Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Sólo para olvidar por MeroNiakeehl

[Reviews - 117]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Hola :D
 
Aquí el capitulo 22, le advertí que habría un capitulo para Tom y James y pues... Este es, asi que espero que les guste, yo amé escribirlo.
 
Me gustaría avisarles que ya sólo me faltan los ultimos dos capitulos por escribir, así que esta historia practicamente está terminada, espero poder escribir el 27 esta noche y el 28 el lunes.
 
Gracias por leer
 
Harry Potter ni sus personajes me pertenecen.

Capitulo 22

 

No me lo puedo creer- Dijo Regulus al ver entrar a Tom; Tom venía sonriendo pese a que le dolía en extremo la cara. Regulus no encontró la risa que quería, estaba tan preocupado por el rostro hinchado y morado que traía- Ya te dije que dejaras de jugar con James Potter, te va a matar a éste paso- Remus y Severus, quienes venían de la cocina con el té se espantaron con el estado en el que estaba Tom. Dejaron la tetera a un lado, fue en ese momento en el que Severus se alegró de haber empezado a hacer pociones y el estar estudiando-

 

Merlín santo, debes tener por lo menos dos costillas rotas y el tabique de la nariz roto- Dijo Remus mientras terminaba de revisar a Tom. Se alegraba de haber estudiado un par de años para medimago, y quizás debería volver a terminar sus estudios, los que había pospuesto por su hermoso bebé- ¡Te lo he dicho, deja de provocar a James!- Aún bajo los reclamos de Remus no perdía la estúpida sonrisa que tenía en el rostro. Regulus empezaba a pensar que los golpes lo habían dejado tonto-

 

Toma, esta para las costillas rotas, esta para el tabique y esta para el moretón, no te la bebas- Severus estaba contento con todo lo que había preparado en ese mes, apenas unas cuantas semanas de haber empezado a hacer sus hermosas pociones de nuevo y ya se sentía en su elemento- ¿Qué le hiciste esta vez?- Le preguntó con tono acusador, viendo como se bebía las pociones sin chistar, Remus y Regulus le esparcían la tercera poción sobre los moretones y cortadas que tenía en el rostro y en parte del pecho-

 

Nada, sólo fui a visitar al bebé Harry, pero al parecer su madre se lo había llevado de fin de semana y James estaba molesto. Se puso violenta la cosa, la verdad es que ni me di cuenta de cuando empezamos a pelear y créanme que estamos en las mismas condiciones. Rompimos unas cuantas piezas de mueblería…- Se detuvo un momento para beber de la taza de té que le había ofrecido Severus, sonriendo al recordar lo que había pasado el día anterior- Y cuando menos me lo esperé, estaba sentado sobre mi besándome y por Salazar que sabe besar… En fin, para no alargar mucho el cuento, lo hicimos- Remus casi se ahoga con su té, Regulus empezó a reírse y Severus lo miraba como si estuvieras loco, quizás pensando que los golpes si lo habían dejado algo desequilibrado-

 

¿Y no crees que fue una contusión por la paliza que te dio?- Le preguntó Severus, bastante incrédulo, más aún después de que James Potter se había paseado por su casa diciéndole que le advirtiera a Tom de dejarlo en paz o lo iba a matar y no había parecido broma, así que no creía que de un momento a otro deseara a Tom como para dejar de lado su amor por las faldas. Tom, poniendo los ojos en blanco terminó de quitarse la camisa, dejando ver una espalda llena de arañazos- Ok, puede ser que si hayan tenido sexo- Sin importarle que Tom se estuviera quejando, Remus curó los impresionantes arañazos que parecían hechos por un animal y no por un ser humano-

 

No dormí nada ayer, amanecimos haciéndolo y aún no estoy satisfecho- Se recostó completamente en el sofá, su cabeza en el regazo de Remus, esperaba seriamente que Lucius no se apareciera en ese momento o le daría un ataque de celos al verlos en esa posición, y estaba seguro que no le iba a importar que fuesen amigos de toda la vida y que hubiera confianza entre los dos-

 

Así que a conciencia de que puede que Potter se esté arrepintiendo de dejarte metérsela, te vas a atrever a aparecerte en su casa, aún existiendo la posibilidad de que no te salves de esta paliza- Le dijo Severus sonriendo al pensar que Tom quizás era masoquista, posiblemente Potter también, así que no veía lo malo, aunque luego su mente trabajó mejor y se pudo ver en el funeral doble de esos dos-

 

Si- Respondió sin más, escuchando el chillido fingido que había hecho Regulus. Sabía por donde iba con todo eso y no tenía ganas de detenerlo, las pociones empezaban a hacerle efecto y se sentía un poco adormilado-

 

Lo perdimos, está enamorado… Ya voy a empezar a planear la boda Riddle-Potter, será el evento del año- Es que ya hasta podía imaginarse la recepción, esos dos metidos en un ring de boxeo, golpeándose a muerte y a los invitados haciendo apuestas, entonces dejarían de golpearse y empezarían a tener sexo salvaje frente a todos… Mejor no permitir niños en la recepción-

 

Ustedes son imposibles. Aunque te digo algo Severus, pese al odio que le tengo a Black, si te acuestas con él no te voy a molestar. El sexo es grandioso, no sé porque dejo de hacerlo durante años- Tom aún estaba pensando en lo grandioso que se había sentido estar con James y sólo estaba rezando porque llegara la noche para poder volver a la cama con él-

 

Porque no te interesa hacerlo con cualquiera, quieres a alguien con ese algo especial… Eres un romántico Tom- Remus le pellizcó una de sus mejillas, hablando de amor y de los futuros bebés que iban a tener si se ponían a tener sexo todas las noches y sin protección- ¿Quién será el padrino del primero?- Rápidamente Severus alzó la mano, pero también lo hizo Regulus argumentando que ya Severus tenía un ahijado y él ninguno, aunque por esa lógica Remus también sería viable para ser el padrino-

 

Cállate… Y si veo más Gryffindors que Slytherins en mi boda, te mato- Le dijo a modo de broma a Regulus, ambos se rieron de la tontería aunque sabían que no era un chiste completamente. Tom empezaba a pensar que enserio podía verse sentando cabeza de una vez con James Potter. Ese mes que había estado visitando al pequeño Harry prácticamente todos los días, a veces se sentaban a hablar, siempre acababan en discusiones a bajo volumen porque Harry dormía, pero aún así le encantaba-

 

Dejémoslo así, yo soy el padrino del primogénito o primogénita de Tom y tu lo eres de mi primogénito- Propuso el heredero Black, haciendo que Tom y Severus se miraran, preguntándose el uno al otro cual debería decir el comentario sarcástico que todos, a excepción de Regulus, estaban pensando-

 

¡Eso es un timo! A éste paso nunca seré padrino entonces- Se quejó Remus, diciendo lo que Tom y Severus estaban pensando, aunque nunca creyeron que el siempre amable y buen Gryffindor dijera algo a sabiendas de que iba a molestar a alguien-

 

Oféndeme más Remus- Dijo en tono fastidiado Regulus, haciendo que Remus se percatara de lo que había dicho y se sonrojara de la vergüenza, le pidió perdón a un más que mosqueado Regulus, quien se molestaba más al escuchar a esos dos reírse-

 

************

 

[Se despertó horas después en su destrozada cama. Había ido a san mungo después de que Tom se fuera, le habían dado tantos sedantes que se había quedado dormido al llegar a casa. Su habitación seguía siendo un desastre después de la pelea que había tenido con el Slytherin, la cama sin embargo no se había roto en la pelea, más bien en lo que pasó después de ella. Avergonzado se levantó, alegrándose de ver que ya no tenía las heridas por todo el cuerpo ni la cara, no se habían tratado suavemente. Aunque aún no sabía por qué demonios se había excitado y mucho menos porque terminó gimiendo el nombre de ese Slytherin con tanta devoción la noche pasada y parte de esa mañana]

 

¿Merlín qué hora es?- Se dijo molesto. Se levantó y arregló la habitación con un pase de varita, la cama estaba intacta, pero podía verse gimiendo debajo de Tom, pidiéndole más y más. Recordaba vagamente que cuando se había roto la cama ni se habían inmutado y siguieron haciéndolo- ¡¿Qué me pasa?! ¡¿No era yo heterosexual ayer en la tarde?!- Se calló de pronto al escuchar el sonido de su chimenea, bajó los escalones esperando encontrarse con Tom y golpearle por habérselo cogido, aún teniendo presente que él había empezado todo lo que se derivó en sexo. En vez de Tom se encontró con Lily, quien se suponía tenía que traer a su hijo ese día, aunque ya él no se acordara de ese ínfimo detalle-

 

No te sorprendas, me pediste que te lo trajera hoy a las 8- Le dijo con tono suave, aún estaban raros y no era para menos, apenas tenían un mes de divorciados, no era como si todo iba a volver a la normalidad en un dos por tres, pero al menos lo estaban intentando- Ya ha comido, aunque no quiso dormirse. Fue todo un reto este fin de semana, normalmente se dormía muy rápido… ¿Te puedo hacer una pregunta James?- Preguntó aún un poco cohibida-

 

Claro Lily- Suspiró intranquilo, toda la situación era aún muy incómoda y esperaba que pronto dejara de ser tan difícil comunicarse entre ellos. Cogió a Harry en brazos, su hijo parecía haberle extrañado, porque prácticamente se lanzó a sus brazos, aferrándose a su camisa con sus pequeñas manitas-

 

¿Quién es Tom? Harry no dejó de preguntar por él todo el fin de semana y se dormía llorando y llamando a alguien con ese nombre- James palideció considerablemente, haciendo que Lily se preguntara que estaba pasando ahí, pero antes de que la pelirroja pudiera preguntar nuevamente, alguien llegó por la chimenea, un hombre alto y de gran porte, un aura de seriedad le rodeaba, aunque esta pareció morir al ver a Harry, quien al ver al recién llegado empezó a chillar y a medio balbucear el nombre por el que estaba preguntando- No importa, ya sé- Dijo Lily llamando la atención de Tom, quien sólo había estado atento a lo que hacía el pequeño bebé en sus brazos-

 

Lily éste es Tom Riddle; Tom esta es Lily Evans, es la mamá de Harry- Educadamente Tom saludó a la pelirroja, no tenía porqué enojarse por la presencia de la mujer, ella era simplemente la madre de Harry y podía aparecerse en esa casa cuando le viniera en ganas, además estaban divorciados, no había problema ahí- Tom, ¿Puedes poner a Harry a dormir?- Lily no pudo pasar por alto la mirada que esos dos se habían dado, pero no dijo nada, estaba feliz por James; feliz de que estuviera dispuesto a buscar un nuevo amor-

 

Bueno, nos veremos después James- Y sin más que decir Lily se fue a su casa. James se quedó parado ahí, dándose un momento para pensar, más todo pensamiento racional murió al sentir los labios de Tom sobre su cuello y sus manos sobre su cuerpo. En silencio, subieron las escaleras en dirección a la habitación de James-

Notas finales:

Gracias por leer ♥


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).