Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Encrucijada

Autor: BabyBaozi

[Reviews - 112]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Es una petición que me hizo Michi Queso Af.

Al principio iba a ser un one shot pero me inspire.

 

Espero les guste mucho

Notas del capitulo:

El primer capítulo!

Haber como me lo reciben :3

He escrito en otros fics sobre xiuhan que tienen KaiSoo, no sé  que paso u.u

 

Bueno, espero lo disfriten :)

 

Las y los ao <3

Encrucijada. Una palabra que si buscas en diccionarios u enciclopedias te mandará a varios términos y significados. La que más le gustaba a Kim Jongin era la que le daba referencia a una situación que ofrece varias posibilidades, sobre la persona no sabe cuál tomar, al no saber cuál es la mejor.

 

Esa palabra la tenía tan presente en su cabeza la mayor parte de sus días. Como cuando iba en secundaría y las estilistas le preguntaban cómo cortar su cabello y le mostraban revistas con diferentes opciones. Después de pensar un rato terminaba escogiendo más de tres opciones y esa palabra llegaba a su mente como ráfaga

 

"¡Oh! Esto es una verdadera encrucijada señoritas"

 

Educadamente decía a las chicas que eran jóvenes pero aún mayores. Todas estaban encantadas con el chico por ser tan guapo a temprana edad y maldiciendo el hecho de ser mayores. Cuando el chico sentado en la sala de espera mencionaba esa palabra ellas reían sin tomarla mucho en cuenta.

 

Y mucho antes de eso. Cuando él contaba solo con ocho años de edad, fue cuando escucho por primera vez esa palabra de los labios de su madre que le gritaba a su padre que no estaba en una encrucijada cuando  ella le pedía decidirse al parecen entre ella y Jongin frente a otras personas más.

 

Si bien Jongin en ese momento no supo con exactitud de que hablaban, con el paso del tiempo lo descubrió y convenciéndose cuando su madre le confeso que su padre se había ido de casa para ir a vivir con otra familia.

 

Pero sea lo que haya pasado él lo supero. Ahora Jongin es un joven de 20 años que puede presumir de una buena vida.

 

A los 16 comenzó a trabajar ayudando a un vecino a limpiar su casa ya que señor no se encontraba seguido en ella.

 

Él le pidió de favor a su madre que finalizara la carrera de tuvo que dejar gracias a que se embarazo de él. Ella acepto y mientras trabajaba también estudiaba. El pequeño sueldo de Jongin ayudo para la escuela y otros gastos más

 

Cuando el cumplió 18 todo estaba estable. Su madre mejoro su empleo y el siguió estudiando. El señor de la casa donde limpiaba le ofreció a él y su madre una pequeña casa en el centro de Seúl, ya que él vivía en las orillas y no la escuela le quedaba más cerca.

 

A los 19 años las sospechas que tenía sobre su sexualidad se aclararon cuando conoció a Do Kyungsoo. Un chico simpático, de linda estatura más bajo que el, piel blanca, sonrisa natural y unos grandes ojos. Fue el primer chico que conoció en primer día en la nueva escuela. Su encuentro fue tan lindo que pareció tonto. Al chocar al lado de la puerta que daba a su salón de clases inmediatamente hubo química. Jongin se presentó a si mismo ganando la confianza del otro chico que era un año mayor que él.

 

Después de muchas salidas pensó que tal vez el chico le correspondería. Al fin y al cabos quien no querría salir con un chico alto, delgado, con piel bronceada y labios deliciosos. Así pensaba Jongin de él mismo y estaba en lo cierto. Era bastante apuesto.

 

Kyungsoo le dio el si cuando fueron a un karaoke mientras Jongin tartamudeaba al confesarse por el micrófono. "¿Q-quie... quieres... s-ser mi... mi novio... K-Kyungs.... soo?"

Kyungsoo sonrió feliz y lo abrazo dando por fin su primer beso.

 

El chico tenía su primer novio y al confesárselo a su madre ella cubrió su boca de impresión

 

"¿Estás seguro cariño?" La mujer respiraba hondo sin parar

 

"Si mamá. Espero me perdones. Tal vez no es lo que quisiste y..."

 

"¿Cómo podría yo no perdonar al hombre que ha estado en mi vida sin traicionarme? Te amo hijo y te aceptaré tal cual eres. ¿Cuando lo traerás a casa?"

 

Jongin lloraba de alegría al ver que su madre aceptaba sus gustos.

 

Y así paso un año de una linda relación con Kyungsoo donde ambos se complementaron de la manera más agradable posible. Nunca fueron exhibicionistas y terminaban besándose en la habitación de uno de los dos.

 

Ambos se mantuvieron estables y con una relación con la cual estaban cómodos.

 

No había nada que interviniera.

 

*

 

En fin de semana mientras llegaba a su casa de vuelta de visita con Kyungsoo, su madre le había recibido con la noticia de que Luhan, un amigo que tuvo en la secundaria de origen chino le llamo dejando el número de su móvil para que se comunicara con él inmediatamente llegara.

 

Jongin sintió alegría. Serían casi siete años sin haber visto al chico que le ayudaba con deberes mientras él trabajaba duro.

 

Siempre pensó que Luhan era tremendamente hermoso pero jamás sintió una gran atracción hacia él. Simplemente era como un hermano. Bailaban y cantaban juntos, se complementaban estupendos.

 

Tomo su móvil mientras se recostaba en su cama con sus zapatos puestos y desde su propio nuevo móvil comenzó a marcar el número de su amigo.

 

El ding de la llamada sonó por cinco veces y cuando quito el auricular de su oreja y miro la pantalla para finalizar la llamada se dio cuenta de que esta marco los números del temporizador de los minutos captando que su amigo había contestado

 

"¿Hola? ¿Hey?" La voz del otro lado de la línea se extrañó de que Jongin tardará en contestarle.

 

"Soy yo, ¿cómo estas hyung? Hace tiempo que no sabía de ti" Jongin se sentó en la cama de la alegría

 

"Lo sé. Por eso te llame. ¿Cómo estás? ¿Todo bien?"

 

"Bastante. No me puedo quejar. ¿Cuándo te poder ver?"

 

"Pronto..." Sonrió la voz "De hecho mañana voy a vivir cerca de tu zona, en tu universidad terminaré mi último semestre"

 

"¡No lo creo!" La voz de Jongin se quebró de la impresión "Es más que genial. ¿Tendrás donde vivir? Porque mi casa está disponible para ti"

 

"Sí. No te preocupes. Me quedaré en casa de los papás de mi novio. No te asustes, además tu siempre supiste que yo era gay"

 

Jongin abrió la boca de la impresión. Siempre admiró al chico porque era lindo, inteligente. Siempre estaba un paso adelante de él. Tal vez por la edad. Luhan era cuatro años mayor que él y el respeto que le tenía era indudable.

 

"¿En serio hyung? Yo también. Tengo novio y... bueno, ya lo conocerás. ¿Puedo ir por ti a la estación? ¿No molestaré a tu novio?" Jongin simplemente estaba ansioso por ver al novio de su amigo

 

"¡Me encantaría! Entonces llegaré aproximadamente a las 6 de la tarde entre Yaksu y Cheonggu del metro. Espero no me hayas olvidado"

 

"Claro que no hyung. Si tu cara bonita es la misma de siempre serás quien brille entre todas las personas"

 

"Eres tan único" Soltaba la carcajada desde el otro lado de la línea "¿Entonces este es tu número verdad? Lo guardaré. Hasta mañana Jongin-ah"

 

"Hasta mañana hyung. Estaré puntual"

 

Termino la llamada con una sonrisa en la boca. No tardo en volver a tomar el móvil y telefonear a su novio que acepto acompañarlo por su amigo. Jongin moría por conocer al novio de Luhan y porque este conociera al suyo. Sería una tarde linda sin dudarlo.

 

*

 

Perfume, bien. Peinado, bien, vestuario, bien. Kyungsoo presente, hecho. Jongin simplemente revisaba cada uno de estos detalles mientras esperaba en la zona de llegada a Luhan. Kyungsoo le hacía muchas preguntas sobre el chico para poder sentirse aunque sea un poco familiarizado con él.

 

Jongin le decía mientras peinaba el cabello de la frente de su novio que Luhan era un chico chino que llego desde su temprana adolescencia a Seúl sin saber hablar mucho el idioma pero que poco a poco fue hablando considerablemente bien. También no olvidó mencionar el hecho que era bastante guapo. Lo último que Jongin recordaba de Luhan es que su cabello era un poco largo y llamativo hacía, junto su blanca piel, que se mirara como una chica. Pero como perdió el contacto total con él no sabía cómo luciría ahora.  Kyungsoo estaba emocionado cuando observo que dos una mano se apoyó en el hombro de su novio que daba la espalda a las puertas de la entrada de la estación.

 

"Llegaste a tiempo Jongin"

 

"¡Hyung!"

 

Jongin inmediatamente abrazo al chico que le correspondió. Sentía que sus lágrimas salían. Era duro tener amigos y Luhan era el mejor que había tenido en ese entonces. No había día que no lo viera y platicará de cualquier cosa.

 

Sintió el abrazo fuerte de su amigo mientras se calmaba de su felicidad.

 

"Es un gusto tener-"

 

Sus palabras se vieron interrumpidas por una mirada singular. Con cabellos rojizos y mejillas hinchadas un chico lo miraba con curiosidad. Era verdaderamente increíble la perfección del chico que le hizo guardar silencio. De repente una linda sonrisa salió de él haciendo que Jongin reaccionara y se separara de su amigo

 

"¿Te pasa algo Jongin-ah?"

 

Luhan lo tomaba de los hombros mirándolo directamente. Jongin negó levemente con su cabeza para volver a mirar los brillosos ojos de su amigo "Disculpa. Es un gran gusto verte mi querido hyung. Mira. Él es Kyungsoo... mi novio"

 

Luhan estiro acerco su cuerpo al chico abrazándolo de inmediato "Me llamo Luhan. Mucho gusto Kyungsoo"

 

"El gusto es mío" Kyungsoo saludo amablemente.

 

"Y él es Minseok... mi novio"

 

Luhan tomaba al chico del brazo. Su novio se inclinaba mientras tomaba dos grandes maletas de su agarradera para caminar con ellas. Era igual de pequeño que Kyungsoo. Jongin se puso firme y dio una pequeña inclinación.

 

"Mi nombre es Kim Jongin. Es un placer conocerte Minseok"

 

Minseok devolvió la reverencia y con una sonrisa respondió al saludo.

 

Luhan insistió en salir pronto de la estación porque no pensaba que fuera seguro estar con sus pertenencias en medio de todo el tumulto.

 

Durante el camino a la nueva casa temporal de Luhan, cada pareja viajo en un taxi diferente debido a las cuatro maletas que traían entre los dos.

 

Y aunque la llegada fue más rápido de lo que esperaban, el auto de Luhan llego primero. Cuando Jongin y Kyungsoo se bajaron del auto miraron la linda casa.

 

Esta por fuera bastante grande. Y cuando entraron se notaba aún más lo espaciosa que era.

 

"Wow  hyung. Aquí debe haber por lo menos cuatro habitaciones" Grito Jongin y Luhan que al parecer estaba en el segundo piso

 

"¡No creas eso! Hay dos y solo una tiene cama"

 

"¡Oh! qué bien por ellos ¿no?" Kyungsoo le daba codazos susurrando insinuosamente el que Luhan y su novio dormirían juntos.

 

"Seguro..." Rio Jongin mientras Minseok y Luhan bajaban

 

"¡Jongin-ah! Creciste bastante. Te vez mucho más guapo y varonil" Luhan se dirigía a la cocina vacía revisando cada cosa mientras apuntaba en una pequeña libreta lo que hacía falta.

 

"Hyung... no te quedas atrás. Cada día pareces más joven. En verdad Minseok..." Se dirigió al novio de su amigo "¿No te ha engañado con su edad verdad? Ya tiene veinticuatro años, es un anciano"

 

"En realidad yo también tengo veinticuatro y soy un mes mayor que Luhannie" Minseok sonrió tímidamente mientras tomaba del brazo a Luhan.

 

"¿¿Q-que?? ¿¿Veinticuatro?? ¡Eso es mentira! Pareces de dieciocho años. ¡Perdóname Hyung! Todo este tiempo te hable irrespetuosamente"

 

Jongin se ruborizaba tanto que escondió su cabeza en Kyungsoo que se reía de él.

 

"Es algo tonto. Discúlpenlo" Su novio hablo por él

 

"No te preocupes. A ambos nos suele pasar a diario. En realidad no nos importa, aunque a veces si es incómodo" Luhan se rasco su cabeza

 

Los chicos seguían de pie y cuando Jongin recobro su postura salieron de casa.

 

"Si gustan vayan a casa chicos. Tenemos que ir por provisiones y cosas que necesitamos. Me da tanta pena no invitarlos a cenar pero otro día por favor cenemos los cuatro juntos" Luhan cerraba la puerta mientras se disculpaba.

 

"Está bien .No hay problema. Espero estos días puedan ir a mi casa. Yo puedo venir por ustedes. Mamá se alegrara de verte"

 

Luhan asintió abrazando de nuevo a su amigo dejando un poco a sus novios detrás.

 

Kyungsoo caminaba al lado de Minseok dedicando unas cuantas sonrisas de afecto y Minseok las devolvía

 

"Creo que ambos son iguales ¿no?" Kyungsoo rompió el silencio y asintió mirando hacia su novio que parecía más en casa al lado de su amigo

 

"Es lo primero que pensé" Minseok sonrió amablemente mirando igualmente a su novio y su amigo

 

"¿Y tú vienes también a estudiar?"

 

"Algo así"

 

"Suerte a los dos. Espero nos veamos seguido. Sería interesante convivir los cuatro y reunirnos alguna noche.

 

Minseok asentía levemente aun mirando como Luhan había detenido el paso y había tomado a Jongin de las mejillas para plantarle un pequeño beso en la frente. Jongin sonreía feliz y seguía el ritmo de las travesuras de Luhan mientras sentía de nuevo esa fuerte mirada.

 

Cuando volteo se dio cuenta de que no era Kyungsoo si no Minseok que lo veía como hace poco en la estación. Esa mirada misteriosa que por alguna razón lo atrapaba por un momento, interrumpida por la linda sonrisa de Kyungsoo que llegaba hacia él.

 

"¿Entonces vamos a casa?" Kyungsoo pregunto a su novio que abría los ojos perdido

 

"V-vamos. Luhan, Minseok, Hyungs. Llamaré, les llamaré. Duerman bien"

 

Y con una sacudida de cabello de Luhan, Jongin se dio la vuelta y tomo a Kyungsoo de la mano dando la espalda a su amigo. Si alguien, incluso Kyungsoo le hubieran preguntado que ocurría, en verdad él no tenía la respuesta a eso.

Notas finales:

Bueno, apenas va empezando :3 

Será fanfic de los fin de semana :)

 

Sean hermosos y hermosos :3

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: