Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Los Giros de la vida por Hakubi D Ace

[Reviews - 17]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

One Piece y sus personajes le pertenecen a Eiichirō Oda y yo solo tomo los personajes prestados para este Fic

Notas del capitulo:

Amm... segundo Fic aun soy novata XD

Las aclariones las ire haciendo en los caps.

Espero les guste porque al primero no le ha ido muy bien xDD

!!!ENJOY!!!

 

--¡¡Vaya estupidez!!  – Se quejaba una chico de tez clara, con unas tenues pecas en las mejillas, cabello lacio y negro, figura delgada y cuerpo trabajado, azoto la puerta de su apartamento que ahora quedaba a su espalda y camino directo a la cocina por un vaso de agua fría-  ¿Y tú que haces en mi apartamento? –Lanzo la pregunta al percatarse del sonido de la televisión-

--¡Deja de hacer eso, un día de estos te quedaras sin puerta! –Dijo una voz de mujer desde el sillón de la sala- viene a avisarte que en dos días habrá un nuevo evento en el  “IthaaClub”  y el jefe me mando a darte tu nuevo uniforme que encontraras en la mesa de cocina.

-- ¡Vale! ¿Y no pudo hablarme por teléfono para que fuera por él?

--Lo hizo, pero no le contestaste… -del sillón se levantó una chica delgada, tez morena, cabello lacio hasta los hombros color negro, quien se dirigió directo a la puerta para irse- como hoy y mañana es tu descanso, me mando para que te lo midieras con tiempo por si no te quedaba pudiera cambiarlo sin problemas. Bueno me voy tengo una cita, mañana te veo en clases, bye.  –La chica lanzo un beso al aire con aparente emoción por su cita y se marchó del lugar-

--¡Pff! Si esto sigue así me saldrán arrugas antes de tiempo –El joven suspiro y se dirigió a la sala recostándose en el sillón en el que antes había estado la  chica morena, tomo el control de la tv comenzando a cambiar de canal hasta que decidió dejar  las caricaturas, mirándolas por un momento, hasta que su vista se dirigió y perdió en el techo, sus días últimamente no habían ido muy bien, entre el trabajo y la escuela le quedaba poco tiempo para divertirse, sabia manejar el estrés del trabajo, pero la escuela se estaba complicando,  el nuevo año, las clases cambiaron y aunque compartiera algunas clases con sus amigos ya no los veía con la misma frecuencia, después de todo cada uno tenía objetivos diferentes, las clases de matemáticas y computación se le complicaban y tenía que soportar a cierto chico que más que inteligente lo consideraba un niño guapo, creído y consentido,  ese tal Marco lograba sacarlo de sus casillas con el más mínimo comentario lo que ni el mismo sabia era porque le prestaba tanta atención, cerró los ojos y sin darse cuenta se quedó dormido-

----------

--Hoy no asistiré a las últimas clases   -Dijo un joven delgado, con cuerpo trabajado, de cabello rubio, un peinado bastante extraño, que despertaba admiración y a la vez la pregunta de si se podía llevar un peinado así a un colegio, tez clara y expresión adormilada pero seria-

--¿Te ocurre algo Marco?  -pregunto otro joven delgado, de cabello castaño, con expresión alegre y un tanto juguetón-

--No hagas preguntas Thatch, si Marco no quiere entrar, que no entre, nosotros lo cubrimos.

--Izou, te encargo las clases que vienen, no olviden la cena en la tarde. ¡Me marcho a casa! –Se dirigió el joven rubio a sus acompañantes y se marchó sin decir nada más-

--Entiendo –fue lo único que dijo el joven Izou, que a diferencia de Thatch, quien era extrovertido y de todo se reía, Izou, se veía, era el mayor de los tres, también con cuerpo delgado y trabajado, cabello negro y expresión tranquila, siempre estaban acompañando a Marco-

--¿Porque no tendrá ganas de entrar? –Pregunto Thatch cruzándose de brazos y ladeando la cabeza mientras miraba a su ahora único acompañante-  Izou  ¡Tengo hambre, vamos a almorzar! –Dijo felizmente el chico castaño girándose dirección al comedor-

--------- 

(((Ring-Ring-Ring-Ring))) 

-Sonaba el teléfono despertando al joven, quien aún adormilado, tomo el teléfono  y contesto-

--¿Diga?

--¡¡Ace!! Qué bueno que me contestas, soy  Haruta….

--  ¡¿Qué ocurre?! Estaba dormido… –Haruta era uno de sus amigos con los que compartía algunas clases, ente ellas la de computación y era el que le hacía más amena esta clase. Dio un bostezo esperando respuesta, a lo que solo escucho un suspiro-  Si solo vas a suspirar en la bocina me cuentas cuando regrese a la última clase…

--¿A dónde vas a regresar? ¡Mira el reloj! –Exclamo el chico un tanto enfadado- Faltaste a computación y el profesor Curiel a echo equipos….

--¿Y cuál es el problema? siempre hacemos los trabajos juntos… –interrumpió mientras miraba en el reloj las 05:00pm- si quieres puedes venir ahora…

--¡¡Idiota!!! –Ahora la voz en el teléfono había interrumpido, y, por alguna razón, sonaba más enfadada que antes- El Profesor Curiel hiso los equipos y como faltaste no soy tu compañero...

--¿Y por eso estas tan enfadado? No es como que sea el fin del  mundo por no hacer un trabajo juntos… -interrumpió con evidente sarcasmo en su voz- ¿Y quién es mi compañero?

--¡¡¡MARCO!!!  -El chico corto la llamada dejando a Ace con un el teléfono en la oreja escuchando el: “tu-tu-tu-tu”, que indicaba que la llamada había finalizado. Ahora comprendía el enfado de su amigo, tal vez para el Marco fuera detestable, pero a su amigo le gustaba el chico desde hacía tiempo, ahora tenía dos problemas más, sobrevivir al trabajo con el chico y calmar a su amigo. Dejando el teléfono a un lado, se levantó del sillón caminando de nuevo a la cocina, esta vez no por un vaso de agua, sino por una lata de cerveza del refrigerador, se sentó a la mesa donde reposaba su nuevo uniforme, dio un sorbo a su bebida e inclino la cabeza tratando de pensar en algo que no fuera: “Maldito Curiel”-.

-----

--¡¡¡ ¿QUE?!!!  -Exclamaba un chico que casi se ahogaba por gritar mientras comía-

--Por favor Thatch, cuida tus modales, estamos comiendo –reprendió Izou al joven.  Los tres esperaban la llegada de  sus padres, sentados a la mesa del comedor, platicando y comiendo. Marco odiaba comer con los mayores, por lo que el joven había pedido antes de comer, a lo único que tenía que sentarse con ellos era a tratar la nueva administración del  “IthaaClub” -

--Lo lamento chicos, no volverá a pasar –se disculpó el chico-

--No te preocupes, pero ahora explíquenme, ¿cómo fue que no pudieron impedir ese equipo tan ridículo?

--Yo me dormí en clase –dijo el joven castaño en un intento patético de zafarse del asunto, ganándose una mirada mortal de parte de Marco, haciendo que este dejara de comer y agachara la cabeza mirando a la mesa y quedándose callado-

--Cuando Curiel empezó con sus equipos aclaro que solo serían de 2 o 3 personas máximo, al darse cuenta que faltaste al igual que el chico dio la orden de que nadie los aceptara, que tendrían que trabajar juntos por haber faltado, en el momento intente hacer algo, lamentablemente se adelantó Haruta  a hablar y lo único que hizo fue enfadar a Curiel, por lo que decidí dejar que te encargaras mañana, ya sabes cómo es Curiel cuando se enfada –Explico Izou esperando alguna reacción por parte del rubio-

--¡¡Maldito Curiel!! –Fue lo único que dijo Marco apoyándose en el respaldo de su asiento-

----------

--Este será un día Fatal –suspiraba Ace quien se terminaba de duchar y secaba su cuerpo mojado  para vestirse e ir al colegio. Se dirigió a su habitación, selecciono un bóxer negro de lycra, que no dudo en ponerse, se miró al espejo, le quedaba bien resaltaba los músculos de sus piernas, marcaba su cadera y resaltaba su sexo, que muchos dirían que no necesitaba pues el joven estaba muy bien dotado, se colocó la camisa y encima el chaleco negro del uniforme, terminando por ponerse el típico pantalón negro de los colegios, por último se colocó las calcetas y los zapatos, termino por peinar su cabello todo hacia atrás, que por más veces que pasara el peine se caían unos mechones a los lados de su cara que aunque un poco molestos lo hacían ver bastante guapo, el reloj marcaba las 6:50am, los 10 minutos necesarios para llegar al colegio y a clase-

----------

--Oye Marco, parece que a nuestro padre le ha dado de nuevo por el rollo de la caridad, ¿Usted cree que el evento de mañana en el restaurante le aumente la popularidad? –Preguntaba Thatch, ganándose otra mirada asesina por parte del rubio-

--No sé lo que pueda traerle ese evento al restaurante, pero recuerda que mientras nuestro padre lo apruebe, se hará, lo único que me molesta es que tengamos que ir de anfitriones.

--Pero Marco, si no lo hacemos corremos el riesgo de perder el restaurante.

--¡¡Chicos!! –grito un chico que se dirigía corriendo hacia ellos-

-- Izou,  parece que se te ha hecho tarde, ¿está todo bien? –Pregunto Marco-

--Sí, no hay problemas, solo un detalle que creo debes saber... –El chico tomo aire y siguió el camino con ellos al colegio-

---------

--Vamos Haruta, no te enfades conmigo, no es como que yo lo haya pedido, además, tú sabes que ese chico me cae mal –le decía Ace, mientras salían de la clase de historia para ir a almorzar y después a la última tortura del día, o al menos para Ace-

--Está bien Ace, lo entiendo, y ayer me pase al gritarte, lo que me recuerda, te explicare el trabajo que tienes con Marco.

----------

--Profesor Curiel, tengo una petición que hacerle –La ultima clase estaba por comenzar y ya había alumnos en el salón esperando para poder irse temprano, después de todo, el día anterior Curiel dijo: “Mañana vengan solo a Pasar lista y podrán irse a comenzar su Proyecto”-

--Lo lamento Marco, pero no cambiare tu pareja de trabajo

--No es eso Profesor –Dijo el rubio, esperando reacción por parte del mayor-

--¿Entonces qué es?  –pregunto un tanto desconfiado- Curiel sabía bien que Marco venia de una familia bien posicionada económicamente y como cualquiera lo supondría, Izou y Thatch eran los amigos más cercanos a Marco, no solo porque fueran hermanos y su padre dirigiera el restaurante más famoso del país, si no, porque esos dos cuidaban de Marco como si fuera su amo, por lo que no le sorprendería que hubiesen tejido alguna clase de trampa para que el profesor cambiara de opinión, sólo por un capricho de los chicos-

--Trabajare con el chico, pero si no puede seguir el ritmo que imponga en el proyecto, quiero que la calificación sea toda mía y….

--Tan arrogante como pensé que sería el niño rico de la escuela, aunque he de admitir que pensamos igual, yo también venía a proponer lo mismo profesor Curiel…  -dijo Ace, que acababa de entrar al aula de clase a hablar con el Profesor-

--¿Tu Proponer lo mismo? Por favor, todos saben que esta materia no se te da nada bien y…

--Y yo creo que tu inteligencia deja mucho que desear también –interrumpió Ace-

--Cuando digo “proponer lo mismo, es porque, se perfectamente que eres el mejor en esta clase, así que venía a pedirle al profesor, que si no podía contigo, que me diera una oportunidad de hacer solo un proyecto para no perder la calificación.

--No me importa como lo hagan, quiero ese trabajo hecho por los dos, o los dos se quedan sin calificación –Curiel estaba enfadado y fulmino a los chicos con la mirada-

--Hare mi mejor esfuerzo profesor Curiel,  no tengo nada en contra de sus decisiones, solo quería proponer algo para que no se viera afectada mi calificación -Dijo Ace, en un intento de quedar bien-

--Considerare tu propuesta después, mientras terminen su trabajo en equipo, ahora vayan a sentarse –dirigiéndose a sus asientos- Chicos, sus asientos son el 24 y 25, a partir de ahora se sentaran juntos –los jóvenes se miraron con cierta repulsión mientras caminaban a sus nuevos asientos-. El aula tenia pequeños escritorios, todos viendo hacia enfrente del salón, donde Curiel estaba en su exclusivo escritorio, cada escritorio con 2 o 3 computadoras y se ocupaban por orden de lista, esta vez había sido por equipo y el número 24 y 25 estaban en la última fila del salón, justo pegados a la pared de lado derecho. El timbre sonó y en un breve momento el salón se llenó y el profesor comenzó a pasar lista.

--¿Tienes algo? –Pregunto el rubio a Ace, que hacia un momento lo miraba con cierto recelo-

--¡Yo quería el asiento 25!

--¿Por qué?

--Porque esta de lado de la pared y me puedo recargar en ella.

--No, ¿porque?

--¡Ya te dije! –Reprocho Ace-

--¿Acaso esos son modos de pedir las cosas? Jamás dije que no te daría el asiento, solo pídelo bien. ¡No seas vulgar! –Dijo el rubio tranquilamente, dedicándole una mirada, parecía que el enojo que hace un momento tenía había desaparecido, aunque su verdadera intención era hacer enfadar al pelinegro diciéndole mal educado-

--Entiendo… -Ace miraba aun a los ojos de Marco, le dedico una sonrisa que en muchos otros parecería tonta, pero que por alguna razón, a él le daba una expresión tierna y había sido bastante efectiva, puesto que desvió la mirada un poco apenado- ¡Marco! ¿Podrías cederme el asiento 25? !Por favor!, me gustaría poder recargarme en la pared. –Dijo Ace, con un tono de voz enternecedor, que por alguna razón puso de nervios a Marco y no dio respuesta inmediata- Es tu turno. ¿Marco? –la voz de Ace  lo hizo reaccionar-

--¿Qué?... -miro al pelinegro-  sí, te cedo el asiento –Marco se levantó y tendió su mano para que Ace la tomara y se levantara, no era un gesto romántico, más bien, eran modales inculcados por  su familia-

--¡Es tu turno! –Dijo Ace, tomando la mano del rubio para levantarse, quedando frente a el- Curiel  te acaba de nombrar en la lista  -Pasando a sentarse al fin en el asiento que había querido desde el principio-

--Señor Marco, ¿acaso no escucho?  –Dijo el Profesor, mientras veía como el chico se sentaba ahora en su nuevo asiento-

--Y usted, ¿acaso no me está viendo?...  –Le dedico una mirada fría al profesor-   Aquí estoy  –Acción que hizo cabrear al Profesor, pero gano los suspiros de las chicas de la clase-

--Solo di presente, ¿no eras tú quien no soporta  a los mal educados?  -Le dijo Ace, mientras paseaba la goma de su lápiz sobre sus labios sin mírale-

--¡Presente!  -dijo el rubio, justo un instante antes de que Curiel  pasara al siguiente de la lista- Se giró a ver a Ace, quien tenía la piernas cruzadas y veía atentamente al monitor de su computadora.

--Gracias por lo del asiento,  Marco -dijo Ace, que se había percatado de la mirada de Marco-

--¡Te vez afeminado con las piernas cruzadas!

--¿Y te gusto? –Pregunto, sin dejar de ver al monitor-

--No, si quisiera algo afeminado tomaría a cualquier chica.

--¿Y por qué no? si todas las chicas del colegio mueren por ti y tus amigos.

--Porque no me interesan las chicas de este colegio ni de ningún lado.

--¿Entonces que te interesa?

--¿Estas interrogándome? –Dijo Marco, con cierta molestia-

--No, pero ahora trabajaremos juntos, es mejor si intentamos llevarnos bien.

--Deja eso para quien quiera ser tu amigo, no trates de socializar conmigo, ni mal interpretes lo del asiento.  –Ace lo miro pensativamente- Curiel estaba dando indicaciones a las cuales no presto atención, se recargo en la pared por un momento mirando al chico con detenimiento puesto que nunca lo había hecho y todo para llegar a la conclusión de que realmente era guapo y el traje del uniforme de la escuela lo portaba muy bien: “tal vez no sea tan odioso como creo, tiene educación y me atrae, espero que no sea el típico niño morboso hijo de mami y papi” -pensaba Ace-.

>>>Continuara<<<

Notas finales:

Como comente antes es mi 2do fic subire actualizacion dependiendo como sea aceptado tampoco quiero hacer el oso escribiendo cosas que a nadie le gusta xDD cuidense y gracias por leer  Yanee!!

¿¿¿Reviews???


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).