Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

The sunlit day and the moon II por Abadon007

[Reviews - 8]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

“Cualquiera puede ponerse furioso… eso es fácil. Pero estar furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto, y de la forma correcta… eso no es fácil.”


Aristóteles

¿Quién era el culpable en realidad?


 ¿Por qué culpar siempre a Bruce? Cuando en realidad Jasón fue el único culpable por no confiar en su mentor, ahora aquel hombre que le dio una oportunidad en la vida ya no existe, aquel hombre que quiso ser como un padre cuando nadie daba nada por un niño de la calle, hijo de un criminal.


No, ya no existe y fue muerto por el mismo Joker, su última pelea, su último suspiro a lado de ese psicópata.


 Jasón estaba tan perdido como en el principio, siempre ausente alejado de la vida de los vigilantes, sus hermanos trataban de salir adelante, todos dirían que Damián se sentiría solo, pero al tener a Grayson a su lado era como tener a un mentor a un amigo. Tim continúo con sus estudios al mismo tiempo que estaba con los Titanes guiándolos, salvando el mundo a su manera. Red Hood por su lado desapareció, algo lo sofocaba y no era esa ruptura con su eterno amor, no.


 Así pasaron los días hasta que ya harto de compadecerse y lamentarse de sí mismo saco toda su frustración y furia hacia los criminales que ya lo hacían perdido o muerto. Más despiadado que nunca, más cruel, sin tolerancia hacia aquellos que corrompían Gotham, pero el nudo en la garganta se hacía más latente, el dolor en el pecho era insoportable, aquellas palabras que debieron salir en su debido tiempo lo estaban ahogando, como una bala que no solo hiere la carne sino el alma. A veces andando entre edificio y edificio vigilando a la gente de la alta sociedad, se perdía observando a uno que otro hombre que a simple vista parecía que miraba a su padre, pero no era él, se repetía, Bruce tenía porte, galanura, encanto y ese aire de soledad y autoridad. Era Batman hasta siendo Bruce Wayne.


_ Que carajos estoy mirando...


 Se decía molesto mientras observaba la subasta que se llevaría a cabo para la fundación Martha Wayne, la alta sociedad estaba reunida para entregar su dinero hacia lo que sería la subasta del año. El collar de perlas que con tanto dolor Bruce tenía bajo resguardo había salido al aire para ser otros de los objetos en venta de los desaparecidos Wayne. Todo lo que fuera de ellos valía una fortuna y aunque Alfred desaprobaba que las pertenencias de su joven señor fueran subastadas, al no tener un dueño todo era para obras de caridad tal como su testamento lo indicaba.


_ Los Búhos, parecen que no están de acuerdo con la subasta. Creen que Bruce sigue vivo.


 Las nubes nocturnas se estaban acumulando, una a una cada gota de agua resbala en el rostro del muchacho. Todd se encontraba en lo alto de un edificio vigilando, para su desgracia bajo la guardia, no había sentido la presencia del superhombre, si hubiera sido un enemigo, Red Hood ya no existiría.


_ No necesito que me estén cuidando... ¿Acaso no tienes mejores cosas que hacer?


Voltea para encararlo, pero todo trato con el hombre de acero era distante, no deseaba mirarlo a los ojos, no deseaba escucharlo, ese sentimiento de tristeza lo demostraba a flor de piel el reportero.


_ Claro que tengo mejores cosas que hacer por ejemplo una entrevista con algunas personas de la subasta, también debo fotografiar el collar de Martha Wayne...


Suspira, se traga el dolor de la perdida, la persona que más le importaba en el mundo ya no estaba, pero no puede rendirse, debe seguir adelante. Jasón le da la espalda esta por retirarse.


_ Ocúpate de tus asuntos, ya no hay nada en Gotham para que regreses, nosotros nos haremos cargo de lo que viene.


Superman con voz fría pregunta:


_ Jasón... ¿Cómo le haces para no sentir la perdida? ¿Qué haces para no derrumbarte?


El muchacho le estaba dando la espalda, se había detenido, la lluvia comienza arreciar mojando completamente el rostro del antihéroe, su antifaz no lo protegía del agua, se cubre totalmente con el casco rojo. Era inútil decir que no sentía nada por Bruce, era inútil decir que los seres queridos se fueron y no tenía nada que lamentarse. No podía decir nada de eso, sus pulsaciones se incrementaron, aquel peso que lo ahoga, que lo hace enojar se clava en el pecho recordándole que esta mas presente que nunca. Superman se da cuenta de que el muchacho esta afligido, fue un error preguntar.


_ Jay...


Clark lo llama con cariño, sabe que los únicos que le pueden llamar así son su familia, el superhombre no es nadie para hablarle así. El reportero está preocupado, Alfred lo llamo para contarle que de todos, Jasón es quien no mostro sus sentimientos ante la perdida, pero que está al tanto que ese muchacho se expresa de otra forma, está al corriente de como a castigado a los criminales, de cómo trata de ocultar el dolor.


_ No me llames con esa confianza... eras el amante de Bruce... solo eso, así que no tienes que cargar con su familia...


Antes de que se lance al vacío para alejarse, superman lo toma de la mano con delicadeza.


_ Lo siento, pero Alfred quiere verte, me encargo mucho que te llevara, quiere que todos estemos reunidos para darnos una noticia importante.


Antes de que termine, el muchacho se suelta con violencia.


_ No tengo ánimos de estar con la familia... 


Aquel rechazo tan violento, la mirada salvaje bajo aquel casco rojo, por un leve instante ve a Bruce, sonríe, es cierto que cada hijo del murciélago tiene algo de él, solo Dick es diferente pero el resto tiene algo que le hace recordarlo, pero el segundo Robín es quien tiene más parentesco, ese carácter arisco, esa independencia y  al mismo tiempo esa necesidad de ser amado por alguien.


_ Bruce... ¿Qué hare con Jasón?


Red Hood lo sabía, se sentía vigilado por el Hombre de Acero.


_ Carajos... Fu..k


No era el más débil de la familia ¿Por qué demonios tenía que vigilarlo? Se preguntaba, esta vez le toco ir tras la mafia rusa. Tenía días vigilándola por trata de blancas, necesitaba pruebas para meterlos a la cárcel, no sin antes darles una buena paliza.


_ Little Bird... sigues enojado?


Llama Grayson por el comunicador que Jasón lleva en el oído.


_ ...


_ Eres un maldito bastardo... sabes que no puedo seguir enojado contigo...


Un silencio en el comunicador.


_ Lo sabes... no puedo hacer nada... las responsabilidades caen sobre ti, tu prioridad es Damián... No puedo hacer nada con eso...


Dick responde con dolor.


_ No eres menos que él... también eres importante...


Jasón sonríe por sus absurdos celos hacia un niño.


_ Blue Bird, soy alguien que se comporta como un tonto... tengo que irme...


Apaga el comunicador, lanzándose con sigilo hacia el enemigo, había prohibido rotundamente que no se metieran con los menores de edad, sus terrenos fueron invadidos por la mafia rusa que lo creyó muerto esos días que estuvo ausente.


_ No matar...


Se repetía una y otra vez, pero disparaba a diestra y siniestra en partes del cuerpo que los imposibilitaba para moverse.


_ No matar...


Tal y como se lo prometió a su padre adoptivo.


_ No volveré a matar.


Pero los golpes eran para dejar medio muertos a los enemigos. Todo había acabado, llama a Gordon indicándole lo que encontró, quita los candados del vagón 67 dentro estaban los niños que vivían en las calles, hace días habían desaparecido, él los conoce, lleva un control de los que vagan, los ayudaba llevándolos a albergues adecuados para que se alimenten como debe de ser. Entre Dick y él se estaban encargando de un programa para que estos fueran a la escuela y estuvieran mejor protegidos por padres adoptivos  adecuados para estos niños. Pero de un día para otro comenzaron a desaparecer, Grayson se lo comunico ya los había buscado, solo quedaba que Red Hood buscara en sus terrenos y los encontró. En los vagones del muelle de Gotham.


_ Están todos bien...


Se quita la máscara para que los niños tengan confianza, solo se deja el antifaz. Los menores asienten.


_ Nightwing los encontré, Gordon está en camino me quedare hasta que llegue.


Toma el casco rojo con sus manos para ponérselo pero un disparo a la distancia hace que salga volando lejos de él.


_ Demonios...


Los niños gritan al escuchar el disparo, Jasón les ordena que se queden dentro del vagón, otro disparo pero este por poco le da en la cabeza, rasga el antifaz dejándolo al descubierto. Rápidamente se cubre con la capucha roja de su cazadora. Corre para identificar de donde provienen los disparos. Dispara hacia esa dirección, pero el tirador se adelanta y le da en el hombro de no ser porque algo tomo al maleante le hubiera dado de lleno en el corazón.


_ Superman...


Los niños gritan emocionados al ver al hombre de acero. Este deja al tirador amordazado en un poste de luz. Gordon llega con el traje de Batman, pero uno diferente al del verdadero.


_ Muchacho estas herido...


Jasón se cubre el rostro con la capucha.


_ No es nada...


Superman se quita la capa lo cubre con cuidado, teme que Jasón reaccione violentamente y se le escape lastimándose más de lo que ya está.


_ Que... mier...!!!


Pero antes de que hable, Superman lo atrae con cuidado hacia su pecho, enredándolo con la capa, cubriéndolo. Hasta alzar el vuelo con Jasón envuelto como bebé.


_ Debemos sanar esas heridas...


El comisionado Gordon asiente.


_ Te lo encargo...


Jasón se queda sin habla, tratarlo como un bebé es de lo peor, llevarlo en sus brazos como princesa en peligro resulta ofensivo, pero sentir la calidez de otro cuerpo, no de cualquiera, el calor que emana el superhombre lo hace sentir tan solo y necesitado. Quiere correr, alejarse, encontrar un pedazo de Kriptonita y enterrársela en donde más le duela al héroe de Metrópolis.


_ No me lleves con Alfred... no quiero que me vea herido...


Murmura con un deje de vergüenza al sentirse como un niño.


_ Tienes que tratar esa herida.


Clark escucha con sorpresa el fuerte latir del corazón de Jasón quien lo mira y le habla:


_ Mi departamento está a unos kilómetros de aquí... tengo un botiquín para estos casos.


Esos ojos fieros de color azul y toques verdes lo recriminan por tratarlo como un crío. Superman sonríe.


_ Ahora no pareces el feroz Red Hood...


Jasón libera una de sus manos y asesta un golpe en la mejilla del mayor, se queja por la herida en el hombro y por sentir que golpeo un muro.


_ Te estás burlando maldito alíen.


Clark sonríe como antes, dulce y tranquilo, Jasón lo nota, esa tristeza desaparece por un instante, pero siente hervir su cuerpo al sentir los fuertes músculos que lo rodean para protegerlo. 


 

Notas finales:

Nota rápida:

 

Era un Fic separado, pero como es parte de The sunlit day and the moon, bueno mejor lo junte. Ante todo para seguir una secuencia y no confundirlos.

Les mando muchos saludos, besos y abrazos estiló Superman.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).