Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

amado mio por kikyo_sabaku

[Reviews - 2]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo: El cinco de mayo paso hace tres días, lol pero aun asi no es muy tarde todavia ¿verdad? Estuve escribiendo esto desde el cuatro no pense que me tomara mucho tiempo en hacerlo pero bueno, no siempre se tiene razon ¡este one shot es un pequeño regalo para mi deidi por su cumpleaños!
 
¡Tarde pero seguro bbys! * inserten risas nerviosas *
 
Antes de que comienzan a leer les advierto, nada tiene sentido y todo quedo muy cursi, especialmente el final, ahora si lean bajo su propio riesgo damas y caballeros.
 
Amado mio
 
Las puertas del ascensor se cerraron en su cara cuando el intento alcanzarlo, fueron una clara burla por el tiempo atrasado que llevaba hacia la reunion de aquella tarde, bufo por lo bajo y volvio a llamar el dichoso aparato del demonio, presionando el boton insistentemente. no es como si fuera a llegar mas rapido pero sacaba la euforia y molestia que tenia encima, en su brazo izquierdo varios planos que debia llevar a la dichosa reunion. 
 
paso su mano libre, el que habia usado para averiar el boton del ascensor, por su rojo cabello arrastrando las yemas de los dedos en sus ebras desordenando un poco mas su melena , inhalo fuerte en sus pulmones mientras cerraba los parpardos de forma ruda tratando de encontrar paz psiclogica ¿ desde hace cuanto que no dormia bien ? llevaban meses trabajando en los planos para ese centro comercial que el jodido alcande queria innagurar, pero las ultimas noches habian estado trabajando de mas para que todo quedara perfecto, los inversonistas querian una cosa, los arquitectos hacian sus pedidos, solo para que ellos, como si supieran mas de su maldita carrera que el que paso cinco anos estudiandola, vinieran a querer decirle como hacer su trabajo.
 
y no, no valia que dijeran que ellos eran los que mandaban por portar el dinero, porque si la maldita estructura colapsaba como un castillo de naipes adivinen a quien demandan
 
gruñó molesto y acomodo las malditos planos en su brazo con cuidado de no arrugarlos, no le habia dado tiempo de arreglar sus papeles cuando lo sacaron corriendo de su oficina diciendole que habia una reunion de improvisto y requerian que subiera con el trabajo, ni siquiera se había podido despedir bien del moscoso con el que hablaba por celular mientras el rectificaba unas medidas en los papeles.
 
puso su mejor cara de asesino cuando pudo subirse a ese pequeno cubiculo de tres paredes el cual rebosaba de gente que subia y bajaba ocupada, con papeles en manos, su atencion a los celukares o mirando distraidamente al interesante techo de vidrio que opacaba la brillante luz, todos sumidos en su mundo y sasori no pudo estar mas contento de no encontrase a nadie conocido en el camino para no cometer asesinato, su mal humor era palpable, nunca faltaria un idiota suicida que le preguntara alguna estupidez de camino a algun lugar de aquella grande empresa.
 
Solo quería terminar por ese día he irse a casa y descansar entre lod brazos de su rubio 
 
-sasori - hablando de imbeciles, el pelinegro levanto una mano haciendose notar cuando subio al ascensor, se hizo paso a empujones entrevía gente para quedar a su lado- ¿ vas a sala de juntas?- rodo los ojos fastidiado, preguntas imbeciles ¿para que mas mierda subio de su piso a tres pisos superiores, exclusivamente al piso de juntas? mordio su lengua dentro de su boca tragandose cualquier expresion poco etica de trabajo y solo asintio con la cabeza sin prestarle atención realmente, ignorarlo era lo mejor para mantener su buen humor - lo imagine, escuche que los inversionistas quieren otra modificacion a los planos...
 
el pelirrojo volteo su rostro de forma lenta y tetrica rechinando los dientes mas que cabreado, itachi miraba la pantalla de su celular con su expresion estoica pero su perversion logro que las comisuras de los labios se alzaran en burla.
 
-es broma es broma...- dijo riendo cruel, esta vez su rojizos orbes si lo observaron, regocijándose por su pequeño chiste
 
-eres un imbecil sin nada bueno que hacer - respondio seco, de sólo imaginar que tendría que volver a hacer cambios y trasnocharse por quien sabe cuantos dias mas lo hizo querer desistir de este proyecto, pero ya llevaba tanto tiempo invertido que no dejaría que otro se llevara la gloria de terminar algo que el ya casi completaba. Solo debia armarse de mas valor y guardarse ese lado psicópata que seguramente tubo en vidas pasadas.
 
-oye, hay que relajarse un poco, no he dormido en cuatro dias y mi estomago llora cada que que veo cafe.
 
para ser honestos sasori llevaba lo mismo sin dormir bien, solo al rededor de cuatro horas por noche lograba conciliar el sueño, su tiempo se reducia a estar metido en su oficina hasta tarde y cuando por fin lograba salir solo era para llegar a casa y contestar el celular cada cinco minutos dando ordenes o explicando una que otra pregunta necesaria para el trabajo. con el rostro deformado en ira de deidara como fondo adornando el panorama asi, su celular se habia vuelto una extencion mas de su cuerpo en esa ultima semana y media.
 
-esto ya se hubiera comenzado si ellos no quisieran hacer tantas modificaciones sin sentido a nuestro trabajo, jamas me había sentido tan agotado como ahora
 
-bueno pero ellos son los que...
 
-callate, dile eso a las leyes de contruccion y seguridad - gruño y por mas que estuviera de acuerdo con sasori el no era el jefe, el no decidía, solo seguía ordenes, las puertas se abrieron y de ellas itachi y sasori bajaron a paso apresurado pero sin perder la elegancia. 
 
-nos vemos - se despidió el cuervo cambiando su destino hacia otro pasillo y sasori lo miro extrañado, una fina ceja se alzo cuestionandole
 
-¿no iras a la reunion? - el moreno nego cansado, junto los párpados y se masajeo las sienes con su mano derecha mientras la izquierda la guardaba entre el bolsillo de su pantalón negro de vestir.
 
-debo hacerme cargo de otros asuntos, ya sabes... ellos quieren saber si despues de que los planos esten listos podemos trabjar en tiempo record - bufo hostinado, sasori no podía creer cuan cínicos podían ser un partido político. - pain me espera en la sala de "cosas no tan importantes" - hizo la comillas con sus dedos. El grito a sus espaldas apurando al akasuna los hizo saltar.
 
-te veo luego- se despidió, el uchiha se fue por la derecha mientras el tomaba la izquierda abrio la puerta de cristal y todos esos pares de ojos cayeron sobre el, madara lo miraba un poco tenso desde su puesto, con sus manos juntas y una sonrisa forzada.
 
seria una larga reunion de mierda.
 
.
.
.
 
itachi habia estado perdiendo treinta minutos de su tiempo leyendo curriculums de trabajadores para que alguien ocupara el puesto como su nueva secretaria, ninguna le llenaba las expectativas, demasiado maquilladas en sus rostros y muy blancas las respuestas en las casillas de aquellas hojas. se reclino en su silla haciendo sonar el roce del cuero con la fina tela de su saco negro, con los codos apoyados en las  antebrazos del mueble, su mano derecha sosteniendo una de las tantas hojas mientras la izquierda sostenia un lapicero que mordia entretenido concentrado en pasar sus ojos por las letras. cuando estuvo harto de lo mismo tiro los papeles encima de los otros y miro hacia fuera de su oficina, la gente ocupada ir de un lado a otro, las personas conversando, hidan gritando por el celular enojado, obito coqueteandole a esa nueva chica castalla de la papeleria, awww como se llamaba? rin, claro. konan caminando con sus asombrosos tacones de aguja a la velocidad mas rapida que podia, su falda de ejecutiva hasta sus rodillas estilizaba y amoldaba su figura de manera delicada pero con seguridad y la camisa de color vino que llevaba puesta ese dia resaltaba bastante el busto de su hermoso pecho, en sus manos llevaba varios folders que revisaba y pasaba a su ayudante personal, caminaban juntos mientra hablaban de algo que seguramente era trabajo.
 
que ganas de robarle a konan su joven y sexy secretario pelirrojo
 
parpadeo un par de veces antes de darse cuenta que la dos personas llegaban a su oficina, se irguio en su asiento y paso sus manos por su traje arreglando cualquier imperfeccion luego miro su escritorio queriendo que todo estuviera en orden y para parecer casual prendio un cigarro, la punta de este se quemaba cuando konan y su ayudante pasaron a travez de su puerta.
 
-itachi he traido los contratos de las sucursales de Bron, necesito que las revices y que por favor se las entregues a madara- dijo tirando una carpeta encima de su escritorio, itachi asintio y boto el humo de sus pulmones hacia la ventana detras de el.
 
- dame una hora y madara los tendra en sus manos - llevo sus dedos hasta el cenicero y dejo caer el exceso de ceniza, estiro su otro brazo abriendo la carpeta marron y paso sus ojos rojizos moviendo los labios sutilmente al leer.
 
-otra cosa - dijo la mujer captando su atención, ella volteo tomando de las manos del pelirrojo ayudante los folders - no me dara tiempo de esperar que el akasuna salga de la reunión y debo irme no quiero dejarle los planos a su secretaria.
 
-crees que es estupida - dijo itachi, la chica emitio un gritico mudo y su su mano la llevo hasta el pecho simulando estar ofendida
 
-¡claro que no!
 
-claro que si - sasori entro mirando a konan- crees que es estupida, lo has dicho varias veces - itachi sonrio ladino murmurandole al pelirrojo ayudante de konan un " ves que si" para despues guiñarle un ojo coqueto, gaara solo sonrio encantado y luego paso su rosada, pequeña y humeda lengua por sus carnosos labios, la tension entre ellos dos se disipo cuando sasori tiro unas carpetas encima de los papeles que konan habia dejado.
 
-necesito que los revices, ni un error uchiha o yo mismo te saco las tripas y te las pongo de corbata ¿entendido?
 
-cuanta agresividad para tan poco tama...- sasori la miro con odio mientras itachi esperaba ansioso a que terminara la oracion, konan habia quedado con la boca abierta tratando de decir algo, luego sonrio carismatica y parpadeo tierna - ... me voy, no te olvides de mis papeles, di adios gaara - la mujer abanico la mano y dio la vuelta divertida de un saltito con sus impresionantes tacones, itachi sintio sus tobillos doler de solo imaginar usar semejantes cosas
 
-licenciados... - se despidio el menor moviendo un poco la cabeza, gesto que fue correspondido por sasori mientras itachi lo miraba intensa y fijamente. 
 
-adiós precioso - hablo el pelinegro con voz ronca, sasori solo viro los ojos dandoles la espalda para no ver algo que no le importaba, gaara estiro los labios en otra linda sonrisa desde la puerta de la oficina que fue correspondida de inmediato mientras pasaba a travez de su puerta y lo veia desaparecer por los pasillos.
 
- que ganas de ponerle las manos encima...
 
-¿ustedes llevan que? ¿medio año con esa coqueteadera? - sasori se cruzo de brazos mirandolo aburrido, tomo asiento en uno de los muebles frente al escritorio - ¿porque simplemente no lo invitas a salir?
 
-mmm... primeramente por falta de valor, luego esta eso de que trabaja aqui, tambien es el secretario de konan, madara ve mal que salga con compañeros de trabajo, ya sabes en plan romántico o sexual, es menor por muchos años y cuando quise hacerlo nos cayo el amable alcalde con su proyecto para mantener a sus votantes contentos y despistados, no se tu, pero yo creo que eran muchas cosas en contra - se encogio de hombros volviendo a fumar reteniendo el humo en sus pulmones al hablar y lueho lo solto- ya tendre mi oportunidad.
 
-por fin han dejado todo como lo hemos hecho, a partir de hoy podre dormir sin soñar que sigo en la oficina con los malditos planos, deidara habia estado diciendo que hablo entre sueños y tampoco lo habia estado dejando dormir, el mocoso esta en sus pasantias asi que ha estado cansado igualmente estos dias. - se guardó para el las hermosas amenazas que había estado recibiendo por parte de su gentil rubio al estar tan apegado al celular y haberle dedicación tan poco tiempo a el.
 
-si te soy sincero esto le leere mañana, hoy solo quiero salir, tal vez a beber algo y luego morir en mi cama- itachi aspiro de su cigarro nuevamente y exhalo el humo, el pequeño cilindro casi acabandose entre su dedo indice y medio- eso me recuerda ¿ que tal la pasaron ayer ? ¿si te dio tiempo de hacer algo con deidara? te fuiste como a las doce ya era bastante tarde
 
sasori alzo una ceja cuestionando desde cuando su vida privada era asunto de su amigo ¿que habia hecho con su mocoso? ¿a el que le importaba? 
 
- ¿desde cuando eres tan chismoso? 
 
- ¡huy! disculpe señor delicado ¿es muy malo de mi parte preguntar como celebraste con tu esposo? - sasori lo miro sin entender ni unq palabra ¿celebrar? ¿celebrar que? ¿de que se habia perdido? Itachi creyó que sasori solo lo molestaba con no querer contarle nada, pero su expresion ademas de " vete a la verga " era de confucion ¡el realmente no sabía a que se refería con su pregunta! la boca del pelinegro se abrio sin creerlo posible - oh dios sasori ¿como se te olvida algo así? 
 
- ¿de que hablas?- el moreno se carcajeó, no sabia si de pena o de nervios, conocia bastante el carácter de mierda que se gastaba la pareja de su amigo sentado frente a el. Y lo dio por hecho, sasori no...
 
-no te acordaste - murmuro asombrado, miro la pared a su lado y luego a sasori de nuevo, esto era... ¡dios! su pelirrojo amigo lo miraba con su agria expresión exigiendo respuestas que creía serían de alguna explicacion tonta y sin sentido, pero ya lo veria cambiarla y el se divertiria bastante haciendolo - no lo puedo creer...
 
-¡puedes hablar de una vez! odio que balbucees tanto - se quejo exasperado, tomo entre sus manos las carpetas que konan le había dejado y les hecho un vistazo rápido a lo que el idiota se decidíece a hablar.
 
- solo te preguntare una cosa muy sencilla, sasori... ¿que dia es hoy exactamente? - la pregunta lo habia hecho detener todo movimiento que realizaba, levanto los hombros con indiferencia y le resto importancia con la mirada, luego retomo a dejar los papeles sobre la mesa de vidrio que el azabache usaba en su oficina. itachi sonrio y aplasto la colilla del cigarro sobre el cenicero.
 
-lunes, seis de may...- se callo, abrio sus ojos mirando espantado al pelinegro y asimilo sus propias palabras, el sabor amargo que le habia dejado su propia respuesta le caia como acido de su lengua que bajaba por su garganta y se anidaba en su estomago.-ayer fue su cumpleaños - susurro, la mirada burlona y lastimera de su compañero lo observaron fijamente y la risa mal disimulada logro llegar a sus oidos, la cara de horror y sorpresa en el rostro de sasori fue el regalo de navidad adelantado para ese año, no necesitaba indagar mas para saberlo. 
 
¡sasori habia olvidado el cumpleaños del mocoso.!
 
el pelirrojo llevo su mano a su boca, sin creer que algo como eso hubiese pasado, miro toda la decoración de la oficina del moreno antes de taparse el rostro con las palmas.
 
.
.
.
 
Tomó el celular entre sus manos por cuarta vez y busco entre sus contactos a su amado rubio, la palabra "mocoso" aparecio entre sus contactos mas frecuentes y le dio llamar a su pantalla, al primer repique, colgo bruscamente y tiro el celular en el escritorio.
 
¿que le diria?
 
como excusarse con su esposo, al que le veia la cara todos los dias desde hace seis anos, que habia olvidado una de las fechas mas importantes, su cumpleaños y, no importaba que tan serio y rudo fuera sasori, no tenia el valor suficiente para llamarlo,  su rostro se llenaba de vergüenza de solo pensar que tendria que ver al menor dentro de unas cuantas horas y tener que darle alguna explicación.
 
El solo haber pensado en deidara ayer, esperando por él le oprimia el corazón en su pecho, ese sentimiento de angustia se apoderaba de todo su cuerpo, lo imagino en la sala, esperando en el sillon grande sentado en el lado derecho mirando el televisor con chocolate caliente en una tasa entre sus manos, triste, esperando a que se abriera la puerta y el pasara por alli, se preguntaria entonces cuando eso nunca sucedio el porque el no habria llegado temprano, porque no lo habria llamado, porque no se habria acordado o porque solo lo habia olvidado.
 
Deidara solia ser un hombre muy temperamental pero no olvidaba que era muy emocional y que haya dejado pasar el dia de su cumpleaños sin si quiera almenos una misera felicitación de su parte sabia lo destrozaria, a el esas cosas le carecian de importancia, ya estaba muy viejo como para seguir contando los números que cada año se elevaba más, pero deidara apenas y entraba en su face de adulto y no habia fecha o momento importante que el rubio no festejara.
 
24 años habia cumplido. todo un mocoso, para el que ese año en noviembre cumplía los 38
 
Ayer, a media noche cuando llego al departamente la unica luz prendida habia sido la de la cocina, por un momento creyo que el mocoso habia estado alli haciendo quien sabe que a esas horas, pero solo encontro un plato con su cena servida y guardada, una nota encima diciendole que comiera y luego descansara, su mocoso habia estado esperandolo pero el cansancio pudo mas. El jodido corazón se le había derretido de absurdo amor al saber que el rubio se había privado de dormir temprano solo por unos minutos con el, tiempo perdido ya que habia llegado muy tarde.
 
Rodo en su silla dandole la espalda a todas esas oficinas aburridas, hidan lo miraba cabreado desde ayer y ya entendían el porque, no le importaba en lo mas minimo tampoco debia darle explicaciones al albino, observo hacia afuera por sus grandes ventanales, a esa ciudad que nunca descansaba.
 
Recordó que el chiquillo, cuando él, luego de bañarse habia entrado a la cama a dormir por fin, se habia removido un poco para despues abrir los ojos, restregandose uno con su mano izquierda mientras con la otra sostenian su peso, lo habia mirado y luego la hora en el reloj que descansaba en su mesa de noche.
 
01:22 am , del 6 de mayo 
 
"has llegado muy tarde" sasori solo habia gruñido para luego hecharse en la cama murmurando que tomaría vacaciones pronto, deidara bozteso lo rodeo con un brazo por su abdomen y apoyo la rubia cabeza en su hombro volvio a dormirse de nuevo y el mayor aprovecho y mimo las doradas ebras en lo que tambien quedaba dormido, luego esa mañana se habia levantado muy temprano, dejando a su joven pareja en la cama dormido.
 
y eso era lo ultimo que sabia de su marido, habia estado tan ocupado de nuevo que todo lo demas dejaba de existir momentáneamente hasta que salia por las puertas de aquel edificio, sabia no debia ser asi pero deidara no lo habia llamado, ni un mensaje, nada.
 
y sasori se preguntaba ...
 
¿que deberia hacer?
 
 
-----------
 
 
"avisame cuando ya vayas a terminar tu turno, te pasare a buscar"
 
deidara dudo un poco al leer, ladeo el rostro como un cachorro cuando esta aprendiendo todavia a saber que debe morder y que no y luego le respondio con un "esta bien" rapido, el grito que le dieron por verlo con el celular resono en todo el pasillo y tuvo que hacer malabares para no dejarlo caer. guardo el aparato en su bolsillo y tomo de nuevo la pequeña agenda donde tomaba nota de las ordenes.
 
trabajaba medio tiempo en un restaurante de etiqueta, mientras en las mañana ya terminaba sus pasantias de veterinario, estaba agotado, mental y físicamente, estos ultimos dias no habia podido dormir bien por estar esperando a su pelirrojo esposo hasta tarde y adicional a eso las constantes llamadas que molestaban cada cinco minutos, eso y sasori hablando por las noches sobre medidas, leyes y cosas que el no entendia, el trabajo se habia multiplicado por el nuevo proyecto que se cargaba la empresa y cada dia lo veia mas agotado, las bolsas debajo de esos ojos ambares eran claras señales y las suyas le acompañaban.
 
Arreglo su cabello en una cola alta, pensando en la mejor forma de comportarse cuando lo tuviera en frente, ayer prácticamente no lo habia visto en todo el dia y por supuesto que había salido un rato a festejar con sus amigos, pero lo que había querido en verdad era haberla pasado con su amado, negó abochornado moviendo la cabeza para despejar su mente, si hidan lograra leer sus pensamientos lo trataría de niñita llorona. las cuatro horas que faltaban para que dieran las ocho pasaron de manera rapida y sin darse cuanta ya tenia el carro negro y elegante de sasori esperandolo fuera de las puertas del restaurante, se despidio de sus compañeros y camino hasta la puerta del copiloto. 
 
lo primero que topo con su rostro fue un hermoso ramo de rosas rojas y frescas y detras de ella sasori sonreia vestido en un elegante y hermoso traje negro y camisa lila, el perfume varonil y exquisito fue lo segundo que mas noto despues. A deidara le encantaba oler el perfume encima de sasori, era como un afrodiciaco a su nariz.
 
-hola amado mio - deidara sonrio divertido por el empalagoso saludo pero lo disimulo tomando el ramo entre sus manos y oliendolas, muy pocas veces sasori solio hablarle con motes cariñosos y cuando eso pasaba derretia cada celula de su cuerpo. - ¿largo dia?
 
-hola guapo - le beso la mejilla con cuidado de no aplastar sus rosas, el auto se puso en marcha - lo normal, pero me han regañado por haber cojido el celular en horario laboral.
 
-sabes que no tienes porque trabajar alli ya, deberias concentrarte en tus pasantias
 
-ya hablamos sobre eso, trabajare en lo que quiera.- sasori no dijo nada pero viro los ojos en blanco y mientras se concentraba en el camino no noto como el menor intercalaba la mirada entre el y las rosas sobre su regazo, era mas que obvio el porque de aquel regalo, deidara se habia tragado toda la bronca de ayer, sasori habia olvidado su cumpleaños, por supuesto sabia que el mayor habia estado muy ocupado, respiraba y sudaba trabajo, aunque eso no le impedia haberle aunque sea deseado un feliz dia, un mensaje, una llamada o un maldito gesto cariñoso. y aunque le dolio mucho, estuvo a punto de hacer un berinche monumental que amenazo la seguridad de su apartamento, el decidio ser mas maduro y esperar por el, lastima que se habia quedado dormido esperando.
 
-¿no vamos a casa?- pregunto cuando se dio cuenta que las calles diferian mucho de las de su hogar
 
-pense que seria bueno salir a comer hoy - el rubio se mordió la lengua, masticó las palabras venenosas y se las trago se suponía seria un hombre maduro - ¿ o prefieres otra cosa ?
 
-no, muero de hambre 
 
-¿algo en especifico? - preguntó y los orbes celestes brillaron con anticipación, iba a salir con una de sus niñerias.
 
-mac donalds esta bien para mi - parpadeo coqueto mirándolo como si acabara de cumplir 13 y no 24
 
.
 
Deidara recapituló en su mente todo el trayecto desde que habían salido de su trabajo
 
-sasori... ¿que estas haciendo?- el pelirrojo alzo la mirada de su plato, un poco de pasta todavia colgaba comicamente de sus labios, hace minutos hablaban animadamente de algo que los hacia reir , al menos al rubio, y ahora lo miraba en posición de "no entiendo nada" 
 
deidara suspiro y dejo el tenedor con el que removia su comida apenas y si había probado su plato, se cruzo de brazos y lo miro con sus afilados y calculadores ojos azules 
 
- no tienes que hacer todo esto - a pesar de que deidara dijo haber querido una mugrienta y nada saludable amburguesa de mac donals, sasori lo habia terminado de llevar a un resturante italiano, el ni siquiera vestia algo elegante, como sasori que llevaba encima un traje a la medida mientras el llevaba los mismo tres trapos de su dia a dia, ni siquiera supo como lo dejaron entrar. las rosas habian sido un gesto hermoso y las atenciones por parte de su pelirrojo era como volar por los cielos despierto, pero mas que el intento de celebración atrasado, sasori era muy obvio, parecia un modo de disculpa por olvidarlo. 
 
el mayor dejo el cubierto al lado de su plato y lo miro, sus irises ambar destilando arrepentimiento. Bajo su rostro y deidara puedo haberlo comparado con un cachorro al que acaban de regañar.
 
-no lo se- respondio honesto, golpeandose la frente con la palma derecha, no lo miro cuando prosiguio - me siento muy culpable por haber olvidado tu cumpleaños - admitió por fin en voz alta, el rubio hizo una linea fina con sus labios - lo siento tanto...
 
-bueno - el rubio sonrio interrumpiéndolo - dolio un poco que lo olvidaras y puede que haya tenido un par de berrinches, pero... estabas muy ocupado con este proyecto y vi tantas veces como te estresabas, apenas y dormias, no quise fastidiarte por ello.
 
-mocoso, nunca me fastidia, nada que tenga que ver contigo lo hace.- deidara se trago ese nudo lleno de emoción, empujandolo abajo con esfuerzo, tomo de su copa de agua.
 
-era un dia como otro, no te sientas tan mal - dijo tratando de restarle importancia, intento volver a tomar el tenedor pero sasori estiro sus brazos y tomo su mano primero
 
-claro que no, ayer era un dia especial, no minimicez mi error
 
-todos los dias pueden ser especiales danna, yo...
 
- deidara, no lo comprendes todavia, ayer era un dia muy especial, porque fue el dia en que nacio la persona que mas amo, si el ayer no hubiera existido yo no tuviera un presente tan hermoso, no te tuviera aqui conmigo.- ahora si, deidara queria vomitar arcoirris y unicornios por todas partes las manos entre las suyas se apretaron - todos los dias son especiales, pero ayer, ayer 5 de mayo, hace 24 años fue el dia en especifico en que naciste, un mocoso, seguramente gordo muy sucio y feo, con placenta y sangre pegada a su piel, llorando a gritos... Ugh
 
- ¡danna! - rio el menor en una candorosa carcajada, sasori rio bajo y lo miro a los ojos, ambar destilando amor y anhelo a ese inocente celeste que le habia robado el corazón desde hace tanto tiempo. Era su razón de tantas cosas, no imporatana que se llevaran mas de diez años, sasori estaba seguro que ese mocoso que tenia en frente de el mirándolo como si fuera una deidad bajado del cielo, perdonandolo tan facilmente por algo que muchos hubieran matado a medio pueblo, había sido creado en especifico para el.
 
- el cinco de mayo fue el dia en que nacio el rubio mas altanero, egolatra y encantador de este mundo, y si eso no hubiera pasado yo no sabria que fuera de mi vida.
 
-sasori - murmuro conmovido, su esposo muy pocas veces era tan comunicativo al expresarse, siempre lo necesario y al punto, y que le dijera todas esas cosas sin vacilar, tan seguro, con sus irises derretidos de ternura mirandolo a el al decirlo hacia que su corazón martillada bombeando en su pecho - en los seis años que llevamos juntos nunca paso algo asi, no estoy molesto, ya no - rodo los ojos divertido, vio al otro torcer su gesto cohibido, culpable.
 
-lo siento...
 
-sabes que, llevame por esa amburguesa de porqueria que he pedido, compremos una botella de vino, tal vez un poco de pastel que seguramente no comeremos y llevame a casa, donde me recordaras porque te amo tanto y me desearás un feliz cumpleaños atrasado
 
.
.
.
 
- ah ... espera - el jadeo resono en las paredes de la habitacion, deidara inhalo profundo, la mata de cabello rojo salio de entre sus piernas limpiandose los labios con la rosada lengua, saboreando los restos de la dulce esencia- sasori...
 
deidara todavia recuperaba el aire cuando el mayor ataco sus labios, mordiendo, alando y abusando su boca con sun experta lengua tomandolo de los suaves y firmes muslos abriendolos para quedar encima de el.
 
-danna...quiero, quiero tus dedos un rato- el aludido se levanto dejandole un corto beso siniestro, mirandolo desde arriba sus ojos brillando con maldad por el pedido, recorrio con sus palidas manos el bronceado cuerpo, sacandole suspiros a su dueño, pellizcando las rosadas tetillas, acariciando cada tramo de piel mientras contaba mentalmente las costillas haciendo remover al menor en su lugar, sus dedos tocaron el rosado glande que goteaba y se entretuvo un poco luego su mano derecha tomo camino mas abajo, donde esa pequeña y deliciosa entrada se escondia tras ese par de lindas nalgas, deidara no necesitaba mucha preparación pero como le encantaba que su pelirrojo compañero jugara con sus habilidosos dedos sobre su prostata, el indice y medio entraron suavemente con la facilidad que el lubricante podia brindar, se removieron con cuidado buscando aquel punto rugoso, dediara ya tomaba la sabanas en sus manos haciendola puños sabiendo lo que vendria a continuación.
 
Los grandes ojos celestes ansioso, expresivos y exitantes viraron en blanco cuando sasori empezo a presionar en ese lugar, la pequeña boca que antes jadeaba empezo a soltar gemidos mas audibles y las mejillas pintadas de rojo junto con el menudo cuerpo retorciendose fueron un afrodisiaco visual para su hombria, que todavia se contenia castigada dentro de su pantalon de vestir.
 
-¡ah! ¡oh dios da...nna! - gracias le daba a todo ser porque sasori conociera tan bien su cuerpo - ¡se siente tan bien! - sasori respiro grave desde su posición tratando de no perder en ningun movimiento aquel lugar - ah mmm... ¡que rico! - gimoteo casi zollozando, las descargas electricas que recorrian todo su cuerpo terminaban en sus partes bajas, su pene alegre entre sus piernas goteaba con emocion. Deidara sabia que  sasori no pararia hasta que le rogara por ello, era la parte mala de dejarle el camino libre a que hiciera lo que le viniera en gana para con el, se removio entre las sabanas buscando un escape para que sus pulmones no colapsaran en su inútil intento de respirar, pero el mayor lo retuvo con su otra mano, tomandolo por la cadera y haciendo presión, su entrada se contraia cada vez mas rapido y el miembro palpitaba a su mismo ritmo, el rubio paso uno de sus pies por el abultado pantalón de su marido, dandole algo de alivio a su dolor, su duro miembro palpitaba al igual que el, ansioso por salir y undirse en ese humedo y hambriento agujero.
 
-mocoso...
 
-ya no esperemos mas, damelo danna- pidio con la voz estrangulada - por favor, lo quiero lo quiero ¡lo quiero! 
 
- se un niño bueno y espera un poco - el menor negó con la cabeza obstinado y sasori solo rio , la pequeña entrada hizo un sonido acuoso al retirar los dedos.
 
Sasori apenas desabrochaba el botón de su pantalón cuando las morenas manos le robaron el trabajo, quitando y bajando la tela desesperado, necesitado, a cuatro frente a la pelvis del mayor, tembloroso y agitado, bajo los bóxer que retenían ese pedazo de firme carne. El hinchado miembro salto golpeanado el vientre y luego reboto entre los labios del menor que no esperó ni medio segundo para probarlo con su lengua, abrió los labios metiendo la punta y cuando escucho a sasori gruñir fue todo el impulso que necesito para meterlo en su boca, chupando con tanta intensidad y hambre que el mayor se preguntó mentalmente cuanto Tiempo tenían sin intimar. 
 
Los labios se apretaron en el glande y las manos masajeron con fuerza el tronco, sin pensarlo mucho, tomo las hebras doradas en su mano derecha y embistió la golosa boca, atragantandolo y haciéndolo un desastre con su propia saliba.
 
- mocoso, acuestas te daré tu regalo - el menor soltó el pene con un lascivo pop y se recostó de lado en el colchón, levantando su pierna izquierda mostrando sin vergüenza una vista para mas deliciosa , sasori se ubicó detrás de el tomando la estilizada pierna por detrás de su rodilla exponiéndolo más de lo que ya estaba, la punta de su grueso pene se frotó en su entrada.
 
-¿sabes cuanto te amo? - susurro en su odio, mordiendo el lóbulo y dejando caer su caliente respiración, deidara gimió perdido entre el mar de las sensaciones que poseían su cuerpo.
 
-dímelo bien - exigio en un susurro, empujando su trasero hacia atrás para ensartarze profundo.
 
- te amo deidara - abrió con ferocidad las paredes cálidas y el rubio emitió un grito mudo llamandolo, la rudeza en la primera embestida lo dejo viendo blanco, el agarre en su pierna se volvió mas firme y las embestidas cobraron mas velocidad. 
 
-¡ah danna! ¡Ngh! Muy fue...¡ah! - la calientes paredes lo aprisionaron cuando la punta golpeó la próstata repetidamente - mmm ¡ah! ¡No no no danna voy a acabar! Espera ¡espera! 
 
Su semen salio copiosamente manchando su abdomen y las sabanas, se acaricio luego con su diestra, sasori forzo su entrada en cada espasmo que daba, tres embestidas mas y el mayor lo lleno con su semen. Se quedaron allí, agotados, recuperando el aire, sudados y enredados de pies a cabeza, unidos todavía siendo uno, los pálidos brazos rodeando el acanelado cuerpo. deidara ladeó el rostro todavía fatigado y sonrojado con los labios brillosos de saliva. 
 
- te amo sasori - murmuro cansado el rubio
 
- y yo a ti mocoso - le dejo un beso en el cuello y apretó su abrazo
 
- ¿te puedo pedir algo? ... Como mi regalo de cumpleaños 
 
- lo que quieras 
 
- te quiero a ti danna, para toda la vida - deidara se removió quedando frente al hombre que le robaba cada suspiro de su ser, el tomo su mano izquierda, esa donde descansaba el dorado anillo y unió sus manos entrelazando sus dedos, los dos aros tintinearon al chocar.
 
- hace cuatro años que firmaste para eso y dejame decirte una cosa deidara, no existen devoluciones en nuestro contrato- el dedo índice delineo el rostro del rubio, paso por sus ojos arrastrando sus párpados luego su mejilla y termino en su labio inferior, sonrosado y abutaldo - pero si eso no es suficiente, entonces yo te regalaré mucho mas, mis días y mis noches. Te regalaré mis sonrisas y mis lágrimas, mi piel, para que lo uses como tu mejor lienzo para pintar, mi hombro como consuelo cuando estés triste y mis brazos para que sean tu soporte.
 
-sasori...
 
- te regalo mi alma entera, porque mi corazón te lo robaste hace años mocoso, cuando cruzaste la puerta de mi oficina para ser mi ayudante.
 
- lo quiero todo contigo danna.
 
- ya lo tienes, amado mio.
 
Notas finales: Si han llegado hasta aca wow ¡gracias! 
Disculpen mis faltas de ortografia y cualquier dedazo que se me haya ido, queria publicar antes que se hiciera mas tarde ¡ YA VAMOS A OCHO DE MAYO!
 
Me resulta increible que no vea historias sasodei nuevas, ¿que pasa famdon? ¿Donde quedaron mis cuates? 
 
Esto pasara por una edicion luego. Lol
 
Ahora, pu-bli-ci-dad ~ 
 
Si te gusta el sasodei, el itagaa y el sasunaru en una sola historia te invito a pasarte por mi perfil a hechar un vistazo.
 
Para aquellas lectoras que me leen - si aun siguen por allí, se que llevo años sin publicar nada - retomare las publicaciones de "amor de tontos " que es una historia itagaa y " el niñero de mi hermano" que es una historia sasodei con parejas itagaa y sasunaru secundarias. - y que esta pasando por una edición necesaria- no, pensandolo mejor no lo lean hasta que lo edite jeje
 
El nuevo capitulo de amor de tontos ya ha sido publicado, si lo sigues ve directamente a leerlo y si no lo has leído, dale una oportunidad, allí se dan buenos concejos por si quieres o no sabes enamorar a tu crush.
 
También esta caperucita rubio, una tarea de mi universidad que altere a mi propio pensamiento cochino, eso si es puro porno chicas, y su segundo capitulo también fue publicado ¡ lemon para todas yupi!
 
Sin mas nada que decir, se despide bellh-kikyo_sabaku

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).