Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Recordar como volver. por momu

[Reviews - 34]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Todo fue como en cámara lenta, había pasado la última semana durmiendo una o dos horas por las tardes y a esas alturas cada minuto parecía más bien un sueño en cámara lenta. 

Llegaron con una docena de policías a una cabaña en las faldas de las cordilleras, a Dante lo encontraron sentado en un balcón largo y alto que daba hacia un campo llano antes de sobrevenirse una avalancha de altos y tenebrosos pinos, como si hubiera esperado ese momento toda su vida, como si no le sorprendiera, pero al mirar a Miranda entrar por la puerta sonrió calmado y le dio una calada a su puro, una sonrisa resignada y burlona, al fin me encontraste parecía decirle con la mirada socarrona. 

--Dante... -- dijo Maurie seguido por dos policías. 

--Querido Miranda hace tanto tiempo... -- dijo y ni siquiera se resistió cuando lo esposaron. 

--¿Donde está? --le preguntó el detective, William ni siquiera pudo hablar, tenía un sentimiento entre la emoción, desesperación y angustia que le obstruian un poco las vías respiratorias. 

--Se ha ido... -- respondió tranquilo. William lo miro afiladamente apretando la mandíbula. 

--¿A dónde? --insistió Maurie y Dante negó sin más, William no se contuvo más y lo estrelló en una de las columnas del pórtico mientras lo sostenía del cuello de su abrigo. Le estampo un puñetazo lo suficientemente fuerte para tirarle un diente, la sangre se escurrió desde la comisura de sus labios y después escupió a un lado el incisivo, formuló una sonrisa torcida pero antes de soltar la primera risa el puño de William volvió a estamparse en su pómulo, lo molió a golpes antes de que Maurie y otro oficial lo separaran de él. 

William se notaba inmutable y los puños los tenía destrozados. 

--Se ha escapado... -- jadeo Dante desplomado contra el pilar.

--¿Cuando? -- cuestiono William. 

--Hace dos días, se perdió en el bosque... 

La búsqueda se extendió por los próximos dos días, entre unos 20 y 30 policías y agentes barrieron el bosque día y noche en busca de Oliver y los 6 niños con los que se marchó pero, no hallaron nada. Por un momento William en el fondo tenía la esperanza de que Dante les hubiera mentido y jamás lo hubiera atrapado, que en realidad nunca lo tuvo y se había inventado todo para hacerlos perder el tiempo. 

--¡¡OLIVEEEEER!! -- grito William en la profunda oscuridad de la noche en medio del bosque, entre el suyo otras varias personas también lo llamaban por su nombre pero sin obtener respuesta. 

--William... Celf tiene algo que decirte-- dijo Maurie cuando el más alto llegó después de su décima caminata del día a la sala amplia de la cabaña. 

--Celf.. ¿Tu eres el infiltrado? --preguntó y el cuestionado asintió entregandole un sobre color mostaza. -- Cuando Dante lo atrapó su objetivo era cortarle todo tipo de esperanza o inquietud por volver contigo, así que le mostró estas fotos que... 

--¿Encerio? -- cuestiono Maurie con incredulidad y decepción en su mirada fija y exigente. William apretó la mandíbula, arrepentido, impotente.  

--No es la historia completa, jamás lo traicione...

--Pero aquí parece que... 

--Dice la verdad -- interrumpió Celf. -- Mailo es un subordinado de Dante, lo mando desde hace tiempo para intentar desequilibrar la relación entre Oliver y William -- explicó Celf con calma, William y Maurie se miraron entre ellos. 

--Eso no puede ser, yo investigue minusiosamente...

--A Mailo no, es que Dante sabía que podrías estar cerca e intento algo nuevo, yo tampoco lo sospeche hasta que lo vi yo mismo. -- añadió. 

--Aunque eso no quita que tu hayas dejado que llegara hasta este punto. -- reprocho Maurie a William sosteniendo una fotografía frente a su cara. -- Ahora al menos sabemos que dentro de sus opciones no está volver a casa, y como se ha marchado con 6 niños menores de 10 años no creo que haya ido muy lejos... 

--¡Señor! -- llamó una mujer que entró en el lugar -- Han reportado a un grupo de niños en el kilómetro 31

--¡Quiero al grupo 4 en la zona donde hallaron a los niños! ¡vamos a barrer cada pequeño hueco, quiero que lo encuentren! -- grito Marie y todos se movilizaron. 

Maurie y William salieron corriendo del lugar rumbo al lugar donde la policía de búsqueda había hallado al grupo de niños. Aparcaron el auto frente a la comisaría donde los había trasladado y se apresuraron a encontrarse con el comisario en jefe. 

--Una de nuestras patrullas revisaba la zona norte y los 6 estaban caminando tomados de las manos. --explicó el policía mientras los guiaba a ambos a una oficina en la parte trasera donde estaban los pequeños. 

--¿Iban solos? -- preguntó William.

--Si, solos, no estaban asustados decían estar buscando a un muchacho. no han querido decirnos más que eso -- añadió justo cuando llegaron a la puerta. 

--¿Podemos hablar con ellos? --pregunto Maurie y el policía asintió.  

Al entrar los niños que estaban sentados todos juntos sobre una alfombra esponjosa los miraron con desconfianza. 

Maurie de inmediato se acuclilló con una cálida sonrisa y sacudió la mano para saludarlos. 

--Hola pequeños, me llamo Maurie, soy un viejo amigo de Oliver... -- dijo y los niños prestaron atención con intriga. --Se que ustedes lo conocen y necesito su ayuda para poder encontrarlo. -- explicó con calma. 

--Oliver no quiere que lo encuentren -- dijo uno de ellos y William tragó saliva. 

--Vaya... ¿cual es tu nombre cariño? --preguntó el hombre, pero el niño no quiso responder. -- vale pero... ¿porque Oliver no querría ser encontrado? ¿se ha escondido? --pregunto una vez más. 

--Dijo que había un monstruo en el bosque y que teníamos que correr, así que seguramente él está escondido.... -- El mayor de todos le tapó la boca al último en hablar y lo reprendió susurrando. 

--¿Entonces está aún en el bosque? ¿esta herido? -- pregunto nuevamente el detective pero todos se quedaron en silencio. -- ¿recuerdan que tan cerca de la carretera se separaron de él? --insistió pero no hubo más respuestas. El hombre acunclillado miro al más alto y negó con decepción. 

--Seguiremos buscando, al menos sabemos que podría estar...

--Ejm... -- William se aclaró la garganta con nerviosismo, y miró a los niños, ellos eran tan pequeños y no sabía como podía pedir su ayuda.  -- yo... -- carraspeo, no sabía bien qué decir, dio unos pasos lentos para acercarse y se arrodillo con cautela frente a ellos. -- yo soy... soy un cazador de monstruos... em... he matado muchos por todo el mundo, unos grandes, otros peludos, altos, delgados y Oliver... Oliver está en peligro ahora, pero yo podría rescatarlo si ustedes me ayudaran...

--¿Has visto al monstruo del bosque? --pregunto Ivo con curiosidad. 

--N..no, es un monstruo muy poderoso, tiene.... tiene la habilidad de volverse invisible... 

--¿¡Invisible!? --preguntó el más pequeño con asombro. 

--¡Mientes! -- aseveró Ivo -- yo lo he visto y no es invisible, tiene unos brazos largos y torcidos como...

--...Como las ramas de un árbol...-- completo William e Ivo asintió. -- es que es muy listo, y a veces cree que puede engañar a los niños, pero veo que no ha podido engañarte ¿verdad? Ivo -- añadió y el pequeño asintió con seguridad. 

--¿Vas a traer de vuelta a Oliver? --pregunto Ivo y William asintió casi con desesperación. --Pero no podrás, porque no lo puedes tocar, si lo tocas podrías quedar embrujado... -- se adelantó el nico como advertencia y una preocupación genuina en su mirada. 

--No, yo sí puedo tocarlo, solo necesito saber donde lo vieron por última vez... 

--No puedes -- interrumpió otro niño -- Oliver no se deja tocar por nadie solo por una persona... -- explicó otro niño.

--Si lo tocas podrías enfermarte de amor -- dijo Ivo con preocupación. William rió incrédulo y cautivado por su inocencia y sintió los ojos arder. 

--Me gustaría escuchar esa historia pero, Oliver podría estar en aprietos con ese horrible monstruo justo ahora, ¿me ayudan a encontrarlo? -- pregunto intentando ser paciente, aunque por dentro solo quería salir corriendo nuevamente a buscar a Oliver.  

--Te ayudaremos... -- respondió Ivo con una sonrisa en los labios. 

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).