Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Harry Ryddle Snape por Anle Ruma

[Reviews - 37]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Los personajes aquí presentados no me pertenecen, le pertenecen a sus respectivos creadores y/o compañías, mi uso es simplemente para entretenimiento, no gano nada con utilizarlos.

 

Aclaraciones: contiene m-preg, relaciones chico x chico

 

Esta historia comenzó como parte a la respuesta del desafío Harry Ryddle Snape de PIKWIK en la página de Slasheaven, misma que se ha alejado de la petición de la misma.

 

/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/* Cambio de escena.

**Parsel**

*/* Flash back*/*

Las clases estaban por terminar, la casa de los leones estaba molestos con Harry por haber regalado el triunfo del torneo al idiota tejón.

 

Pero a Harry eso no le importaba, se mantenía lejos de los demás alumnos de su casa, solamente convivía con Neville en los invernaderos, la profesora Pomona aceptaba la presencia de ambos, ella había hablado con Cedric y le conto un poco de lo que recordaba entre ello era de un empate mismo que no sucedió.

 

Aunque Ron y Hermione no lo dejaron de lado, pero eso no evitaban algunos comentarios que molestaban debido a lo que había hecho, aunque ellos sabían que se había perdido.

 

Por ese motivo prefería estar con Neville y Hedwing.

 

Harry se mantenía distraído con eso  y con las pláticas de Moody, eso le hacía olvidarse de lo sucedido en el cementerio. Además había evitado todo el tiempo a Severus quien cuando se encontraban le daba un pequeño asentimiento.

 

Pero sabía que tarde o temprano se encontraría y el último día antes de tomar el tren había sucedido, después de intercambiar aquella advertencia corrió hasta el invernadero donde Neville lo vio.

 

--¿Harry? ¿Todo bien?

--Si, Nev ¿en qué te ayudo?

 

Así pasaron las siguientes horas en el invernadero y el después fue a la lechuceria con la intención de ver a Hedwing, pero no la encontró, cosa que le preocupo por que antes de finalizar cada curso, se encontraban para ver el atardecer y después dirigirse a la torre donde ambos dormirían, cosa que le molestaba a Ron, porque decía que le prestaba más atención a la lechuza que a él.

 

Un terrible presentimiento afloro en su corazón, así que decidió ir a buscar a su querida amiga

 

--Harry, te estaba buscado

--Ahora no Hagrid

--Es Hedwing…

 

El tren se preparaba para partir y en uno de sus muchos compartimientos se hallaba Harry con sus inseparables amigos y por esa ocasión se habían unido Neville y Ginny.

 

Harry estaba mirando por la ventana ignorando todo a su alrededor, su encuentro con Hagrid el día anterior le había entristecido, su querida Hedwing había sido herida y por eso no podía acompañarle, la única compañía que tenía en vacaciones.

 

Además su mente viajaba a las palabras de un renacido Voldemort y lo sucedido en aquel lugar esa noche, aun se preguntaba por qué no había acusado al hombre de traición, aunque muy dentro del sabía que sus palabras le causaban una gran curiosidad y comenzaba a preguntarse realmente sobre el pasado de sus padres.

 

Durante el torneo y con una amenaza en su cabeza su padrino había estado con él y había logrado hablar con el hombre sobre sus padre, ¿Cómo se habían conocido? ¿Desde cuándo se enamoraron? Y muchas preguntas más, cosas que el animago le respondía con gusto.

 

Pero había un pero en todo aquello, la voz cálida con promesas de una familia era la de Snape, cosa que le aterro al percatarse de aquello, además la frase dicha por Voldemort, sobre aquellas mentiras que había que destruir, se mantenía en su mente constantemente.

 

Hijo bien amado

 

Durante el ritual, así fue llamado ¿realmente era el hijo bien amado de las dos personas que más lo odiaban en el mundo? Aquello era realmente imposible.

 

Mientras más se acercaban a King Cross dejo de pensar en cosas del mundo mágico, para comenzar a preocuparse por como seria recibido por su tío, estaba más que seguro que accidente de la visita de los Weasley el año pasado no había sido olvidada, así aprovechando que los hermanos Weasley y Hermione habían salido por sus necesidades, decidió sacar el mapa, su capa para poder lanzarles un hechizo de protección y otros más con la intención de proteger lo más preciado para él.

 

Neville quien se había quedado observo el accionar de su compañero pero no pregunto, el simplemente continuo con su lectura.

 

Harry suspiro cuando el anuncio de que pronto llegarían al andén se dio, no quería regresar con sus tíos, debía prepararse para un verano realmente malo.

 

Había salido junto a los demás aceptando algunos empujones, habría querido retrasar su salida, pero sabía que eso provocaría más furia en su tío, así que decidió caminar.

 

Si algunos de sus compañeros, sobre todo algunas serpientes, veían al joven que parecía caminar asía su muerte, algunos preguntándose el por qué y otros creyendo que se estaba haciendo el digno.

 

Observando la cara de tío con aquella furia contenía, trago en seco y se dejó guiar, con las promesas de que tal vez, en algún momento podría pasar el verano con sus amigos.

 

-¿Dónde está tu pajarraco?—pregunto el hombre al no ver a la lechuza nívea que acompaña al fenómeno de  su sobrino

-La deje en la escuela

 

Fueron las únicas palabras que cruzaron en la estación. El viaje de regreso había sido normal, y aunque quisiera disfrutar del viaje no podía, porque sabía que el gordo hombre explotaría en cuanto pusiera un pie en la casa.

 

Entre más cerca estaban del número cuatro de prive drive, más nervioso se ponía el chico, sabía lo que le esperaba en aquel lugar…

 

/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

 

Severus había visto partir el expreso, aun recordaba las palabras de Harry, sabía que había un gran trayecto para poder recuperar a su familia.

 

Fue a sus habitaciones, guardo sus ropas, algunos libros así sello sus habitaciones y después de decirle al odioso director que iría a su casa, que necesitaba descansar de tantos alumnos ineptos y que se verían en la reunión de profesores en semanas posteriores, se dirigió a la zona de desaparición, pero antes de poder trasladarse a su hogar la punzada de preocupación que siempre le daba cuando Harry estaba en peligro le dio.

 

Respiro profundamente ignorando un poco la situación, pero su subconsciente le reclama dicha acción, los años anteriores lo había hecho y su hijo había terminado en una misión suicida gracias a Dumbledore.

 

Apareció cerca de aquella mansión, una de las mansiones que había heredado de la familia de su madre, para Dumbledore el nunca heredo nada de los Prince, el anciano padre de Eileen lo había despreciado hasta el cansancio y había decidido darle todo a los gobblings, esa era la historia que le había dicho, misma que creyó con ayuda de los gobblings.

La mansión era pequeña a comparación de varias ancestrales, pero era cómoda para la pareja que residía en esta, protegida por un poderoso fidelio cuyos guardianes secretos eran Nagini y los dos elfos principales: Huj y Rinrin

 

Después de aquel treinta y uno casi no paraba por ella, pero sabía que ambos elfos se hacían cargo de ella. Sonrió un poco al ver aparecer a aquel viejo elfo, este había estado vinculado con su madre antes de su destierro y cuando el tomo el poder de los Prince se vinculó con él.

 

--Amo Severus, me alegra verlo

--A mí también me alegra verte Huj, ¿Cómo han estado las cosas aquí?

--Tranquilas, aunque Nagini sigue desaparecida

-- No te preocupes por ella, está segura, prepárame algo para la merienda

--Como ordene amo Severus

 

Ante el comportamiento normal del elfo supo que Tom aún no se presentaba, posiblemente estaría con Nagini haciendo algunos de sus planes.

 

Recorrió la vacía mansión hasta la habitación que había sellado con su propia magia.

 

Casi nadie conocía la mansión, solo los Malfoy lo hacían y más que nada, por el tiempo que Narcisa y el habían compartido, ambos hombres había estado aterrados de dejarlos solos.

 

Saliendo de aquellos hermosos recuerdos decidió liberar la magia que poseía para poder quitar el sello que había en esa habitación.

 

La habitación siempre le había parecido hermosa, incluso ahora que los colores que aun momento había sido cálidos y brillantes, ahora eran opacos, los animales que alguna vez tuvieron movimientos estaban estáticos la magia que había en ellos desapareció por fin.

 

Todo elemento que había estado ahí, todo que había sido comprado o hecho para un bebe esperado con ilusión y demás, fue encerrado y ocultado porque su dueño nunca llego.

 

La mecedora fue la única usada junto con algunos peluches y solamente contados meses, cuando su esposo desapareció el dejo la casa y comenzó su suplicio en Hogwarts.

 

Acaricio con nostalgia la cuna, cuando una mano se posó sobre la suya.

 

--Cuando todo esto termine te prometo darte la familia que te prometí

--Tom

 

Una mirada de color café se encontró con una negra, muchas emociones se mostraban en ellos, añoranza por el pasado, alegría, miedo, pero sobre todo amor.

 

Severus se aferró a su esposo, ¿Cuántos sueños que se volvieron pesadillas iniciaron así?

 

--Aquí estoy Sev, aquí estoy

--Lo estas

 

Con esas palabras se fundieron en un beso que ambos habían necesitado por aquello trece años separados.

 

Severus se dio cuenta que no era un sueño, que realmente su esposo estaba de nuevo a su lado, la esperanza crecía cada vez más.

 

--¿Quieres remodelar la habitación?—cuestiono Tom mientras acariciaba la mejilla de su pareja—Harry ya no es un bebe

 

Severus volvió a mirar la habitación, era cierto que guardaba algunos recuerdos del lugar, con un suspiro miro a Tom

 

--Tienes razón, hay que cambiarla, debemos dejarla neutral para que Harry la decore como guste.

--Huj, Rinrin—llamo Tom y en un pop aquellas criaturas que les eran fieles, aparecían, ambos contuvieron la emoción de ver de nuevo a su amo.

--Bienvenido amo Tom, ¿Qué pueden Huj y Rinrin hacer por ustedes?

--Quiero que remodelen esta habitación, renuévela y pongan solamente lo básico en esta habitación

--Eso significa que el joven amo ¿por fin regresara a casa?—pregunto Rinrin con emoción, ella era quien apoyaría a Severus con él bebe, solo por estar con Huj no termino como otros elfos cuando se deprimían

--Ese es el plan, pero antes prepárennos un pequeño refrigerio

Al terminar de dar la orden ambos desaparecieron y los dos hombres se quedaron solo, Tom noto una sombra en la faz de su pareja, sabia el porqué de dicha sombra

--¿Hablaste con Harry?—cuestiono mientras abandonaban la habitación y esperaban los refrigerios

--Hasta ayer, me estuvo evadiendo, por suerte Barty le hecho un ojo en todo momento

--Me alegra escuchar eso—fue el único comentario que hizo, sabiendo que debería recompensar al joven Crounch.

--Estaba molesto y confundido, me grito que no quería que fuéramos por él, que me delataría…

--Harry es curioso, nos esperara, querrá saber lo que significan las palabras que le dije, es una combinación de nuestros caracteres, no te preocupes.

--Quisiera no preocuparme, pero lo estoy, son trece años de mentiras y de hechizos, será difícil

--Lo sé, pero haremos que nos crea, sino tendremos que utilizar nuestro plan b

Severus asintió mientras comienza a comer los aperitivos que habían dejado los elfos, más la sensación de preocupación se mantenía y estaba seguro que no tenía nada que ver con la verdad con la que querían decirle.

/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

El final del recorrido desde la estación hasta prive drive, por fin había terminado y Harry sabía que  el castigo por lo sucedido el año pasado, entro después del obeso, en cuanto la puerta dio el clic, el aire que tenía le fue sacado gracias al golpe que Vernon le dio.

La frustración de un año estaba siendo sacado en aquello golpes, Harry simplemente se hizo un ovillo esperando que la golpiza terminara, no se quejaba sabía que sería peor de hacerlo.

Palabras hirientes junto con los golpes le llegaban, sabía que su tía y su primo miraban la escena sin intervenir, aquel trato que se había detenido temporalmente regresaba indicándole que sería peor que en otras ocasiones.

Vernon por fin se cansó de golpearlo, lo tomo de los cabellos y lo arrastro hasta el armario debajo de las escaleras donde lo aventó y encerró.

Con el cuerpo adolorido se encogió mientras las lágrimas salían, en susurros llamo a sus amigos, a su padrino, llamaba a quien fuera para que lo recogiera, para que lo salvara de esa pesadilla.

Quería un poco de aquella calidez que había sentido en el cementerio…

No supo cuánto estuvo en esa posición, llamando a las personas que no irían en ningún momento por el, cuando fue sacado de forma abrupta de aquel lugar. Miro con miedo a su tío, quien con una sonrisa cruel comenzaba a tirar todas las pertenencias del niño a la chimenea.

Harry sabía que aunque suplicara que no tirara las cosas, lo haría, así que no le quedo más que observar como todo lo que lo representaba como mago era destruido, solo esperaba que los hechizos que había puestos a algunos de sus objetos funcionaran.

Cuando todo objeto había sido destruido, Dudley no dudo en patearlo y pisarlo, debido al dolor que sentía, se desmayó.

Despertó en la oscuridad de la alacena, todo el cuerpo le dolía, y ese solo era el principio del verano

--Por favor, quien sea vengan por mí, Sirius, Ron, Hermione quien sea, por favor

Nadie querrá un fenómeno como tu

Las palabras que el obeso se repetían constantemente en su mente, el hecho de que Ron no le había dicho que iría a su casa, de que su padrino se había ido por orden de Dumbledore, Hermione quien podía ayudarle más fácilmente al ser hija de muggles nunca lo hacía.

¿Realmente alguien lo quería?

*/*--Como sabe el lord y yo iremos por usted dentro de un par de días para que este al pendiente*/*

Las palabras de Snape se repitieron en su mente ¿en verdad irían por él?

¿Por qué el mejor pocionista, según su amiga Hermione, querría ir a recoger a un chico que no era muy diestro en pociones y que era el hijo de su mayor enemigo en la escuela?

--Por favor que alguien venga…

El día siguiente solo salió para ser el saco de golpes de su tío antes de irse a trabajar, su primo también no dudo en golpearlo, sabía que en la noche sería igual una pesadilla, estaba seguro que tenía algunos huesos rotos.

Las lágrimas seguían cayendo, seguía pidiendo que cualquiera fuera por él, pero sabía que nadie lo haría.

--Por favor…Snape…mentí. Por favor venga

Susurro a pesar de que tenía miedo de volver a sentir calidez y protección por parte de ellos.

Entre susurro se quedó nuevamente dormido, esperando un milagro.

Despertó por el dolor de sus heridas y para su sorpresa y miedo una botella de agua estaba a su lado, junto a una nota, con mucho cuidado tomo la nota para saber que sucedía.

"Fenómeno nos vamos de vacaciones fenómeno, la señor Figg no estaba, así que para evitar que hagas algo anormal, te quedaras encerrado en la alacena, nos vemos hasta agosto, por cierto debido a nuestro gran corazón te dejamos una botella de agua"

Se iban y lo dejaban encerrado por un mes, las lágrimas cayeron de nuevo, intento detenerlas, pero era imposible, se sentía muy solo, cerró los ojos, volvió a llamar a sus amigos, a su primo  y en su subconsciente se aferró al recuerdo de aquel cálido abrazo.

/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

Severus había ido a la biblioteca con la intención de leer un poco mientras Tom comenzaba a organizarse, lamentablemente no podía concentrarse en el libro que tenía en las manos, algo le decía que su pequeño estaba en peligro, que su Harry estaba aterrado, con aquella molestia decidió buscar a su esposo con la intención de que fueran por el niño en ese momento.

No había llegado hacia la puerta cuando esta se abrió, Tom lo miro por unos instantes.

--Vamos por Harry

Tom estaba viendo algunos informes y también organizando algunos planes para poder encontrarse con sus seguidores, el primero sería Lucius, además de que tenía que darle nuevas órdenes a Barty, mas sus pensamientos se vieron interrumpidos ante la repentina necesidad de ver a su hijo.

El extraño vínculo que se había creado aquella noche estaba dándole sensaciones de miedo, de dolor y otros sentimientos que le dieron inquietud.

Sin pensarlo mucho se dirigió a donde sabía que estaba su amado, al verlo de pie y con aquel rostro que siempre se mostraba libre de emociones, mostrando preocupación tomo la decisión de ir por el pequeño león.

Había querido esperar un poco y estar completamente asentados antes de buscarlo, pero la sensación de que este estaba en peligro se activó así que decidió no pensar más.

La llegada a aquel barrio fue completamente fácil a pesar de haber salido sin otra idea que recoger a Harry, las casas formas como soldados les dio la bienvenida, después de lanzar algunos hechizos para no alterar las protecciones de la cabra multicolor, se dirigieron al número cuatro de esa zona.

Tom supo que algo estaba mal al ver una sola ventana con rejas, respirando profundamente con la intención de calmarse abrieron la casa para ingresar a ella

El silencio les rodeo, un silencio lleno de intranquilidad y de una extraña sensación de dolor.

El lord había decidido buscar directamente en la planta de arriba donde estaba la habitación con rejas, mientras que Severus decidió revisar la chimenea, donde podía sentir ligeros destellos de magia.

Harry quien se había desmayado debido al dolor que sentía, se despertó al escuchar como alguien subía las escaleras.

La pequeña esperanza que tenia de que alguien le buscara creció, así que decidió llamarlos a pesar de su debilidad.

--A…aquí…estoy…por favor

Severus miraba sin emociones la chimenea, había encontrado los restos de los artículos de su hijo, libros, pergaminos, el caldero también estaba ahí. Esos malditos muggles habían lastimado a su hijo

--Malditos…

El silencio volvió a reinar el lugar, necesitaba buscar a su esposo e hijo para largarse de ahí antes de hacer una estupidez, mientras se acercaba a las escaleras, escucho un ligero golpe, teniendo un pensamiento terrible se dirigió a la alacena que había visto en un principio.

--Aquí…por favor—era el susurro que Harry liberaba con la intención de que alguno de sus rescatantes aparecieran, estaba a punto de golpear la puerta cuando esta se abrió y le hizo caer a los barcos de un sorprendido Severus—Gra… cias… por…ve…nir

/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

Tom estaba molesto, la habitación que había visto era la de su hijo, pero no solo eso no había rastro de él, decidió buscar por toda la casa para descubrir que no había nada.

La habitación demostraba que Harry no era bienvenido, ¿Dónde estaba?

--- ¡TOM!

El grito de su esposo le indico que lo había encontrado.

 

 

 

 

 

Notas finales:

Lamento subirlo hasta ahora, pero estuve fuera de la ciuidad y no pude regresar hasta ayer, pero ya regrese demasiado tarde y mi intension era simplemente llegar a dormir.

Cualquier comentario es bien recibido

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).