Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Venus

Autor: Pandora

[Reviews - 186]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Notas iniciales de Pandora: No puedo eliminar los reviews repetidos ;_; como sea…agradezco mucho los reviews enviados ^^…trataré de actualizar rápido.

Advertencias: Universo alterno, mundo masculino, shota, Mpreg, rape, lenguaje obsceno, etc, etc.

Hurt

I would hold you in my arms
I would take the pain away
Thank you for all you've done
Forgive all your mistakes
There's nothing I wouldn't do
To hear your voice again
Sometimes I wanna call you
But I know you won't be there

-¿Y qué hiciste?

-Tenía que decírselo, yo no tenía toda la culpa, pero ¿y si me rechazaba?....¿que iba a hacer si lo hacía?...solo podía pensar en eso, y en que pasaría ahora con mi vida.

.*.

-Me escapé de clases ese día…

.*:

Le preocupaba la reacción de Tatsuha, y como ocultaría su embarazo a Tachi, si se enteraba lo mataría, y luego lo echaría de la casa.

Se balanceó en el columpio y lanzó su mochila a un lado. Aún si Tatsuha aceptaba, ¿qué haría luego? ¿escapar juntos?, su familia no aceptaría un hijo ilegítimo y menos de un chico como él.

Trató de tranquilizarse para pensar claramente, Tatsuha lo amaba, no lo lastimaría, no podía hacerlo.

Bajó del columpio y se puso la mochila tras la espalda. Lo esperaría fuera de la escuela.

.*.

El moreno caminaba hacia él, Shuichi tembló, se veía demasiado apuesto en el uniforme escolar. Los chicos que lo acompañaban vieron a Shuichi a lo lejos y se sonrieron entre sí, dándole pequeños codazos al moreno.

Shuichi se avergonzó y les dio la espalda.

-Hola gatito…-Tatsuha envolvió su cintura con ambos brazos y posó su mentón en el hombro de Shuichi- ¿me extrañaste?

-Hola…-Shuichi volteó tímidamente el rostro, todos los muchachos lo observaban- ¿podemos ir al parque?....quiero decirte algo.

-Dímelo después…-alzó a Shuichi con facilidad- vamos a comer…

-Pero yo no tengo hambre…

-Yo no hablaba de comida

.*.

El moreno volteó el cuerpo de Shuichi y lo apoyó contra el lavadero del baño.

Shuichi completamente sumiso abrió las piernas y se bajó los pantalones, el moreno terminó por bajar su ropa interior, exponiendo su redondo y firme trasero.

Se agachó y lamió las nalgas de Shuichi que apretó los ojos y gimoteó como un cachorro. La traviesa lengua se internó entre ambos glúteos, hundiéndose en la cálida y pequeña abertura.

Shuichi se miró al espejo, sus mejillas estaban escandalosamente coloreadas, sus labios igual de rojos y ensalivados. Un jadeo escapó de su boca cuando los dedos de Tatsuha apretaron violentamente su muslo, su pelvis se pegó contra él y la punta de la erección del moreno se hundió en él.

-Ah…está muy grande….

-Y duro…¿no lo vas a dejar así no?....-le susurró al oído y recostó su cuerpo sobre su espalda, sujetando las caderas con ambas manos para penetrarlo por completo.

-Pero es que yo…necesito…

-Sh…quédate quieto que así no puedo…

Shuichi asintió. Tatsuha alzó su menudo cuerpecito y comenzó a embestirlo desesperadamente. El cabello del pelirrosa se agitaba y luchaba para sostenerse y no chocar su rostro contra el espejo.

El miembro del moreno se clavaba en su interior con salvajismo, rozando violentamente su próstata y haciéndolo lloriquear de dolor y placer.

Lo embestía rítmicamente, mordiéndose los labios para no gritar tan alto.

Shuichi eyaculó minutos antes, manchando con su semen la mano del moreno que lo masturbaba. Tatsuha gruñó y expulsó su semen en el interior de Shuichi, el pequeño se estremeció y pegó su cuerpo al del moreno que tan solo había bajado la cremallera de los pantalones.

-Tatsuha…

-¿Qué?

-Estoy embarazado…

.*.

Shuichi subió sus pantalones, el moreno terminó de arreglarse y mojó su rostro con un abundante chorro de agua. Ninguno de los dos había intercambiado palabras después de la confesión de Shuichi.

El pelirrosado temblaba y tan solo esperaba a que el mayor hablara.

-Yo te amo…-el moreno le daba la espalda impidiéndole a Shuichi observar su rostro- pero mi familia…

-Yo…

-Espera…dije que te amaba…y me iré contigo a donde sea.

.*.

-Estaba feliz…¿Qué más podía pedir?, estaba esperando un hijo del hombre al que amaba y él se iría conmigo.

-Reaccionó bien…¿Qué pasó después?

-Lo que yo esperaba….

.*.

Tatsuha cortó un pedazo de carne y observó el panorama calladamente.

Su madre comía una ensalada de pulpo, su padre tomaba vino y Yuki removía la comida sin ganas, lo había notado extraño después de la cena con Shuichi.

-Shuichi está embarazado.

Su madre dejó caer el tenedor, la copa de cristal que su padre sostenía se hizo trizas en el piso.

Yuki se mantuvo quieto, esperando la catástrofe.

.*.

-Él abortará y tu irás a un monasterio en Inglaterra, serás seminarista y luego te ordenarás como sacerdote.

-No no…-el otro hombre lloraba y abrazaba a Tatsuha como si la vida se le fuese en ello.

El moreno comenzó a temer, ¿sacerdote?, el no quería eso…si se iba con Shuichi ¿Qué pasaría con su vida? …¿y sus sueños de ser abogado? ¿Dónde quedaban?. Se paralizó por el miedo y el peso de la responsabilidad por lo que había ocasionado lo golpeó.

-Mamá…ayúdame…

.*.

Le entregó el sobre a su hijo menor- dile todo lo que te platiqué Tatsuha…los mayordomos ya hicieron tus maletas.

-Sí mamá…

.*.

Lo vio llegar, encorvado y con la cabeza gacha, una sonrisa apareció en sus pequeños labios pero Tatsuha no se la devolvió.

-Toma…-no lo saludó, estiró la mano y le entregó el sobre.

Shuichi lo abrió, estaba lleno de dinero, una fuerte cantidad de dinero- ¿Qué es esto?

-No me iré contigo..

.*.

-Y con eso…mi adorado, me rompió el corazón.

.*.

-Amor…no entiendo, ¿porqué el dinero?

-Shuichi no me iré…yo no quiero ese niño, no lo quiero…por favor, ponte en mi lugar y entiéndelo, quiero hacer una carrera, quiero una vida. Lo mejor es que nos libremos de él, te estorbará a ti también, y ni pienses en tenerlo porque no le daré mi apellido, ni querré tocarlo, ni verlo. Yo simplemente no lo quiero.

El pequeño tenía los ojos violetos empapados en puro dolor, sostenía con manos temblorosas el sobre lleno de dinero.

-¿Y esto es …para?

-Es para que te hagas un aborto, hay suficiente dinero para una clínica de recuperación y los gastos necesarios.

-¿Un aborto?

-Yuki te llevará a una clínica de confianza, serán discretos. Se encargará de que te atiendan bien.

-Eres…-no podía hablar por el dolor- ….un hijo de puta…

Tatsuha no le respondió, se quedó mirándolo en silencio.

El niño lanzó el sobre, los billetes volaron y se esparcieron por el suelo en cuestión de segundos.- ¡Yo no quiero tu sucio dinero!...¡No soy tu puta!...-las lágrimas bañaban su rostro- ¡Me mentiste!...dijiste que me querías y ahora quieres deshacerte de mí…¿Cómo puedes hacerle esto a alguien?...¿Cómo?

-Tengo que irme Shu…

-¡Vete, lárgate!...no quiero verte…nunca más, no te necesito-Tatsuha le dio la espalda- yo tendré al bebe, y no necesitaré nada tuyo, ¿me escuchas?.Nada.

Tatsuha le restó importancia al asunto, y se marchó de ahí.

Shuichi cayó de rodillas al suelo, el llanto le impedía hablar con claridad- ¡Vuelve!...¡Tatsuha vuelve por favor!, no me dejes solo…¡tengo miedo!...por favor…-gritó- no me dejes aquí…Tatsuha….no te vayas….

.*.

-Me sentí morir. Estaba solo y la persona que yo mas amaba acababa de abandonarme, así nada más.

-Supongo que fue muy triste para ti…

-¿Triste?...ja, eso era un preámbulo.

.*.

-Lo siento mucho Shu…

-No tiene importancia Hiro, son…cosas que pasan…creí que estaba en un cuento de hadas, y no era cierto. Un rico jamás se fijara en alguien menos que él, eso simplemente no pasa.

-¿Y que harás ahora?

-No tengo idea…

.*.

El mercedes negro se estacionó fuera de la escuela.

Las paredes del recinto estaban completamente escritas y cubiertas con aerosol. Se sacó las gafas oscuras, bajó la luna y esperó.

Según tenía entendido faltaban tan solo minutos para que las clases acabaran.

.*.

Vagaría toda la tarde solo. Solía pasar sus ratos libres esperando a que el moreno saliera de la escuela y se quedaba junto a él hasta el anochecer.

Pero no quería volver a casa pronto, no quería ver a Tachi, el desorden, los platos sucios, la comida sin hacer.

Observó a varios muchachos de la escuela amontonados en la salida murmurando y cuchicheando entre ellos, como si hubiera algo maravilloso afuera.

-Oye….-tocó el hombro de un chico castaño que volteó a verlo- ¿Qué pasa?

-¡Parece una estrella de cine!

-¿Una estrella de cine aquí?- Shuichi se abrió paso con mucho esfuerzo entre la multitud pero retrocedió al reconocer de inmediato la cabellera rubia de Yuki, el hermano mayor de Tatsuha.

Salió de la multitud silenciosamente y caminó en dirección opuesta.

Yuki se puso los lentes y encendió el auto, la pequeña rata no escaparía.

.*.

-No entendí que hacía el ahí…-Shuichi cambió su tono de voz a uno burlón- el ‘’elegante, fino y alemán’’…hermano de….mi novio, yo quería huir de ahí, por que lo más seguro era que viniera a chantajearme o a arrollarme con su estúpido auto.

.*.

Observó de reojo el auto negro, el rubio conducía pegado a la acera por donde él caminaba, pero se rehusaba a mirarlo. No quería saber nada de ellos.

-Oye…

-Shuichi se detuvo- ¡oh!...pero si es el príncipe…-se inclinó para hacer una reverencia a modo de burla- ¿Qué hace usted aquí majestad?...

-No te hagas el tonto, no te va…

-¿Vienes a burlarte?...aún no me ha crecido la panza, así que es demasiado pronto.

-Tatsuha quiere que aceptes esto…-sacó la mano por la ventana del auto, era un fajo de billetes- tu cita es hoy, no me hagas perder el tiempo y entra al auto.

-No iré a ningún lado contigo, ni con nadie. Si intentas subirme a la fuerza gritaré.

Yuki se introdujo un cigarrillo en la boca, no miraba a Shuichi y eso le molestaba.

-La familia no quiere al bastardo.

-¿Ah si?....pues el ‘’bastardo’’ es mío, y me acosté con tu hermano, no con su familia.

Eiri encendió el auto- Él se fue, con Suguru a Francia.

Shuichi se quebró pero se mostró firme ante el rubio que despareció dejando una estela de humo a su paso.

.*.

-Se fue a Francia con el presumido….desgraciado…pero ahora me quedaba un problema más. Mi padrastro.

Pude esconder mi embarazo por un par de meses, el hermano de mi novio no volvió a buscarme. Yo tenía cuatro meses. Era delgado y usaba ropa holgada así que mi vientre casi no se notaba, pero en la escuela me descubrieron, era un mal ejemplo que un chico embarazado asistiera clases así que me expulsaron y avisaron a mi padrastro. Y esa tarde…

.*.

Estaban sentados frente a frente, Tachi fumaba y su mano izquierda golpeaba suavemente el brazo del sofá.

Shuichi sudaba imaginando lo que venía. Tachi lo asesinaría.

-Shuichi tú…

El pequeño bajó la cabeza y juntó sus piernas, las lágrimas salían de sus ojos violetas como ríos.

Su rostro fue levantado bruscamente por la mano del hombre mayor. Tachi lo examinó, estaba sonrojado y temblaba entre sus manos como un perrito asustado- tu cuerpecito delicado…-coló sus manos por debajo de la camisa escolar y acarició los pezones de Shuichi, palpando su vientre en el camino.

La mirada del moreno denotaba enojo y decepción, pero sobretodo celos, y una incontenible rabia.

Shuichi se alejó asustado- ¿Qué haces?

Había tocado una parte muy íntima y sensible de su cuerpo, y eso lo asustaba.

-¿Fue el ricachón no?- lo tomó del cabello con brusquedad y pegó sus rostros obligándolo a mirarlo directamente- ¿te acostaste con él?

-Sí…-Shuichi lloraba con fuerza ahora, su cuerpo se estremecía levemente debido a los espasmos del llanto- si me acosté con él…muchas veces…

-¡Puta!...-lo abofeteó y Shuichi se cubrió el rostro tratando de que no lo golpeara más- ¡eres igual que tu madre…una puta!....¡nunca debí hacerme cargo de ti, cuando el desgraciado ese nos abandonó!

El pelirrosa se arrodilló en el piso y gateó con rapidez, pero el moreno tomó sus piernas y lo arrastró por el piso, sentándose sobre su cadera y aprisionando su cuerpo con los muslos- Yo no tenía porqué soportarte…¿sabes?...pero lo hice- sonrió cínicamente- porque soy una buena persona….

-¡Suéltame imbécil!...-Shuichi pataleó pero el moreno lo calló con una de sus manos.

-Cállate…cállate…- bajó los pantalones, el pelirrosa se movía desesperadamente y eso le dificultaba desnudarlo.

-Tu cuerpo iba a ser mío…-rompió la ropa interior y la lanzó a un lado- ¿Por qué se lo diste a él?

Su cuerpo fue volteado, dejándolo sobre sus rodillas y manos, estaba semidesnudo, la ropa echa jirones, el rostro golpeado y el cuerpo adolorido. Shuichi buscaba cubrir su vientre con una de sus manos.

El moreno separó sus piernas con una rodilla y lo penetró de un solo embate, sin prepararlo. Sus muslos presionaban los de Shuichi que gritaba de dolor - ¿así te gusta no?....¿así te lo hizo él?

-Me duele…-el pequeño gimoteaba, apretando su interior violentamente debido a la invasión. Sentía como lo embestía sin recato.

-Yo se que te gusta…te gusta que te lo hagan así…duro…

.*.

-Él me violo…y luego me dio una golpiza. Tuve miedo porque pensé que perdería al bebé. Solo podía pensar en eso. Al comienzo, me culpé a mi mismo por dejar que esto pasara, Luego a Tachi que nunca se hizo cargo de mí…pero algo muy en el fondo me decia ‘’si no te hubieras ido…si estuvieras aquí…’’…comencé a odiar a mi madre.

.*.

Su rostro reposaba del lado sobre el piso frío, el labio estaba roto y ensangrentado. Un dolor punzante atacaba su espalda y varios hilos de sangre y semen se deslizaban por sus muslos desnudos.

Tachi había terminado dentro de él, y ahora dormía plácidamente en su habitación, mientras el lloraba y gemía de dolor.

.*.

-Estaba ahí, tirado en el piso, sangrando y llorando. ¿Qué más podía pasarme?...estaba tan cansado de que me maltratara y usaran…él, mi padrastro.

Decidí que mi padrastro no volvería a ponerme una mano encima, esa misma noche, tiré los libros de mi mochila, la llené de ropa y me fui de casa.

.*.

El pelirrojo escuchó los golpecitos en la ventana de su habitación, abrió los ojos, era medianoche y alguien lanzaba piedritas que chocaban contra la luna.

Se puso de pie con pesadez y abrió la ventana, el pequeño Shuichi lo observaba desde abajo- ¿Shu?...- el pelirrojo se frotó los ojos, Shuichi estaba descalzo, tenía la camisa escolar y unos pantalones descuidadamente puestos- espera y te abro la puerta.

.*.

-No tenía a donde ir…mi mejor amigo era el único que podía ayudarme…

.*.

-Ya ya…no llores por favor…- los dedos del pelirrojo acariciaban la cabellera rosada que se ocultaba en su cuello, Hiro se mordía los labios, las lágrimas de impotencia y tristeza caían por sus ojos también, le dolía en el alma ver triste a Shuichi, encontrarlo golpeado, medio desnudo y abandonado, como un niño de la calle- vamos a solucionar todo….

.*.

-Él tenía un hermano mayor en Estados Unidos, dormí en su casa esa noche, me dio todo su dinero para un pasaje a Norteamérica.

Como yo era menor de edad necesitaba el permiso de mi tutor para salir del país. No sé como lo logró pero mi amigo lo consiguió.

.*.

-Hiro…-Shuichi temblaba como una hoja- no estoy seguro…yo nunca he salido de Japón…y no sé que haré allá. Nisiquiera hablo inglés.

-Shuichi…-lo tomó por los hombros con fuerza y juntó sus rostros- debes irte de aquí…no hay nada aquí para ti, Tatsuha se fue, te abandonó y no regresará, no importa cuanto llores o patalees, aún si lo maldices o lo odias, no lo hará…¿y que puedes esperar de una vida con Tachi?...¿esperaras a que te golpee de nuevo o lo haga con tu bebé?....en Estados Unidos no tendrás nada que perder y Yuuji te cuidará….-acarició el rostro bañado en lágrimas de su amigo, y sonrió para tranquilizarlo- o le patearé el trasero…

-Gracias Hiro…-Shuichi lo abrazó con todas sus fuerzas, las lágrimas del pelirrojo se mezclaron con las suyas- te quiero mucho….te quiero mucho y no te olvidaré jamás…

.*.

Era martes por la tarde.

Dejé mi escuela, mis amigos, mi país y mi pasado atrás. Huí.

Ohh I'm sorry for blaming you
For everything I just couldn't do
And I've hurt myself by hurting you

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: