Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

THE WAR - EXO (OT12)

Autor: patjes

[Reviews - 3]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Comenzamos con una nueva historia OT12, también disponible en Wattpad 

https://www.wattpad.com/story/117250590-the-war-exo-ot12

Notas del capitulo:

Espero disfruten de este cap.

Siglo XIII, edad media, Bosque de Kina…

 

Hace dos años comencé a viajar por los recónditos lugares del bosque sin un rumbo fijo y sin compañía, había dejado atrás a mi “familia” cuando un día descubrí algo completamente ajeno a mi conocimiento.

Ese día estaba sentado cerca de la ventana de la pequeña choza donde habitaba, en ese entonces yo solo tenía 7 años y muchas ganas por conocer el mundo, empezando por saber lo que habría al otro lado de ese lago, nunca me permitieron salir, era preso en mi propio hogar, me encargaba de las labores domésticas y de obedecer todas las ordenes de mi supuesto padre un tipo estricto y atemorizante; solo ansiaba poder escapar de ahí, mire hacia el lago, cerré los ojos y me imagine estar del otro lado, después de eso tuve una sensación de pesadez y vértigo, mi cabeza no dejaba de dar vueltas, no quería abrir los ojos pero me percate que en el lugar donde me encontraba sentado era un terreno irregular y lleno de piedras, de inmediato abrí los ojos y vi un paisaje diferente, al principio me asuste como demonios había llegado aquí, trepe del árbol más cercano hasta llegar a la cima, mire alrededor y la vi, mi hogar estaba a varios metros de mi pasando ese lago, no lo podía creer ¿Cómo sucedió? Mire hacia abajo y ahora estaba asustado por bajar de ese gran árbol, demore un tiempo en pensarlo, entonces lo intente otra vez, cerré mis ojos y me imagine en el piso y… ocurrió en un segundo había bajado sin esfuerzo alguno, quería seguir probando ese extraño “poder” antes estando en el árbol divise una montañas no muy lejos de donde me encontraba, lo intente, pero esta vez me había quedado a medio camino, mi cuerpo se estremeció, estaba cansado.

Recordaba que hace no mucho tiempo había leído un libro acerca de experimentos con máquinas que lograban teletransportar a las personas, todo eso era mal visto en la aldea, esas personas eran tachadas por ejercer brujería o de estar locos y yo era capaz de hacerlo por mí mismo, así que ahora temía sobre las consecuencias.

Deje pasar un tiempo en lo que mi fuerza se restauraba, comencé a caminar y medite el asunto, regresar a casa como el prisionero que era o ser libre, era obvio para mí, quería seguir experimentando y conocer más lugares del bosque

Desde entonces he vagado conociendo diversos lugares, probando nuevas distancias para trasladarme, he ido mejorando con la práctica en estos dos años y ahora soy capaz de triplicar la distancia anterior.

 

Esta mañana desperté con un gran ánimo, decidí caminar y buscar mis alimentos, después de unas horas la tarde comenzaba a caer y yo seguía por ahí explorando, entonces sentí una gran presencia, lo había sentido antes pero muy lejos de mi, ahora no se encontraba a más de 10km de distancia, no sabía explicar que era, sin embargo esta vez lo descubriría, me teletransporte cerca del lugar y me escondí detrás de los árboles, espere por algún acontecimiento, para entonces la noche comenzaba a caer.

Escuche un primer grito, seguido de otros más, me asome para ver lo que ocurría y vi como una gran llamarada se propagaba de aquella choza, extendiéndose por los alrededores, todo era caos, no sabía qué hacer, las llamas parecían crecer cada vez más, decidí permanecer escondido, esperando por que las cosas calmaran, tras unos minutos, observe que alguien salía de entre el caos, era un niño, tal vez un poco mayor que yo, parecía herido, trataba de correr a algún lado, su mirada reflejaba terror y detrás de él varios hombres lo perseguían con toda clase de herramientas que usaban como armas, el chico se adentró en el bosque, lo seguí sigilosamente y unos pasos después no pudo correr más, se desmayó, me acerque a él e intente despertarlo, no hubo respuesta, los hombres estaban muy cerca de nosotros, tenía que hacer algo, jamás había intentado trasladarme con otra personas, pero ahora lo intentaría, rece para que funcionara, lo tome del brazo, cerré los ojos y cuando los abrí estaba cerca de un arroyo, lo logre pensé soltando un suspiro.

Observe las heridas que tenía, toda su ropa al igual que parte de su piel  presentaban quemaduras, saque un pañuelo para remojarlo y limpie un poco sus heridas, sus manos parecían tener el mayor daño, sabia un poco sobre plantas medicinales, así que iría a buscarlas, primero hice una cama de hojas y lo coloque sobre ellas y me dirigí en busca de las plantas necesarias y por ropa, no es algo de lo que este orgulloso pero antes ya había tomado algunas prendas de lugares aledaños y esta vez haría lo mismo.

Cuando regrese comencé a moler las plantas y a untarlas en las heridas, de repente formaba expresiones de dolor, pero necesitaba tratarlas para evitar alguna infección, lo cubrí con algunas prendas y mantas. La noche era fría y yo no era bueno comenzando fogatas, estaba agotado como para ir a conseguir lo necesario, así que solo me acomode junto al chico para tomar parte de las mantas.

 

A la mañana siguiente desperté por el ruido de algunos quejidos, me gire hacia mi acompañante y sentí un manotazo en la cara -¡Auch! ¡Oye niño despierta de una vez! – Lo mire detenidamente y caí en la cuenta de que tenía una pesadilla, lo moví por el hombro intentando no lastimarlo, no me dio ninguna respuesta, plan B, gritar -¡HEY, NIÑO ESTUPIDO, DESPIERTA!

 Funcionaba, pues comenzaba a removerse y a abrir los ojos, miro alrededor parpadeando para acostumbrarse a la luz del día, estaba confundido obviamente y me volteo a ver, intento sentarse rápidamente, pero soltó un quejido sonoro que lo regreso a su posición

-Aun estas herido, no intentes levantarte

-¿Dónde está TaeYong?

-¿Qué?

-Mi hermano ¿Dónde está? ¡Tae! ¡Tae! – Comenzó a gritar a todo pulmón

Intente calmarlo –Escucha, solo estamos tu y yo, no había nadie más cuando te encontré

-¡Oh no! – Sus ojos se volvieron cristalinos – Es mi culpa ¡Yo lo mate! ¡Todo es culpa mía!

No sabía exactamente qué había ocurrido ahí pero el chico parecía sufrir, me acerque un poco para  intentar darle consuelo y calmarlo, pero me detuvo

-¡No te acerques! No quiero lastimarte, yo… soy peligroso

No insistí mas, mejor era ir a buscar comida para mí y mi nuevo compañero.

 

-Toma – Le extendí una buena porción de frutas – Cómelo todo, así te recuperaras más rápido

Trato de sentarse, lo ayude a pesar de su negativa por tocarlo y sentí que su cuerpo estaba a una temperatura un poco mayor a la normal

-Creo que tienes fiebre

-No, estoy bien - dijo restandole importancia.

Le pase la comida, el pobre parecía estar muy hambriento pues sus tripas se oían chillar, trato de tomar su fruta pero las heridas en sus manos no ayudaban, intervine un poco

-Haber te ayudo – tome de una porción mientras la dirigía a su boca

-No es necesario…

-Come y calla antes que me arrepienta – Y así lo hicimos, lo ayude a alimentarse y el ya no protesto

-Chanyeol

-¿Qué?

-Mi nombre es Chanyeol

-Ah… mucho gusto Chanyeol, tu puedes llamarme Kai

-Gracias por todo… Kai

-No hay problema, pero me debes una grande – Sonreí ante la broma y el hizo lo mismo, sin embargo sus ojos mostraban una enorme tristeza, quería preguntarle sobre lo ocurrido, pero no sabía si era buena idea, me arriesgare – Y… ¿Quieres decirme que sucedió?

Parecía meditarlo, agacho la cabeza, clara señal de que no quería hacerlo – Está bien si no quieres…

-No sé si me creerías

-Inténtalo, te prometo que te creeré, yo mismo he visto cosas inimaginables.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: