forma de comunicarse durante años. Una enorme sonrisa surcaba el rostro de Naruto, por fin había atrapado a Sasuke, por fin lo haría regresar a Konoha, por fin podrían estar juntos.

-He perdido- habían sido las palabras de Sasuke mientras en su rostro surcaba una sonrisa. Él sabía que solo Naruto era el que podía sacarlo de aquella oscuridad, pero su misma terquedad no lo dejaban rendirse, tenía que seguir hasta que lo sacudieran hasta el punto de encontrar su camino nuevamente –Ahora puedo morir en paz.

-De que hablas, no seas idiota- reclamo un herido rubio junto a él –Tienes que vivir y ayudarme a reconstruir la aldea, también me debes muchas peleas, así que no hables estupideces teme.

-Cállate usuratonkachi.

En ese momento sus otros compañeros del equipo llegaban a su rescate. Sakura se mostraba conmocionada por todo aquello. Les había costado dos días encontrarlos y ahí estaban uno junto al otro totalmente heridos pero con una sonrisa en sus rostros, al parecer habían solucionado sus problemas, una sonrisa llena de nostalgia también surco por su rostro, Naruto había cumplido su promesa y lo había traído nuevamente.

Comenzó con los tratamientos y coloco sus manos primero en Sasuke al ser el más herido de los dos. El kyuubi estaba ayudando a Naruto así que podía soportar un poco más. Con mucho cuidado Kakashi paso una mano por el hombro de Naruto ayudándolo a levantar. Ver a sus alumnos nuevamente juntos le había dado mucha alegría y nostalgia.

Cuando ya estaban un poco más estables los llevaron a la aldea. Todos habían despertado de su sueño infinito y se encontraban ya trabajando en levantarse de entre las cenizas, Konoha volvería a vivir y más ahora que sus héroes habían regresado. Todos vitorearon a los ninjas que llegaban, los 4 cada uno a su manera lo habían dejado todo para salvar el mundo. Madara había estado a un paso de cumplir su sueño y ellos lo habían evitado.

Luego de unos días todo seguía en tranquilidad, la aldea había regresado a la tranquila normalidad, los niños iban a la escuela, los ninjas hacían misiones y los jóvenes héroes se recuperaban en el hospital de la aldea.

-Al fin despiertas teme- su frente, parte de su pecho y uno de sus brazos se encontraban cubierto por vendas.

-Yo no tengo un demonio que me cura dobe- por su parte estaba vendado en cuello, pecho, un brazo y una pierna.

Uno estaba frente al otro en las camillas así que podían verse sin problemas, la amplia ventana junto a ellos dejaba entrar solo la luz suficiente para iluminar el cuarto, por lo que veían no era ni siquiera el mediodía. Cada uno tenía a su lado una mesita. En la de Naruto habían unos girasoles y en la de Sasuke margaritas blancas.

(Risa)

-De que te ríes dobe.

-Pues, que por fin estas en la aldea.

El semblante de Sasuke cambio y se tornó un poco más serio. Movió su brazo y quito su aguja del suero.

-Que haces idiota, todavía estas débil.

-Lo necio lo aprendí del mejor dobe.

-Ok, déjame regresar tu trasero a la cama- dijo también quitándose la aguja del suero y levantándose de la cama.

Ambos estaban adoloridos pero ambos eran muy testarudos para mantenerse tranquilos a pesar de sus heridas. Cuando ambos estuvieron frente a frente, Sasuke veía al rubio fijamente a los ojos. Naruto no sabía lo que pasaba, en si pensaba que lo golpearía o algo parecido, su relación era algo así, pero solamente se quedó ahí viéndolo fijamente a tal punto que sintió como sus mejillas se hacían más cálidas.

-Qu… Que es lo que te pasa- dijo tartamudo con su corazón galopando en su pecho.

-Gracias- levanto su mano y toco el rostro del ojiazul.

Los pensamientos de Naruto fueron de mil a nada, aquello lo había dejado un poco en shock, Sasuke jamás se había comportado así. El rubio curvo sus labios en una sonrisa, esa tan característica que hacía a todos sonreír con él y se abalanzó sobre el pelinegro rodeándolo con sus brazos y apoyando su rostro en el hombro del mayor.

-Al fin te tengo- dijo sintiendo como su voz temblaba.

-¡Oye, espera!- dijo Sasuke al sentir como sus pies perdían fuerza, a penas y podía con su propio peso y ahora Naruto se le tiraba encima.

Como era de esperarse ante dos personas mal heridas que salían de su cama en esas condiciones, ambos cayeron al suelo, Naruto sobre Sasuke haciendo que este se quejara de dolor.

(Risa)

-Eres todo un usuratonkachi- dijo haciendo una mueca de dolor pero manteniendo una sonrisa en su rostro, algo que tenía mucho tiempo sin hacer –Pero sí, me tienes- agrego regresando su mano al rostro del Uzumaki –Y jamás me volverás a perder.

-Espero que no teme- hizo una pausa dejándose perder en los ojos azabaches frente a el –Pero si lo hicieras, te perseguiría hasta el final del mundo.

Sasuke lo había comprendido luego de su pelea final, Naruto era lo más importante en su vida. Él había sido el único que lo había perseguido sin dudarlo y sin esperar nada a cambio. Había creído en el no importando las tonterías que había hecho, no importándole incluso todo el daño que le había causado. Él había sido tan necio y ciego que no había escuchado  a su corazón, a su razón cuando estos le gritaban lo que en realidad sentid por Naruto, pero ahora era diferente, ahora podía dejarlo salir sin problemas.

-Naruto… yo te a…

-¡Sabía que se habían despertado cuando escuche ese sonido!- dijo una mujer que entraba furiosa al cuarto. Vestía un vestido blanco y un gorrito con una cruz roja al centro, al parecer era una enfermera –Jovencitos, si quieren salir de este hospital algún día de sus vidas, tienen que  quedarse quietos- dijo para luego salir por otras bolsas de suero.

Ambos solo se pusieron a reír para comenzar a levantarse. Naruto le extendió la mano a Sasuke y este al verla por unos segundos, recordó todas las ocasiones donde el rubio había hecho lo mismo, a diferencia de las anteriores  esta vez si la tomaría. En ese momento y aprovechando el impulso que Naruto había hecho para ayudar a levantarlo, se acercó a su rostro y deposito un tierno beso sobre sus labios, dejando a un rubio con las mejillas rojas como un tomate.

-Eso  me trajo recuerdos- dijo de lo más divertido mientras regresaba a su cama.

-¡IDIOTA!- dijo grito regresando indignado a su cama y con el corazón en la mano.

Era como regresar a ser niños nuevamente, ahora por fin podrían estar juntos, ahora por sin cada uno aceptaba y correspondía sus sentimientos y era honesto consigo mismo.

-Bueno al parecer están un poco animados- dijo la enfermera entrando nuevamente al cuarto con dos agujas en su mano –Bueno, con esto se sentirán mucho mejor- decía mientras le colocaba la primera inyección a Naruto.

-Aouch- dijo al sentir como la aguja entraba en su piel.

-No seas exagerado usuratonkachi- dijo de lo más divertido el pelinegro.

-Ya verás cómo duele- dijo el rubio haciendo un puchero de dolor.

La enfermera dejo un poco de algodón en el brazo de Naruto y se acercó a Sasuke.

-Bueno ahora usted joven Uchiha- dijo colocando la aguja en su brazo.

-Vez dobe, esto no duele.

-Pero si te marea Sasuk…- Naruto caía lentamente sobre su almohada, quedando profundamente dormido.

-¿Naruto?

-El ya no podrá escucharlo joven Uchiha- dijo la enfermera terminando de inyectarlo.

-Que es lo que…- su cabeza comenzó a dar vueltas, no sin antes ver como la piel de la enfermera se hacía negra.

-Tu…

-Sí, Madara no murió, pero les manda un regalo en agradecimiento por haberse entrometido en sus planes- dijo el Zetsu negro ya dejando su disfraz de enfermera.

No había nada que Sasuke pudiera hacer, la fuerza de su cuerpo lo abandonada lentamente, lo último que vio fue a Naruto plácidamente durmiendo –Naruto- dijo por lo bajo antes de caer el también en un profundo sueño.

-Madara me dejo una misión muy importante chicos, así que no puedo dejar que estén juntos- dijo de forma sarcástica –Ni en esta vida, ni en ninguna otra- sus palabras eran llenas de odio –Así cuando el recupere su fuerza, ustedes ya no serán problema para él y podrá terminar de realizar su sueño.

 

Al día siguiente…

Abrió sus ojos y la luz pareció dañarlos así que volvió a cerrarlos para que se acostumbraran. Su cuerpo dolió cuando intento moverse sobre la cama. Su cabeza dolía más que su cuerpo.

-Con cuidado- dijo una voz

Abrió lentamente sus ojos y vio unos verdes que lo veían con cariño, con ansiedad.

-Sa…Sakura.

-Qué bueno que despiertas Sasuke-kun- dijo abalanzándose sobre él y rodeándolo con los brazos –Al fin te atrape.

Aquellas palabras lo habían hecho sentirse raro, era como si ya las hubiera escuchado, era como si fueran de otra persona. Entonces recordó que no estaba solo en la habitación, vio frente a él y estaba Hinata conversando con Naruto de lo más tranquilos. La pelinegra traía un hermoso ramo de girasoles en la mano, al parecer para cambiar lo que había dejado anteriormente. Naruto había levantado su mano y tocaba con ternura su rostro. No comprendía porque pero aquello lo molestaba. Ahora no solo dolía su cuerpo y su cabeza, si no también algo dentro de su pecho.

 

Algunos meses más tarde…

No sabía cómo sentirse mientras apretaba aquella mano, peor aún que sentir al ver aquella boda. Era su mejor amigo, su hermano pero porque sentía un enorme vacío en el pecho, se odiaba por eso. Él se había casado con Sakura y Naruto había sido su padrino así como él lo era ahora en su boda con Hinata. Todo era lo normal, lo que se suponía tenía que pasar ¿No?

-Ahora los declaro marido y mujer- muchos aplausos comenzaron a llenar el lugar.

La voz de Tsunade había sonado como eco en la mente de Sasuke, la mano de Sakura apretó la suya mientras sentía algo en su mejilla. Alzo su mano para tocarla, una lágrima había salido de su ojo derecho sin su consentimiento y había dejado un camino húmedo y cálido por su mejilla y una pregunta paso por su mente…

 

-¿Por qué?

Notas finales:

Y pues eso fue el prologo!

Espero les haya gustado y me dejen sus comentarios! Me gusta saber que opinan las personas que leen mis historias :)

Nos leemos en el siguiente cap!

Noctis.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: