Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

7 VIDAS

Autor: mazaka-san

[Reviews - 1]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

espero les guste este fic, se me ocurrio mientras escribia una historia para otro, y bueno las ideas comenzaron a surgir.

 

-¿es que no piensas trabajar hoy? – pregunta un ser delgado frente a mi con una sonrisa algo retorcida, siempre vestía de traje o al menos así lo recuerdo, llevaba un sombrero  y su cabello gris caía hasta la altura de sus hombros, era un ser hermoso o bueno hermosa, quería que me refiriera a su persona como un “ella”.

 

-lárgate – respondo mientras giraba la perilla de la puerta para entrar en mi habitación.

 

Cerré la puerta ni bien estuve adentro, no quería a ese ser cerca mio, pero sabía que era una pérdida de tiempo, de todas formas ya se encontraba de pie en una esquina del cuarto.

 

-que grosera – emitió una suave risa - jamás había hablado tanto contigo ¿sabes? – llevo toda una semana en esta casa y no has salido de ella en absoluto o será acaso porque te volviste a encontrar con ¿ella? – preguntó mientras colocaba toda la palma de su mano sobre su rostro y me miraba fijamente por los espacios que quedaban entre sus dedos.

-¡LARGATE! – alze la voz mientras daba un golpe al escritorio que se encontraba junto a mi.

-relájate, no hay porque molestarse, de todas maneras no tienes planeado realizar nada ¿no es asi?, entonces conversemos.

-he vuelto a olvidar tu nombre – menciono mientras tomaba asiento.

-es Ziel, que memoria la tuya, son seis vidas, que cruel es saber que lo olvidas en cada una.

-no pienso disculparme por eso.

-tampoco esperaba que lo hicieras – termina diciendo para volver a reír suavemente.

 

Vaya situación más incómoda y extraña, nos encontrábamos solas en una habitación la cual era relativamente pequeña, una tenue luz se hacía presente y debido a que las ventanas se encontraban cerradas el ambiente del lugar era bastante lúgubre, ¿porque ese ser seguía aquí en primer lugar?, ¿no había otros seres a los que joder? Diablos.

 

-dime...¿la volviste a ver cierto? En la vida que llevas ahora – pregunta en un tono alegre mientras ahora colocaba sus manos en los bolsillos y apoyaba su espalda en la pared.

-¿qué te interesa a ti saber si la volví a ver o no?

-¿fue hace unos meses no es verdad? – continuaba preguntando e ignorándome completamente.

-como te dij….

-¿te reconoció?

 

Esa pregunta me inquieto bastante.

Como iba a saber si me había reconocido o no, sin embargo era improbable que lo hiciera, los recuerdos de vidas anteriores desaparecen para dar paso a unos nuevos, yo por otra parte si la reconoci, ese dia al verla entrar en el restaurant en el que trabajaba había movido mi mundo por completo una vez más,  pero esta vez hubo algo diferente, en las anteriores vidas yo no lograba reconocerla hasta el final, nos enamorabamos, pero no sabiamos que ya nos habiamos conocido antes, sin embargo ahora la había reconocido al primer contacto cuando sus ojos se encontraron con los míos, jamas habia pasado algo similar, me pregunto porque.

 

-¿te reconoció? – volvió a preguntar.

-no lo creo – respondo dirigiendo la mirada al techo.

 

Si ella me hubiera reconocido siquiera hubiese recordado mi nombre ese día, pero no lo hizo, tome su orden a pesar de estar muy nerviosa, una parte de mi ser quería abrazarla y decirle todo lo que sentía pero la otra mitad solo quería escapar, ¿cuál era el objetivo si siempre terminaba mal para ambas? ¿Ella sufriendo mi perdida y yo regresando a la vida para sufrir el mismo destino una vez más?, odiaba todo esto.

 

-¿no lo crees eh? Oye, oye, ¿ella regreso al restaurante después de que la viste ese día? – seguía preguntando con esa típica risa.

-si

 

Nos veíamos a menudo y….conversábamos de cosas triviales, pero cada vez que la veía sonreír algo se rompía dentro de mí porque no podía abrazarla y compartir esa felicidad con ella, otros días me contaba algunos problemas que le ocurrían en su trabajo entonces de nuevo comenzaba a romperme ya que no podía consolarla entre mis brazos, ¿cuál era el sentido de mi sufrimiento, si cada día moría un poco por dentro?

 

-¿alguna vez le preguntaste porque frecuentaba tu ex-trabajo a menudo?

-¿Cómo que ex–trabajo? – pregunte dudosa, aun trabajaba ahí.

-bueno, sé que si ustedes los humanos se ausentan por largos periodos sin presentar algún tipo de excusa los despiden, y tu llevas unas buenas semanas sin trabajar ¿no es así? – inclino su cabeza mostrando una sonrisa.

 

Tenía un punto, no había presentado alguna carta o permiso así que lo más razonable era que estuviera despedida, lo que significaba que no la volvería a ver otra vez, ¿era eso bueno?, no volverla a ver significaba que una de las dos no terminaría enamorada de la otra, entonces si no hay amor, no hay confesión, dando como resultado el hecho de evitar mi muerte y permitirle a ella vivir normalmente.

 

-no puedes engañar al destino – mencionó de repente, ¿acaso supo lo que pensaba? – oye, oye, ¿qué se siente haber nacido tantas veces?

-¿qué se siente seguir jodiendome con tantas preguntas?

-nada en particular, vamos, dime.

-no sé, ¿sabes?, no sé qué se siente, un día eres una persona y luego como si alguien apagara y volviera a encender la luz te conviertes en otra, y pasa así de rápido, un día puedes estar ciego y al otro poder ver, un día puedes tener dinero y al otro ser un fracasado... sin embargo… en mi mundo no importaba cuantas veces se apagaran o encendieran esas luces, siempre había alguien ahí que estaba conmigo, si ella estaba ahi...entonces todo estaba bien – suspiro y esta vez mi mirada apunta al suelo.

 

Como olvidar eso, siempre había una cálida sonrisa que me animaba, unas palabras que decían “todo saldrá bien”, “¿ya almorzaste?”, “cuídate”, “te estaré esperando”, recordarlo solo hacía que el dolor aumentara, lagrimas caen por mis ojos, me sentía cansada, mi cuerpo estaba agotado y mi alma sufría en silencio, ¿porque yo entre tantos?, era eso lo que no podía entender.

 

-¿recuerdas tu primera vida?

-muy vagamente

-cuéntame sobre ella – decía mientras comenzaba a caminar hasta ponerse frente a mí, yo aún permanecía sentada y planeaba quedarme así.

-¿sobre ella? – cuestiono

-sí, quiero que me cuentes tus vidas, cuando fuiste una pianista ciega, una corrupta, una artista, una solista, una mujer de mucho dinero, cuéntame sobre todas ellas y como es que en todas tus vidas terminas enamorándote de la misma persona – su voz adquiere un tono más serio – es por eso que quiero saber sobre ella, tu primera vida, donde comenzó todo.

-te refieres a….

-sí, relátame la vida de la adolecente sola.

Entonces alzé la vista y nuestros ojos se conocieron por primera vez, eran blancos, blancos como la nieve, sin embargo no daba la sensación de estar mirando a los ojos de una persona ciega, era una sensación extraña como si pudiera ver más allá de un cuerpo físico, ¿el alma?, suspire y solo asentí lentamente.

-está bien – atine a decir - te contaré sobre ella.

Notas finales:

espero les guste, no sera un fic muy largo, solo dejare que las ideas fluyan, se me ocurrio mientras pensaba en ideas para otro fanfic que tambien estoy escribiendo y actualize pronto, en fin haganme saber en los comentarios si les gusto

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: