Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Sólo para olvidar por MeroNiakeehl

[Reviews - 117]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Hola :D
 
Aquí el capitulo 24, sé que no lo avisé, pero este capitulo tiene un gran salto en el tiempo, uno muy pero que muy grande xD
 
Tambien estoy consciente de que los acontesimientos ocurridos en el capitulo anterior no tienen como sentido xD pero lo explico mejor en el capitulo 26 y 27, así que no se preocupen.
 
Harry Potter ni sus personajes me pertenecen.
 
Gracias por leer :D

Capitulo 24

 

Entonces… ¿Vas éste año a Hogwarts?- Cedric Diggory, un niño que iba a la misma escuela que él, estaba sentado justo a su lado en el verde pasto, sonrojado por el pequeño beso que Cygnus le había robado minutos antes. Su primer beso-

 

No, cumplí nueve en enero- Le respondió sonriendo, aún a consciencia de la mirada asombrada de Cedric. Sabía que él no tenía presente que había una diferencia de edad entre ambos, ya que él era un poco más alto que Cedric y parecía de doce años, para orgullo de su padre y su abuela. Antes de que el otro pudiera hablar, escucharon la voz de Sirius llamando a Cygnus, quien recogió su mochila y besó superficialmente a Cedric antes de levantarse e irse-

 

Oh, mi hijo… Todo un rompecorazones- Podía escuchar el orgullo en la voz de su padre, no tenía ni siquiera que verlo para saber que su padre estaba que le hacía una fiesta por su progreso, seguro se lo iba a decir a su madre desde que cruzaran la puerta y lo más probable que fuese a pasar era que su madre se pusiera a darle la charla- MeissaHatysa ya dejen de estar discutiendo- Las reprendió Sirius al ver a ambas niñas discutir nuevamente. Sus pequeñas gemelas tenían 4 años y parecían haber nacido para discutir la una con la otra- Severus no va a estar feliz al saber que siguen peleando- Ambas se callaron al escuchar eso, ya que no querían que su mamá se enojara con ellas. Se lanzaron una mirada molesta y se pusieron en marcha a su casa, sin prestarle atención a la conversación que su padre y Cygnus estaban manteniendo-

 

Papá no es para tanto, sólo es un beso- Dijo un poco sonrojado por los gestos que estaba haciendo su padre, quien parecía más emocionado que él por los besos con Cedric. Se detuvieron un momento y ambos cogieron a una de las niñas en brazos, Cygnus se aferró al brazo de su padre y un momento después estaban en la entrada de su casa- Y no quiero escuchar la charla, así que no te pongas a decir que ya me tienen que comprar protección en frente de mamá- Las niñas entraron a la casa corriendo, mientras ellos dos estaban aún hablando sobre el dichoso beso, pero se callaron al ver a Severus venir de la cocina con ambas niñas en brazos-

 

Dos angelitos me contaron que ya estás enamorado- Las dos se quedaron mirando a Cygnus con esas sonrisas tan parecidas a la de Walburga, malvadas hasta un nivel que no conocían por ser tan pequeñas, se bajaron de las piernas de Severus cuando éste se sentó al lado de su hijo-

 

Chismosas- Ambas le mostraron la lengua y subieron las escaleras, lo más seguro que a buscar juguetes, y los más grandes sabían que de allá bajaban discutiendo- Mamá por favor, no quiero la charla- Cygnus cubrió su rostro con ambas manos, incomodo a un nivel que no era normal y que no había experimentado hasta ese día-

 

Qué pena, porque vamos a tenerla y créeme será incomoda- Le dijo no queriendo quejas después por eso. Era la charla por Merlín, si no era incomoda significaba que no le había dicho lo fundamental-

 

***************

 

Tonto, por eso no le decimos a nuestros papás que nos vamos a casar- Draco Malfoy estaba a punto de cumplir los 8 años y ya se creía todo un lord y señor aunque era muy bajito, bueno esa era la altura normal para un niño de su edad, él era quien había crecido a destiempo y lo más seguro es que fuera un gigante a los 15-

 

Si, además de que le temes a Tom- Draco le hizo una expresión clara de ‘no me digas’. Harry estaba sentado al lado de esos dos, siempre habían sido así, discutían hasta cuando estaban de acuerdo, tan necios pero eran tan tiernos que los dejaba ser-

 

Es capaz de arrancarme la cabeza si se entera de que Harry y yo nos casaremos cuando seamos grandes, así que una mentirilla blanca no le dolerá- Draco se sentó a un lado de Harry y tocó el cabello perpetuamente despeinado del Potter, quien sólo sonrió y siguió leyendo su revista-

 

¿A quién?- Los tres se espantaron al escuchar la voz de Tom a sus espaldas, Cygnus pudo jurar ver a Draco rezar antes de levantarse, Harry hizo lo mismo y los dos se echaron a correr en dirección a la mansión. En la puerta estaba parado Remus, quien sonrió al ver a su hijo y al pequeño Harry pasar corriendo a su lado, siendo perseguidos por un furioso Tom-

 

Genial, justo lo que necesitaba, quedarme solo- Dijo con sarcasmo, aún estaba pensando en Cedric y en que no le volvería a ver hasta que pudiera ir a Hogwarts, era una pena, porque el chico sí que le gustaba- Bueno, podría ir a visitarlo- Se levantó del pasto y se encaminó hasta el interior de la casa, sus padres estaban sentados en el salón jugando con los niños, Meissa y Hatysa estaban discutiendo por Merlín sabe qué tontería, Merope jugaba con Harry y Draco jugaba con sus dos hermanitos, esos no dejaban de dar lata, eran un año mayor que sus hermanas, pero daban el doble de problemas-

 

Mami, Armin me quitó mi muñeco- Draco puso los ojos en blanco al ver por donde iban las cosas, esos dos eran gemelos no idénticos y eran las cosas más molestas del planeta, le exasperaban de una forma que sólo Cygnus podía hacer-

 

¡No es cierto, Christian miente!- Y hasta ahí había llegado la paz entre esos dos, Remus se levantó del sofá y se fue a sentar en el suelo, no quería que esos dos empezaran a golpearse y a morderse, así que mejor acababa con la guerra antes de que empezara. Cygnus vio la oportunidad de escabullirse de jugar con sus pesadas hermanitas y se acercó a sus padres-

 

Me preguntaba si es posible que vaya a visitar a un amigo- Severus levantó una ceja interrogante, Sirius por su parte casi se echa a reír al imaginar a que amigo quería su hijo visitar- Sólo será por un rato y volveré antes de la cena- Esta vez Sirius no había podido aguantar la risa que le había venido. James y Peter, y el resto de los adultos, lo vieron como siempre hacían cada vez que hacía una locura-

 

Quiere ir a visitar a su noviecito- Casi quiso estrangular a su padre por eso, siempre de inoportuno el maldito, ahora sus tíos empezarían a molestarle, ya lo veía en los ojos de Regulus y de James- Cariño, vamos, papá te va a acompañar- Negó rápidamente, no iba a permitir que su padre fuese con él, ya sabía a lo que iba el cabrón-

 

Ni lo sueñes, vas a ir a avergonzarme en frente de Cedric y ya he causado una buena impresión con él y no vas a ir a arruinarme- Arabella se levantó, poniendo su copa de vino sobre la mesa, llamó a un elfo para que le trajera su abrigo y le habló directamente-

 

Vamos, te llevo. Así me libero de estos mocosos berrinchudos y peleoneros por un rato- Los niños hicieron un gesto de queja al escuchar a su tía decirles así, pero siguieron peleando, inconscientemente dándole la razón- Además te dejo allá y salgo a comprar algunas cosas, Blaise necesita una túnica nueva- Y todos los presentes sabían que ese niño no necesitaba más ropa, era una excusa para irse de compras. Cygnus esperó a que su mamá le diera permiso, el cual le concedió, prometiéndole que no iba a hacer nada indecente en casa de los Diggory, casi se muere de vergüenza cuando su madre dijo eso-

 

Nos vemos después Draco, diviértete con los bebés- Y dijo eso a sabiendas de que Draco le iba a hacer un gesto obsceno, ganándose una reprimenda por parte de sus padres y de su abuelo, se fue más contento con eso. Al llegar su tía salió de la chimenea, luciendo tan impecable como sólo ella podía lucir y se quedó ahí esperando a que alguien apareciera, un minuto después un elfo apareció frente a ellos-

 

Avísale a tu amo que estamos aquí, Arabella Zabini y Cygnus Black- La temblorosa criatura despareció dejándoles a ambos ahí esperando menos de un minuto, en el cual apareció Amos Diggory, luciendo sorprendido por la visita de esos dos, bueno más por la mujer- Diggory, como ya debes de saber Cygnus y tu hijo son muy amigos y quería visitarlo, esperamos no ser inoportunos, pero como sabes la visita de una bella mujer nunca es mal recibida- Cygnus puso los ojos en blanco al ver a su tía coqueteando. Miró hacia la puerta y vio a Cedric parado en el umbral-

 

Claro. Cedric lleva a tu amigo a jugar- Cedric hizo lo que su padre le pidió, haciéndole una seña a Cygnus para que lo siguiera, se encaminaron a la habitación del muchacho. Mientras Arabella y Amos parecían estar haciendo migas- ¿Le interesaría una copa?- La morena casi se ríe al ver el intento de coqueteo que estaba haciendo el hufflepuff, pero se lo pasó, al menos hacía un esfuerzo-

 

Si no es mucha molestia- Ese día prometía mejorar para la Slytherin-

Notas finales:

Gracias por leer :D

Gracias a tp y a Aimi por sus lindos comentarios en el capitulo anterior :3


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).