Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

CANDADO DE AMOR por AOI SALUJA

[Reviews - 3]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hola!!!!!!!!!! Aquí con una nueva historia hahaha algo cortita ya que no acostumbro a hacer one shot pero ahahaha me encanta la pareja, tiene mis advertencias favoritas (shota e incesto) hihihihi por cierto aunque es mpreg Solomon no embaraza a Aladdin ni viceversa es algo loco pero espero lo disfrutes, quería subirlo en navidad pero la inspiración llego tarde ahahaha pero bueno aquí ta!!!!

Dedicado a

*megu-chan (en serio mil gracias por ayudarme a subirlo!!!!!!!

*dark kirito

 

Notas del capitulo:

Magi y sus personajes pertenecen a Shinobu Ohtaka

-Solomón-

 

-¡Vaya, he terminado de leer todos estos libros! Y aún siento que me faltan cosas por aprender-suspira-iré a visitar a Ugo, el es un genio, seguro que tendrá algo interesante en su biblioteca.

 

Sale de su casa para dirigirse a la de su amigo ansioso de nuevos conocimientos.

 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

 

Al llegar al lugar...

 

-Ugo~ me gustaría leer algo más.

 

-Disculpa Solomón, no tengo nada más que compartir. En poco tiempo haz terminado de leer toda mi colección.

 

-Lo sé, pero creí que por algún lugar tendrías algo olvidado por ahí, eso sería casi imposible pero...no se...

 

Camina por el lugar cureoseando las cosas que ha visto un millón de veces con intención de encontrar algo nuevo.

 

-Me siento mal por ti, si pudiera hacer algo sabes que lo haría pero...

 

-No te preocupes-voltea a verlo mientras sigue caminando de espaldas-tampoco la intención es incomodarte, yo...

 

Por andar distraído tropieza con sus propios pies y cae al piso llevándose consigo un pequeño mueble con muchos cajones.

 

-¡SOLOMÓN!-corre a su auxilio-¡¿Te encuentras bien?!

 

-Si...disculpa.

 

Se disponía a levantarse cuando de pronto sintió bajo sus manos un libro.

 

-¿Eh? ¿Qué es esto?

 

-¡No lo veas amigo!

 

Pero la advertencia llegó tarde y el jóven observó facinado que se trataba de un nuevo libro, uno que jamás en su vida había visto.

 

-¡¿Me lo prestas?!

 

-No creo que sea algo bueno para ti.

 

-Pero tu dijiste que si pudieras hacer algo por mi lo harías-menciona haciendo un mohín.

 

-Pero...

 

-Anda, te lo regresaré rápido-le mira lleno de ilusión.

 

-Ni como negarme cuando me lo pides así.

 

-¡Gracias Ugo! ¡Eres el mejor! Sabía que podía contar contigo.

 

Sale tan rápido como entró. Llega a su casa y se dirige a su habitación para leer sin interrupciones.

 

Pasan los minutos y se llena de emoción con cada página leída, jamás pensó que existieran cosas como esas. Hasta que una llamó con mayor intensidad su atención.

 

-¿Candado...chino? ¡Parece todo un reto! Me pregunto si seré capaz de lograrlo.

 

~_~_~_~_~_~_~_~_~_~_~_~

 

Una semana después...

 

-Ugo-

 

-Hace días que Solomón se llevó aquel libro con mis secretos más oscuros. Creí que el contenido no sería de su agrado, pero si no ha venido a entregarlo puede que le haya llamado más la atención de lo que pensé. O tal vez su padre no lo haya dejado salir otra vez de su casa. Si es el caso, mejor voy a visitarlo.

 

Sale del lugar lo más rápido que pudo para reunirse con su amigo. No tiene que caminar mucho puesto que sus casas quedan relativamente cerca.

 

-¿Cómo entrar sin que me vea su padre?

 

-¡Joven Ugo!

 

-¡Ho-hola!-saluda torpemente a una mujer mayor que trabaja para la familia Jehoahaz Abraham.

 

-¿Viene a visitar al jóven Solomón?

 

-Si...

 

-Adelante-suelta una risita traviesa-el señor David no se encuentra en casa.

 

-¡Muchas gracias!

 

-Es verdad, espere un momento. Tenga-le extiende una llave-esta llave es de su cuarto, parece algo indispuesto así que si necesita entrar úsela con confianza.

 

-En verdad le agradezco-la toma y se retira.

 

~_~_~_~_~_~_~_~_~_~_~_~

 

Tocan la puerta.

 

-¿Quién?-pregunta una voz adolorida.

 

-Soy Ugo.

 

-Adelante.

 

El mayor usa lo que le habían dado anteriormente y abre la puerta.

 

-Solomón ¿te encuentras bien?

 

-No~ -le responde aún recostado y tapado completamente en la cama.

 

-¿Qué tienes?

 

El peli azul retira las sábanas de su cuerpo.

 

-Intenté el candado chino y...

 

-¡AY~ SOLOMÓN! ¡QUE HORROR! ¡Mira nada más como te dejaste! Ah...digo.

 

-Esta bien, lo entiendo.

 

-Amigo ¿por qué lo intentaste?

 

-Porque la teoría es diferente a la práctica y me ganó la curiosidad.

 

-Por favor, se más cuidadoso, no lo vuelvas a intentar. Además ¿qué pasa si quedas embarazado? Recuerda que eres el único hombre que puede hacerlo.

 

-Lo sé, pero no tienes que preocuparte, ni siquiera lo alcance-dice decepcionado.

 

-Solo se cuidadoso ¿si?

 

-Bien.

 

-¿Quiéres que llame a un médico?

 

-No, ya me atendí yo mismo. Muchas gracias-sonríe con dulzura.

 

-¿Quieres que te revise yo? En poco seré todo un doctor.

 

-¡¿Eh?! ¡No gracias!

 

-Solo bromeaba-suelta a reír.

 

-Vaya con tus bromas-le hace segunda.

 

Y así pasaron las horas platicando de diversos temas hasta que cayó la noche.

 

-Me tengo que ir.

 

-Si claro, ve con cuidado Ugo.

 

~_~_~_~_~_~_~_~_~_~_~_~

 

-Solomón-

 

-Ugo siempre se preocupa de más, debe relajarse un poco. Además ya me siento mejor, sólo fue el dolor de la práctica. Seguro que ahora si soy capaz de lograrlo.

 

Se para de la cama y pone nuevamente en práctica lo aprendido. Esta vez logró su cometido, una sensación agradable recorría todo su cuerpo por lo que llegó a correrse en su interior.

 

-¡Oh, no! ¡¿Qué...Bueno, no creo que haya sido para tanto, además ¿qué posibilidad hay de que me embarace a la primera?

 

Retira el miembro de su interior con extremo cuidado para no lesionarse.

 

-Lo mejor será no volver a hacerlo. Ahora que lo logré me siento satisfecho-sonríe.

 

~_~_~_~_~_~_~_~_~_~_~_~

 

-Ugo-

 

-Lo bueno es que Sheba no sabe de las actividades de Solomón, la pobre lloraría desconsolada si se entera que el prefiere hacer eso a estar con ella. A decir verdad me preocupa un poco el que no quiera compartir su vida con alguien más. El es mi mejor amigo y le deseo lo mejor, tener a alguien a quien amar te da una perspectiva diferente de la vida. Sin mencionar que también te da las mayores felicidades.

 

~_~_~_~_~_~_~_~_~_~_~_~

 

Tres meses después...

 

-Solomón-

 

-Últimamente he tenido muchos antojos, quizá por eso me está creciendo la barriga, porque dudo que haya sido por una infección estomacal. A este paso dejaré al pueblo sin manzanas-ríe-mejor voy al doctor.

 

Sale de su casa y en la entrada se encuentra con Ugo.

 

-¡Solomón!

 

-¡Ugo! ¿Qué te trae por aquí?

 

-Vengo a ver como estas. Te he notado algo raro estos días.

 

-A decir verdad he tenido unos fuertes antojos de manzana, ya sea en pay, acarmeladas o como sea.

 

-¿Antojos?-baja su vista al vientre del menor-¿algún otro síntoma?

 

-Náuseas, muy pocas de hecho y he subido algunos kilos. Me dirijo al hospital por ello, temo que sea una infección estomacal.

 

-¿Le haz dicho a alguien más aparte de mi?

 

-No.

 

-Bien, entonces sígueme.

 

-¿A dónde vamos?

 

-Voy a hacerte un chequeo médico. Tengo mis sospechas respecto a tu sintomatología.

 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

 

Pasaron los minutos hasta que por fin se dió el diagnóstico.

 

-Solomón.

 

-¿Si?

 

-Estas...estas embarazado.

 

-¡¿Eh?!

 

-¿Estuviste con alguien?

 

-No...

 

-¡¿Entonces?!

 

-Pues, no sé...haciendo memoria-¡Ah!

 

-¡¿Qué pasa?!

 

-Fué por el candado chino-sonríe.

 

-Fue mala idea prestarte ese libro.

 

-¡Nada de eso! ¡Voy a ser padre!-expresa con gran emoción mientras toca su barriguita-además será 100% mío.

 

-Ni como negarlo.

 

Ambos ríen.

 

-Solo espero que nunca pregunte por su mami ni por su origen porque no sabría como explicarle.

 

-Es verdad, normalmente uno empieza la historia con "cuando papá y mamá se quieren mucho..."

 

-Así es. Sin mencionar que nadie más que familia y amigos muy cercanos saben que soy el único hombre que puede embarazarse...¡Bien, eso será en el futuro! Mientras seguiré disfrutando de la noticia.

 

-Me parece prudente, después de todo no es bueno que alguien en tu condición se estrese.

 

-¡¿Verdad?! Yo opino lo mismo. No quiero que le haga mal a Aladdin.

 

-¿Así se va a llamar?

 

-Si.

 

-Que buen nombre.

 

-Gracias. Ahora lo único que falta es darle la noticia a mi padre.

 

-Mucha suerte.

 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

 

Al llegar a su casa el peli azul abre emocionado la puerta de entrada.

 

-¿Por qué tan feliz?

 

-Padre...

 

-Llegué más temprano porque terminé mis asuntos antes de tiempo.

 

-Ya veo.

 

-¿Entonces? ¿Por qué tan alegre?

 

-Hay una noticia que tengo que darle.

 

-Vamos a la sala.

 

David toma asiento en la silla más cercana a la salida, por su parte el menor toma asiento frente a él.

 

-Soy todo oídos. ¿Qué tienes que decirme?

 

-Voy a ser padre-dice tocándose el vientre.

 

-Que buena noticia.

 

-¡¿Lo dices enserio?!

 

-Si, ¿cómo no estarlo? Me vas a hacer abuelo.

 

-¡Gracias padre!

 

-No tienes nada que agradecer. Anda ve a darte un baño para que puedas irte a dormir, seguro estarás cansado.

 

-¡Si!

 

Solomón sube felizmente las escaleras para dirigirse a su cuarto y preparar sus cosas.

 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

 

Ya en la ducha.

 

-¡Se me olvidó llamar a Ugo para contarle la situación!

 

Al salir de ducharse escucha a su padre hablando por teléfono con alguien más.

 

(-Lo haré después, ahora está ocupado.)

 

Se disponía a salir del cuarto hasta que escuchó algo que llamó su atención.

 

-Así es, ha pasado lo que tanto temía, Solomón está...-suspira-está embarazado-expresa con repulsión-No puedo permitir que tenga al hijo, ¿qué pasará si también resulta ser un monstruo como él? Por eso necesito que vengas mañana, llévatelo, haz lo que necesites con él, incluso si es necesario experimentar...háganlo. Les doy mi permiso.

 

(-Padre).

 

Solomón salió como pudo del lugar sin hacer ruido. Corrió y corrió lo más rápido como sus piernas lo permitieron.

 

-¡No me importaba lo mal que me llegaba a tratar, pero contigo es diferente! ¡No permitiré que nadie te haga daño Aladdin!

 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

 

Seis meses después...

 

-Sheba ¿haz tenido noticias de Solomón?

 

-No Ugo. Estoy muy preocupada parece que la tierra se lo trago, no le dijo a nadie acerca de a donde iba.

 

-Ya veo...gracias. Seguiré buscando.

 

-¡Si!

 

(-¡¿Dónde estás?! Me preocupa saber que estés solo en tu condición. ¿Qué pasó aquella noche amigo?)

 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

 

Solomón se encontraba en una pequeña y muy vieja cabaña junto a una amable viejecita que le cuidó todo este tiempo.

 

-¡Aguanta un poco más hijo! ¡Ya casi sale el bebé!

 

-¡Mamá Dragón! ¡Ya...ya no puedo más...! ¡Siento que voy a MORIR!

 

-¡Solo un poco más!

 

-¡Aaaaah!!!

 

-¡Lo lograste!

 

Solomón cae rendido al piso mientras que la dulce abuelita toma al bebé con extremo cuidado, corta el cordón umbilical y se lleva a Aladdin para darle un baño.

 

-Disculpa que haya sido tan incómodo tu parto. Me habría gustado tener al menos un colchón para acomodarte en vez del piso.

 

-No mamá Dragón, ya haz hecho bastante, ni toda mi vida me alcanza para agradecerte todo.

 

-No digas eso hijo.

 

-Claro que si, eres la mejor.

 

La mujer se acerca al jóven para entregarle al bebé.

 

-Mira que bello es tu hijo.

 

Solomón se llenó de una felicidad tan desbordante que tomó fuerzas de ella para sentarse y tomar al pequeño en brazos.

 

-¡Es hermoso!-menciona para después soltarse a llorar.

 

Ella se acerca para abrazar a ambos.

 

-¡Gracias mamá! ¡MUCHAS GRACIAS!

 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

 

-Ugo-

 

-Parece que estoy cerca, un hombre me dijo que había visto a alguien con la descripción de Solomón por aquí, cerca de una cabaña. Espero sea verdad y más que estés bien, claro, Aladdin igual.

 

Mientras seguía caminando vió a lo lejos una cabaña o lo que restaba de una, se le veía tan deteriorada que no podía imaginarse a alguien viviendo ahí. Sin dudarlo dos veces fue corriendo al lugar. Al llegar a la entrada se encontró con una puerta podrida, así que decidió no arriesgarse tocándola, seguro se la llevaba consigo por lo que consideró más prudente hablar para ver si había alguien dentro.

 

-¡Disculpa! ¡¿Hay alguien ahí?!

 

………………..

 

Dentro del lugar...

 

-Esa es la voz de Ugo-mencionó sorprendido el peli azul.

 

-¿Quieres verle?

 

-Pero...

 

-No te preocupes, todo está bien.

 

-Gracias-sonríe y le es devuelto el gesto.

 

De pronto la puerta se abre.

 

-¿Se lo ofrece algo?-preguntó sonriente la adorable abuelita.

 

-Si, emh...busco a mi amigo, es un chico bajito de cabello color azul al igual que sus ojos.

 

-Aquí esta.

 

-¡¿De verdad?!

 

-Si, pasa.

 

-¡GRACIAS!-la abraza efusivo para posteriormente entrar al lugar-¡SOLOMÓN!

 

-Cuanto tiempo Ugo-sonríe.

 

-¡Estan bien!-suelta en llanto-¡Que gusto! ¡Que gusto amigo!-le abraza con delicadeza por la condición-Entonces el es Aladdin.

 

-Si.

 

-Mucho gusto-acaricia su cabeza y el bebé le sonríe-¡Sonrió!

 

-Parece que le agradas.

 

-Es hermoso.

 

-¡¿Verdad que si?!

 

-Solomón...-suspira-si escapaste fue por algo, así que no te preocupes. No le diré a nadie tu localización. Pero por favor permiteme ayudarte.

 

-Ugo...

 

-No quiero que les pase nada malo. Así que para no levantar sospechas, vendré periódicamente a traerles lo que necesiten. Comida, dinero, medicamentos...

 

-No tienes que hacerlo.

 

-Solomón, la cuestión es que quiero. En el pasado fui un cobarde y no hice nada por ti, no quiero volver a cometer el mismo error.

 

-Pero yo no quiero causarte problemas...a ti también.

 

Mamá Dragón se acerca a los dos muchachos y les abraza.

 

-Hijo acepta lo que te ofrecen-sonríe-no estás solo, ahora somos una familia.

 

-¡Así es! Papá, hijo, abuela y tío.

 

Todos sueltan a reír y llorar de felicidad.

 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

 

Un año después...

 

-¡Hola familia!

 

-¡Ugo!

 

-Veo que le estas cambiando el pañal, ¿necesitas ayuda?

 

-No gracias-sonríe-Aladdin se porta muy bien lo cual lo hace más sencillo de lo que pensé. Además mamá me está ayudando con la papilla.

 

-Me alegra.

 

-¡Ya está! ¿Te lo puedo encargar en lo que me lavo las manos?

 

-Claro, ve.

 

-Gracias.

 

-Hola Aladdin.

 

El bebé sonríe y le toma de un dedo mientras que el papá les ve divertido desde el baño.

 

-¡Vaya que fuerza tienen los bebés!

 

-Si-se acerca Solomón-pero aún así es super adorable-lo carga-y mira estas mejillitas, son tan suavecitas.

 

-Papá meloso haha.

 

-Si, pero ¿quién no lo sería con esta belleza?-besa su mejilla.

 

-Ni como negarlo. Por cierto...

 

-¿Si?

 

-¿Sigues sin querer buscar un amor? A lo mejor te cae bien y seguro se encariña con Aladdin.

 

-No me hace falta-responde despreocupado.

 

-Me preocupa que no busques el amor, aún eres muy jóven.

 

-No es bueno buscarlo, llegará solo, si no de todos modos estoy bien así.

 

-Pero...

 

-¡Ya está listo el puré hijo!

 

-¡Muchas gracias! Anda, vamos a darte de comer.

 

-Bien, ya no insistiré (por ahora.)

 

Y así pasó el tiempo hasta que se hicieron años. Ugo siguió como el mejor médico, cosa que ayudó mucho para cuando Aladdin o algún otro miembro de la familia enfermaba; mamá Dragón ayudó al cuidado del menor mientras seguía a cargo de su cultivo de manzanas; Solomón consiguió un trabajo de traductor sin salir de casa para cuidar a su hijo, trabajo por el cual le pagan muy bien y Aladdin recibe clases en casa impartidas por su padre. En la escuela no podría cuidarlo de que se lo llevaran por lo que optó por enseñarle, después de todo el tiene muchos conocimientos. Durante esos años ganaron tanto dinero que pudieron remodelar toda la casa.

 

-¡Ya terminé papi!

 

-Veamos...-revisa la libreta-todo esta bien-besa su mejilla y el pequeño sonríe-Bien, es todo por hoy.

 

-¡Chicos! ¡Ya está el pay de manzana!

 

-¡Viva!-expresan emocionados papá e hijo a lo que terminan riendo.

 

-Heredaste la misma afición por las manzanas de tu padre.

 

-¡Si!

 

-¡Bien! Entonces vamos-carga al menor de hombros.

 

...

 

Huele delicioso abuelita.

 

-Me da gusto Aladdin, come todo lo que gustes sino Solomón es capaz de comérselo todo.

 

-Supongo que puede pasar-sonríe el papá.

 

-¡Buen provecho!

 

-Eso me recuerda, voy a comprar algunos útiles para Aladdin ¿necesitas algo por ahí?

 

-Si, me serías de gran ayuda. Al rato te doy la lista.

 

-De acuerdo.

 

-¡Yo te acompaño papi!

 

-¿De verdad me ayudarías?

 

-¡Si!

 

-Cuento contigo.

 

-¡Claro!

 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

 

Mientras los dos peli azules se encontraban fuera de casa...

 

-Bien, ya terminamos. ¿Te gustaría un helado?

 

-¡Si!

 

-¡Vamos!-le toma de la mano.

 

-¿Doble o sencillo?-pregunta la joven que les atiende.

 

De pronto, sin previo aviso el menor brinca a los pechos de la chica y comienza a restregarse en ella.

 

-¡Aladdin!-Solomón le separó con delicadeza y emprenden carrera.

 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

 

De vuelta a casa...

 

Solomón no dijo una sola palabra todo el camino, tan pronto como llegaron entraron a la habitación del mayor y éste se sentó en la cama mientras que Aladdin se quedó parado sin saber que decir.

 

-Papi...yo...

 

Solomón le toma del brazo para juntarlo a su cuerpo mientras hunde su cabeza en el pecho del menor.

 

-Aladdin, perdón.

 

-¿Eh?

 

-Yo...siempre pensé que no te hacia falta una imagen materna, pero veo que me equivoqué, lo de hoy fue una clara muestra de ello.

 

-¡No!

 

-Aladdin...-alza la vista-¿te gustaría tener una mamá?

 

-¡NO! ¡Yo estoy bien con papá! ¡Amo a papá!-dice entre lágrimas-te necesito sólo a ti, claro a Ugo-kun y a la abuelita también.

 

-¿De verdad no necesitas una madre?

 

-No-suelta el agarre y se sienta en las piernas de su padre quedando de frente a él.

 

-¿Aladdin?

 

-No me dejes-le abraza por el cuello mientras recarga su cabeza a la del mayor.

 

-Claro que no, te lo prometo.

 

-¡Familia!

 

-¡Es Ugo-kun!-corre en dirección a la entrada para recibirlo seguido por su padre.

 

-¡Hola Aladdin!-deja en el piso las cosas que llevaba para cargarlo-mira que grande estás. ¿Cuántos años tienes ya?

 

-¡Diez!

 

-Y muy bien cumplidos-le baja para sacar de la enorme bolsa que trae un perrito de peluche-toma, es para ti.

 

-¡Gracias!

 

-¿Aún tienes al conejo?

 

-Si.

 

-Entonces ya no estará solo el señor conejo.

 

-No, voy a llevárselo.

 

-Muy bien.

 

El menor corre a su cuarto dejando a los dos adultos en la sala.

 

-Solomón, a ti también te traje un regalo.

 

-¡¿Enserio?! ¡¿Qué es?!

 

-Esto-saca un saxofón.

 

-¿Quieres formar un grupo?

 

-Nada de eso, leí en un lugar que alguien que toca un instrumento es sexualmente atractivo.

 

-¡¿Eh?!

 

-A lo mejor alguien se enamora al escucharte. El saxofón puede dar sonidos muy sensuales.

 

-Bien-suspira-supongo que no pierdo nada.

 

-¡Así es! Bueno, me tengo que ir. Te veo después.

 

-Gracias.

 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

 

En la noche...

 

-Bien la tocaré. No quiero esposa pero Aladdin no debe de pagar por mis ideas.

 

Comienza a leer la guía que venía con este.

 

-Bien, veamos como suena conmigo. Se pone en posición, sopla al tiempo que mueve sus dedos para hacer sonar las notas. El sonido es limpio, el ritmo es perfecto, la respiración es potente y el lugar se llena de sensualidad, comienza a gozarlo, cosa que no creyó posible. Termina su pieza satisfecho y escucha como le aplauden.

 

-¡ALADDIN!

 

-¡Que bien suena papi!-se encontraba tras de él con una carita llena de emoción.

 

-¿Te desperté?

 

-No.

 

-Bien. De todas formas por hoy le dejo.

 

-Una más...por favor-le miraba suplicante.

 

-De acuerdo-sonríe-toma asiento.

 

-¡Si!

 

Vuelve a tocar el instrumento, realmente goza hacerlo, su corazón se llena de emoción. Voltea a ver al menor, este tiene los ojos cerrados mientras mueve sus piecesitos para disfrutar más de la melodía.

 

(-Aladdin es tan lindo, me va a doler cuando se vaya de mi lado.)

 

La música para y el pequeño abre sorprendido sus ojos.

 

-¿Qué sucede papi?

 

-Nada, anda ve a dormir-sonríe.

 

-No me engañas, estás triste ¿por qué?

 

-No es nada.

 

-¿No te puedo ayudar?

 

-No es eso...

 

-¿Entonces?

 

-Estaba pensando que me dolerá mucho el día en que te vayas.

 

-¿Por qué me iría?

 

-En un futuro, cuando encuentres a alguien que ames.

 

-Pero yo te amo.

 

-Me refiero más bien a un amor de pareja, no a uno de familia-sonríe melancólico.

 

-¿Cómo es eso?

 

El mayor carga a su hijo y lo lleva hasta la cama. Se sienta y acomoda al menor sobre sus piernas poniéndolo frente a frente.

 

-Cuando estas enamorado...-acerca con su mano diestra la cabeza de su hijo a la suya-te pones nervioso al tenerle así de cerca, la respiración se entrecorta y tu corazón no deja de latir con fuerza.

 

Aladdin se sonroja mientras ve tímidamente a su padre.

 

-Lo ves a los ojos y descubres que tiene una hermosa mirada, bajas la vista y te encuentras con sus labios, tan suaves, tan lindos...tan besables-se gira para recostarlo en la cama-entonces descubres que quieres más-levanta lentamente la pijama y besa su cuello.

 

-Pa...pá-le miraba sonrojado con un poco de lágrimas a causa de la vergüenza.

 

Solomón se separa de golpe del menor y queda nuevamente sentado.

 

-A-algo así...-suspira mientras se lleva las manos a la cara.

 

-B-bien.

 

-Será mejor que vayamos a dormir. Buenas noches.

 

-Buenas noches papi.

 

Aladdin sale del cuarto y cierra la puerta.

 

-¿Qué diablos estaba haciendo? Es mi hijo...

 

De pronto recordó lo que su padre dijo por teléfono "un monstruo."

 

-El tenía razón, alguien que desea a su hijo de esa forma no se le puede llamar de otra manera.

 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

 

Al día siguiente...

 

-Después de lo de anoche no pude dormir nada, soy de lo peor.

 

Baja a la sala y se encuentra una nota en la mesa de mamá Dragón.

 

"Ugo necesita ayuda en el hospital, como anteriormente fui enfermera me ofrecí de voluntaria, regreso en una semana."

 

(-¡NO~!)

 

-Papi...

 

-¡¿A-Aladdin?!

 

-Buen día-sonríe.

 

-Buen día-le devuelve el gesto.

 

(-Calma Solomón, cuenta hasta cien y relájate.)

 

-¿Tienes hambre?

 

-No, quería hablar contigo respecto a lo de ayer.

 

(-¡Debí haber hecho algo muy malo en mi vida pasada!)

 

-Bien, te escucho hijo.

 

-¿Podemos ir a tu habitación papá? Me gustaría tener privacidad.

 

-Si, claro.

 

...

 

-Emh...bueno-jala su playera con las manos echas puños y gira uno de sus pies sobre su mismo eje-yo estoy enamorado de alguien.

 

Solomón sintió un gran dolor en su pecho.

 

-¿Ah...si? Que bien Aladdin. ¿Lo conozco?

 

-Si, es papá.

 

-¡¿Eh?!

 

-Ayer entendía perfectamente lo que me decías, solo fingí para...saber si sientes lo mismo que yo. No quería que me odiaras así que nunca te lo dije.

 

-¡ALADDIN!-corre hacia el y se agacha a abrazarle-¡Jamás! ¡JAMÁS TE ODIARÍA!

 

-¿De verdad?

 

-Si. Y respecto a lo otro...¿estás seguro de lo que sientes?

 

-Si...

 

-Porque después-le susurra al oído-ni creas que voy a dejarte escapar.

 

-Entonces no lo hagas, quiero estar siempre contigo papi.

 

Se separan un poco sólo para poder mirarse a los ojos. El mayor le toma delicadamente del rostro y se acerca a besarlo. El primer beso de ambos, el más inocente y puro. Poco a poco se separan.

 

-Te amo Aladdin.

 

-Yo también...te amo papá.

 

-Creo que por hoy es suficiente.

 

-No, ayer me dijiste "entonces descubres que quieres más."

 

-No quiero obligarte.

 

-No lo haces.

 

-¿Estas seguro?

 

-Si.

 

-Bien, entonces...

 

Se levanta y carga al menor hasta su cama.

 

-Aladdin, quiero vestirte sólo con mis caricias.

 

-Papi...

 

Besa nuevamente al menor, ahora con mayor intensidad.

 

Poco a poco le despoja de su ropa.

 

El lugar se llena de besos, caricias y suspiros, hasta que ambos cayeron exhaustos.

 

(-Ugo, encontré el amor, tal vez no como lo imaginaba, ni de la forma correcta, pero por fin soy feliz.)

 

-Te amo Aladdin-besa su frente-gracias por haber nacido.

Notas finales:

Espero te haya gustado y recuerda no hagas lo de Solomon, tu cuerpo no es balero ahahahaha

AL leer esto haz honlado a mi familia ahahahaha es un chiste que hago con kirito-chan


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).