Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Una Situación Peculiar

Autor: Nekoboy mty

[Reviews - 26]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Nekoboy mty está de vuelta con un nuevo fic. 

Notas del capitulo:

Hola, mucho gusto a quien este leyendo esto, de antemano gracias por darle una oportunidad al fic. Así que a comenzar la lectura. 

Capítulo 1: Cuando nos Conocimos

Era un día como cualquier otro en la ciudad de Tokio, las personas se dirigían a sus trabajos con rapidez para estar a tiempo en sus puestos. Otros estaban desesperados por llegar a tiempo a la universidad y evitar reportes. Pero para algunos pequeños este era un día lleno de ansias y nervios, pues hoy era el día que irían a la escuela por primera vez, más específicamente al preescolar. Algunos no querían soltarse de sus padres ni un poco, mientras que otros apenas volteaban a despedirse antes de entrar corriendo siendo acompañados por las maestras.

-¡Nos vemos después mama!

Fue lo que grito un niño moreno de cabello azul, el cual se despido con una sonrisa para luego entrar corriendo.

-¡Hare muchos amigos mami! ¡Te contare todo luego!

Un pequeño pelirrojo de cejas curiosas se despido de su madre y entro corriendo a la escuela para encontrar su salón.

-Vendrás a recogerme ¿Verdad?

-Pero claro que si mi niño, no tengas miedo, ahora ve ahí y diviértete.

-Es-está bien mami.

El pequeño niño celeste camino despacio hacia la entrada con su mochila en la espalda, viendo atentamente todo lo que estaba en su camino. Tras unos minutos se cerraron las puertas y ya todos los pequeños niños se encontraban en los que serían sus salones a partir de entonces.

En el salón 1-A fue difícil para la maestra constatar que todos sus nuevos estudiantes se encontraban presente, pues algunos estaban corriendo sin control, otros tomando cada objeto que encontraban, y algunos solo sentados en su lugar viendo a los demás de aquí para haya. Para la profesora la primera parte de las clases, se le fue en un fallido intento de controlar a los pequeños, no fue sino hasta el momento del receso en que los pequeños se tranquilizaron luego de escuchar a la maestra de que era el momento de comer, fue entonces que todos se sentaron para sacar el almuerzo dejado por sus madres.

La maestra aprovecho el momento para salir e ir a la sala de maestros por una aspirina, entre tanto los pequeños se quedaron en el salón disfrutando de su comida. A pesar de solo llevar unas horas de conocerse los pequeños ya se estaban juntando en grupos como todos los niños. En una parte pegada a la pared dos niños, uno moreno y otro de cejas curiosas estaban sentados uno enfrente del otro y ya hablaban como si fueran los mejores amigos de toda la vida y estaban compartiendo su almuerzo.

-¿¡En serio te gusta el básquet!?

-¡¿Gustarme?! ¡Me Encanta!

-¡Wow igual que a mí!

-¡Hay que jugar en el patio después!

-¡Por supuesto! ¿Oh?

Cuando el moreno se hecho un poco para atrás choco con algo, ambos niños voltearon y vieron detrás de el a un solo y pequeño niño de cabellos celestes el cual miraba su onigiri que se había caído al suelo.

-¡Wow!

-¡Wow!

-¿Ah?

-(Aomine) ¡¿Cuánto tiempo llevas ahí?!

-…Yo ya estaba sentado aquí antes que ustedes.

-(Kagami) ¡¿Pero cómo fue que no te vimos?!

-A veces la gente no me ve. Eso es todo.

-Eso no tiene sentido para mí.

-¡Espera! ¡Kagami y si este niño es un fantasma!

-¡¿Un fantasma Aomine?!

-¡No soy un fantasma! Soy un niño igual que ustedes, me llamo Kuroko Tetsuya.

-¿Kuroko?...

-¿Tetsuya?...

-Si así me llamo, hoy entre a esta escuela igual que ustedes.

-No recuerdo haberte visto antes.

-Yo tampoco.

-Es que la maestra apenas me vio y no le dijo mi nombre al resto.

-Ah, eso lo explica, creo, ¿Tu qué piensas Kagami?

-Creo que entonces tiene sentido porque no lo vimos Aomine. 

-De cualquier forma, lamento haberte empujado cuando comías tu onigiri, no fue mi intención.

-No hay problema, siempre pasa que la gente me empuja y se asusta por no verme. Ya estoy acostumbrado.

Ambos niños vieron que el pequeño miraba con tristeza su preciado onigiri en el suelo, pues parece que era el único que tenía, cuando Kagami noto que sus ojos estaban llenándose de lágrimas supo que tenía que hacer algo al respecto.

-Oye Kuroko no te pongas triste, mira, mi mama me puso muchos onigiris en mi comida, ¿No quieres uno?

-¿Onigiri?

-Si mira, te lo regalo, solo no llores por favor.

-Ah…gracias…

Al pequeño de inmediato se le iluminaron los ojos al recibir el onigiri y felizmente empezó a comérselo frente a los otros. Cuando se lo termino le dio a ambos una alegre sonrisa, lo cual hizo sentir a los otros una especie de opresión en sus corazones, una sensación completamente nueva y diferente a cualquier otra que hubiesen tenido anteriormente.

-(¡Es tan lindo!).

Fue lo que ambos pensaron mientras el otro continuaba mirándolos alegremente, finamente Aomine fue el primero en salir del trance.

-¡Tetsu mira yo tengo otro! ¡¿No lo quieres?!

-Ah, muchas gracias Aomine-kun.  

-¡A mí me quedan más Kuroko! ¡Si quieres te los puedo obsequiar!

-Oh, gracias Kagami-kun.

-¡Espera Kagami yo le ofrecí los míos primero!

-¡No me importa! ¡Además yo tengo más para darle!

-¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

-¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

Los dos niños se abalanzaron uno sobre el otro y empezaron a forcejear dando vueltas en el suelo, casi al mismo tiempo llego la maestra que casi le da un infarto al ver a los niños peleando.

-¡Pero si solo los deje unos minutos! ¡Aomine, Kagami, Sepárense Ya!

Mientras la maestra trataba de separar a los niños el resto del salón solo prestaba atención a la pelea y en cambio el pequeño Kuroko se encontraba muy entretenido comiéndose los onigiris como para prestar atención a lo que sucedía a su alrededor. Durante el resto del tiempo tanto Aomine como Kagami insistieron en quedarse junto con pequeño Kuroko, siendo de esa misma forma en que descubrieron que el pequeño también gustaba del Básquet mas no sabía cómo jugarlo, por lo que ambos prometieron enseñarle para así comenzar a jugar juntos.

Cuando llego la hora de la salida ninguno de los dos quería separarse del pequeño pese a que sus padres insistían en que volverían a verse al siguiente día. Como los padres de Kuroko aun tardaban en llegar ambos querían quedarse con él a esperar. La madre de Kagami tuvo que hacer uso de toda su fuerza para separarlo del menor hasta que consiguió subirlo al auto. Entre tanto la madre de Aomine cuando finalmente logro separarlo y mientras se lo llevaba, este se le escabullo y regreso al salón donde estaba Kuroko por lo que tuvo que hacer un doble esfuerzo para llevárselo. Finalmente el pequeño de ojos celestes se quedó solo hasta que un momento después llego su madre.

-Mami.

-Aquí está mi pequeño. ¿Cómo te fue en la escuela?

-Muy bien.

-¿Y dime ya hiciste amigos?

-Eso creo, me regalaron sus onigiris.

-Ah eso significa que seguro ya son amigos, estoy muy feliz por ti. Ahora ven que hay que regresar a casa.

-Claro mami.

Esa noche el pequeño Kuroko dormía plácidamente en su cama y esperaba volver a ver mañana a sus nuevos amigos. Entre tanto en las casas de estos, ambos tenían grandes problemas para dormir y solo giraban en sus camas una y otra vez sin parar.

-(Mío, Mío, Mío, Mío… ¡Es Mío!... ¡Kuroko Tetsuya es Mío!).

Fue lo declararon ambos niños en su mente. El pequeño Kuroko no tenía la más mínima idea de que se había convertido en el objetivo amoroso de sus dos nuevos amigos. Así como no tenía idea, de lo que esos sentimientos desencadenarían un día en un futuro lejano. Por esa noche podría dormir con total tranquilidad, sin saber que mientras lo hacía, su destino estaba quedaba atado a Kagami y Aomine, en una forma que jamás podría imaginarse. 

Notas finales:

Espero que este primer capítulo les haya gustado, no estoy muy seguro de que tan extensa será esta historia, supongo que lo iré descubriendo mientras la escriba. Kuroko está en medio de un triángulo amoroso el cual traerá grandes consecuencias, manténganse atentos para descubrir lo que sucederá. Espero sus reviews XD

Nekoboy mty está en Facebook por si quieren hablarme. 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: