Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Sólo para olvidar por MeroNiakeehl

[Reviews - 117]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Hola :D
 
Aquí el capitulo 16, en este cap van a entrar muchas cosas, no tantas como la palabra en si describe, pero es el pie a algunas cosas que van a pasar más adelante.
 
Harry Potter ni sus personajes me pertenecen.
 
Hola nenas, gracias por sus comentarios tan lindos, un besote a todas.
 
Y a mis lectores fantasma, los amo también :3

Capitulo 16

 

¿Tú, dando clases? ¿Con el mal genio que tienes? Ya es oficial, Dumbledore terminó de rendirse ante su locura senil- Tom parecía encontrar la idea de Severus trabajando en Hogwarts más que hilarante. No veía a Severus soportando a esos mocosos, aunque la verdad si se decidía por trabajar allí, sentía pena por esos niños-

 

Si no estoy mal, fuiste profesor de defensa por un año y si esos mocosos te aguantaron, no veo por qué no podrán con mi mal genio- Tom no hizo más que una mueca, no podía hacer más, había pensado que ser profesor era algo que quería hacer en su vida y aunque no pensó que Dumbledore le fuera a dar el trabajo, al final lo obtuvo, pero después de unos meses estaba harto de esos mocosos mimados y les había quitado cuanto punto era posible a todos, sin distinción de casa. Se suponía que tenía algún tipo de record de más castigos impuestos en un año y estaba seguro que Severus lo rompería y por mucho- No te preocupes tanto por mi Tommy, aunque es adorable, pero te voy a recordar que no tengo estudios y para estudiar necesito tiempo, el cual no tengo, así que por ahora eso está descartado-

 

Si tú lo dices Sevi. Ahora, a lo que vine. ¿Cómo te fue con Black? Cygnus me escribió diciéndome que tenía juguetes y libros para hacer de santa éste año- Severus tocó su cabello despreocupadamente, aún teniendo en mente el maldito día de ayer, esos dos no se cansaban. Todavía le dolían los pies del dichoso día de comprar padre e hijo, esos dos iban a ser su perdición-

 

Jamás, y escúchame bien, jamás salgo de compras con esos dos juntos en mi vida. La verdad es que me alegro de que sea el domingo en casa de los abuelos, así puedo descansar un poco. Cygnus ha de estar jugando con su flamante escoba para niños y me alegro de que sea Regulus quien se esté llevando eso y no yo- Ambos suspiraron de alivio, Tom se imaginaba la emoción del mocoso con la dichosa escoba y estaba feliz de que ese fin de semana no fueron a su casa, no estaba muy entusiasmado con la idea de ese pequeño crio aprendiendo en su casa y rompiendo todo lo posible en el camino- ¿Me puedes decir cuál es tu emoción? Porque no has dejado de sonreír desde que entraste-

 

Puede ser que tenga una cita- La sonrisa engreída que había brotado de la nada no le auguraba nada bueno a Severus. Tom estaba a punto de conseguir algo que quería, o por lo menos eso creía, está más que claro que si alguien está casado es porque ama a la otra persona, pero eso con los magos no se podía saber. Aún así estaba caminando en hielo delgado-

 

Con el destino me supongo- Ambos se rieron, permitiéndose ese desplante de su normal actitud de Slytherins ya que estaban en la privacidad de la casa- Ya te veo de aquí al año nuevo casado, con hijos y con tu hermosa y espeluznante mansión pintada de vivos colores. ¿Qué vas a hacer con Nagini? ¿La vas a poner de protectora de tus bebés? Recuerda que te hice padrino de mi primogénito, así que espero el mismo trato-

 

Por favor Severus, ningún trasero va a lograr amarrarme a un matrimonio, por más perfecto que sea, pero ya que lo mencionas tengo que irme, he programado una cita con cierto trasero- Tom se levantó acomodando su ropa, caminó hasta la chimenea seguido de Severus, quien estaba más que adolorido, pero aún así no podía ser descortés con Tom por más amigos que fueran-

 

Suerte tendrías si no te parte la cara- Y con eso Tom se fue rumbo al ministerio. Estaba a punto de cerrar la chimenea y echarse en el sofá a perder el día ahí tirado, pero no contó con la presencia de Sirius Black en su casa ese día- ¿Qué quieres Sirius?- Tuvo por lo menos la decencia de lucir avergonzado, pero no por eso se sintió mal por cómo le habló. Enserio estaba cansado y no tenía tiempo para eso-

 

Quería saber si podía llevarme a Cygnus un rato a mi casa, así podría enseñarle a montar- Saliendo de la chimenea, Sirius se sacudió la ropa. Severus, cansado de estar de pie lo guió hasta el sofá, ambos se sentaron uno al lado del otro y aunque enserio estaban incómodos ninguno dijo nada durante un rato-

 

Claro, te lo puedes llevar si lo vas a buscar, está con sus abuelos- Le encantaba que aunque estuviera cansado, aún pudiera dejar a Sirius callado con un comentario y éste ni siquiera había sido hecho con esa intención, había sido sincero- Regulus le prometió enseñarle a montar un poco allá, aunque no le doy esperanzas con lo mal que se le da enseñar a los demás- Sirius sonrió al pensar en su hermano jugando con su hijo, sin embargo no le hacía nada de gracia que pasara tanto tiempo con sus padres-

 

La próxima vez aviso cuando lo venga a buscar- Severus empezaba a quedarse dormido, Sirius estaba tranquilamente mirando hacia otra parte y el silencio lo estaba llevando a los brazos de Morfeo- ¿Crees que quiera venir a mi casa el próximo domingo?- Le preguntó tratando de sacar conversación al ver que Severus estaba durmiéndose. Sentía que al saber que Cygnus no estaba debió irse, pero enserio quería pasar un momento con Severus y él no parecía tan molesto por su presencia, para su alivio-

 

El sábado, el domingo vamos con Tom- Y eso no lo había querido decir porque Black no debía saber que hacía con su vida normalmente, pero estaba tan cansado que no se fijó que lo había dicho. Casi estaba dormido cuando sintió los labios de Sirius contra los suyos y en la semi inconsciencia se permitió aceptar el gesto y devolverlo con suavidad. Sirius se sorprendió de no verse rechazado, así que con renovada confianza atrajo a Severus hasta tenerlo entre sus brazos, entonces separó sus labios y recostó su cabeza en su pecho- Largo de mi casa- No tuvo que escucharlo dos veces, salió del sofá y en cuestión de segundos estaba camino a su casa. Furioso consigo mismo por la estupidez que acababa de hacer. Lo único que su hijo le había prohibido hacer era justamente eso. Le rogaba a todos los dioses porque Cygnus no se enterara de que eso había pasado, porque más allá de golpearlo con sus manitas de bebé, podría dejar de hablarle y eso no se lo podía permitir de ninguna forma posible-

 

Merlín, que estúpido- Sin saberlo ambos estaban pensando lo mismo. La habían jodido y lo habían hecho bien, lo mejor que podía hacer era dejar el tema de lado como si no pasó y no mencionarlo más sería un gran éxito. Severus se maldecía intensamente, ya que estaba consciente de que Sirius aún estaba detrás suyo, pero más que molesto con Black, estaba furioso con él mismo por hacer lo único que se dijo a si mismo que nunca volvería a hacer, caer por Sirius Black-

Notas finales:

Gracias por leer y espero les haya gustado el capitulo.

Nos vemos mañana :D


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).