Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Recordar como volver. por momu

[Reviews - 34]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Narra William.
 
El Taxi me dejó frente a lo que hacía varios días había sido mi hogar, solo que dicha cualidad había desaparecido automáticamente después de que Oliver decidiera marcharse.
 
La penumbra del faro en la esquina iluminaba apenas la calle lo suficiente para no tropezar, el foco afuera de la puerta estaba apagado, un sello amarillo de restricción al paso emitido por el departamento de investigación, el vidrio estrellado y algunos otros trozos tirados en el suelo aún permanecían intactos.
 
Saque las llaves del bolsillo y las mire. Por un momento me pregunté si sería mejor quedarme en un hotel.
 
Metí la llave y se trabó, gire con fuerza hasta que con un breve chasquido el seguro salto y la puerta se abrió.
 
El pasillo estaba oscuro.
 
El olor del piso había cambiado un poco, pero incluso así, mientras subía las escaleras sentía como si en cualquier momento Oliver se fuera a asomar de entre las sombras con una escueta sonrisa.
 
Encendí las luces y mire el lugar, en realidad desde el día que la policía realizó su revisión de investigaciòn en el apartamento no había vuelto a dormir ahí, después había tenido que volver a México y no había tenido tiempo ni de ordenar el lugar.
 
El timbre estridente con su horrendo tintinear del cual ya me había olvidado, retumbó en el piso.
 
Mire desde las ventanas del domo y vi la sombra de un sujeto frente a la puerta, no alcanzaba a verle la cara, pero fumaba un cigarrillo mientras sostenía un portafolio con la otra mano.
 
Bajé las escaleras y vi su silueta dispersa a través del vidrio antirreflejante. La piel se me puso de gallina.
 
Por un momento dudé en abrir, primero por la hora y segundo porque no le había dicho a nadie que volvería esa noche.
 
La puerta se abrió. Un hombre de mediana edad estaba parado de espaldas a la entrada, con un abrigo negro y largo que le llegaba hasta la rodilla, zapatos perfectamente bien lustrados, el portafolia antes visto y el cigarrillo entre los dedos. Cuando se volteo me percaté que era el mismo hombre que aquella vez me había abordado en el baño del club, el mismo que me había regalado en agradecimiento el brazalete dorado.
 
Nuestras miradas se encontraron, por un momento me quedé paralizado, no sabía cómo reaccionar, en cualquier caso, si es que aquellos correo que había recibido eran verdad, nuestra reunión estaba programada al otro día.  
 
--Buenas noches -- saludó y se metió sin más cerrando la puerta detrás de èl. -- Supongo que no me recuerdas, mi nombre es Maurie Perdicre -- me tendió la mano sacándose el guante de cuero café que tenía puesto.
 
Le tendí la mano con desconfianza pero su apretón fue firme y seguro, regalándome una amplia sonrisa.
 
--Eres el muchacho que me devolvió mi bolso... ¿Me recuerdas? te di un brazalete dorado en recom....
 
--Lo recuerdo -- lo interrumpi. --Usted me envió unos correos hace unos días ¿No me había citado en otro lugar y en otra fecha? ¿Como sabe donde vivo? --cuestione.
 
--¿Me invitas a pasar? allá afuera hace un frío de los mil demonios -- dijo y se encaminó por sí solo por el pasillo.
 
-- Espere cómo es que... 
 
-- Respondere a todas tus preguntas William, no hay prisa, créeme sé más de lo que piensas. -- subió las escaleras sacándose el abrigo --pero primero con mucho gusto aceptaré ese delicioso té de menta que me has preparado. -- llegamos arriba y pronto ya se hallaba sentado en el banco de la barra.
 
Era como si nos conociéramos desde siempre, al menos así actuaba, con tanta confianza y tranquilidad, como cuando tu abuelo estaba de visita en casa. A pesar de su descaro y su imprevista confianza para entrometerse en mi casa, proyectaba una dulzura difícil de ignorar.
 
--Aquí tiene... -- le tendí la taza caliente y tomándola con mucho gusto se regocijo probando.  Lo mire expectante. No entendía cómo él podía ser un detective tan renombrado, era completamente opuesto a lo que esperaría de uno, se veía tan relajado y alegre, tomando su taza de té con la emoción de un infante y al mismo tiempo con la calma de un hombre con una vida larga y muy pacífica. --Te preguntaras por que he llegado de esta forma ¿verdad? -- me dijo.
 
-- Y también me pregunto qué tiene que ver usted con Oliver ¿Lo conoce?-- pregunte y asintió comprensivo.
 
--Lo conozco bien... --respondió y rió por lo bajo. -- Por él es que viene a verte -- Explicó-- hace varios años me infiltré haciéndome pasar por un adinerado cliente, intente sacarlo de ahí y con su ayuda también develar una de las cloacas más pútridas del tráfico humano pero... --saco el aire recordando algo que parecía ser muy lejano -- Entenderas que Oliver es una persona difícil de convencer, en ese entonces el único motivo por el cual hubiera decidido colaborar con la investigaciòn estaba muy ausente en su vida... tenía miedo y, sospecho que esta vez es podría ser igual. -- dijo.-- es decir... cuando uno se enamora toma decisiones precipitadas aunque no dejan de ser nobles y valientes....
 
-- ¿Sugiere que huyó? --le pregunté. Se levantó del banco y comenzó a mirar alrededor --
 
--Es una posibilidad, aunque no estoy seguro, puede ser más complicado que eso. -- caminó por la salita, por la mesa del estudio, miraba detenidamente los objetos, el piso, el techo, los detalles, los relieves, las esquinas, las superficies, como si en cada mota de polvo pudiera estar la respuesta. Llegó al ropero y me acerque para mirarlo, miro la ropa y los zapatos. -- ¿Sabes exactamente qué objetos se llevó? --me preguntó.
 
--Una de las maletas de viaje, la grande... --me acerque al ropero para mostrarle el tamaño de las otras -- algunas bufandas, algunas de sus playeras y pantalones, no todos --le mostré -- también, algunas cosas de baño, su cepillo de dientes, un par de zapatos... las fotos... ese tipo de cosas --explique.
 
--¿Como fue exactamente cuando desapareció? --me pregunto mientras seguía mirando.
 
--Ese día me fui de casa muy temprano como a las 7 o quizá antes, no me quiso acompañar porque quería dormir, así que lo deje, cuando termine de hacer unas compras volví a casa, era más o menos medio día entonces y ya no estaba,  encontré el departamento patas arriba, como si hubiera tenido prisa al irse, me dejo una breve nota, luego intente llamarlo y nada -- le explique, miro los botes de basura, revisó el baño.
 
--¿Tuviste tiempo de revisar por ti mismo el departamento antes de que la policía viniera? --preguntó.
 
--Si, aunque no es que revisará a profundidad, solo mire las cosas que se había llevado, no sabía muy bien que quería encontrar. En un principio creí que había sido un robo... --le respondí.
 
--Y después de que viniera la policía, ¿has vuelto a revisar? -- volvió a preguntar.
 
--No he venido aquí desde entonces ¿Me quiere explicar que busca? --pregunte. Y me miró.
 
--Tengo la impresión de que posiblemente alguien más haya intervenido la escena antes de que la policía llegara, o incluso la misma policía. ¿Cuando sacan la basura? --preguntó de pronto.
 
--¿Que? -- le respondí confundido. Se aproximo a un cesto en la cocina y me lo mostró.
 
--Esta casi a la mitad de lleno, aquel de allá está vacío. --me dijo y me mostró que efectivamente lo habían vaciado. --¿Tienes la nota que dices haber encontrado? -- la busqué en mi maleta y al fin se la entregue, estaba dentro de una bolsita ziploc. Parecía que con cada nuevo hallazgo conjeturaba algo en su mente que no podía aún comprender. Miro la nota a traz luz, la saco, la rasco, y la olio. se encaminó al restirador en el estudio y miró el tipo de hojas sobre él comparando con la nota de Oliver. --¿Estas seguro de que es su letra?-- me preguntó. Hubiera respondido de inmediato, pero la realidad era que, no había prestado mucha atención, si, la letra era muy similar, pero no me había puesto a compararla.
 
--Eso creo... ahora que lo pregunta no estoy del todo seguro. --le dije y asintió.
 
--¿Tienes alguna nota o libreta con la letra de Oliver con la que pueda compararla?-- le entregue una nota del mandado en donde Oliver había escrito algunas cosas. Las miró detenidamente y sonrió victorioso, me miró finalizando su improvisado análisis y apretó los labios. -- No es de él -- dijo, el ceño se me frunció solo, no entendía nada, no entendía como de vistazos tan absurdos del lugar había llegado a tal conclusión.
 
--¿Como? --
 
--Se que sonara ridiculo, pero es por la experiencia, es mucho más fácil determinar los indicios, creeme yo soy bastante anciano. --bromeó soltando una risita traviesa. -- ¿No te parece extraño que una persona empaque para una maleta de 1.50 x 1 m tan poco? incluso si metieramos toda la ropa que le faltó por llevarse, la maleta no se llenaría, okay digamos que metió las fotos, unos zapatos, su cámara, su cepillo de dientes, una toalla, sus esponjas, aún así sobraría gran espacio ¿por que no tomaría una mediana? así incluso sería más práctico, ¿alguien huye tan precipitadamente con una maleta tan grande? -- se dirigió al restirador y levantó con cuidado unos minúsculos papeles del suelo y los puso en su palma, me los mostró. -- note estos pedacitos de hoja alrededor del bote de basura y sobre el restirador ¿Has arrancado hojas de esta libreta últimamente?-- me preguntó mostrándome una libreta específica y negué
 
--Esa libreta estaba en el librero, hace tiempo que no la veía --explique
 
--Estoy seguro que la basurilla es de esta libreta. -- me tendió la libreta y me mostro -- si arrancas una hoja...-- así lo hizo desprendiendo la misma pedaceria que la que había recogido, gracias al espiral --pareciera que alguien, posiblemente Oliver arrancó varias hojas de esta libreta, sin embargo no las encontre en ningun lugar y resulta sospechoso que el bote de basura de ahí este vacío mientras que todos los demás parecen tener basura de al menos una semana ¿No te parece extraño? -- me tendió la nota que había dejado Oliver y la lista del mandado. -- mira bien la colita de la A aquí y aquí --me mostró señalando con la punta de su bolígrafo. -- La de Oliver termina con una curva suelta, a la de esta nota se le alcanza a ver un temblor al final, ¿lo ves? -- mire con detenimiento y logre ver la diferencia, cuando lo ponía asi podia notarse mucho mas facilmente. -- es de alguien que no está acostumbrado a esa soltura...
 
--Lo veo
 
--También Oliver inclina ligeramente la N y la M, también su P se deforma hacia la derecha... en realidad no fue un trabajo impecable pero a simple vista nadie lo notaría. --me explicó.
 
A medida que me desdoblaba más sus conjeturas más preguntas surgían en mi cabeza. Tampoco tenía idea de cómo había podido deducir tanto en tan pocos minutos y con tan insignificantes rastros, para ser sinceros me sentía un poco escéptico de sus conclusiones, me resultaba fantasioso la facilidad con la que resolvía los indicios.
 
-- ¿Dante amenazó a Oliver y por eso se fue? aun asi ¿Por que no me dijo nada? --pregunte.
 
-- El dia que Oliver se ha ido tambien se a escapado Travis, el tesoro mas preciado de nuestro querido Dante, no me sorprenderia que Oliver hubiera escapado sin decirte nada para protegerte, lo que me toma por sorpresa es el motivo por el que se meterian aqui para alterar las cosas-- miró su reloj-- dices que te marchaste dadas las 7 am, y volviste a medio dia ¿no? son entre 5 y 6 horas de rango-- camino de un lado a otro -- Oliver no quiso ir contigo, es posible que ya tuviera planeado desde temprano o incluso con días de antelación que ese dia se iria, tuvo mucho tiempo, dudo que haya salido con apresuraciòn, además la noticia de la desaparición de Travis se difundió sobre las 9 de la mañana, aun así de las 9 a las 12  son tres horas, tiempo más que suficiente para preparar sus cosas con calma, no un completo desastre forzosamente apresurado... --
 
--¿Sugieres que... Oliver escapó por la desaparición de Travis y Dante optó por perseguirlos a ambos? ¿y si Oliver y Travis huyeron juntos?
 
--Dudo que Travis hubiera permitido que Oliver lo acompañara, no solo lo pondría en peligro, se pondría en peligro él y su plan de escape, creeme -- por otro lado me intriga para que pudo utilizar Oliver las hojas que le faltan a la libreta, no se si te habrá escrito algo, un mensaje, un aviso, o si también forma parte del montaje aquí planeado... -- se quedó un momento en silencio, mirando el departamento, construyendo no se cuantas teorías en su cabeza.
 
--¿Por qué volvió por él ahora? ¿por que no se presentó antes? -- cuestione y al fin me dirigió de nuevo la mirada.
 
--Lo hice -- respondió -- desde que te di el brazalete dorado a mi nombre, ese fue mi mensaje, solo necesitaba tiempo para elaborar un plan que resultara para ambos... -- explicó.
 
--¿Le tomó poco más de 4 años?....Entonces solo lo está utilizando...
 
--No... -- apretó los labios un tanto culpable -- no espero que me comprendas, estos temas son complicados, no se puede salvar a una sola persona y esperar que no se vuelva a repetir, tienes que desmontar todo desde raíz...
 
--¿Como puede deci....
 
--Ni tu ni yo hubiéramos podido salvarlo tan fácilmente -- me interrumpió -- Dante vió algo en él que le resulta casi irremplazable, en el negocio se le conoce como 'qualie' y es seleccionado cuidadosamente entre todos para que represente el negocio de la prostitución de una línea sanguínea...
 
--¿Por que él? ¿Por qué Oliver? --pregunte, todo me parecía tan absurdo y sin sentido.
 
--En el tráfico de personas no hay suerte, aunque suene terrible, Oliver tiene un lugar privilegiado en el mercado de la esclavitud sexual -- añadió y prosiguió -- La seleccion de candidatos a 'qualie' cumple con perfiles muy especificos, el halcon que se encarga de esta selección debe identificar las vulnerabilidades del individuo, se buscan antecedentes de abandono, maltrato interfamiliar, violencia, entornos de drogadicción, actitudes dependientes, inseguridades, todos estos perfiles son mas suseptibles y vulnerables a ciertos tratos, pueden ser sometidos a entornos violentos y tambien se les puede enceñar con facilidad.... -- me miró y suspiró agobiado -- por lo regular los blancos perfectos son ... huérfanos, niños de la calle, drogadictos... Oliver cumplía con  la mayoría de las características... -- finalizó. Tenía un nudo en la garganta, el estrés y la preocupación desde hacía varias semanas me tenía mal. Saqué el aire con fuerza y me senté con las manos en la cara y los codos sobre la barra intentando recobrar la cordura. 
 
Una mano cálida me reconfortó la espalda.
 
-- Lo siento, mi intención no era agobiarte más de lo que ya lo estas --se disculpó y negué sin descubrirme la cara. 
 
--Solo dígame que tengo que hacer para traerlo de vuelta...-- le dije con brevedad y pronto me regaló una media sonrisa.
 
-- En realidad eres la única razón por la que Oliver hubo de cooperar cuando lo conocí y ahora también... -- me dijo.
 
--¿Ahora de que me está hablando? -- le pregunté
 
--¿Nunca te contó? -- me preguntó pero yo estaba completamente perdido. -- Bueno supongo que nunca quiso admitir lo significante que resultas para él, es un ser tan desafecto siempre verdad... -- dijo con calidez y retomó su asiento a un lado mío -- te contaré una historia... fue cuando tu afecto padre aún se encontraba con vida, en un lejano y pasado viaje a México en el que Oliver y yo nos embarcamos a mediados de......
Notas finales:

¡¡Hey caunto tiempo sin estar aqui !!

 

Espero que disfruten mucho el capitulo, l@s tkm, cuidense por favor <3 <3 <3


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).