Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Recordar como volver. por momu

[Reviews - 34]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

William, dime ¿quisieras acompañarme por un café? este consultorio me resulta muy austero. 
 
--¿Y la consulta? --pregunte, el me dio una palmadita en el hombro y sonrió. Estoy seguro que se compadecía de mi, siempre parecia hacerlo. 
 
--¿No crees que hoy hace un día precioso como para permanecer en esta sofocante habitación?-- tenia razón, hacia días que no veía la luz solar, los frentes fríos de ese mes habían azotado la capital con aguaceros incontenibles. 
 
--Tienes razón. 
 
Caminamos por la avenida a una cafetería a poca distancia, tenia una terraza sobre si que daba al zócalo. 
 
--¿Cuantos años tenemos de conocernos? --me preguntó mientras miraba la carta. 
 
--No se exactamente, ¿13 años? desde la secundaria. 
 
--Si creo que son 13, aun recuerdo cuando te fuiste a España. Esos años fueron muy duros para mi, mis padres se divorciaron, tu te fuiste de intercambio, tres años mas tarde mi abuela falleció... --soltó una risita. 
 
¿Que se hace en estos momentos? ¿que se dice ante una confección dolorosa? no lo se. --no te sientas mal, esas épocas pasaron hace ya muchos años. Solo me agrada recordar. --sonrió y asentí.
 
Esta aparente falta de empatia en mi expresión siempre resultaba problemática, no era falta de empatia, solo no podía expresarla. 
 
-- Jamas creí que España me tomaría tanto tiempo... --dije y soltó una carcajada. 
 
--Lo se. Un día volviste, ¿sabes lo que pensé cuando te vi en el aeropuerto? -- negué con una media sonrisa. -- supe de inmediato la razón por la que te habías tardado tanto, me dije: Este tipo se enamoro. --rió un poco. -- Incluso Linda me lo menciono días después, claro que a ella le tomo mas tiempo deducirlo. me dijo: Oye ¿no crees que William se ve mas rellenito? yo me solté a reír, pero era verdad, cuando alguien conoce a alguien especial se nota, de inmediato si lo conoces desde siempre. --explicó y la mecerá llegó.
Pedimos. 
 
--¿Linda esta bien? --pregunte, y el sonrío. 
 
--Esta bien, ahora mismo acaba de descubrir una nueva afición, va los viernes a yoga y regresa muy alegre, ya sabes que es muy activa. --explico y sonreí. 
 
El silencio perduró unos instantes, recordaba los viejos tiempos. Hacía años ya de aquel entonces. 
 
--¿Aun la amas? ¿Cuantos años llevan juntos? --pregunte, últimamente los recuerdos se me habían estado escapando sin cesar. 
 
-- Cumplimos 9 años hace unas semanas, ¿que si la amo? claro que si, aunque ya no es como en un principio, y no estoy hablando de que es menos amor o peor, solo es diferente. 
 
--Cuando la conocimos nunca me imagine que quedarían juntos, eran muy diferentes. --dije y el rió. --Siempre creí que el amor se acabaría entre ustedes, bueno... era muy pesimista entonces.
 
--Es verdad, yo también lo pensé, al principio yo creí que nos dejaríamos pronto, luego los años pasaron y me fije que esto iba pa' largo, así pasa ¿no crees? el tiempo comienza a correr tan rápido que no te fijas --asentí  --En todos estos años juntos, me di cuenta de una cosa, a Linda yo la amo mas que en un principio eso es seguro, pero nuestro amor es mas tranquilo, la amo mejor. --explicó satisfecho, con una placida curva en los labios. 
 
Solo pude sonreír, no era capas decir nada, de compartir alguna experiencia o vivencia, todos los momentos que podían simpatizar con los suyos se habían vuelto letales de pronunciar. 
 
 
Flash back: 
.
.
.
 
Mi mano se deslizó dentro de su holgado suéter -la única cosa que traía puesta además de sus boxers- , mis llemas recorrieron su vientre y acendieron lentamente, disfrutaba acariciar su aterciopelada piel. Apenas roce mis labios por su nuca y me incline para alcanzar su hombro y posteriormente su clavícula izquierda. 
 
--Oye... -- dijo, preparaba descuidadamente unos emparedados de mermelada de fresa con mantequilla. --basta...--explicó removiendose insuficientemente. 
 
--Solo un poco... -- lo atraje de las cadera hasta que chocó contra mi entrepierna. Lo rodeé con mis brazos por dentro del suéter y acaricie uno de sus pezones mientras sorbia detrás de su oreja. 
 
--Tengo que trabajar... Ugg-- se apoyó en la barra, mientras yo continuaba, ya había comenzado a exitarme, pronto no habría marcha atrás. --Oye tú fuiste el que insistió en este trabajo... ¿Podrías ser cuerente con tus palabras? -- reprochó, recargue mi frente en su hombro deteniendolo de las caderas, respire profundo, en ese momento maldecia haberlo convencido, desde entonces el sexo ya no era igual de abundante -al menos por las mañanas-
 
Pero tenía razón.  
 
Me aparte de él y solté una risita. 
--Solo estaba jugando -- explique, se giró y me miró, parecía querer burlarse. 
 
--waaw pues actúas muy bien con esa erección ahí -- río por lo bajo señalando mi entre pierna.
 
--¡Oh vamos! es normal por la mañana 
 
Se mordió el labio mientras me observaba, luego llevó una mano al tabique de su nariz, cerró los ojos y soltó el aire. 
 
Se tapó los ojos con las manos.
 
-- ¡No! Basta, me tengo que ir en 15 minutos, así que... -- miró por una rendija entre sus dedos. 
 
--Se te van los ojos ¿Te vas a quedar con el antojo? --probe, me divertía. 
 
--¡No! ¡Basta! -- me empujó del pecho --Deja de hacer esto, vete, vete, --me empujó hasta 6 pasos de la barra. Solté una risita y me dirigí al baño. 
 
Me quite la camiseta en el camino y la avente sobre la cama. 
 
--okay solo 5 minuto... -- escuché detrás mío, me volví y a continuación Oliver dió un brinco sobre mí y me planto un beso desesperado. Me tambalee y lo sostuve de los muslos unos minutos mientras el beso profundizaba. 
 
Caímos a la cama y en unos segundos Oliver ya estaba desnudo. 
 
-- Maldito....
 
 
Fin del flash back:
.
.
.
 
 
--Cuando volviste de España, antes de que llegaras, estaba seguro y completamente convencido de que te quedarías, me dije: ya no hay nada que tenga que hacer allá, se quedara. Pero cuando llegaste, primero supe lo que ya te dije, y luego, los días siguientes aunque te veías muy feliz de ver a tu familia y amigos, siempre note una urgencia inevitable en ti, era muy enternecedor verte ansioso. Yo y Linda nos burlábamos a tus espaldas, esto no te lo había confesado. Después en tus últimos días nos dijiste que te irías a vivir allá, --se tomo un momento y rió --tu madre estaba que se moría... todos en realidad... --sonrió y la mecerá llego con nuestra orden. --en fin... 

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).