Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

TWO UNIVERSES, THE SAME PROBLEM.

Autor: LaChicaDeLasLetras

[Reviews - 42]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hola sé que el resumen no es muy bueno, pero tengo la esperanza que mi idea no sea tan mala y les guste. Esta historia me vino gracia a que leí muchos fanfics de Batman y me pregunte ¿Qué pasaría si ellos se conocen? O ¿Cómo sería? Y bueno he aquí el nuevo problema de DC y Marvel.

He de aclarar antes que nada que ninguno me pertenece, es de sus respectivos dueños y creadores yo solo los tome prestados para mi Fic.

Notas del capitulo:

¡ATENCIÓN, ATENCIÓN! SI VAS A  LEER ESTE FIC TE RECOMIENDO LEER ESTA PARTE PRIMERO, SOLO PARA MANTENERTE INFORMADO.

 

Primero que nada les agradezco por decidirse a leer el fanfic.

Ahora sí puedo comenzar: la historia a partir da aquí será dividida en dos partes, una estará narrada por los personajes de DC y otra por los de Marvel, se alternara por capítulos. Y en algunos serán ambos universos quien la narre (yo les pondré al inicio cual será cual)

Bueno la historia de DC es algo extraña, me he basado en las películas de Batman y un poco en la nueva de Batman V Superman. Verán he leído algunas cosas me gustaron y bueno ha aquí una extraña creación que se centrara más que nada en la vida de la batifamilia, así que si esperaban algo más pues lo lamento… no se crean.

La de Marvel bueno es después de Civil War así que no estaremos tan perdidos.

 

Este fic ha sido escrito por: ChicaDeLasLetras y con ayuda de Lana Denton. (gracias de corazón)

 

Bien este capítulo comenzara con DC, así que disfruten.

 

 

Su vida era un completo desastre y lo sabía.  No era un secreto, aunque parecía que nadie lograba darse cuenta que el caballero de la noche estaba más que fastidiado y frustrado  de su existencia.

Teniendo que dividirse entre ser Batman o Bruce Wayne ya no sabía quién era en realidad, si un vengador de la noche que daba todo por luchar de lado de la justicia en Gotham con su ideología de preservar la vida no importando la circunstancia, pero sin dejar impune a los villanos; o un empresario multimillonario alabado y aclamado por los ciudadanos de Gotham, que para algunos era simplemente una figura pública asechada por determinadas personas para destruirlo en cualquier momento. Él tenía que dividirse entre esas dos personas, las cuales parecían no compartir nada en particular, pero en realidad, aunque no quisieran aceptarlo, dejando a un lado los problemas de cada una, algo las mantenía unidas, seis personas, las cuales estaba presentes con ambas personalidades de su ser.

 

No era necesario ser un genio para darse cuenta que Gotham estaba en una de las peores situaciones de la historia, después de todo era conocida como una ciudad oscura y poco segura, pero eso no daba crédito a lo que había estado sucediendo durante el transcurso de esa semana.

El vigilante de Gotham había tenido mucho trabajo que hacer durante las noches de vigilancia por la ciudad. Por alguna extraña razón cientos de crímenes y extraños sucesos habían ocurrido y no planeaban parar, o al menos así lo veía. El estrés y las malas noches estaban pasándole la factura a Batman, el cual no solo debía preocuparse de los acontecimientos de su ciudad, sino también de los deberes que tenía con  la liga.

Por el momento debía de dejar de pensar en lo que estaba afectando a su ciudad y los deberes de la liga, tenía un asunto un poco más complicado que le hacía preferir estar peleando con villanos durante toda la noche y viajar a misiones de inigualable riesgo. El nombre de ese problema era Damian, Damian Wayne.

No hacía mucho que el caballero de la noche se había enterado de la existencia de un hijo suyo, esa noticia le había caído como un balde de agua fría, después de todo él no esperaba que un día Talía al Ghul llegara con  un niñato de nueve años alegando que era su hijo y debía protegerle del peligro que corrían.

Suspiro al recordar cómo había convivido con el chico durante todo un año, había sido difícil no iba a negarlo, era bastante engerido, problemático y todo un buscapleitos con sus hermanos. Simplemente no sabía qué hacer con él chico.

 

Mientras Batman seguía perdido en sus pensamientos, el batimovil iba a una velocidad lo bastante rápida como para que un oficial lo detuviera y le multara por exceso de velocidad. Pero eso no pasaría, había asuntos más importantes que arreglar en ese momento.

     -Debiste esperar mis órdenes- decía con su típica fría y dura voz el caballero de la noche de Gotham, Batman.

El pequeño chico que está a su lado solo bufó ante lo dicho por el héroe de Gotham. Él ya era lo bastante grande e inteligente como para esperar a ser ordenado por otra persona, o al menos así lo creía.

     -¡Lo tenía controlado!- se excusó el menor con su típica actitud apática, enojona y no menos egocéntrica, haciendo que el héroe nocturno solo meneara la cabeza en señal de desaprobación- ¡dijiste que podía hacerlo solo, eso fue lo que hice!

     -Aun no comprendes- le dijo sin inmutarse ante los gritos del menor- creí que el haber convivido con el equipo te había hecho razonar…

     -Sé cómo trabajar en equipo padre- le contesto el niño utilizando su típica frase que le daba un poco de ventaja en las discusiones- pero al parecer tu siempre quieres dar las ordenes.

El chico cruzo ambos brazos sobre su pecho e hizo su típica cara de disgusto dándole una imagen lo bastante infantil como para no decirle nada más, y miro hacia la ventada, ignorando cualquier otra cosa que pasara dentro del batimovil.

Batman, el héroe de la noche, solo atino a manear nuevamente la cabeza. Ese chico le traería más problemas de los que pensaba. Dejaron rediscusión de lado, olvidando se por el momento de lo que había ocurrido en el incidente y continuaron con su patrullaje por Gotham, después de todo la ciudad no se protegía sola.

 

Cuando ambos héroes terminaros su patrullaje regresaron a la baticueva. Batman pudo haber suspendido aquella conversación con Robín, pero no, tenía muchas cosas de que hablar con su nuevo chico maravilla.

Cuando llegaron a la baticueva Alfred los esperaba pacientemente por cualquier cosa que se les ofreciera.

     -Al parecer han pasado una noche extraordinaria Sr.- dijo Alfred al ver como el joven Robín bajaba del batimovil con su típica cara de apatía- ¿Alguna novedad en su patrullaje joven Damian?

     -Ninguna Pennyworth- le contesto el muchacho quitándose su antifaz, depositándolo en la mesa que estaba cerca de él- como siempre “el caballero de la noche” no sabe cómo aceptar la ayuda de un compañero.

Alfred levanto una ceja ante tal comentario y prosiguió a observar a su amo, el cual le miraba aun desde el  batimovil.

     -¿Ira algún lado Sr?- le pregunto Alfred al ver que no bajaba del vehículo.

     -No Alfred.

     -Entonces le recomiendo que baje del vehículo Sr- dijo con cierta molestia en su voz- Son las 4:00 am y no creo que el auto sea lo bastante cómodo como para tomar una siesta en el.

Ante el comentario Damian soltó un bufido, ganándose una mirada por parte de Alfred la cual ignoro.

     -Además, el joven Damian debe ir a la escuela a las 7.

     -¡Ya había dicho que no iría!- decía Robín ante el comentario, ese mayordomo solo sabía meterse en los asuntos de los demás.

     -La educación primero joven Damian, la educación primero.

Damian rodo los ojos y maldijo entre dientes, acción que obviamente fue reprochada por Alfred con su típico “Cuide el vocabulario que utiliza joven Damian”, de verdad estaba harto de que todo mundo le mandara. Iba a ir a su habitación cuando la voz de su padre le detuvo.

     -Damian, aún no hemos terminado.

     -¿Señor?- dijo un poco sorprendido Alfred.

     -Eso es todo Alfred- le dijo Bruce para que los dejara solos.

Alfred capto el mensaje y después salió de la baticueva esperando que no tardaran demasiado con su charla.

Por otro lado Damian se encontraba claramente sorprendido, el que su padre quisiera hablar con él solo significaban una cosa: problemas.

     -Y bien- dijo con veneno en su voz el menor- ¿dónde me enviaras esta vez? Al parecer los jóvenes titanes no han sido lo suficientemente capases de hacer algo con migo ¿no?

Bruce se quitó la máscara y le dirigió una mirada severa, pero Damian no se sintió intimidado por esta, o almenas eso parecía.

     -¡Basta Damian!- dijo Bruce alzando su tono de voz- si te he pedido que te quedaras es para…

     ¡-No! ya me canse de esto. Tu solo quieres hacerme un lado- dijo claramente molesto y dolido- Si tan solo me quieres dejar con otra persona no me hubieras aceptado en tu casa, le hubieras dicho a mi madre que se quedara con migo- su voz empezaba a quebrarse, pero aun así mantenía su postura orgullosa- puedo cuidarme de mí.

     -Damian yo…

     -No, no quieras justificarte- le dijo ignorando cualquier cosa que Bruce le dijera- me voy.

     -¿Te vas?- el dio algo sorprendido, pero luego retomo su semblante de costumbre.

     -Sí, me voy.

Dicho eso Damian corrió escaleras arriba dejando solo a Bruce en la baticueva. El murciélago suspiro ¿Por qué los jóvenes eran tan difíciles de tratar?

Antes de que Batman pudiera hacer otra cosa, como salir del batimovil, el comunicador de la liga de la justicia sonó. Otro suspiro salió de la boca del murciélago ¿más problemas? Abrió el comunicador y la imagen de superan apareció en este.

     -Bruce- dijo el súper hombre de Metropolis con una clara preocupación en su mirada- hay problemas.

     -¿Dónde nos veremos?- dijo cortante el murciélago.

     -Nos veremos en el palacio de la justicia por la mañana- dijo al ver un semblante preocupado en la cara de su amigo-posteriormente seremos transferidos a Atalaya.

     -Entiendo.

     -¿Todo bien?

Ignorando lo último dicho por el héroe de Metropolis, Batman corto la comunicación y bajo del batimovil. Al parecer su día sería algo pesado.

 

Parecieron segundos, pero no, hacia más o menos tres horas que había ido a dormir, aunque le pareció más bien un pestañeo. Sus horas de sueño habían sido claramente reducidas en esa semana, no sabía cómo o porqué pero al parecer los villanos no tenían la intensión de descansar en Gotham ni en ninguna otra ciudad.

Bruce Wayne camino hasta su puerta donde al abrirla se encontró a su fiel amigo Alfred.

     -Buenos días Sr. Wayne- decía el mayordomo completamente tranquilo y normal. Bruce todavía no sabía cómo ese hombre lograba mantener ese aspecto con pocas horas de sueño-  veo que se ha levantado solo, no me lo esperaba.

En ocasiones el sentido humorístico de Alfred le hacía sentir bastante tanto, aunque nunca lo diría.

     -Me he levantado solo desde hace años Alfred- le dijo un poco animado, cosa muy extraña- no esperaba encontrarte en la puerta.

     -Por si acaso se queda dormido Sr.- le contesto el mayordomo- uno nunca sabe.

Dicho eso el mayordomo se pasó a retirar, pero antes.

     -He de informarle Sr. que el joven Richard se encuentra esperándolo en el comedor- le dijo con total naturalidad Alfred- le recomiendo apurarse si quiere verle antes de ir a la oficina.

     -No iré a la empresa Alfred- le aviso mientras se dirigía al baño- al parecer la liga tiene un problema.

     -Entiendo.

Dicho eso ambos hombres siguieron sus caminos. Alfred directo a la cocina y Bruce al baño.

 

Cuando bajo al comedor se encontró con Dick, Jason, Tim y Damian.

 Dick y Tim parecían estar en una plática muy divertida, ya que ambos soltaban de vez en cuando una risilla, y Jason decía algo de vez en cuando para después insultarlos o ignorarlos y seguir con su teléfono ¿acaso los jóvenes no tenían otras cosas que hacer? pero Damian era otra historia, un suspiro nuevo salió de su ser ¿Acaso nunca se agradarían? Se aclaró la garganta para llamar la atención de los menores, cosa que consiguió, y depuse se sentó en su silla.

     -Buen día- la voz alegre de Dick le alzaba un poco el ánimo- ¿te llego el mensaje de la liga?

Bruce miro a Damian de reojo, el cual parecía un poco interesado en la conversación, y asintió.

     -Superman me ha contactado en la madrugada- le comento mientras tomaba un sorbo de su café, al menos eso le mantendría despierto- saldré en una hora para el palacio de la justicia.

     -Iré contigo- Bruce iba a negarse, Dick claramente vio su intenciones así que agrego rápidamente- me han llamado también.

Se escuchó un gruñido de Damian, el cual ignoraron.

     -Entonces partiremos en una hora- le dijo dando por finalizada la conversación.

Sin esperar más palabras por parte de alguno de sus hijos Bruce bebió un sorbo más de su café.

     -Llegaron algo tarde- dijo Tim continuando con su buen humor- ¿paso algo interesante?

     -Nada nuevo- el recordar lo que había sucedido en la mañana con Damian le daba dolor de cabeza- eso me recuerda algo.- dijo dándole una mirada severa al menor, aún tenían asuntos pendientes.

Damian al sentir la mirada de Bruce solo pudo apretar sus puños contra la mesa, detestaba que le miraran de esa manera ¡Como si él fuera un niño! Así que simplemente le ignoro y continúo con su desayuno.

     -¿Algo?- seguía insistiendo Tim para descubrir el porqué del alboroto de la madrugada.

     -No es nada Tim- le dijo Dick intentando que su hermano no indagara más en lo sucedido.

     -¿Acaso tú sabes algo?- le pregunto curioso a Dick.

     -No.

     -Entonces…

     -Seguramente el demonio volvió a hacer de las suyas- a pesar de que Todd no había hablado desde que Bruce bajo, ya que andaba con su teléfono, no desaprovecho el momento de fastidiar al menor- Él muy listillo debió de hacer algo estúpido.

Damian le lanzo una mirada asesina, no se quedarían así las cosas con Todd.

     -Jason- dijo Bruce serio.

     -¿Qué? Es verdad, todos lo sabemos. Ese mocoso solo causa problemas.

     -Basta Jason- dijo Dick tomando la actitud de Bruce.

     -Él tiene razón- defendió Tim, cosa extraña pero entendible al tratarse de Damian.

     -Basta Tim- le dijo Bruce al ver lo que tramaba- ¡Basta todos, lo que haya sucedido anoche es entre Damian y yo!

Los chicos Wayne se miraron entre ellos, y después asintieron. No querían problemas con Bruce en la mañana.

     -Bien- dijo algo molesto Jason dando por finalizado el tema.

 

 

Cuando Bruce y Dick se fueron a la dichosa reunión de la liga Damian se quedó en casa solo con Alfred y Tim, este ultimo al cual claramente no soportaba y odiaba, ya que Jason se había escapado justo después de que Bruce se fuera.

Damian tenía un plan, uno verdaderamente bueno. La amenaza que le había hecho a Bruce no era un juego, le demostraría que él podía cuidarse solo y que no le necesitaba.

     -¿Y bien?- la voz de Tim se escuchó sacándolo de su mente- ¿qué ha pasado?

     -No es asunto tuyo Drake- le dijo lo más odiosamente posible para que se fuera y lo dejara solo- así que piérdete.

     -Créeme que no hay otra cosa que más desee- le contesto de la misma manera- pero sé que estas tramando algo y eso no puedo permitirlo.

Damian le miro molesto y simplemente soltó un gruñido.

     -Que ganas con saber lo que voy a hacer.

     -Entonces si tienes un plan- Damian maldijo en su mente por no haber pensado en que Drake solo tenía una hipótesis- ahora dime de que se trata ¿iras a donde padre y Dick?

     -No es tu asunto.- detestaba que los adoptados se refreirán a Bruce cómo su padre, cuando él era su único hijo.

     -No, no lo es- le dijo dándole esperanzas a Damian de dejarlo solo- pero al menos es mejor que ir a la escuela.

Damian le volvió a dirigir una mirada asesina y después solo suspiro.

     -No tiene nada que ver con el equipo maravilla de mi padre- dijo molesto- o con el tonto de Grayson.

     -¿Entonces?

     -Nada, ahora vete.

Damian corrió hasta la puerta y empuja Tim para que este saliera de su alcoba, no fue difícil. Una vez solo en su habitación, empaco algo de ropa, su teléfono, cargador, cosas esenciales y algo de dinero, después de todo no se iría  con las manos bacías, no era estúpido.

Salió de su cuarto por la ventana, evadiendo las cámaras de seguridad y estando atento por cualquier movimiento que Tim o Alfred pudieran hacer para impedirle su escape, no era tan crédulo como para creer que no le vigilaban. Una vez fuera de la mansión se dirigió caminando Gotham City para conseguir algo con que irse a la torre de los titanes.

 

Cuando Bruce y Dick llegaron al palacio de la justicia eran esperados por otros héroes de la liga. Bruce dejo a Dick con su ex equipo y se dirigió al salón donde solían hacer las juntas los fundadores de la “sorprendente” organización. Una vez dentro miro a algunos de los fundadores, al parecer el asunto era tan importante que solo él y Flash faltaban.  Cuando tomo su asiento Flash llego a la sala.

     -¿Enserio?- decía el de traje rojo- ¡¿otra vez soy el ultimo?!

     -Siempre lo has sido Barry- dijo Wonder Woman mientras le miraba algo divertida- pero por el momento eso no es lo que nos interesa.

     -¿Qué ha sucedido?- dijo Batman mirando a los integrantes de la liga, quería ir al grano rápido.

Superman miro a Wonder Woman, ambos parecían saber lo que pasaba ¿Qué se traían? ¿Acaso planeaban dejar en suspenso a la liga? Batman les dedico una mirada severa, la cual ambos evitaron mirando hacia otro lado.

     -¿Acaso piensan dejarnos con la duda?- esta era una de las pocas veces donde Batman le daba la razón Green lanter, ya que usualmente nunca concordaban.

Tanto Wonder Woman como Superman suspiraron, no tenían más opción que hablar.

     -Ha pasado algo… grave- decía la amazona intentando encontrar las palabras para describir la situación en la que se encontraban- lo que está pasando, bueno verán…

     -Deja de balbucear Diana- dijo Bruce claramente enojado por lo que pasaba- hablen de una vez, para eso estamos aquí.

     -Batman tiene razón- dijo Flash golpeando la mesa, haciendo que esta se tambaleara- ¿Qué está pasando?- esa era una de las pocas veces que Flash se ponía serio.

Superman se paró de su asiento y se dirigió hasta la pantalla que estaba detrás de la mesa donde estaban discutiendo. Presiono algunos botones y movió algunos códigos para que la pantalla se prendiera y proyectara lo que tanto les costaba decir.

     -Hace algunos días- decía el kryptoniano mientras seguía atento a la pantalla- Detective Marciano me informo de algunos cambios en las ciudades…

     -¿A qué te refieres?- decía Green Lanter al no comprender- yo no he visto ningún cambio.

     -Eso es lo que yo respondí igual- le dijo Superman- ignore la situación y le dije que tal vez eso no fuera más que algún cambio mínimo en el planeta, algo natural- se excusó el súper hombre mientras miraba a sus compañeros con algo de culpa- pero lamentablemente estaba equivocado.

Batman dirigió su vista al monitor y vio que claramente, bajo las ciudades del país, habían extraños agujeros negros, algunos más pequeños que otros o simplemente casi invisibles, pero había uno lo bastante grande como para tragarse a una ciudad entera y estaba en Gotham.

Batman le miro enojado ¿Cómo no había sido informado de eso?

     -¿Qué son esas cosas?- dijo Flash sin poder comprender muy bien lo que eran- esos no son… ¿agujeros negros?

     -Algo parecido- dijo Wonder Woman mientras se posicionaba al lado del hombre de acero- pero hay algo peor que los agujeros.

     -¿Qué es esta vez?- les dijo Aquaman claramente enojado por la poca información que tenían.

Ambos integrantes de la liga volvieron mirarse culpables, Batman se estaba cansando de esas miradas. Con ellas no solucionarían nada.

     -Más les vale responder- les dijo con su típica voz neutra, aunque claramente se encontraba enojado- no lograremos solucionar nada si se quedan callados.

     -Lo sabemos- dijo Superman- pero la situación puede… ser peligrosa y tal vez poco creíble.

     -¿Qué es esta vez?- dijo Flash arto de no saber nada con su típico tono bromista-  ¿alguna invasión extraterrestre o tal vez la furia de un dios?

Se volvieron a mirar.

     -No exactamente- le dijo la mujer claramente nerviosa- pero es algo parecido.

     -Ya hemos sufrido de ambas-dijo Batman claramente fastidiado- ¿por qué esto sería diferente?

     -Detective Marciano estuvo investigando a pesar de lo que le respondí- dijo Superman algo apenado- y al parecer algo, o más bien alguien, creo aquellos agujeros… y fue en Gotham.

Esa fue la gota que derramo el vaso. En primera les habían ocultado esa información a ellos, los fundadores de la liga, habían dejado pasar bastante tiempo y lo peor de todo fue que se lo habían hecho a él y todo ocurrió en su ciudad. Se sentía completamente excluido del supuesto “trio fantástico”

     -Algo así me esperaba-dijo Batman- he detectado una alta cantidad de crímenes en Gotham desde hace una semana.

     -Entonces ¿lo sabía?- dijo Green lanter acusándolo- ¿Estabas con ellos?

     -No- respondió- pero yo si pongo atención a lo que sucede en mi ciudad- las últimas palabras del caballero estaban llenas de veneno, claramente estaba enojado al igual que los demás.

Ambos se enviaron miradas de odio. El sentimiento al parecer era mutuo.

     -Bien detengan su pelea- dijo Aquaman intentando que la situación no se saliera de control- lo importante ahora se detener eso- dijo señalando el monitor.

     -Ahora la pregunta del millón- dijo Flash acercándose con su súper velocidad hasta donde Superman- ¿Cómo la detenemos?

     -Eso no será algo fácil- dijo el súper hombre- al parecer esos agujero tienen una conexión con una dimensión alterna a la nuestra.

     -Eso no es algo nuevo- dijo Flash, ya que él había estado en diferentes  universos.

Superman se aclaró la garganta.

     -Esta es algo diferente- le dijo al velocista- al parecer es una dimensión donde los héroes no existen…

La liga se quedó sorprendida, o al menos la mayoría, no se imaginaban un mundo sin súper héroes.

     -¿Qué es?- dijo Flash sorprendido- ¿un mundo pacifico acaso?

     -No- dijo Diana- pero al perecer nadie tiene poderes y bueno… ahí no hay lo que aquí.

     -Entiendo- dijo Batman actuando tranquilo ante la información dada. Cuando llegara a la baticueva le informaría a Alfred y Tim para investigar más de  los agujeros de Gotham- ¿eso es todo?

     -Si- dijo Diana claramente sorprendida de la actitud del murciélago- pero aún no hemos…

Batman se levantó de su asiento y se dirigió a la salida. Antes de que llegara el cuerpo del súper hombre se interpuso entre él y la salida.

     -Debemos palmear lo que haremos con los agujeros- dijo Clark mirando  Batman a los ojos- no quieras hacer esto solo.

     -Tengo el suficiente apoyo en Gotham- le dijo cortante el murciélago- se cómo resolver los problemas.

     -No creo que sea…

     -Lo que tú crees no siempre es acertado ¿o si Kal-El?

El hombre de acero frunció el ceño y susurro algunas palabras que Batman no alcanzo a escuchar.

     -Por favor Bruce- dijo el súper hombre de Metropolis- solo debemos encontrar una estrategia para detener los…

     -Pueden comenzar con los de las demás ciudades- les dijo mientras se hacía a un lado para pasar por el costado del súper hombre y salir- puedo con el de Gotham solo.

Dicho eso el héroe de Gotham salió de la sala y llego donde los demás héroes estaban. Todos le miraron atentos a cualquier mensaje de los fundadores.

     -Batman- dijo Green Arrow llegando hasta donde el caballero de la noche para conocer cualquier cosa que pudiera servirles- ¿Qué ha pasado?

Batman le miro por unos instantes y después se alejó de él, como si no le hubiera visto, tenía que encontrar a Dick.

No paso mucho hasta que diviso el cuerpo de su ex-robín entre la multitud.

     -Se ha terminado- dijo Bruce mientras se dirigía a la salida para recoger el batimovil- no vamos.

     -Bruce- le corto Dick- paso algo…

     -¿Qué sucede?- dijo mirándole, estaba un poco intranquilo, pero la máscara no daba que su rostro se viera.

     -Es Damian.

Bruce le miro, parecía aun conservar el mismo rostro inexpresivo del caballero de la noche pero la realidad era que se encontraba intranquilo y eso le disgustaba. Dicho eso Bruce retomo sus pasos para dirigirse a batimovil junto con Dick para ir a la mansión y averiguar que había sucedido.

 

 

Cuando ambos llegaron a la baticueva eran esperados por Tim y Alfred para detallar lo sucedido. Bruce aun no sabía lo que había sucedido con Damian, solo sabía que algo había pasado y el menor estaba incluido. Pero cuando estaciono el batimovil y bajo, pudo notar que no era algo tan bueno si Alfred Pennyworth te miraba de la manera que ahora mismo le miraba.

Bruce intento ignorar la mirada reprocharte de Alfred y paso a mirar a su otro hijo, Tim, el cual se veía bastante calmado.

     -¿Qué ha sucedido?- dijo Bruce agradecido de aun conservar su tono de voz calmado- ¿Dónde está Damian?

     -¿No le dijiste?- dijo Tim, y al parecer iba dirigido a Dick.

Bruce le miro, pero este solo aparto la mirada.

     -Damian se fue- dijo Tim completamente normal, como si no hubiera pasado en realidad.

     -¿Qué?

     -El joven Damian se ha ido señor- la voz de Alfred parecía la misma de siempre, pero los tres sabían que haba cierto tono de reproche y enojo cargados en ella.

Bruce miro a su mayordomo, el cual le dedicaba una mirada que decía “tenemos que hablar,” al parecer no estaba nada tranquilo con lo que estaba pasando en ese mismo momento.

     -Dick, Tim suban- dijo Bruce mientras se sentaba en la silla que daba a su pantalla.- tengo algo que hablar con Alfred.

     -Si tiene que ver con Damian nosotros…

     -He dicho que suban Dick.

Dicho eso ambos subieron, no se opondrían a Bruce con ese tono de voz autoritario que tenía por el momento.

     -Se lo que vas a decir Alfred- dijo Bruce mientras se sacaba la máscara de Batman y la depositaba en el teclado de su escritorio- Así que no es necesario que sigas.

     -¿Enserio señor?- la voz del mayordomo sonaba completamente irónica- no me lo esperaba.

     -Alfred.

El mayordomo frunció el ceño y encaro a Bruce, cosa que comúnmente no haría el Alfred calmado y comprensivo con el que Bruce solía convivir.

    - Le pido Sr. Wayne que deje de actuar como la persona que no es.

Bruce abrió los ojos sorprendido ¿acaso Alfred no le iba a reprochar lo que había sucedido con Damian? Que hacia entonces ¿Por qué le había dicho eso?

    -¿Actuar como la persona que no soy?- si él lo decía sonaba completamente ilógico, pero en la boca del mayordomo tenía mucho más sentido.

     -Usted no es Batman ahora Sr.- le dijo el mayordomo señalando con un movimiento de cabeza la máscara del vengador de la noche- dejémosle fuera por este momento.

Bruce seguía sin comprender lo que Alfred quería decirle.

     -No tengo tiempo de esto Alfred- le dijo mientras apartaba al mayordomo- tengo que encontrarlo.

Bruce volvió a tomar su máscara, estaba a punto de ponérsela nuevamente pero el mayor parecía no haber comprendido que la conversación había acabado.

     -Me temo señor que Batman no ira a ningún lado en este momento- Bruce no dijo nada, tan solo miraba a Alfred con su típica cara neutral y seria- necesitamos a Bruce Wayne señor.

     -Batman me es más útil para encontrar a alguien- dijo bajando la mirada y suspirando- Bruce Wayne no podrá encontrar a Damian.

     -Tal vez si su padre apareciera de vez en cuando esto no hubiera sucedido.

Bruce alzo la mirada y miro a su mayordomo enojado. Él siempre estaba presente en la vida de sus hijos, todos los días salían a combatir el crimen junto, se veían y compartían esos momentos entre ellos, ¿Qué era lo que estaba mal entonces?

     -Siempre estoy ahí para mis hijos- dijo dejando a un lado la máscara, para mirar fijamente al mayordomo- no les ha hecho falta nada.

     -Tal vez usted lo vea así Sr.-  dijo Alfred tomando entre sus manos la máscara del justiciero- pero yo simplemente veo una faceta de usted con sus hijos y no es la de un padre, si no la de un tutor.

Bruce apretó sus puños y su cuerpo tembló un poco, eso no era verdad. Él era un buen padre, siempre había sido de esa manera, tal vez no fuera la persona más expresiva del mundo, pero ellos sabían que les tenía precio.

     -Él es diferente- como si Alfred hubiera leído su mente le devolvió la máscara y se apartó un poco- el joven Damian es diferente a ellos.

     -No entiendo…

     -El joven Damian fue entrenado para matar señor- le dijo mientras miraba hacia la pantalla- el cambio de ambiente no le sentó muy bien.

     -Tienen a Dick, Jason y Tim con él.

     -Pero no a usted.

Bruce iba a contestarle que eso no era verdad, que él ponía todo de su parte para pasar el mayor tiempo con su hijo para que el fuera una persona de bien diferente a lo que había sido en el pasado, pero no lo hizo.

Alfred tenía razón, él no pasaba tiempo con su hijo, Batman lo hacía.

 

Mientras Alfred y Bruce estaban conversando en la baticueva Dick y Tim estaban esperándoles para movilizarse en el comedor de la mansión. Tim parecía estar calmado ante la situación, cosa que molestaban un poco al mayor.

     -Se lo que hiciste- dijo Dick rompiendo el silencio entre ambos.

     -No sé a qué te refieres- le contesto el menor indiferente a lo que su hermano le decía- ¿Acaso hice algo malo?

Dick sabía que Tim tenía cierto enojo y rencor sobre Damian, cosa que era totalmente justificable, pero eso no le daba el derecho de comportarse de la misma manera infantil.

     -Sé que le dejaste escapar Tim- le dijo el mayor completamente molesto, tomando una postura muy parecida  la de Bruce- ¿acaso piensas que somos estúpidos?

     -Sigo sin entender de lo que hablas.

Dick sabía que Tim nunca lo confesaría, nunca diría que él había dejado escapar al pequeño ya que se sentiría culpable si lo confesaba.

     -¿En dónde crees que nos encontramos Tim?- le reprendió el mayor tomándolo por el brazo para que le mirara- ¡Estamos en la casa de Bruce Wayne, Batman! Esta casa podría ser el lugar más seguro del mundo y no creo que Damian se haya fugado tan fácil mente de este lugar por sí solo.

     -¡Suéltame!- decía Tim intentando zafarse del agarre del mayor- ya te dije que yo no hice nada.

     -Exacto Tim- alzo la voz Dick- no hiciste nada. Le dejaste salir de la mansión.

     -¡Él puede defenderse solo!- le dijo el menor con la cara completamente angustiada, la culpa le estaba cayendo encima- ¡es un asesino, sabe como luchar y protegerse a sí mismo!… él lo sabe.

Tim no pudo soportar más el peso de sus actos y se debilito en ese instante. Dick tenía razón, él había dejado que Damian se escapara, él había sido el culpable de que el hijo menor de Bruce Wayne se saliera con la suya.

Antes de que Dick pudiera decirle algo más a Tim, este se liberó de su agarre y le miro con cierto temor y culpa. Ambos estaban a punto de decir algo cuando la puerta de la entrada se abrió de manera ruidosa dejando entrara a uno de los dos hermanos que faltaban, Jason.

     -¿Qué hay perras?- dijo Jason a manera de saludo al ver a sus hermanos.

     -Lenguaje- dijo Tim sin pensar.

     -Cállate rata- le contesto Jason pasando al lado del menor sin ponerle más atención- ¿Qué pasa Dick? Tienes una cara de muerte.

Dick le miro serio y negó con la cabeza, después tomo asiento en uno de los sillones de la sala y suspiro cansado.

     -Ha surgido un… inconveniente- dijo el mayor intentando aclarar su mente.

     -Uh, ya veo.- dijo Jason sin interés.

     -¿No quieres saber lo que paso?

     -No.

     -Esto te incluye a ti también.

Dicho eso Jason se vio mas interesado, solo un poco, así que tomo asiento en un sillón individual frente a sus hermanos y miro a Dick un tanto divertido.

     -¿El murciélago estiro la pata ya?

Tanto Dick como Tim le miraron enojados, la muerte de Bruce en ningún momento podía tomarse como algo “divertido” para ambos.

     -Espero que no estés hablando enserio Todd- le dijo Tim metiéndose a la conversación de los mayores por primera vez.

     -Te dije que te callaras- dijo Jason mirando con desprecio a Tim.

     -¿Qué es lo que te traes con él?- dijo Dick arto de la actitud que se traían ambos.

Jason no contesto, solo bufo y después se cruzó de brazos.

     -Nada.

     -Pues más te vale empezar a cambiar tu actitud- le dijo el mayor completamente tranquilo- hay cosas que atender en este momento.

     -Bueno eso ya lo dijiste Dicky- le dijo sonriendo de lado- ahora, si no es la muerte del murciélago de lo que hablamos- ambos hermanos le volvieron a mirarle enojados- ¿Qué es lo que sucede?

     -Domain se ha ido- dijo Tim desviando la mirada.

Jason miro a ambos esperando a que uno agregara otra cosa, pero como no fue así simplemente soltó una gran carcajada haciendo que la cara de Dick se transformara en una mueca y la de Tim cambiara a una de culpa.

Al ver la cara del menor Jason supo que Tim tuvo algo que ver, así que se paró y fue hasta el para brindarle un golpe que lo hizo caer en el suelo.

Tanto Tim como Dick parecían impresionados ante la actitud que Jason había tomado, pero ninguno pudo soltar palabra alguna.

     -¿Sabes la estupidez que has hecho?- le dijo Jason completamente serio a Tim, haciendo que este solo bajara la cabeza sintiéndose más culpable.

     -¡Basta Jason!- dijo Dick poniéndose en medio de ambos- Tim no tiene la culpa de todo.

     -¿Ahora le defiendes?- le pregunto Red Hood incrédulo- él fue el que…

     -¡Basta!

Los tres hermanos mantuvieron el silencio en ese momento, fue hasta que Tim se puso de pie y se dirigió al sillón esperando que sus hermanos le siguieran que termino. Así fue como los dos faltantes le siguieron y se quedaron en los sillones esperando alguna señal para movilizarse.

     -Está en Gotham- dijo Tim para romper el silencio.

     -¿Cómo lo…

     -Le puse un rastreador.

Dick sonrió ante lo dicho, sabía que Tim no dejaría solo a Damian aun con sus diferencias.

 

 

Notas finales:

Hola, hola


Para todos los que han leído mis fanfics bueno… ya saben cómo trabajo, así que no se desesperen por un nuevo capítulo, he estado trabajando con esta idea desde hace algunos días así que está planeada no crean que solo subí un capitulo y ya.


Bien para los que apenas están leyendo algunos de mis fics pues hola *w*


Bien espero que les haya gustado el primer capítulo, son libres de hacer comentarios para animarme y seguir escribiendo.


Besos y saludos.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: