Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El cojín de la discordia. por SigmaIII

[Reviews - 4]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hola, bueno mi segundo One-Shot de está pareja, por alguna razón me volví una máquina fabricadora de Voldemortx Lucius. Este Fic esta sencillo, espero que te guste.

Los personajes son de J.K. Rowling.

Notas del capitulo:

Lord Voldemort se encuentra en Malfoy Manor, su base de operaciones, pero no está contento. No señor y todo por ese tonto cojín que lo hace pensar cosas raras.

Bueno en este Fic Voldemort y Lucius andan muy melosos.


ACOTACIONES:

"Pensamientos de Voldemort"

.......................

Estos puntos son para saltarse de una escena a otra.

El cojín de la discordia.


 


Todo lo que era redondo, suave y olía bien le recordaba a Narcisa, la maldita arpía roba-novios que le quitó a su Lucius hermoso -amorcito- corazón. ¡Le daba tanto coraje! Pero bueno, lo bueno era que ya una vez más estaban juntos y se querían y se amaban. Ya solo tenían que deshacerse de esa bruja ruin.


 


Suspiró muy enojado pero cuando su beldad rubia entró al dormitorio sonrió.


 


Conversaron y tras un rato se acurrucaron juntitos. Faltaban unas horas para la cena y mientras daba la hora decidieron descansar.


 


Luego de un rato Lucius tomó un cojín circular que había en la cama y lo posó bajo su cabeza, se arremolinó para acomodarse. Una alarma en el cerebro de Lord Voldemort se activó.


 


Comenzó a sudar y rápidamente le quitó el cojín. La cabeza del rubio cayó sobre la almohada bajo esta.


 


-¡Señor!- Voldemort arrojó esa baratija lejos.


 


-Lucius ven aquí- Lo jaló para acomodarlo sobre sí. - Ven, reposa tu cabeza sobre el firme y fuerte pecho de Lord Voldemort. - Acomodó a Lucius para que reposara sobre su tórax. - Lo ves, ¿No estás más cómodo así?


 


-...-


 


El mago quiso darle gusto pero no pasó ni un minuto cuando se quitó y recostó a su lado desconcertando a Voldemort. Lucius usó un hechizo y trajo el cojín de vuelta para usarlo de almohada.


 


El mago tenebroso permaneció molesto, luego meditabundo.


 


¿No le gusta estar conmigo?


 


¿Le parezco repulsivo?”


 


Hacía quince años perdió su cuerpo por culpa del maldito niño Potter y ahora finalmente había vuelto, vuelto para estrechar y adorar a Lucius como nunca pero no esperaba...


 


Se pasó la mano por el rostro, ese rostro sin vello, sin nariz. Suspiró.


 


Pensar que Lucius no se sentía atraído por el, eso lo entristecía.


 


¡Pero es su culpa!-se dijo- ¡Estoy así porque él me robó mi juventud! ¡Explotó cada sentimiento y centímetro de mi cuerpo para su beneficio! ¡Por eso estoy así!”


 


Estaba rojo de ira y de bochorno por todos los recuerdos sexys que aparecieron en su mente.


 


Se frotó las sienes.


 


¿Ya no le gusto? ¿No Lucius, ¡Después de todo lo que hice por ti! ¡Después de ser tu esclavo y arrastrarme para ganar tu afecto? ¡Ahora... ahora resulta que....! ¡¿QUÉ LA PREFIERES A MÍ?!” Apretó los puños conteniéndose.


 


¿Por qué no quiere abrasarme y quedarse dormido en mis brazos? Si antes solía estrecharme hasta dejarme sin aire y cortarme la circulación”


 


Suspiró.


 


Era mi boa constrictor consentido TOT ”


 


Pensó vagamente en Narcisa, apretó los ojos y frunció el ceño. Como le molestaba esa mujer.


 


¡NO! ¿Y si se acostumbró?¿Se acostumbró a a...?” - Se hizo una imagen mental de los redondos, contorneados, blandos pero firmes senos de Narcisa. Y Lucius llegando a su lado y dejándose caer sobre ella para usarlos de almohada, posando su cabecita en el suave busto de su esposa. Se le salieron unas lágrimas.


 


¿Es eso? ¿Le parecen mejor?”


 


Se tentó el pecho, plano y ¿Muy duro? ¿A Lucius no le gusta?


 


¡No! ¡No lo permitiré!” - negó furioso.- “¡El se acostumbrara de nuevo a mi”


 


E iba a llevar en marcha su plan de no ser porque dio la hora de la cena.


 


.......................


 


Lucius se lavaba los dientes, el por el contrario ya estaba metido en la cama trazando su estrategia.


 


El mago finalmente regreso a su lado, se coló bajo los cobertores, sacó su libro de la cómoda para leer un poco antes de dormir como siempre cuando Voldemort atacó. Se posicionó a horcajadas sobre el rubio y dedicando una enorme sonrisa. Lucius se sobresaltó antes de sonrojarse.


 


-Señor- dijo suavemente y a la expectativa de lo que Voldemort planeaba.


 


Voldemort sonrió, tomó su rostro con ambas manos y posó sus labios sobre los de él.


 


-¡Señor!- repitió el mago.


 


-¿Eh? ¿De qué te sorprendes?- lo besó de nuevo- Si ya sabes como es esto, ya sabes como me enloqueces.


 


-¡¡¡Señor!!! ¡Ahmmmnn! Mmnnnn chuu...


 


-Te has portado muy bien Lucius-


 


Se separó y posó su frente contra la del rubio.


 


-Señor v///v


 


-Bastante, eso es tan raro en ti. - El mago iba a protestar pero Voldemort lo impidió colando su mano bajo la camisa del rubio.


 


-Señor v¬v


 


-Dime ¿Tienes problemas con mi aspecto?


 


-¿Eh? v¬O


 


-Contesta.


 


-No niego que en un principio me sentí atemorizado pero nghhh...- Voldemort posó la palma sobre su entrepierna.


 


-¿Eh? ¿Qué dices Lucius?


 


-yo..- cerró los ojos, sus mejillas se ruborizaron. - yo... lo sigo amando. - Abrió los ojos y se encontró con las rojas orbes que le devolvían la mirada, pero no sintió temor, por el contrario este le dedicaba la misma dulce mirada de siempre.


 


-Excelente respuesta, tienes diez- lo besó de nuevo. Le acarició la cabeza. - Te mereces un premio un premio que yo disfrutaré.


 


-¡¡Señor!! ♥ -


 


.....................


 


 


Estaban metidos en la cama. Lucius dibujaba círculos con la punta del dedo en el pecho de Lord Voldemort.


El rubor en su rostro aun no se desvanecía.


 


-Es tarde señor hay que dormir.


 


-Sí. -Pero cuando Lucius tomó el cojín redondo de siempre Voldemort sintió contraer su estómago.


 


-No, ven- quiso recostarlo sobre sí pero Lucius se resistió. Ya hartó Voldemort preguntó.


 


-¿Cuál es el problema? ¿Por qué no quieres usarme de almohada?


 


-¿Señor?


 


-¡Contesta!- ¡¡Si es!!, ¡Si es porque prefieres sus pechos...


 


-Yo... lo siento. - Voldemort cerró los ojos preparándose para lo peor- no quiero aplastarlo.


 


-¿Cómo? No seas absurdo...


 


-Yo- el mago pasó saliva y apretó los puños conteniéndose- Es que... es que usted está muy esbelto mi Lord, en comparación yo soy como una vaca, no lo quiero lastimar. Cuando me recuesto sobre usted siento que lo aplastó. -Lucius desvió la mirada apenado. El mago tenebroso exhaló aliviado y extrañado.


 


-No seas tontito, no me haces daño. ¿Qué tienes?- Pudo ver como los ojos de su mortífago se aguaban.


 


-No puedo hacerlo. Tanto tiempo sin usted, que desapareciera tantos años. Pasar por eso me hace valorar más su salud. -


 


Sintió tanto alivio al oír esto y también se sintió conmovido.


 


-Yo también- Se reclinó sobre el- te valoro más.- Le tomó la barbilla - Valoro más lo que tenemos juntos y lo que siento por ti.


 


-Lord- la cara de Lucius era tan adorable, aun más con todo ese rubor.


 


Voldemort lo besó tiernamente en los labios. Luego se recostó, pero esta vez fue él quien se acomodó sobre Lucius, pegó la oreja a su pecho, tras un instante pudo escuchar los latidos de su corazón.


 


Nada como un firme, fuerte y duro pecho para descansar.


 


Lucius olía muy bien. Podría perderse en esa fragancia con facilidad y nunca querer salir de su trance. Era abrumadoramente cómodo. Se sentía tan bien, ¿Quién creería que los pectorales de ese mago lo calmarían así? Eran deliciosos posó su mano sobre el otro que permanecía desocupado.


 


El mortífago levantó lentamente los brazos, rodeando el torso del mago tenebroso, lo estrechó con firmeza y seguridad.


 


Voldemort no pudo evitar exclamar de gusto. Deseo ese abrazo todo el día.


 


OH Sí, el pecho de Lucius es tan cómodo, podría- AWWMMMNN (bostezo)- dormir de inmediato”


 


.


.


.


.


.


 


A la mañana siguiente Lord Voldemort desbordaba felicidad y dicha, él no era celoso claro que no, pero por si acaso arrojó el cojín redondo a la chimenea y con un fuego infernal lo incineró.


 


-¡LUUUCIUS! ♥♥♥♥♥ -llamó animadamente. -¡VEN CON PAPÁ!-


 


Hoy sería un buen día.

Notas finales:

Muchas gracias por leer. Espero que te haya gustado, no olvides dejar tu RR.

Saludos y hasta la próxima. XP que no tardará en llegar.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).