Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El ajedrez de la vida por Jade Pincay

[Reviews - 22]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

bueno mi primer capitulo de este fanfic, gracias a Juana, Kuroki y rosa y todos que leyeron el prologo ahora les traigo el capitulo es largo se lo advirto.

los personajes Kyou kara maou no me pertenece, solo me divierto con ellos.

 no dire que lo disfruten porque se que querran matar alguien

solo dire

pase y lean

antes que me olvide mi otro fanfic lo actualizare el domingo o el lunes de la otra semana.

 

Primeras decisiones.

Había pasado dos años en Shin Makoku, en los cuales Shibuya Yuuri, había ejercido buen mandato como rey, aun con las obligaciones que llevaba en la Tierra como estudiante de preparatoria.

 En ese tiempo su prometido y él había mantenido relaciones sexuales, para uno de ellos era un acto de amor, para el otro era nomas para satisfacer sus propios deseos carnales y no conforme con esos el Maou tenía varias amantes tanto en Shin Makoku como en la Tierra.

En todo el reino se había dispersado el rumor que su monarca engañaba a su prometido con muchas mujeres cuando este estaba en una misión o el Maou, tenía que ir a una reuniones burocráticas que su prometido real no podía asistir por varias circunstancias, pero Wolfram hacia caso omiso a esas conjeturas por el simple hecho que el azabache más de una vez le había dicho que lo amaba cuando se encontraba en la intimidad.

Sin embargo lo que no se imaginaba Wolfram, es  que Yuuri,  solo se aprovechaba de  ese sentimiento que sentía por él.

Yurri, en el fondo sabía que jugaba con su prometido, pero su tentación en probar la piel del rubio fue más atrayente que cualquier juicio moral.

Para lo demás integrantes de Pacto de Sangre o para el pueblo en general sabían de toda la situación de su rey y de las peleas normales que sostenía su monarca con su prometido;  exceptuando el hecho que el compromiso real ya había sido consumado y por ende en el reino hace unos meses tenían consorte real.

Todos menos Gisela, que había descubierto este hecho, en un chequeo médico que le había solicitado el hijo de menor de la ex monarca, porque había tenido ciertos malestares, más fue su sorpresa que el rubio, tenía dos semanas de embarazo y quedo petrificada cuando este le confeso que el padre seria el rey actual, pero por su código ético no podía revelar la notica hasta que el doncel decidiera hacer público y eso sería pronto, porque todos iban a la tierra para festejar la graduación del monarca  por haber culminado sus estudios de preparatoria.

Wolfram estaba más que feliz y pensaba que Yuuri también lo estaría y por eso él le daría esa noticia como regalo de graduación, sin saber lo que se iba enterar y por ende su vida cambiaria.

 

 

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

En la tierra

Después que todos habían llegado a la tierra fueron al colegio de Yuuri, para la graduación de este todo iba bien, hasta que al regreso de la casa de los Shibuya´s, Yuuri había recibido un mensaje en el móvil , lo cual provoco una salida de su casa al encuentro de unos "amigos", según este dijo a sus todos los presente, pero lo que no creyo el azabache fue que el rubio no creyó nada lo que él dijo y por ende este lo siguió sin darse cuenta.

 Wolfram, no supo cómo lo hizo para salir de la casa sin que nadie se diera cuenta y seguir a su prometido que este lo notaran, aunque para Wolf, sería fácil ya que Yuuri, es muy descuidado.

En la casa cuando todos se dieron cuenta que no estaba el rubio era demasiado tarde Wolfram, se había encargado para que nadie saliera trancado la puerta de salida.

Todos estuvieron luchando para abrir la puerta, pero esta no cedía,  hasta que Murata y Shinou,  llegaron y sacaron una estatua que estaba en el paso de la entrada de la puerta y Conrad y Gwend,  les explicaron lo sucedido  hace treinta minutos atrás, tal situación no le gusto a Shinou, porque le dio un mal presentimiento que su descendiente saliera sin compañía; lo tenía intranquilo y ansioso, pero nada podía hacer si no esperar que ellos volvieran pronto.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Una hora después.

Yuuri volvía a su casa con una "amiga", después de una discusión que tuvo con Wolfram, lo había descubierto lo que hacía y le dijo palabras hirientes a este, por ende el compromiso se había roto.

Al llegar a su hogar pensó que el rubio estaría ahí, pero nunca se imaginó que este no regresaría.

Todos esperaban al pelinegro en la entrada de la casa de los Shibuya, estaba realmente preocupado, sobre todo Gisela que sabía del embarazo de Wolf.

-Yuu, ¿A dónde está Wolf? pensé que regresaría contigo ya que se fue atrás de ti- pregunto Miko  preocupada ignorando a la joven que acompañaba a su hijo.

-bueno  madre- dijo Yuuri desviando la mirada- ¿por qué lo preguntas?- cuestiono  restando la importación que debía tener el caso- yo en cambio pensé que él había vuelto- se excusó, él creía que el rubio estaría escondido en un cuarto, no creía que era para tanto toda esa preocupación que manifestaban todos.

Iba replicar la madre de Yuuri, cuando se le adelanto Conrad, con otras preguntas.

-¿Qué paso Heika?¿ Por qué mi hermano no está con usted?- le pregunto Conrad, fríamente,  porque se percató de la muchacha detrás de su monarca y no quería pensar que su hermano hubiera visto a su ahijado con ella.

Yuuri, iba a responder la pregunta de su padrino, pero Murata, le hizo una pregunta que no quería contestar en ese momento, sin embargo no le quedaba opción.

-¿Quién es la "señorita" que te acompaña Shibuya?- pregunto Ken, en un tono lúgubre, ya había sacado sus conclusiones, no por nada él había reencarnado varias veces y era obvio la respuesta y eso lo enfurecía más porque Shibuya, era un cobarde por no aceptar lo que sentía por Wolfram, solo jugando con los sentimientos de este.

- Ella se llama Megumi Kinomoto y es mi novia.- contesto desviando las miradas y señalando a una pelinegra de unos 19 años y ojos color lila con un cuerpo espectacular con una estatura  de un metro sesenta y cinco.

-¡Queee!, gritaron todos los presentes unisonó.

-¿Qué paso con mi descendiente, Yuuri?- cuestiono Shinou, controlando su ira apretando sus puños y sus nudillos se volvía blancos rápidamente.

- Termine el compromiso con él.- musito Yuu, evitando la mirada asesina de Shinou.

Un silencio sepulcral se instaló en el lugar todos miraba a Yuuri, tristemente porque el moreno no sabía lo que estaba perdiendo por un momento de placer, para los presentes incluyendo las dos mujeres del grupo pensaba que esa chica era una arribista, sin saberlo tenían razón, hasta que Murata rompió el silencio.

-No me digas que los rumores han resultado ser  ciertos Shibuya- dijo con enojo Ken cruzando los brazos para controlar su propio temperamento.

-¿Qué rumores se refiere Yuuri?- cuestiono Shoma, no podía creer lo que estaba pasando, por las miradas de los demás demonios se imaginaba a que rumores se referían.

-veras  padre- Yuuri intentaba no contestar la pregunta de su padre, porque sabía que su familia lo iban a juzgar.

-No me evitas la pregunta que te he hecho Yuuri-dijo en tono autoritario el padre de Yuuri.

-Shibuya, ha estado engañado a Bielefeld todo este tiempo- mascullo entre los dientes Murata.

-¡¿Cómo?! -Gritaron todos los integrantes de la familia del Maou.

-Dime que no es verdad Yuuri, no pudiste lastimar de esa manera a Wolfy ¿verdad?- decía totalmente alterada Miko, por primera vez había llamado a su hijo por su nombre, sin usar el sobrenombre que normalmente utilizaba, ella de verdad estaba muy enojada, pero a la vez triste.

-El silencio otorga- volvió contestar Ken, no podía creer que su amigo no tuviera el valor de afrontar las consecuencias de sus actos.

Iba hablar Shori, preguntarle a su hermano pequeño ¿por qué lo hizo? aunque no lo admitiera prefería que su hermano fuera feliz con el rubio, sabía que él era lo único que su hermano necesitaba, pero una voz femenina se le adelanto.

-Disculpen, pero horita sería importante encontrar a su excelencia Wolfram- por primera vez hablaba Gisela, estaba totalmente enojada con su rey y triste, además estaba preocupada por su amigo, ella sabía algo que los demás desconocía y se le pasaba algo a Wolfram, ella no se lo perdonaría.

-¿Por qué lo sugieres Gisela?- pregunto sorprendido Gwendal, sabía que su hermano no haría una tontería, o bueno eso él creía.

-Es peligroso que el ande solo además en el estado que se encuentra ups…..- respondía  cuando se dio cuenta que había revelado una información importante, ella  por inercia llevo sus manos posado en sus labios para no continuar hablando, ahora ella quería que la tierra se abriera y se la trague en ese momento, por revelar algo que no le correspondía.

-¿A qué estado te refiere hija?- pregunto extrañado Gunter cuando su hija dijo la palabra “estado”  encendió todas las alarmas mentales de todos los demonios presentes.

-Padre, sabes que no puedo contar nada.- contesto Gisela, a su padre, confirmando todo lo que estaba pensando todos los mazoku del grupo.

-Gisela dilo que tengas que decir o yo lo hare.- dijo Shinou, sabía lo que refería y era hora que lo supieran todos.

-¡Que!- exclamo la mujer asombrada- ¿usted lo sabe majestad Shinou ? ¿Cómo se enteró?- cuestiono con un hilo de voz mirando al rey original con una mirada incrédula, por la situación que ella se encontraba, sin querer contuvo la respiración por unos segundos.

-No me subestimes Gisela, recuerda que tengo algunos poderes y unos de esos es saber qué les pasa a mis descendientes.- contesto el rubio en tono autoritario, haciéndole ver a Gisela que no tenía opción y tendría que revelar la verdad de su descendientes.

-Está bien lo contare todo.- musito en tono de rendición, soltando el aire contenía volviendo respira y comenzó a contar lo sucedido.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

Flash Black

Un rubio buscaba a Gisela, para que lo revisara estaba algo indispuesto hace días y quería saber si estaba enfermo de algo grave o no, pero desde que despertó no la encontraba hasta la diviso en el pasillo y corrió como pudo para interceptarla.

-Gisela, gracias a Shinou, que te encontré, te he estado buscando desde la mañana- dijo Wolf, agitado por lo que había corrido desde el otro extremo de ese pasillo.

-Lo siento, es que estaba ayudando a parir a una yegua- contesto Gisela, cuando él estuvo cerca de ella, sabía que algo pasaba no era normal que Wolfram la buscara.

-No te preocupes, solo quiero que me revise hace unos días no me he sentido tan bien-dijo Wolf  rogando por Shinou, que no fuera nada malo.

-Me puede decir, ¿los síntomas que presenta Wolf?- pregunto algo preocupada porque el rubio no se enfermaba tan fácilmente.

-Claro, los síntomas que tengo son: vómitos, antojos, desmayos, disminución de majutsu y cansancio excesivo.- enumero los malestares, mientras se recargaba a la pared porque cuando estaba respondiendo le dio un mareo.

-¿Déjame revisarlo excelencia?- pregunto lívida. Cuando Wolfram, nombro lo síntomas, ella había trago su propia saliva, no quería creer lo que podía estar pasado.

-claro, por eso vine a buscarte-decía entre risas.

Sin más procedió la doctora del reino, acumulo su majutsu en las palmas de sus manos y comenzó a recorrer la anatomía del rubio desde la cabeza iba bajando lentamente cuando sintió una energía que provenía en el vientre de Wolfram, suspiro  no había duda lo que tenía.

-¿Qué es lo que pasa Gisela?- pregunto, cuando vio la expresión de desconcierto en rostro de la doctora.

-Excelencia, ¿usted mantiene relaciones sexuales con su majestad?- le contesto con otra pregunta, pero ella quería reconfirmar lo que ya sabía.

-Si- musito ruborizado Wolf,  por haber sido descubierto.

-¿Hace cuánto tiempo?- cuestiono seria.

-Desde algunos meses- susurro desviando la mirada- ¿porque lo preguntas?-  indago algo intranquilo.

-Usted está embarazado, lleva dos semanas de gestación- respondió aun sorprendida.

-No lo puedo creer tendré un hijo del hombre que amo- dijo un emocionado rubio con lágrimas de felicidad.

-Si- musito Gisela, por inercia aun no salía de su asombro, pensando que su rey le estaba engañando a su amigo la enfurecía, ahora ella no sabía que estaba tramando, su monarca, si no se equivocaba ya había consorte real, desde hace tiempo, salió de sus pensamientos cuando escucho la voz de felicidad de Wolfram.

-No le vayas a decir, nada a nadie Gisela, quiero que sea una sorpresa para Yuuri.- le advirtió Wolfram con una sonrisa.

-Claro, no se preocupe excelencia.- contesto alegre la peli verde, al ver la sonrisa del rubio, le hizo olvidar los rumores que se escuche de su monarca.

Después de unas cuantas indicaciones el rubio se fue feliz a entrenar a su escuadrón, claro sin arriesgarse.

Fin de Flash Black.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Todos los presentes estaban literalmente convertidos en piedra después de esa revelación, la primera en reacciona fue Miko.

-Seré abuela, eso es genial, Yuu, debes encontrar a Wolfy inmediatamente, si no quieres que te ignore hasta que el aparezca- decía una emocionada Miko, estaba ya imaginándose a Wolf, con su vientre pronunciado y como seria su nieto.

El segundo fue Gwendal, tirándose a matar a Yuuri, que hizo que Conrad, Yosak, Adalberto y Gunter, se tiren  encima del primero, para evitar un homicidio.

Megumi, técnicamente se había desmayado y por inercia Yuuri,  la había acarrado para que no se lastimara, pero él estaba perdido en su pensamiento recordando cómo lo encontró Wolfram.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Flash Black

En las habitaciones de un motel, se escuchaba en unos de los cuartos gemidos, gruñidos, jadeos de un par de amantes disfrutando una noche llena de placer y lujuria, cuando entro en esa habitación un rubio viendo como todas sus ilusiones rotas, queriendo matar a ese par.

-¿Qué haces aquí Wolfram?- pregunto un pelinegro sorprendido, mientras rápidamente él se paró y se tapó con unas de las sabanas viendo a su prometido con una mirada llena de dolor.

Yuuri, se acercaba de a poco, hacia Wolf, que mantenía su mirada de dolor que hace poco paso a no expresar nada, estaba algo preocupado que Wolfram, cometiera una locura.

Mientras Wolf, lo veía fijamente intentado no descontrolarse y dejar huérfano de padre a su hijo, porque de verdad en esos momentos deseaba sangre, vengarse por la traición, más que todo por saber ¿por qué Yuuri, solo jugo con él?.

-Eso debería preguntarte a ti, ¿no lo crees Yuuri?– contesto irónicamente Wolfram, intentado que sus lágrimas no saliera.

-Vete Wolf, hablaremos después- dijo Yuu fríamente, no quería discutir en ese momento, además  él quería terminar ese compromiso y había decidido hacerlo cuando regresaba a Shin Makoku.

-¡No me iré!- grito alterado- ¡¿cómo te atreves engañarme con esa zorra?!- menciono señalando a la mujer que se cubría con una sábana y desviaba la mirada, le hacía recordar una situación de su propio pasado.

-No le llames así- defendió Yuuri a su actual novia-sabes los dos somos hombres y tenemos ciertas necesidades.- quiso excusarse, él sabía que esa palabras lastimaba más a su ex amante.

-Eso quiere decir que todas esas caricias, los besos fueron nomas falsa para una noche más de lujuria, entonces los rumores eran cierto, que idiota pude llegar ser, por no creerlos.- rebatió totalmente destrozado parecía que en cualquier momento se quedaría sin aire.

-Sí, es verdad, además va siendo hora de terminar este compromiso sin amor.- contesto en tono frio, sin importar que el ángel enfrente de él se tuviera muriendo.

-Por tu lado será que no hubo sentimientos Yuuri, además debes saber algo- rebatió  aunque no sabe, dónde saco el coraje para decir esas palabras pero fue interrumpido.

-No hay nada más que decir Wolf, por favor vete y hare oficial el rompimiento de este compromiso cuando regresemos a Shin Makoku, sabes que es lo mejor para los dos- había interrumpido sabía lo que dijo era duro, pero era la única forma que todo acabara.

-Pero Yuuri-dijo quiso decirle lo de su estado pero las palabras no quería salir, porque en ese momento las lágrimas comenzaron fluir por su rostro.

-Nada peros vete quiero disfrutar mi regalo de graduación- dijo Yuuri, sabía que si Wolfram, continuaba hablando el no sería capaz de seguir viéndole con esas lagrimas que corría por las mejillas del rubio y lo abrazaría, y ya no podía seguir negando que ya comenzaba sentir un sentimiento más que solo atracción por este, Yuuri pensaba que sería lo mejor, pero la pregunta era ¿para quién?

Sin más que decir Wolfram se fue llorando, sin mirar a donde iba, sin querer saber nada de nadie.

Fin de flash black.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

Yuuri recordó todo lo que había pasado y hasta los rumores que su ex prometido era un doncel y por ende podía darles hijos, sin embargo el no quiso creerlo porque para a él los hombres no podía concebir y por eso quería casarse con una linda doncella para tener una familia, aunque este sabía que también la tendría con una mujer, pero ahora se recriminaba por no dejarlo hablar al rubio cuando él se lo pidió y ahora no sabía a ¿dónde estaba Wolf con su hijo?, temía que el doncel haga una locura.

- Gwendal cálmate, por favor- decía Gunter poniéndose enfrente del Gwen , mientras los otros los sostenía, con una voz suave intentando que su amante se calmara, no era para defender a su rey, solo quería evitar más problemas.

-Me pides que me calme Gunter,  este bastardo se aprovechó de lo que sentía mi hermano solo para llevarlo a la cama y después botarlo como si no valdría nada.- decía iracundo intentando zafarse del agarre de los demás.

- Lo sé y comprendo lo que sientes, pero debes entender que horita es importante encontrar el consorte real antes que le pase algo malo- dijo,  tenía que hacerle entrar en razón a Gwen.

-¿Como que consorte real, Gunter?- pregunto Yuuri extrañado con la chica en sus brazos.

-Majestad usted no ha aprendido nada de las costumbres y leyes que le estuve enseñando- decía incrédulo, suspiro para continuar- si un compromiso es consumado, es decir si el vinculado sagrado ya no existe automáticamente los prometidos pasan a ser esposos- más a su pesar por Wolfram, no por su monarca, porque intuida que esa unión al final no podía ser, si su rey fue capaz de engañar al rubio en la Tierra, la castidad de su rey quedaría en duda para que Wolf, tomara su lugar como consorte, también sabía que si no se daba la unión la reputación de Wolfram quedaría por los suelos.

-¡Quee!- gritaron unisonó todos los miembros Shibuya.

-¿No me digas que no quiere acerté cargo de Wolfram?- pregunto Murata en tono recriminatorio.

-No es eso.- respondió Yuuri, aun sorprendido.

-Mucha charla- dijo Shinou harto de esa situación - ¿Dónde fue la última vez que lo viste a mi descendiente?- pregunto con rabia, aunque en el fondo estaba preocupado por la presencia que sintió, en unos minutos.

-Fue en un motel ubicado en el centro de la ciudad.- contesto Yuuri, aun procesado toda la información.

-¡Genial! ahora nos tocara buscar por los alrededores.-menciono con desdén Shinou,    ahora si confirma lo que había sentido.

-Ustedes Mama y Lady Von Christ pueden quedarse aquí sí, porque puede que vuelva Wolfram.- dijo Ken a las mujeres del grupo, ya comenzaba dar sus órdenes, pero sentía que este sería el comienzo de una búsqueda larga.

-si- respondieron unísono las damas.

Después de unos diez minutos, se encontraba todos en el centro, pero antes tuvieron que llevar a Megumi, a su casa, aunque no querían todos tuvieron que acompañar a Yuuri, a dejarla.

-Todos nos dividámonos en grupos, así abarcaremos más lugares. – propuso murata, cuando llegaron al parque.

-Está bien- afirmaron todos los presentes.

-Solo le informo Heika a penas encuentre a mi hermano me lo llevo lejos de usted.- dijo Gwendal en tono serio.

-¡Que! no puedes hacer eso.- rebatió Yuuri un poco irritado.

-Claro que puede, parece que Gunter, ha gastado su tiempo en enseñarle las costumbres de nuestro pueblo.- decía,  no podía creer que su monarca hasta esa altura no supiera nada de nada de su reino.

-Dejen de pelear horita lo importante es encontrar a Wolfram- dijeron unísono Shori, Shoma y Conrad.

-Sí, que lo encontramos- dijo Shinou, llamando la atención de los presentes.

-¿Porque lo dices,  Shinou?- pregunto Ken, extrañado.

-El destino ha cambiado, es decir que puede que lo encontremos como que no- respondió el rubio con tono bien serio.

-¡Quee!- gritaron todos los presentes.

-Entonces no perdamos tiempo y comencemos a buscarlo lo antes posible- propuso Adalberto

-Si- respondieron todos.

Después de unos minutos,  que demoraron en forma los grupos quedando: Shoma y Shori, Gwendal y Gunter, Shinou y Murata, Adalberto y Yosak, Conrad y Yuuri. Después que todo se dividiera los lugares por donde iban a ir, había quedado encontrarse en una hora, porque consideraba que Wolfram estaría cerca, sin saber que el rubio ya no estaba por ese sector.

-¿Que quisiste decir con que si lo encontramos Shinou?- cuestiono Murata, después todos se habían retirado, sospechaba que su amante ocultaba algo.

-Mi Sabio lo que pasa, es que Yuuri, rebaso el límite establecido y por ende el destino intervenido y tú sabes cuando ese ente interviene no será misericordioso con nadie. Wolfram, ha sufrido mucho en esa relación y el destino ha cortado el hilo que unía a mi descendiente y mi elegido.- respondió Shinou con tono triste.

-Eso quiere decir que Wolfram, ya no le pertenece a Shibuya.- musito muy sorprendido sabía que ese ente no intervenía fácilmente y si lo hacía era terrible.

-Exactamente, tu amigo acaba elegir su destino, por ende su futuro ya no es el mismo, solo espero que mi descendiente este bien- decía Shinou, dándole razón a su acompañante, pero estaba preocupado, no quería perder  a Wolfram, porque le recordaba a su buen amigo Rufus.

-No perdemos nada si no intentamos buscar a Wolfram.- respondió en tono de esperanzador aunque sabía que era inútil.

-Claro vamos a buscarlo.- musito Shinou, aunque sabía que no había nada más que hacer. Pero mientras caminaban iba pensado "Quien diría que esta vez no intervine, pero ahora me pregunto en que manos pondrá el destino a Wolfram, conociendo a ese ente debe ser uno que posee el majutsu de agua que aún no ha hecho ese pacto con ese elemento, sin embargo está ligado a él". Se preguntaba sin saber que más adelante habría muchas sorpresas.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

En otra parte de tierra.

En una mansión ubicada en los sectores más lujos de Japón, una joven con su cabello rosado que le danza a su espalda miraba con desespero la ventana esperando la llegada de su hermano que había salido hace un par de horas.

-No me llama Leonel, estoy muy preocupada.-  susurro la joven desesperada, a veces pensaba que su hermano ya no la quería.

-Cálmate Sakura tu sabes ¿cómo es el?- pidió Arturo, viéndola desde el sofá, no le gustaba el ver a su novia en ese estado descontrolado.

-No lo sé, mi hermano no es el mismo de dos años atrás- respondió tristemente mirando a los ojos a su novio, aguantando sus propias lágrimas, su hermano a veces era muy desconsiderado con ella.

-Es verdad Leonel, ha cambiado mucho- le dio la razón, muy a su pesar sabía que su cuñado se estaba destruyendo de a poco, y en ese proceso se llevaba a Sakura, sin que este lo supiera.

-Si todo por esa arpía-mascullo llena de odio haciendo puños con sus manos y rodo los ojos -"espero que me cuiden bien"- escucho una voz en su mente-¿Que fue eso?- cuestiono mirando cada lado.

-¿Que pasa Sakura?- pregunto preocupado.

-No escuchaste eso- dijo algo asustada, recibiendo una cara de incrédulo por parte de su novio.

-Qué cosas dices cielo no me andes asustando aquí no hay nadie aparte de nosotros......... – decía Arturo algo sorprendido hasta que fue interrumpido otra vez escuchando lo que había escuchado su novia antes.

-" gracias por hacerme parte de su familia"-volvieron escuchar esa voz dulce de un niño.

-Amor escuchaste lo mismo que yo.- pregunto algo confundido.

-Si – musito por inercia, ahora por lo menos sabía que no estaba loca.

-¿Que habrá sido eso?- cuestiono  algo angustiado ya que presentía

-Lo que haya sido,  no sea algo malo.- respondió desesperada tenía una corazonada, que no le dejaba tranquila-Leonel vuelve pronto y a salvo, no me gusta esta noche de tormenta- termino de decir, suspirando, volviendo su mirada en el paisaje de la ventana viendo como caída la gotas gruesa de lluvia precipitadamente.

-A mí tampoco- concordó, él también tenía un mal presentimiento.

El varón se acercó a la muchacha y por detrás la abraza y ella recarga su cabeza en el pecho de su novio y se sumergieron en su mundo, olvidándose sus preocupaciones y angustias

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Pov de Wolfram

Lloraba desconsoladamente un rubio no sabía cómo había llegado a esa carretera estaba caminando parecía un zombi, todo a su alrededor le parecía oscuridad, sus ojos opacos por la tristeza y el dolor y para empeorar la situación, había comenzado a llover a la hora que había descubierto a su ex prometido con otra.

-“Soy un idiota, estuve enamorado de un completo imbécil que solo se aprovechó de mis sentimientos, solo para llevarme a la cama”- pensaba dolido Wolf.

Se detuvo abruptamente y observo el panorama no había nadie y decidió gritar lo más fuerte que pudo con el dolor de su alma.

-¡¡¡YUUUUUUUUURIIIIIIII ¿POR QUÉ ME HICISTE ESTO?, TUS CARICIAS BESOS Y ESOS TE AMOS DESPUES HACER EL AMOR  ERAN SOLOS FALSOOOOOOOS!!!-lo grito con si le estuvieran clavando un estaca atravesado su corazón.

-Que patético soy, si tú me dijeras horita un te amo, que todo lo que hiciste fue un error te perdonaría, y sabes por qué ¡¡TE AMOOOOOOOOOOOOOO!!, como nunca pude imagina amar a nadie- volvió a decir, intentado sentirse un poco mejor aunque eso era imposible.

-SABES NO IMPORTA SI TENDRIA QUE PASAR POR TODO ESTO SOLO PARA QUE ME DES MI MAYOR ALEGRIA AUNQUE TU NO LO SEPAS VAS HACER PADRE, Y NO LO VAS A SABER ME IRE DE TU VIDA CON MI HIJO Y NO SALBRAS NADA DE EL- otras vez las lágrimas brotaban en su rostro el dolor era tan grande que quería el desaparece en ese momento hasta que escucho una voz.

-" no llores, siempre estaré para ti"- escucho una voz dulce confortable.

-“¿Que fue eso?”- pensó el rubio mirando ambos lados y confirmando que esta solo.- ¿Quien anda ahí?- pregunto algo asustado no tenía con que defenderse y más al estar en el mundo de su rey, su majutsu no servía.

-" no te preocupes, papá, serás feliz, estaremos bien"- la voz dulce le volvió decir, sin percatarse nada de su alrededor.

-¿¡Qué!?-  cuestiono confundido Wolf.

Sin darse cuenta Wolfram, había llegado a la mitad de la curva, y un carro sin frenos lo iba atropellar por reflejo lo que hizo fue proteger su vientre para que nada le pase a su única razón de vivir, después del impacto todo fue oscuridad.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Pov de Leonel.

Había llegado a Japón, en el aeropuerto fui a la casa con mi familia, deje mis cosas y me fui a pasarla la bien, claro antes que saliera discutí con mi hermana pequeña tan entrometida como siempre actúa si fuera mayor que mí, pero la entiendo sé que se  preocupa por mí, sin embargo no debería, este último año tuve en un problema legal si no fuera por Arturo estaría en la cárcel, no obstante tuve que alejarme de ella por ese año.

Sin que mis pensamiento me siga atormentando, decidí irme a buscarme a una cualquiera para pasarla bien un rato, sin embargo a llegar al motel, escuche una fuerte pelea parecía que un idiota había sido descubierto por su pareja, más me sorprendió que eran un pareja gay, pero me acorde que también yo fui utilizado por otra persona que no valía la pena, sin poder evitarlo hasta la fecha la amo, sin embargo que tonto uno puede llegar ser, para que esos sentimientos tan triviales se vuelva el componente de esta vida, me da pena ese chico solo espero que lo supere, no obstante yo ya no creo en el amor aunque guarde ese sentimiento.

No dejare a nadie más entre en mi vida, horita solo creo en una buena noche sexo y alcohol, una que otra droga, este estilo de vida me ha generado tener varios problemas, otra vez me recuerdo la pelea de antes en mi casa, pobre mi hermana menor se preocupa por mí que ya no valgo la pena, espero que un día se olvide que tiene un hermano y sea completamente feliz con Arturo, sé que el la cuidara bien.

 Todo esto pensaba cuando vi pasar por el pasillo al joven que salía de la habitación continua y me di cuenta que era todo un adonis, y me preguntaba que tonto dejaría ir, a un ser celestial como era ese joven que cosas ando pensado decide irme y también ya que me había arruinado la noche por esa pelea que se escucho es ese cuarto.

 Cuando me dirigía me di cuenta la pareja de esa habitación y me fije de un detalle que ese chico estaba perdiendo a la persona que más le pudo amar ya que con la mujer que andaba era nada más ni nada menos a quien me utilizó Megumi Kinomoto esa arpía "hija de puta" quería gritárselo y hacerle ver a ese chico el error que cometía, pero no lo hice al final no era mi problema, después de todo el karma le haría ver su error.

Me subí al auto y quise divertirme con la chica que andaba a otro lugar, nos fuimos a una discoteca a bailar después de un rato de bailar nos sentamos en la barra del lugar y me fije en mi móvil, mi hermana llamándome, tenía mil llamadas perdidas, quinientos mensajes, doscientos mensajes de voz, ciento cincuenta mensaje en whatsapp y ciento cincuenta mensajes en Facebook de verdad mi linda hermanita es toda una exagerada diciéndome " hermano por favor vuelve a casa pronto, estoy muy preocupada, es que ya no me quieres." Mi pequeña tú siempre serás mi vida, sin embargo no puedo ser el hermano antes, esto estaba pensando cuando escuche una voz dentro de mi cabeza.

-" no hagas infeliz a las personas que te aman"- escuche la voz de una mujer en mi cabeza.

Después de escuchar eso me hizo reflexionar algo y decidí que era hora de irme con mi familia está muy preocupados, no ando demasiado borracho para manejar, al salir me di cuenta que estaba lloviendo a cantaros parecía la misma noche que había muertos mis padres por exceso de velocidad por intentar llegar al hospital, con los padres de Arturo, ya que Sakura, esa noche ella estaba siendo internada y necesitábamos el permiso para un operación de trasplanté de riño habían encontrado al fin un donador.

Iba perdido totalmente en mis pensamientos cuando escuche otra vez esa voz dentro de mi cabeza.

-" no, te preocupes conocerás a tu persona especial"- volví escuchar esa voz de una mujer.

-¿Que fue eso?-cuestione al aire.

-"no dejes ir a la persona que vayas a amar"- eso me hizo un vuelco al corazón, que quería decir-“Esta decido me estoy volviendo loco”- pensé irritado no quería conocer a nadie, no quería que alguien tuviera otras vez control hacia mi persona.

 Cuando de repente aparece el mismo adonis que había visto un par de horas antes, intente frenar, pero no responde los frenos, sin poder evitar lo atropelle y me salí de la pista con él, y los dos nos fuimos abarranco abajo yo chocando a un árbol, por mala suerte no tenía el cinturón de seguridad.

Por ende me había fracturado el hombro contra el parabrisas evitando un golpe en la cabeza, lo que hice después de ese impacto cogí mi cinturón y lo envolví a la altura de mi hombro templándolo, aplicando por el momento que podía hacer cogí mi móvil con la otra mano y como pude salí del auto.

En ese momento recordé que atropelle a ese chico creo que se llamaba Wolfram, ¿dónde está? – me pregunte, lo busque por los alrededores y después de unos minutos  me fije que está a unos metros de mí, lo que hice acercarme y me asegure que no lo había matado, gracias a todos los santos aún seguía vivo, pero como se encontraba me da que pensar que no sobreviviría sin más llame a mi hermana menor, no tenía opción el hospital Maki, era el más cercano.

Fin de pov.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

En la mansión Maki.

La pareja están en su mundo sumergidos cuando el sonido del móvil los hizo salir de su propia burbuja.

-Si diga.- contesto Sakura en tono serio.

-Sakura, pásame a Arturo.- ordeno Leonel, no tenía tiempo de explicar nada a su hermana, el tiempo era vital.

-¿Qué te pasa Leo?- pregunto preocupada por el tono de voz de su hermano mayor.

-Has lo que te digo. – ordeno de forma autoritaria no necesitaba el horita un interrogatorio por su hermana menor.

-De acuerdo, ya te lo paso.- musito en tono de redición, no tenia de otra su hermano sonaba algo alterado y hace tiempo ella no lo escuchaba de esa forma-Es mi hermano, quiere hablar contigo.- dirigiéndose a su novio.

-Hola Leo- saludo Arturo- ¿Que ha pasado? – pregunto extrañado con un mal presentimiento.

-Arti,- suspiro Leonel, sabía que ganaría más problemas-  ha pasado algo terrible, me accidente y atropelle una persona está perdiendo mucha sangre y no despierta estoy preocupado y no te preocupes por mi ando con el hombro dislocado nada grave, pero el necesita ayuda urgente.- conto algo desesperado por el tiempo que pasaba y Wolfram seguía perdiendo más sangre.

-Ya llamo a la ambulancia dame exactamente en qué lugar que se encuentran.- musito  tratando de tranquilizar a Leonel, se había percatado que era la primera vez de mucho tiempo que se preocupara por una persona a parte de ellos.

-1/5km por la carretera interestatal.- contesto rápidamente.

-De acuerdo, no te preocupes Leo, estarán ahí la ayuda en algunos minutos.- dijo mientras sacaba su móvil para llamar al hospital de sus padres.

-Entiendo,  no se demore, enserio ese chico está mal.- musito en poco aliviado.

Después de llamada Sakura, le pregunto a su novio lo que estaba pasado ella se había encendido sus alarmas cuando escucho la palabra “ambulancia”, solo esperaba que su hermano este bien.

-¿Que le paso a mi hermano Arturo?- le pregunto Sakura con tono angustioso.

-Se accidento.- contesto Art, desviando su mirada un poco.

-¡Que!- exclamo- ¿Cómo fue? ¿A dónde?- cuestiono sorprendida y a la vez preocupada, nunca se imaginaba algo así, ahora si estaba ella realmente desesperada.

-Tranquila él está bien, solo que no es el único herido, debemos ir por ellos al hospital horita llamo a la ambulancia del hospital de mis padres y que vallan por ellos enviare a mi gente de confían.- decía un castaño tratando a su novia.

-De acuerdo- musito sorprendida Saku, nunca se imaginó que su hermano hubiese atropellado alguien él era muy prudente, pero esos últimos años ya no era el mismo.

-Si- susurro mientras llamaba a su mejor amigo que se haga cargo de lo sucedido-vístete con algo más apropiado.- lo decía por el clima recién había parado de llover y debía hacer frio, además no dejaría a su novia salir con una sexy piyama.

-está bien- respondió con una sonrisa Sakura, sabía que su novio era posesivo con ella, solo él, la compartía con su hermano, pero de ahí él no se dejaba que nadie se le acercaba.

Arturo, había salido para que la peli rosa se cambiara, mientras llamaba a su amigo, el la respetaba mucho aun no ponía tener intimida porque era menor ella, lo que no sabía era que Sakura, ya quería entregarse a él.

Sakura, estaba terminado de cambiar, iba vestida con un pantalón jean, botas negras, una blusa color crema sencilla, con un chaleco corto que le llegaba en el busto color blanco, se estaba peinándose, cuando volvió escuchar esa voz.

-"tu deseo se ha cumplido"- escucho otra vez esa voz.

-Otra vez esa voz, pero esta vez es diferente  no eres la voz dulce de ese niño ¿quién eres?-pregunto Sakura, mientras se peinaba y arreglaba un bolso color negro.-

-"digamos que soy un ángel"- le contesto amigable.

-Un ángel ¿qué quiere decir?- quiso saber estaba muy intrigada.

-" solo te diré que cumplí, tu deseo ahora depende lo hagan ustedes y de tu hermano si vuelva creer en el amor, eso será su decisión."- dijo Ángel, de manera seria.

-Ah bueno gracias.- agradeció.

-" no lo agradezca, agradécelo al idiota que no supo aprovechar lo que tuvo"- menciono irritado.

-está bien, ya entendí - musito sorprendida.

-Sakura, vámonos. – decía Arturo, que la estaba esperando abajo él iba vestido, con un terno café oscuro.

Al salir Sakura, de su habitación nunca se dio cuenta que el ambiente de la misma estaba algo pesado por la presencia de un ser que en un pasado ya había conocido.

La presencia solo la vio salir, suspiro y siguió moviendo sus fichas de juego, sabía que esto recién comenzaba. Sin más desaparición.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

En la interestatal

Se encontraba Leonel, como podía haciendo un torniquete en unos de los brazos del rubio, se había percato que de ahí provenía la sangre y para que este no muriera mientras llegara la ayuda, por suerte la lluvia había parado. Aunque el peli negro no pudo evitar mirar ese ángel que estaba tan indefenso, aunque se preguntaba ¿cómo llego Wolfram  a esa carreta interestatal? y ¿Quién había cortado los frenos del coche?

-aun respira, que hermoso eres pobre ese idiota que no te aprovecho, que cosas digo.- dijo Leonel aun mirando a Wolfram, aunque quería negar lo que había hecho en el fondo no quería hacerlo.

-" no dejes que tus prejuicios, te gane."- aconsejo la voz.

-Otra vez  tú, ¿Quién eres?- pregunto ya harto Leo, ya no creí que se estaba volviendo loco.

-" solo una mano amiga, que te ha nado una persona que te hará volver creer en el amor"- respondió la chica.

-No necesito eso- respondió Leonel, aunque parecía frio, él no quería a amar a nadie de nuevo.

-" no defraudes a tu hermana, no hagas que su deseo no se cumplan"- menciono con suspicacia la voz.

-¿Qué quieres decir?- musito sorprendido eso si no se lo espera Leo.

-" como te dije una mano amiga, pero soy imparcial no diré nada más lo que me está permitido"- termino de decir.

-¡Como quieras!- susurro Leo,  encogiendo los hombros, ya tenía el dolor cabeza.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

Pov de Yuuri

Llevamos una hora buscando a Wolfram, y no lo encontramos, todos me quieren matar y no los culpo solo el recordar la mirada perdida que tenía, me hace sentir el ser más vil de la tierra, por suerte había parado de llover aunque tenía un presentimiento que algo acaba de pasar si perdiera algo vital de mi existencia, andaba perdido en mis pensamientos, cuando escucho una voz en mi mente.

-" no lo busques, no lo encontraras pasaste tu limite que tenías establecido, lo has perdido"- una voz masculina, escuche.

-¿Que fue eso?- musito sorprendido el Maou, volteando a ver de ambos lados.

-¿Qué le pasa majestad?- pregunto Conrad, algo preocupado, aunque todos quisieran crucificar a Yuuri, él sabía que su ahijado se estaba comenzando a arrepentir.

-Nada Conrad, solo pensé que alguien me había hablado creo que son imaginaciones mías.- contesto algo confundido aun, aunque esa voz le hizo recorrer un escalofrió.

-Eso debe ser su majestad.- le dio la razón a su ahijado.

-Si eso es.- trato de converse, cuando volvió escuchar esa voz.

-"no lo soy mi querido" Maou", tu rompiste el hilo que te unía a Wolfram ahora tu futuro ha cambiado". En tono burlón, me volvió hablar.

Yuuri, decidió contestar en la mente, porque si no su padrino lo creía ya loco, no si antes confirmar que no hubiera nadie más que aparte de ellos.

-" ¿Cómo que ha cambiado?"- cuestiono algo confundido, no había entendido de verdad nada.

“fácil despreciaste a tu alma gemela, a tu amante de otra vida por tus prejuicios y egoísmo de esta vida, rebasaste el límite que tenías, has cambiando así la historia, pero no importa, porque lo único importante era la existencia de ese niño que tendrá tu ex esposo"- explico y recrimino, el de la voz parecía que le quería matar.

-"¿Qué quiere decir con eso?"- pregunto Yuuri, muy confundido, siempre no podía entender, lo que le explicaba.

-“de verdad eres idiota, en pocos palabras, tu futuro era con Wolfram, con el hijo que espera de ti y serian felices, sin embargo te negaste a ese futuro, y lo terminaste alejando de ti haciendo que otra persona se haga cargo de tu hijo y la persona que tu amaste en tantas vidas, ahora el ya no estará en esta vida y tal vez en otra se vuelvan a unir, pero horita lo has perdido."- contesto iracundo la voz.

Iba responder cuando había llegado al punto de encuentro y todos se miraba entre si sabiendo que no había tenido resultado en su búsqueda, Shinou fue el quien rompió el silencio

-Parece que el destino ha cambiado.- dejo el rubio, llamando la atención de todos los presentes, menos de Murata.

-¿Qué quieres decir Shinou Heika?.- pregunto curioso Adalberto.

-Vámonos debo contarles algo importante.- respondió algo intranquilo Shinou,  prefirió llevárselo de ahí, no era momento explicar lo que está pasando.

-Está bien- respondieron todos los presentes.

Antes de retirarse Shinou, sintió un pequeño viento  en dirección de uno de los postes, aunque esa presencia pertenecía a otro ente.

Ken, también se percató de una sensación que le hizo eriza los vellos de los brazos. Al parecer habrá muchos cambios en esa vida.

 

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

 

En la casa de Yuuri.

Miko y Gisela estaba tan nerviosa, las dos tenían un mal presentimiento aunque ninguna lo digiera.

Miko, prefiero hacerse un té para ella y Gise, para ver si eso las calmarla aunque ella mismo lo dudaba.

-No llegan, estará bien Wolfram con su estado- decía Miko  preocupada, terminando el té.

-" no te preocupes ellos están bien, solo que por el momento no podrás conocer a tu nieto"- escucho una voz de un joven con un tono suave.

-¿Quién dijo eso?- susurro bajo Miko, sabía que las únicas de la casa eran ella y Gisela, y esta última estaba en la sala.

-" soy un amigo que controlo sus designios, mediantes sus decisiones del pasado como las del presente, alterando su camino haciendo un futuro alterno al que le correspondía."- contesto cohibido el joven de la voz, no le gustaba dar noticias así

-Eso quiere decir que Wolfy no estará con Yuu.- eso no fue una pregunta, mas fue un afirmación.

-" eres una mujer sabia, aun no entiendo de quien heredero lo idiota tu hijo, pero es así Lord Bielefeld ya no le pertenece a su majestad, tu hijo tuvo la oportunidad de confesar lo que sentía realmente por él, cuando cada vez que tenía ellos intimidad. Cuando Wolfram, pidió muestra de cariño o cuando los descubrió sus infidelidades.  Wolfram, estaba dispuesto a perdonar todo lo que tu hijo le hizo a él. Sin embargo tu hijo menor le dijo palabras hirientes ignorándolo sus propios sentimientos como los sentimientos del descendiente de Rufus, pero tu hijo decidió su futuro con una simple decisión como es este ajedrez de la vida, tenía dos opciones era que Wolfram muriera o quitárselo a tu hijo y poner a otro que lo valla hacer feliz y como llegue a esa decisión por la segunda por la intersección de dos deseos; uno de una humana y otro de un muerto, te dejare ver a tu nieto cuando sea el tiempo y lo siento por ti sé que quieras mucho a Wolfram"- termino decir eso la voz es su cabeza y la mamá de Yuuri tenía lagrimas rodando por sus mejillas.

-¿Que pasó Miko?- pregunta Gisela, preocupada al entrar a la cocina y ver como  las lágrimas recorría por el rostro de la mamá de su rey.

-Nada, Gise, solo que Wolfy, no volverá por un tiempo, mi hijo lo perdió a él y mi nieto.-respondió solloza Miko.

-¿Usted como sabe eso?.- pregunto extrañaba Gisela.

-Una madre siempre sabe lo que pasa, me voy a dormir no quiero matar a mi propio hijo, y toma este té.- respondió melancólica de verdad no quería recriminar a su hijo por sus actos, ella no podría ver a su nieto hasta que esa voz consideraba el momento correcto.

-Está bien, y gracias por el té.- musito-Solo espero que su excelencia Wolfram este bien. –decía mientras miraba por la ventana.

-Lo están, me retiro.-le informo Miko, a Gisela, sabía que ella había visto a Wolfram crecer y le tenía un cariño fraternal.

-Pobre Miko, yo también estoy triste y no me quiero imaginar cuando Lord Waltorana se entere.- musito con un tono triste y a la vez preocupada, porque sabía que si el tío del rubio se enterada se armaría otra guerra en Shin Makoku.

Si más tomo su té y se sentó en el sillón a esperar a su novio y  a los demás hasta que comenzó a cabecearse y fue recostándose cuando Morfeo ya se la había llevado.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

En Shin Makoku

Tierras Bielefeld

Un rubio se había despertado tras de una pesadilla, estaba sudando frio y tenia la respiración agitada.

-¿Que fue esa pesadilla vi a Wolfram, siendo derivado por algo raro?- cuestiono Walto, preocupado, sentía su corazón encogerse.

-" no fue un sueño sucedió Lord Waltorana"- respondio una voz amigable.

-¿Quien anda ahí?.- pregunto Waltorana porque no veía nadie a su alrededor..

-“digamos alguien que cuida a Wolfram, solo le viene a decir que su sobrino está bien y que no se preocupe en un futuro cercano conocerá su sobrino nieto"- informo.

-¡Que! Wolfram, está embarazado, no puede ser no me digas que es.....- decía sin aun creérselo.

-" si es de su Heika, lástima que su rey no supo valorar lo que tenía, pero fue la decisión de su monarca, ahora le pido a usted estar tranquilo que su sobrino volverá cuando sea el tiempo, horita él debe ser feliz con una persona que lo valore como no lo supo hacer su Maou, pero recuerde que cualquier cambio en el destino hace un desbalance y por ende el pasado vuelve a ponerse enfrente de nosotros quiero decir en el futuro de Wolfram, tu sobrino tendrá decidir con quien se quedará con Yuuri o con el chico que estará en ese momento"- menciono de manera seria.

-Wolfram, solo espero lo que me dijo esa voz no sea cierto porque si no matare al Heika.- lo susurro en tono serio.

Waltorana, no pudo darse cuenta de la otra persona ya que esa persona, no quería revelarse sin más desapareció a ir otro lugar.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

En Pacto de Sangre.

En una de las habitaciones una señorita no podía dormir y se andaba quejando por ser dejada atrás, ella había deseado ir con sus padres y estos le habían dicho que era la única que podía detener a Anissina si intentaba volar el palacio y no tuvo de otra que quedarse, aunque  ella misma no se lo creía.

-Odio cuando me deja aquí sola mientras se va a la tierra, lo bueno sé que seré hermana mayor, me pregunto ¿si papi Wolfram, le habrá dicho a papá Yuuri que esta embarazado?- exclama de alegría Greta, había descubierto ese hecho, porque sin querer encontró a Wolf, vomitando y este para que no se preocupara le toco decir la verdad y ella al enterarse saltó de la alegría y ese uno de los motivos que quería ir con ellos, porque quería ver la expresión de sorpresa por parte de su padre Yuuri.

-" no lo hizo pequeña princesa"- contesto la voz de una joven.

-¿Que fue eso?- pregunto extrañada  al no ver nadie en la habitación.

-" soy el destino"- contesto en forma amigable.

-si he escuchado de ti mi familia biológica me instruyo bien- dijo  de manera cautelosa.

-" no esperaba de la heredera de Zurita e hija de la reina Izura, me recuerdas a tu madre, bueno volviendo al tema, tu padre Yuuri no decidió bien por ende el destino ha cambiado, sabes lo que significa verdad"- dijo muy a su pesar y algo cohibida la muchacha.

-sí, lastima me hubiese gustado estar al lado de papá Wolfram- menciono aguantando sus lágrimas.

-" lo estará después de un tiempo ten paciencia, pero te diré algo tu padre Wollfram tendrá otra persona en su corazón"- comento así sin más.

Eso entristeció a Greta, pero sabía que cuando el destino actuaba no había marcha atrás,  sin más rompió su llanto para llorar desconsoladamente toda la noche. Ella realmente deseaba disfrutar a su hermano menor, sin embargo sabía que si el destino intervenía tenía dos maneras y le pareció que el destino escogió la opción más flexible, porque ella no hubiese soportado perder a su padre por completo.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

En la interestatal

Llegaba la ambulación atendiendo inmediatamente a Wolf, le ubicaron en la camilla rápido y Leonel también se subió a la misma ambulancia no tenía muchas heridas, los llevaron al hospital Maki, realmente Leo, andaba muy preocupado por Wolfram,  por el estado que estaba y más se alteró fue por la sangre que está expulsando era demasiada ni siquiera el torniquete que había hecho rompiendo un pedazo de su camisa, que no supo cómo lo hizo ese cuerpo celestial, no dejaba de sangrar.

-¿Qué le pasa Drueck?- pregunto Leonel, muy preocupado.

-No lo sé, creo que una arteria se ha roto aparte de la que detectaste tú, además que el tabique le cuesta respirar a este chico, no sé qué hacer, si no lo estabilizamos pronto el morirá desangrado.- contesto sorprendido y a la vez preocupado también Drueck, lo había sorprendido que Leo se haya preocupado por alguien aparte de Sakura y Arturo. Él sabía que Leo, era de un corazón noble antes, pero cambio bastante y verle de nuevo como era antes le hizo feliz.

Mientras Leonel intentaba procesar por lo dicho del amigo de Arturo, él no quería que el rubio muriera, pero la pregunta era ¿Por qué? Hasta que escucho otra vez esa voz "amiga".

-" pon tu mano en su vientre"- pidió de manera suave la joven.

-" ¿para qué?".- cuestiono Leo, algo confundido no sabía que ayudaría esa acción.

-" para salvarle la vida a él, y al hijo que el esperar."- explico con calma.

-" ¡Que! es imposible, ¿no puede ser un hombre embarazado?"- cuestiono sorprendido   ya en ese momento él estaba comenzando ir a un psiquiatra.

-" Leonel, existe mundo paralelos y ese chico no es de este mundo, anda pon tu mano en su vientre si no quieres que pierda la criatura que este esperar."-  conto de forma sencilla y suplico también.

Leonel puso la mano en vientre de Wolfram, cuando sintió que una energía que originaba de él, le pasaba al cuerpo casi inerte, no lo podía creer esa conexión mágica, ni él ni todos los que presenciado vieron como ese ángel se estabilizaba, y la sangre paro.

-" ¿Qué acaba de ocurrí?"- pregunto asombrando Leonel.

-" aun no es el tiempo para que lo averigües, pero te daré una pista busca el diario de tu madre"- contesto de manera comprensiva.

-"está bien, eso hare"- respondió  necesitaba respuesta.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

 

 

En el hospital Maki.

Habían llegado primero Sakura y Arturo, mientras este  organizaba el trámite para la llegada de esos dos. Arturo, preparaba el quirófano, porque su amigo le había dicho que el acompañante de Leonel tenia fracturado el tabique, y también tenía que sacar unas pruebas de sangre al rubio que venía, le había informado que perdió demasiada sangre y además de solicitar exámenes para verificar que no hubiera daños mayores. Mientras Sakura, rogaba que nada le haya pasado a su hermano o al chico que había atropellado él.

-Espero que estén bien- musito en el aire Saku, viendo como su novio hacia los trasmite necesarios.

-" lo están"- contesto esa voz de nuevo.

-" ¡otra vez!"- exclamo Sakura, algo impresionada esa voz era bien inoportuna.

-"si"- afirmo alegre el joven de la voz.- " te daré mi último consejo ve y hackea la información de los registro y has un expediente falso para ese muchacho se quedara con ustedes por un tiempo, el nombre del joven es Wolfram Bielefeld y mucha suerte Sakura, ahora todo depende de ustedes"- termino de decir de manera seria.

-Lo hare- confirmo Sakura-Arturo voy a esperar en tu oficina- informo mientras se dirigía  a la oficina de su amor, para comenzar hacer ese expediente para ella era fácil, no por nada era agente Cia, más joven.

-Claro, Sakura – musito Arturo, viendo como su amor se dirigía a su oficina-¿Qué le pasa a mi amor anda actuando extraño?- se preguntaba hasta que volvió escuchar esa voz.

-" fue hacer lo que le pide"- menciono como si nada la voz de ese joven.

-" otra vez escucho voces, aunque tú eres diferente"- decía resignado Arturo, meneando la cabeza de un lado al otro.

-" si, ahora quiero que tú te hagas cargo del embarazo de Wolf, que acompaña a Leonel"-  comento de manera jovial.

-"embarazo, imposible, los hombres no pueden, solo que no se sea de este mundo, que el pertenezca en mi hogar original."- susurro  abriendo sus ojos por la sorpresa.

-" exacto el pertenece a Shin Makoku, como tú, Sakura y Leonel."- afirmo el joven.

-" bueno  lo hare pero no sé ¿Qué hacer sobre embarazos masculinos?"- resignado totalmente, que tendría que hablar de cierta información que no sabes su novia y cuñado y cuestiono también recordando ese pequeño detalle.

-" en la habitación de tus padres esta un viejos libros de Shin Makoku no te preocupes podrás entenderlos, ahí está todas las costumbres, leyes y los embarazos de donceles."-contesto la pregunta.

-"está bien, lo buscare"- afirmo tendría que recordar un pasado olvidado.

-" no dejes que nadie más se entere aparte de ustedes."- advirtió seriamente.

-" bien, no te preocupes"-contesto de la misma manera Arturo.

-"no me malentiendas, soy el destino soy imparcial, solo hago lo que está dentro de mis límites"- menciono la voz con un tono autoritario.

-" bueno,  ya entendí"- respondió Artu, algo confundido. Si lo que decía la voz era verdad, ¿Porque se tomaba tanta molestia esa voz de decirles que hacer?

Cuando Arturo diviso en el pasillo la llegaba su amigo con su cuñado y ese joven en la camilla, y procedió a dar órdenes y de inmediato fue atender a Wolf.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

En la casa de Yuuri

Todos los hombres habían regresado y vieron como Gisela, se había quedado dormida en el sofá  y Miko, no estaba abajo supusieron que también se había ido a dormir, Adalberto, se acercó a Gisela, y se la llevo a los aposentos para que descansará mejor mientras los demás se quedaron porque Shinou, tendría dar una buena explicación.

-Ahora si me van explicar ¿Todo lo que está pasando Shinou?- pregunto Yuuri, le daba mala espina esa desaparición de Wolf y además esa voz lo dejo más intranquilo de lo que estaba.

-Yuuri, nunca te preguntaste porque te deje el mando total de Shin Makoku.- quiso saber Shinou, si una vez su elegido había entendido cuando le dio el poder total de su legado.

-No, solo me dijiste que era mi mandato y yo debía a hacerlo solo-respondió  sin entender la pregunta.

-Exacto, solo que tu mandato tiene debilidades y por ende mi descendiente complementaria para que esas falencia no te afectara en tu mandato y llegarían ser unos buenos reyes, pero te rebelaste a ese futuro y ahora el destino ha intervenido y ese ente es muy terco cuando se lo propone y decidió alejar a Wolfram de nosotros, para que el siguiente Maou nazca lejos de su hogar.- explico  dejando a más de uno sorprendido.

-Eso quiere decir que no encontrare a Wolfram- no fue una pregunta por parte, solo una afirmación de lo que estaba pasando.

-Exactamente, si ahora decides ¿Qué vas hacer?- contesto  e  indago un poco abatido.

-Me quedo debo recuperar lo que me pertenece- esto dijo  con la palabra “decido” marcada en su rostro.

-Yuuri ya no te pertenece, tu hijo sí, pero Wolfy ya no, tú mismo lanzaste a la persona que más amabas a los brazos de otra.- decía  con decepción, aun no podía creer que este niñato había despreciado a su descendiente que era el mejor candidato para consorte.

-No eso es imposible Wolf, me ama a mi.- respondió  alterado por lo último que dijo Shinou, no le gustaba nada la idea que Wolf lo dejara de amar.

-Sí, pero tú mataste ese amor, tú lo decidiste alejarlo y ahora te toca afrontar las consecuencias de tus decisiones en este ajedrez que es la vida Yuuri.- rebatió  con tristeza y enojo, no podía creer que ese idiota que escogió él, era también egoísta.

-Los recuperare a los dos y nadie me detendrá.- respondió  con tono muy determínate.

-Nosotros no podemos detenerte, pero el destino si, y con ese ente no queras enfrentarte y además para que al final tu anunciante la ruptura del compromiso, hasta ahí fue tu ultima oportunidad, pero decidiste hacer lo que tu considerabas correcto negando lo que sentías y eso originó este desequilibrio, si no hubiese dicho que el compromiso se había roto, tu vínculo con Wollfram, seguiría existiendo, pero ya no está además otra persona ya hizo el vínculo con él, por ende Wolfy  le pertenece a esa persona y no a ti.- lo dijo  totalmente enojado, no soportaba que Yuuri, no entendiera  la situación real.

Todos los presente quedaron en silencio, la mayoría quería matar a Yuuri, por su estúpida decisión, pero que ganaría, el daño estaba hecho, además él hubiera no existe solo el ahora y además les tocara tomar otra decisión en este tablero incierto como es el juego de ajedrez en la vida.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

En el hospital Maki

Habían llegaron al hospital Leonel y Wolfram inmediatamente fueron hacer los exámenes de los dos el rubio estaba más grave, mientras a Leonel le hacía exámenes para ver si no tenía más fracturas, lo bueno que él no tenía muchas heridas solo que estaba preocupado por ese ángel estaba perdido en sus pensamientos cuando llego su hermana a gritarle, pensaba que le diría palabras hirientes más fue su sorpresa ver a su hermana muy abatida y eso le rompió su corazón, no le gustaba ver a ese estado a su princesa.

-¡¡¡TONTO TE HE DICHO QUE NO SALGA A BUSCAR PROBLEMAS, VEZ ME TENÍAS PREOCUPADA, RECUERDA QUE TÚ ERES CON ARTURO, LO ÚNICO QUE TENGO QUE PRETENDES SI CONTINUAS CON ESTA VIDA VAS A ACABAR MUERTO, QUE QUIERES DEJARME SOLA, NO VAYAS A DECIR QUE NO LO ESTARÍA PORQUE SERÍA MENTIRA, ERES MI ÚNICO FAMILIAR, QUE NO RECUERDAS LA PROMESA QUE HICIMOS EN LAS TUMBAS DE NUESTRO PADRES!!!!- grito mas no poder Sakura,  mientras golpeaba con puño cerrado a su hermano en el hombro que no estaba fracturado, estaba ya en el límite debía Leonel entrar en razón, porque no podría más ella esa situación.

 Termino llorando Sakura, cayendo de rodillas enfrente de su hermano, mientras este la miraba sorprendido y se levantó y la abrazo con su otro brazo para consolarla cuando el comenzó recordar esa promesa.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

 

Flash black

En frente de unas tumbas, lloraban dos niños de seis y diez años y uno joven de dieciocho años.

-Saku y Leo, por favor dejen de llorar- pedía Arturo, mientras se arrodillaba a la altura de los pequeños, le dolía que sus primos lloraran de esa forma, aunque él tampoco se sentía bien, pero debía aparentar un poco frialdad a la situación debía el ser fuerte por ellos.

-Que…. no….  puedo….  para…  de llorar…. estamos solos.- decía la pequeña que no paraba de llorar y su hermano se dio cuenta y comenzó parar de llorar no soportaba que su hermanita se encontrar de esa forma.

-No lo están estamos los tres- decía Arturo, haciéndoles ver que él se haría cargo de ellos dos para que no los separaran.

-Sí, Arti, dice la verdad.- respondió Leo, al darse cuenta que Arturo, no los iban a dejar solos, y había funcionado su hermana paro de llorar.

-Hagamos una promesa- propuso Artu, llamando la atención de los pequeños.

-Si Artu, ¿Cuál promesa?- pregunto Sakura entre sollozos.

-Pase lo que pase nosotros los tres seguiremos juntos nos mantendremos unidos y no preocuparemos al otro en nada, que cualquier cosas nos pasen lo digamos para solucionarlos los tres y que ninguno intente nada en contra su salud y vida de acuerdo- decía  con una sonrisa. Cuando él termino de hablar los pequeños se habían lanzado a los abrazos del él, gritaron a la vez los pequeños un sí.

Fin de flash back

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

-Sí,  recuerdo la promesa, me perdonas mi princesa.- pedía perdón Leonel,  mientras la abrazaba.

-Claro que lo hago mi hermano, pero no lo vuelvas a hacer.- Sakura, está contenta hacia mucho que su hermano no la abrazaba de esa forma tan protectora.

-Si.- le respondió  para dejarla tranquila.

-Disculpen- decía Art, desde la puerta viendo la escena muy conmovedora, aunque un poco celoso, pero a la vez feliz que los hermanos volvieran ser como eran antes.

-¿Qué pasa Arturo?- pregunto Leo viendo la cara de celoso de su cuñado.

-Necesitamos sangre urgente para Wolfram, ha perdido mucho y debemos operarlo por el tabique.- explico Arturo, un poco preocupado.

-¿Qué tipo es Wolf? Corazón.- pregunto la oji esmeraldas preocupada.

-Es AB negativo y los únicos con ese tipo horita son ustedes dos, pero Leonel, tu tiene en tu sangre contaminada por las drogas por eso te descarto a ti y me quedas sola tu Sakura.- explico  algo cohibido.

-Si Arturo, sabes que donare, pero ¿hay un pero? ¿Verdad?- decía Sakura, estaba dispuesta en donar aunque sea sola, pero presintió que algo anda mal.

-Exactamente, cariño, según s. El Real Decreto 1945/1985,  solo puede donar no más de trece por ciento de la sangre y además cariño pesas cincuenta kilogramo. Y no podemos rebasar el límite establecido y si tú donas sola, no sería suficiente para él y podría morir- termino de decir  muy a su pesar, pero tampoco arriesgaría a su novia.

Tanto Sakura, como Leonel, estaban consternados y ahora que iban hacer necesitaban ese tipo de sangre ¿Qué harían?- esa era la preguntaba que rondaba a los hermanos.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

En la casa de Yuuri

Yuuri, estaba despierto, no podía dormir, porque su pensamiento los atormentaba, observaba la venta sin percatarse que alguien estaba detrás de él, cuando se dio cuenta, fue porque una mano sujeto en su hombro. Dio un salto por el susto y giro a ver quien era le dio ese susto.

-Shinou me asustaste- dijo un Yuuri un poco nervioso, poniendo sus manos en el pecho en dirección al corazón.

-No era tan intencional,- Shinou menciono burlonamente quería desquitarse de alguna manera- ¿Quieres preguntarme algo verdad?- indago, se había dado cuenta que algo lo tenía pensado a su elegido.

-Sí, veras una voz se comunicó conmigo y me dijo algunas cosas, pero hubo una que me quede pensado- le conto, tenía que sacarse esa duda, y pasándose la sensación anterior.

-¿Que te dijo esa voz?-  ya se imaginaba que esa voz era el destino.

-Que había perdido a la persona que más me amo en esta vida y que yo ame en otras vidas ¿Qué quiso decir con eso?- menciono  algo curioso a la vez confundido.

-Te contestare lo que te dijo, porque quiero que reflexione y tomes buenas decisiones, porque horita el futuro es incierto.- le comento  con tono serio y misterioso a la vez, ubicándose a lado de su acompañante.

-Te escuchó- musito.

 

Continuara.............

 

 

 

 

 

Notas finales:

bueno espero que haya llenado sus perpectivas

bueno nos veremos pronto

hasta luego


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).