Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

360° por DNA

[Reviews - 443]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hola a todas estoy de vuelta!

Tarde mucho en subir esta historia pero se presentaron muchas cosas y no casi ni tiempo de respirar pero ya me desocupe así que aquí me tienen, espero que la historia les guste de principio y le den mucho amor OuO

Notas del capitulo:

Bueno este es el primer capitulo espero que les guste n.n

Las lagrimas seguían bajando por el delicado rostro del jovencito parado frente a uno de los ataúdes, poso sus manos sobre la oscura madera recargando su cuerpo para no caer, tenía apenas 16 años y ya experimentaba el dolor más grande que había sentido en su vida, era su culpa ya lo sabía, miro dentro de la caja rompiendo a llorar cuando sus ojos miraron el cuerpo inerte de su madre, a su lado estaba el ataúd de su padre, los había perdido a ambos y todo era su culpa, si no hubiera salido esa noche eso jamás abría pasado.

-Lulu-llamo suavemente Minseok colocando su mano sobre uno de sus hombros

-Es mi culpa Minseok-sollozo dejando que su amigo lo abrazara

-No, Luhan no es así, fue un accidente-trato de calmarlo, Luhan negó repetidas veces ignorando las palabras de su mejor amigo que lo abrazaba con fuerza

-Luhan-llamo alguien más, el chico levanto la mirada encontrándose con el rostro de su novio apartando a Minseok para corre a sus brazos-Ya Luhan, tranquilo yo estoy aquí-el chico aprovecho que Luhan no veía para mirar con burla a Minseok que lo miraba con infinito desprecio

-Minho esto no es justo-sollozo-Es mi culpa

-Fue un accidenté Luhan-repitió las mismas palabras del pequeño rubio que su lindo novio tenía por amigo

-Pero si yo no me hubiera escapado para ir a esa estúpida fiesta esa noche ellos jamás abrían salido a buscarme-Luhan abrazo a su novio con más fuerza buscando consuelo

A Minho no podía importarle menos pero sabía que eso hacia rabiar a Minseok así que estaba ahí como el novio amoroso y preocupado con el solo objetivo de joderle la existencia al imbécil de Minseok, abrazo a Luhan con desinterés poniendo los ojos en blanco por lo estúpido que era Luhan, sus padres ya se habían muerto que ganaba con estar llorando de ese patético modo.

Se quedo junto a Luhan un poco más hasta que se aburrió por completo y se las arreglo para escaparse, Minseok sabía el tipo de bastardo que era Minho pero siempre que traba de que Luhan lo viera este solo se negaba a hacerlo, se acerco de nuevo a Luhan cuando el otro chico se había ido a sabiendas de que ya no regresaría.

No se separo de Luhan ni un instante, lo acompaño todo el tiempo abrazándolo con fuerza durante todo el tiempo, Luhan estaba realmente mal y le hubiera gustado dar su vida por evitarle ese dolor a su amigo, mientras estaban en el cementerio todo mundo miro atentamente cuando Luhan hecho el primer montón de tierra sobre la tumba de sus padres mirando con lastima y compasión al menor.

El mundo de Luhan había quedado destrozado y ahora estaba solo, sintió el abrazo hipócrita de su tía Victoria y solo pudo sentirse peor, ella lo odiaba, desde el primer día que se vieron él lo supo pero nunca dijo nada porque realmente no le interesaba pero ahora ella era la única familia que le quedaba en la vida, las personas se despidieron de ellos después de algún tiempo dejándolo solo con Minseok y su tía Victoria, Minseok vivía casi al otro lado de la ciudad por lo que no se pudo quedar mucho tiempo y tuvo que irse prometiéndole a Luhan volver al día siguiente dejándolo solo con ella.

-Ya estás feliz ¿no?-pregunto Victoria mirándolo con odio

-Por favor-suplico comenzando a llorar nuevamente

-Esto es tú culpa, mi hermano y su esposa están muertos por tú culpa-acuso

-No es cierto

-Sí, sí lo es, es tú culpa porque nunca has sido más que un mocoso mimado y caprichoso que pensaba que podía hacer lo que quisiera-Luhan se cubrió los oídos tratando de no seguir escuchándola más-Espero que ahora ya estés feliz

-Basta-rogo desesperado

-¡Mataste a tus padres!-acuso cruelmente

-¡NO!-grito el menor desesperado y salió corriendo sin rumbo, Victoria lo vio irse destrozado y sonrió satisfecha, ese mocoso se merecía que su vida fuera una porquería desde ahora en adelante

En los días siguientes Luhan no salió de su habitación enfrascándose solo con su dolor, no quería comer, no quería ver a nadie, no quería nada, cada vez que su tía cruzaba la puerta solo lo hacía sentirse como una miserable basura recordándole una y otra vez que sus padres  estaban muertos por sus estúpidas e inmaduras acciones, ese día su tía entro como la misma mirada de asco que siempre le dedicaba solo a él y le arrojo su ropa a la cara.

-Cámbiate y baja que el abogado nos espera-Luhan se levanto lentamente de la cama y se vistió con lo que su tía le había arrojado a la cara, no estaba seguro del porque pero tomo su celular y su billetera aunque no planeaba salir ese día y tal vez nunca

Bajo las escaleras lentamente hasta entrar a la sala de estar de su hogar, el abogado lo miro de pies a cabeza antes de levantarse para abrazarlo, ese hombre le daba asco, siempre le había dado asco por la forma en que lo miraba pero no podía hacer nada.

-Lo siento mucho Luhan-Luhan sintió como ese hombre lo estrechaba entre sus brazos como queriendo algo más pero no tenía fuerzas para oponerse realmente

-Gracias-susurro casi sin voz

-Bueno como sea leamos la última voluntad de mi hermano-el anciano asintió sentándose en uno los sofás en la habitación, el hombre miro a ambas personas frente a él antes de tomar una carpeta de donde saco un documento para dar lectura a la última voluntad de sus padres.

Aquel hombre comenzó a dar lectura al testamento de sus padres, Luhan escucho cada una de las cosas que salían de los labios de ese hombre sin podérselo creer, eso no era acierto, su tía Victoria tenía una sonrisa de satisfacción en su perfectos labios, eso debía ser una broma cruel, sus lagrimas volvieron a caer amargamente mirando a las únicas dos personas que estaban a su lado.

-¡Eso es mentira mis padres no pudieron hacer eso!-aseguro, no le importaba el dinero ni nada material pero él no podía creer que sus padres lo dejaran desamparado cuando lo amaban más que a nada

-No alces la voz niño altanero-ordeno su tía

-¡No, porque eso no es verdad, mis padres me amaban, por eso sé que ellos no hubieran hecho eso, nunca te dejarían todo a ti, yo…yo…no me quedare con los brazos cruzados y hare algo!-aseguro, Victoria se puso de pie furiosa y estrello su mano sobre el rostro de su adorable sobrinito

Luhan se quedo inmóvil con el rostro a un lado, le había pegado, esa bruja se había atrevido a golpearlo, miro a Victoria con odio apretando los puños sintiéndose impotente porque él no podía regresarle el golpe por mucho que quisiese hacerlo.

-¡Me tienes harta, ya no te soporto!-Victoria lo tomo del brazo arrastrándolo hasta la puerta principal, empujándolo fuera de su casa dejándolo en el suelo-Yo no tengo ninguna obligación contigo así que te largas de aquí y ni se te ocurra volver a poner un pie en esta casa-Victoria cerró la puerta con fuerza dejándolo ahí

-¡ABRE LA PUERTA!-grito golpeando la puerta tan fuerte como pudo-¡ÁBREME MALDITA SEA VICTORIA!-siguió gritando-¡ESTA ES MI CASA ÁBREME!-sus lagrimas caían rápidamente mientras se quedaba de rodillas frente a la puerta de la que había sido su casa

Victoria sonrió triunfante al ver derrotado a su sobrinito, amaba a su hermano pero sin en cambio odiaba con todas sus fuerzas a la madre de Luhan, ella era perfecta y la odiaba por eso, siempre fingió ser su mejor amiga pero detestaba vivir bajo su sombra, su envidia la carcomía por dentro cada vez que veía lo perfecta que era la vida de su cuñada que estaba casada con un buen hombre, tenía un hijo perfecto, dinero y mucho, mucho amor mientras que ella estaba sola y amargada.

-Ahora ya no puedes proteger a tu precioso hijo ¿verdad cuñadita?-se burlo mientras escuchaba como música de fondo los gritos de Luhan

-¿Estás segura que él no tomara acciones legales?-pregunto el anciano hombre

-Claro que no, mi sobrino es un imbécil además el testamento que hice es perfecto nadie sabrá que es falso-aseguro ella

-Bien, entonces el trato sigue, tú te quedas con su dinero y yo me quedo con Luhan ¿está bien?

-Haz lo que quieras con el maldito mocoso no me interesa

-Bien entonces brindemos por mi nuevo juguete y tú nueva fortuna-celebro aquel hombre levantando la copa de vino en sus manos, Victoria sonrió ampliamente y brindo con aquel hombre, ahora lo tenía todo

Luhan estaba en el suelo llorando con fuerza, se levanto como pudo y comenzó a caminar, tenía que salir de ahí no podía quedarse, saco su celular del bolsillo marcando el número de su novio pero nadie contestaba y solo lo enviaban a buzón, la gente lo miraba extraño mientras caminaba con el rostro empapado en lagrimas, trato de llamar Minseok pero este no contesto y eso solo logro hacerlo sentir mucho más miserable, llego a la casa de Minho y volvió a llamar pero el resultado fue el mismo.

Se detuvo un momento para respirar un poco y secar sus lagrimas antes de llamar a la puerta, la madre de su novio lo recibió con una sonrisa de lastima y eso solo logro hacerlo sentir mucho peor, sabía que daba lástima y odiaba eso, pero nada podía hacer para arreglarlo.

-Luhan pasa, Minho está en su habitación estudiando-dijo ella-Yo saldré pero puedes quedarte todo lo que quieras-Luhan asintió y se despidió con una sonrisa forzada de la madre de su novio, subió las escaleras tan lento como pudo, necesitaba tanto el apoyo de su novio en esos momento

Abrió la puerta despacio mientras traba de controlar sus lagrimas para que no siguieran cayendo, lo último que quería era ser un fastidio para Minho, cuando termino de abrir la puerta su corazón se termino de hacer añicos en el preciso momento en que se encontró a su amado novio en la cama con otro.

Luhan se quedo inmóvil mirando en shock como su novio se movía frenéticamente sobre el cuerpo de aquel castaño que gritaba como animal en celo, el castaño desvió un poco la mirada encontrándose con la figura de Luhan, el chico le sonrió perversamente y comenzó a gritar de placer restregándole a Luhan lo mucho que él podía satisfacer a Minho a diferencia suya, Luhan era estúpido porque no se movía de ahí y solo observaba lastimándose más a sí mismo.

Su novio soltó un grito gutural al igual que el castaño bajo su cuerpo, cuando el orgasmo los recorrió a ambos, el castaño atrajo a Minho besándolo con hambre aumentado el sufrimiento de Luhan, se separo de Minho con una sonrisa satisfecha y luego miro a Luhan.

-¿Te gusto?-pregunto

-Claro que si, tú sabes lo loco que me vuelves Taemin-Taemin sonrió triunfante sin apartar su mirada de Luhan que seguía llorando

-Minho hyung-llamo con falsa inocencia-Creo que tu novio te busca-informo

Minho giro completamente en shock encontrándose con la mirada de odio y dolor de Luhan que estaba llorando, su cuerpo temblaba ligeramente, se puso de pie rápidamente y cubriéndose con una manta y Luhan no quiso ver más, no quería explicaciones, no quería escusas, no quería nada, Minho salió tras él tomándolo del brazo con mucha fuerza cuando logro alcanzarlo.

-Lulu amor déjame explicarte-pidió

-¡NO ME TOQUES!-grito desgarradoramente-¡COMO TE ATREVES A DECIRME ESO, JODER MINHO ESTABAN EN LA CAMA CON OTRO!-siguió gritando

-No Luhan  solo escúchame

-¡NO TENGO NADA QUE ESCUCHAR!-lo empujo-¡NUNCA ME QUISISTE, SOLO JUGASTE CONMIGO, DIOS MINSEOK ME LO ADVIRTIÓ UNA Y MIL VECES Y NO LO ESCUCHE Y TE DEJE ILUSIONARME!

-¿Te ilusione?-pregunto divertido-Haber pequeño imbécil tú fuiste el único que se monto un puto cuento de hadas en la cabeza, solo eras para un rato Luhan, siempre fuiste tan imbécil como para dejarme manejarte a mi antojo, cumplías todo lo que te pedía aun cuando te trataba peor que un perro, lo divertido de esto era que te decía algo bonito y te tenía comiendo de mi mano, dios siempre fue por tu dinero y tu bonita cara, pero eres tan ingenuo que creíste que te amaba, hay Luhan, él que tú seas un imbécil no es mi culpa, sabes esto es lo mejor que pudo haber pasado, ya no te soportaba, me aburría de solo verte así que…me alegra que te des cuenta que solo eras mi novio de aparador es lo mejor que pudo haber pasado-se burlo

Luhan lo miro con odio y salió corriendo de la casa, ya no podía más, todo estaba mal, su mundo se había derrumbado por completo en solo unos cuantos días, corrió sin rumbo fijo y tan rápido como podía importándole poco la gente que lo veía extraño o lo insultaba por empujarlos, deteniéndose cuando no pudo más terminando en la parada del autobús, tratando de dejar de llorar y respirar bien, el bus se detuvo frente a él y Luhan no se lo pensó dos veces para abordar, no sabía a dónde iba pero le daba igual solo quería irse lejos muy, muy lejos, pago al conductor con todo el dinero que tenía en el bolsillo y se fue asentar hasta el último de los asientos mientras seguía llorando recibiendo miradas curiosas de las personas que lo veían.

Cerró los ojos, solo necesitaba cerrarlos un momento pero termino quedándose dormido, alguien lo movió un poco despertándolo, no tenía ganas de abrir los ojos pero la persona que lo movía era insistente, abrió los ojos con pesadez encontrándose con la cara de molestia del conductor, se acomodo como pudo escuchando varios de sus huesos crujir por la incómoda posición en la que había dormido y puso más atención.

-Oye esto no es un hotel, llegamos a la última parada así que saca tu trasero de aquí-ordeno el enojado hombre

Luhan asintió y se puso de pie saliendo del bus, afuera ya era de noche y hacía frío, miro a todos lados sin saber donde estaba, las calles se veían lúgubres y solitarias, camino desorientado por las calles oscuras mirando a todos lados como un animalito asustado lo cual no estaba lejos de la realidad ya que estaba cerca de orinarse de miedo, entro en una calle y a lo lejos vio por fin a un par de personas lo cual no supo si debía alegrarle o asustarle, bueno ya todo era horrible que podía perder realmente.

Se acerco con cautela hasta donde ellos estaban deteniéndose en seco cuando estuvo a unos cuantos metro y uno de esos tipo se puso de rodillas frente al otros, miro al otro hombre encontrándose con que era un muchacho joven y que estaba armado, se quedo paralizado cuando el chico le apunto al hombre frente a él, el chico sonrió perversamente y detono el arma dando justo en la frente del hombre de rodillas, Luhan grito aterrado captando la atención del muchacho que había disparado y comenzó a retroceder, era hora de correr, sus piernas se movieron solas y salió disparado de ahí dejando atrás al chico y al hombre muerto a sus pies.

Parpadeo un par de veces antes de darse cuenta de lo que había pasado, había terminado su trabajo relativamente bien pero ahora un pequeño peli rosa corría como loco tratando de escapar de él, lo tierno era que el estúpido muchacho había corrido de manera errónea, camino hasta donde el asustado muchacho había estado parado contando mentalmente hasta que lo vio venir, el chico quiso correr pero logro tomarlo del brazos sujetándolo con una fuerza bestial apegándolo a él y poniendo el arma muy cerca de él.

-¡No lo hagas por favor, no me mates!-suplico el peli rosa

-Es una buena propuesta pero viste algo que no debías-explico como si nada

-No se lo diré a nadie lo juro solo déjame ir-ya había comenzado a llorar y eso debía ser algo malo porque no había parado de hacerlo en mucho tiempo

-Hey no llores, tengo una idea-el desconocido lo arrastro con él hasta estar frente al cadáver del otro hombre, Luhan sintió su cuerpo comenzar a temblar y sintió ganas de gritar pero no lo hizo ya que ese tipo podría hacerle algo, el chico lo soltó empujándolo hacia delante-Levántalo y ponlo en el maletero-ordeno señalando el auto que estaba ahí

Luhan negó frenéticamente no había forma de que él hiciese eso, las piernas le temblaban, todo él temblaba, sus ojos soltaban muchas más lagrimas, no había forma de que el tocara ese cadáver, su respiración comenzó a ser descontrolada.

-Te di una orden-repitió el chico seriamente apuntando a su cabeza-Puedes mover tus piecitos y cumplirla o recibir una bala en la cabeza y terminar en el portaequipaje de la misma manera que ese cadáver-Luhan asintió rápidamente muerto de miedo obligándose a moverse

Sintió que vomitaría o se desmayaría en cuanto toco aquel cadáver, lo arrastro como pudo temblando de miedo hasta lograrse subirlo hasta el portaequipaje y retrocedió de inmediato, miro sus manos ahora manchadas de sangre, se puso pálido y entonces todo se volvió negro.

Los ojos se ampliaron cuando el peli rosa se desplomo repentinamente y se quedo mirándolo atentamente, se acerco un poco más y pateo levemente la cabeza del joven en el suelo, negó con la cabeza mientras una sonrisa burlona se plasmaba en sus labios y lo levanto del suelo metiéndolo al maletero junto al cadáver, estaba seguro de que el peli rosa estaría bien, seguramente había un lugar por donde pudiera respirara.

Cerro bien el portaequipaje ya que no quería ningún tipo de problemas como la ultima vez y fue a la puerta del piloto, debía matar al muchacho pero primero se divertiría un rato, el chico no era feo y de algo podría servirle, arranco el vehículo y piso el acelerador a fondo, le encantaba la velocidad además necesitaba un poquito más de adrenalina.

Notas finales:

Siguiente capitulo ->


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).