Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Monócromo amor. por Etsuko Kagayaku

[Reviews - 108]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Este fanfic esta inspirado en una experiencia amorosa que no termino bien :'( pero bueno este fic va a tener FINAL FELIZ  no se desanimen xD que mi depresion no las confunda jejeje

Notas del capitulo:

Espero les guste todo vale pena si es para ustedes mis queridas lectoras

Era una noche fra de invierno y en una montaa se encontraba un demonio de ojos escarlata y cabellos azabaches recostado en un pastizal, rodeado de rosas blancas, simplemente pensando en lo que haba estado sintiendo ltimamente.

-Que es este sentimiento en mi pecho que ltimamente me abruma,que es tan confuso?, que sucede conmigo que cada vez que me encuentro frente al joven amo en mi estomago siento una explosin, mis labios titubean y mis piernas flaquean frente a ese ser tan orgulloso, me siento tan confundido conmigo mismo, porque cada ves que veo sus labios me dan deseos de unirlos con los mos y de desbordar la pasin de mi cuerpo junto al suyo, quisiera que todo se aclarara.-dicho esto comenz a caminar hacia la mansin mientras recordaba un prrafo de un hermoso libro.

Los seres humanos somos seres dbiles, seres incomprendidos llenos de sentimientos y temores. Estamos tan acostumbrados a actuar de acuerdo a las reglas que nos imponen desde que nacemos que olvidamos como ser nosotros mismos, A caso el temor no es un sentimiento?, El sentir miedo a algo?. No, nosotros no tenemos miedo, el miedo no existe, estamos tan acostumbrados a un mundo de reglas que no logramos conocer el mundo independientemente y al aparecerse lo desconocido delante de nuestros ojos desconfiamos de la familiaridad de ese algo con nosotros, pero tambin se podra decir que el temor si es algo, ya que tiene una similaridad con los sentimientos, ambos aparecen a partir de una experiencia, lo curioso es que frente al temor sabemos lo que sentimos, el supuesto “miedo”, en cambio frente a los sentimientos no sabemos descifrar el “amor”

-Amor, sentimientos? que absurdo, yo soy un demonio, soy un ser sdico y manipulador que corrompe almas para devorarlas sin compasin, no tengo sentimientos, no siento amor, en todo caso lo que tengo hacia mi joven amo es lujuria ni mas ni menos.

Una vez que lleg a la mansin camin hacia la habitacin de su bochan que seguramente estaba dormido ya que aun era de madrugada.
Una vez dentro se aproxim hacia su joven amo y en su odo susurr.

-E pasado todos estos aos sazonando su alma para mi disfrute, la e llegado a hacer increblemente apetitosa, una vez llegue el momento y usted ya haya cumplido su venganza voy a devorar su alma con una sonrisa de satisfaccin en mi rostro y ni una pizca de remordimiento en mi recndito ser.-Dijo esto con una sonrisa arrogante en su rostro. Sali de la habitacin para dirigirse a la suya y esperar a que llegara la maana para comenzar con las tareas de la mansin

...

Me he despertado a mitad de la noche al sentir un escalofro recorrer mi cuerpo entero, aun falta para la salida del sol,
trato de conciliar el sueo nuevamente pero no lo logro, as que decido quedarme hundido en mis pensamientos. Veo como sale el sol y escucho unos pasos provenientes del pasillo, se que eres tu, as que me recuesto y finjo estar dormido.

Escucho el rechinar de la puerta al abrirse y tus pasos al entrar, mi cuerpo se tensa y me pongo nervioso al escuchar tu melodiosa vos.

-Bochan es hora de levantarse, tiene demasiadas ocupaciones el da de hoy.

Si demonio, sigue esta rutina montona junto a mi, hazme creer que te importo, si supieras que ahora no solo mi venganza es la que hace que siga en pie como el orgulloso conde que soy, el despertarme y saber que estars ah es lo que me empuja a levantarme da a da, tan solo el ver tu rostro mis ojos se iluminan.

-Sebastian, Porque me despiertas tan temprano?.-Trato de sonar somnoliento para que no sepas que estuve horas en vela pensando en ti.

-Bochan no puedo dejarlo dormir mas, como ya le dije tiene demasiadas tareas el da de hoy.

Luego de decirme eso, prosigues a vestirme. Por favor, ruego a una fuerza sobrenatural para que borre el sonrojo de mis mejillas al sentir tus manos recorrer mi cuerpo.

Veo como terminas de cambiarme y me miras confundido al verme la cara color carmn

-Bochan Se siente bien?, est rojo, podra tener fiebre.

Sebastian, sers un demonio pero a veces eres tan inocente en lo que respecta mi sentir, mas mucho no te puedo exigir ya que siendo un demonio no entiendes acerca de los peores de los males, el amor.

-Cllate, me siento perfectamente, lleva el desayuno a mi estudio.-Digo en una pose orgullosa sacando de mi frente tu mano de un leve golpe con la ma.

Camino hacia el estudio y siento como me sigues por detrs como siempre lo has hecho, como mi sombra, si supieras lo nervioso que me pone esas simples acciones te reiras en mi cara.

No quiero ni siquiera desayunar enfrente tuyo, estoy seguro que cometera alguna estupidez por este estpido nerviosismo, como tirar el t.

Llego al estudio y me siento, veo como haces cada movimiento perfectamente y sin querer rozas tus dedos con los mos, sonrojndome nuevamente, terminas de colocar el desayuno y me miras, de nuevo ests confundido por el sonrojo en mis mejillas, mas decides no decir nada y sales del estudio, dejndome sumergido en mis pensamientos.

Eres una adiccin Sebastian Michaelis, eres mi maldita adiccin, no puedo vivir sin ti, necesito todo de tu ser, necesito de tus ojos y de tu vos.

Te necesito completamente, tu vos es msica para mi odos y tus ojos son dos Rubes en los que quiero perderme por la eternidad, llvame por el camino de lo prohibido, que te dar mi mano con gusto,
despus de todo eres lo nico que necesito para sucumbir al pecado.

...

He salido del estudio de mi bochan, est muy raro, yo me encuentro preocupado, temo que caiga en una enfermedad, se sonroj en varias ocasiones, lo que menos quiero es que se enferme.

Un momento, Porque me preocupo?, l nada mas es mi comida ni mas ni menos, apuesto que esta de lo mejor, aunque me pregunto porque se sonroj.

Por alguna razn no puedo dejar de pensar en l, cuando le serv el desayuno estuve cuidadoso de no cometer ningn error que me dejara como un idiota frente a sus ojos, no se porque estaba tan nervioso en hacer todo perfecto para mi joven amo, Que me sucede?, tan solo pensar en sus ojos, en su vos, en su cabello y en esa piel tan blanca, que deseos de marcarla y morderla.

Como ser tener a mi bochan debajo de mi gimiendo mi nombre y pidiendo por mas?.

Oh maldicin!, como es posible que este pensando en estas cosas, si sigo as tendr un ereccin, siento mi cara ardiendo.

Como quisiera tomarlo y llevarlo por el camino de la lujuria, de la perdicin, tan solo si me tendiera su mano lo llevara al fin del mundo a ensearle el placer de dos cuerpos unindose en uno.

Ya ni se porque pienso estas cosas, mejor ser que me aleje un poco de l, si no esto terminara muy mal y me descontrolar.

Ya han pasado horas y debo servirle el almuerzo a bochan, me pregunto en que estar pensando en este mismo momento.

Debo ir a buscarlo, la comida ya esta servida, todo est preparado,
llego a la puerta de su estudio y toco tres veces hasta que oigo una dulce y grave vos dar permiso para entrar.

-Bochan, la comida esta servida.

-En un momento bajo.

-Con su permiso.-digo saliendo del estudio.

Bajo las escaleras y te espero parado como siempre al lado de tu silla.

Veo como entras por la puerta del comedor con ese paso orgulloso que te caracteriza. Te sientas y comienzas a comer lentamente, por alguna razn pareces nervioso, si es as, creme que no mas que yo. Veo como mueves tus labios y no puedo evitarlo, me sonrojo muy levemente al pensar como sera besarte.

-Sebastian, Acaso ests sonrojado?, te sucede algo?

-No bochan.-genial, estoy tartamudeando.-por favor, Me permite retirarme para seguir realizando las tareas de la mansin?.-Pregunto esperanzado, por favor dime que si, siento que si sigo a tu lado me lanzare a tus labios a besarlos desesperadamente.

-Si...Retrate.

-Gracias, con su permiso.-agradezco que me hayas dejado salir de ah.

Me voy a mi habitacin ya que todas las tareas por hoy estn terminadas, los sirvientes no han hecho ni un destrozo, me pongo a pensar nuevamente en todo esto que me sucede contigo y llego a una conclusin.

-Acaso estoy enamorado de ti?, rpidamente niego con la cabeza no, no y mil veces no, yo no estoy enamorado, siento lujuria, uno de los pecados capitales mas comunes entre los demonios.

Simplemente es imposible, los demonios no podemos amar, Oh acaso si podemos? Ha quien puedo preguntarle?

Ya lo s, tengo a la persona perfecta que puede ayudarme, o mejor dicho shinigami, espero que l aclare mis dudas.
Notas finales:

s les gusto dejen sus reviews y diganme si quieren que lo siga es masya se me ocurrieron unos lemons para este fanfic muy buenos y va a haber sadomasoquismo :3 viva el yaoi xD


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).