Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

La presa

Autor: chuy

[Reviews - 1]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Voy a eliminar mi fic anterior, por lo tanto, este sera mi primer fic que ahora si voy a publicarlo hasta terminar

Notas del capitulo:

Si les gusta, dejen rewiews

“Donde estoy“

Abrí mis ojos y me encontraba en un lugar completamente desconocido, no podía ver absolutamente nada, pero….si podía escuchar claramente los pasos de una persona…hacia mi.

“Oh no, por dios”

Lo peor de todo era que no podía levantarme, me dolía muchísimo el cuerpo como para tomar el pulso, ya luego me quede mirando hacia mi abdomen que……..

-¡Nooooooooooo!- lo que vi me dejo muy asustado, mis piernas todas manchadas de sangre y…mi abdomen tenia varias cortadas muy profundas.

- Ja ja ja ja que cobarde eres- la risa provenía muy cerca de mi y yo lo que hacia era ponerme alerta.

“Maldición, esto tiene que ser un sueño”

- No es un sueño Jeremy…

¡QUEEEEE!

¿Cómo es que este loco sabe mi nombre y…como es que me leyó la mente?

-Porque leo mentes Jeremy..

“Genial, ahora solamente falta decir que es un……

-Vampiro.

“Queeeee, oh no”

-Que di…dijiste?- pregunte muy asustado.

- Yo soy un vampiro, mucho gusto, mi nombre es Frederick Vanswell- se presento el dichoso “vampiro”.

No sabia si correr o quedarme quieto como una estatua, aunque pensándolo bien, prefiero quedarme quieto, claro, porque si escojo la otra opción es probable que el chupasangre me asesine y se beba toda la sangre que llevo en mi, algo muy convincente.

-Muy convincente y muy cierto mi querido humano- ahora si me puse un poco molesto.

-Deja de leer mi mente quieres- dije ya perdiendo mis estribos por completo.

El vampiro como si fuera un relámpago se posiciono delante de mí obligándome a dejarme sin salida, pero que mas se puede hacer, es un vampiro, obvio que es más fuerte que yo.

Ahora que lo pienso, debí hacerle caso a mi hermano mayor y no hubiera salido de la casa a las ocho de la noche, es que, es muy aburrido estar todo el tiempo ahí metido en tu cuarto sin hacer nada, tengo televisor si, pero no hay programas buenos, tengo mi celular y estaba por llamar a mi mejor amigo pero con lo que me sucedió.

Mire fijamente a Frederick para ver si había alguna posibilidad de que me dejara ir, pero al parecer la suerte esta en mí contra, ya que el vampiro comenzó a acariciarme el cuello, ahí donde tenía mi yugular.

“Creo que esto me lo busque por no hacer caso”

-Mmmm estas en lo cierto querido, pero tranquilo, no pienso matarte, como crees que voy a matar a una belleza como tu- las palabras de ese vampiro me dejaron sorprendido, ósea, el no es de esos vampiros como en las películas, que beben la sangre de sus presas y luego las matan.

De acuerdo, eso si que me impresiono bastante, jamás he visto un vampiro (será porque nunca he creído en ellos, hasta ahora). Pero mire mi celular y ya el reloj marcaba las once de la noche, Alexis me debe de estar buscando o estará muy preocupado por mi.

-Mmm este, disculpa- dije intentando llamar la atención de Frederick lo cual logre, pues se me quedo mirando muy fijamente.

Su mirada me analizo por unos segundos, dios mío, esos ojos si que me daban un escalofrió cada vez que me miraban.

-Dime- dijo volteándose a ver a una chica que pasaba muy tranquilamente.

-Sabes, mi hermano debe de estar muy desesperado, tengo que irme a mi casa- por un par de segundos espere la respuesta de Frederick, tenia mis ojos cerrados, pero al abrirlos, el dichoso ya no estaba.

“Oh genial, de seguro leyó mi mente”

Sin nada mas que decir comencé a caminar hacia mi casa que quedaba como a cuatro cuadras de donde estaba, todavía tenia el corazón acelerado por el susto que me acaba de dar ese chupa…..chupasangre, jamás me imagine que fueran reales esos monstruos, eso de que son seres mitológicos no me lo creía hasta entonces, pensé que eso solo pasaba en las películas, los vampiros, hombres lobo, brujas, entre otros seres que deseaba que los demás no existieran.

Casi llegando a mi casa, como a dos cuadras, me encontré a mi amigo de clases Kenneth Sparks, que se veía un poco raro, oh ya se, volvió a tomar, eso no era de esperarse, si a el siempre le ha gustado desde que vio a su padre como a los diez años…DIEZ AÑOS, una edad que no debería ser permitido eso.

Lentamente me acerque a Kenneth para ver si se encontraba bien, pero cuando lo vi, lo que sentí por el era compasión (no lastima) porque se veía demasiado mal. Tenía toda la cara roja de tanto llorar y yo sabía la persona que lo tenía así, era nada más y nada menos que mi hermano.

Kenneth estaba enamorado de mi hermano desde que lo conoció hace ya mucho tiempo, con el mismo tiempo que llevo de relación con Christian, mi mejor amigo, todos nos volvimos amigos en ese entonces, la relación no solamente nos convirtió en amigos, sino que nos convirtió en hermanos.

-Kenneth ya estas volviendo a tomar, me prometiste que jamás volverías a hacerlo- dije arrodillándome hacia el y tomándolo por la cintura para poder levantarlo.

-Que quieres que haga Jeremy, si tu hermano no se ha fijado en mi es porque esta con el imbécil de Leonard- dijo con mucha tristeza.

-Ya sabes que Alexis se la pasa con el es porque es su mejor amigo, no te debes poner así- dije comenzando a caminar hacia su casa (que por cierto, quedaba al lado de la mía).

-Es que no es justo Jeremy, yo que siempre lo ame en secreto, le ayude en todo, y ahora que, mira como me paga.

-Estas diciendo estupideces Kenneth, mi hermano se preocupa mucho por ti, eso me di de cuenta.

-Si como no, sabes que, lo mejor que puede pasar es que ya no exista más en este mundo.

- Eso es de locos Kenneth, solo los locos piensan en matarse.

Finalmente llegamos a su casa, llame a su casa y salió la madre de Kenneth, quien al ver a su hijo en ese estado comenzó a llorar. Ella me dijo que no me preocupara, que gracias por haberlo traído hacia su casa era lo más importante.

Yo le agradecí y me metí a mi casa, que nada mas al entrar por la puerta recibí un golpe de mí…hermano, pero que le pasa, llego y esta como loco tirando cosas…por toda la casa.

-PORQUE LA CASA ESTA DE ESA MANERA- Dios mío, que yo recuerde no tengo hermanos que se comportan como si fueran familia de los Locos Adam.

-SE PUEDE SABER EN DONDE RAYOS TE METISTE, TE ESTUVE LLAMANDO Y NO ME CONTESTABAS, ES QUE ACASO TENIAS ESE MALDITO APARATO EN SILENCIO-su forma de gritarme era de personas sin escrúpulos, lo cual no iba a soportar.

-Te recuerdo que tengo 18 años y puedo hacer con mi vida lo que se me de la gana- dije comenzando a subir las escaleras cuando escuche cosas rompiéndose.

-NO ME CONTESTES DE ESA FORMA.

-Cambia de actitud es lo que te digo, sino llamare a mis padres y les diré que te estas comportando como si fueras un desquiciado- sin nada mas que decir abrí la puerta de mi cuarto y la cerré de un portazo.

Este no es el hermano que conozco, desde que comencé las clases se ha comportado muy bien conmigo, para que ahora venga y se comporte como si fuera mi protector, se que mis padres le pidieron que me cuidara, pero no creo que le hayan dicho que se comporte de una manera muy grosera conmigo.

Estaba muy cansado, así que me metí a darme una buena ducha para tranquilizarme de la terrible noche que había pasado, no solamente con lo que me acaba de hacer mi hermano, sino con la sorprendida escena de que me encontré con un vampiro, un guapo y musculoso vampiro.

“Cálmate Jeremy, solo fue una noche, de seguro no lo volverás a ver”

Solamente me quede en boxers, no me gusta dormir en shorts y mucho menos desnudo, hace un frio horripilante. Cuando estaba dispuesto a meterme a la cama, una brisa hizo que la ventana se abriera por completo, como si se tratara de la propia versión de una película terrorífica.

“No te asustes, solo fue la brisa”

-En serio…

-AHHHHHHHHHHHHH- grité a más no poder comenzando a asustarme.

-Uh no creí que te fueras a espantar tanto- dijo esa voz que me parecía conocida.

Un momento……Frederick…..¿que hace aquí?

¿Ahora le da por atravesar las paredes de mi habitación?

-Se puede saber que haces en mi habitación?

-Que no es obvio mi querido Jeremy, vine a ver mi presa después de todo-¿acaso escuche bien o estoy sordo?

Oh no…………..que dios me salve.

Notas finales:

El segundo capitulo, el lunes, bye

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: