Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Ars Amatoria por SelPattz

[Reviews - 5]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

***Hace ya algo de tiempo ví está preciosura de fanvid y dije "why not?" Así surgió este OS***

https://www.youtube.com/watch?v=Ek5i9G-TDQU

LE BIEN QUIT FAIT MAL

Tony caminaba por aquel largo pasillo que ya le era familiar, sus manos temblaban con ansiosa anticipación pues sabía lo que le esperaba detrás de aquellas puertas de acero reforzado…

Mais d'où vient
L'émotion étrange
Qui me fascine
Autant qu'elle me dérange
Je frissonne poignardé par le beau
C'est comme
Dans l'âme le couteau
La blessure traverse mon cur
Et j'ai
La joie dans la douleur
Je m'enivre de ce poison
À en perdre la raison

***Flashback***

El castaño no podía creer lo que veía, la poca racionalidad que le quedaba le decía, que esto debía ser obra de la hipotermia y la pérdida de sangre, pero cada vez se convencía más de que el rubio de ojos rojos frente a él no podía ser una alucinación, simplemente no había forma, esos fuertes brazos a su alrededor tan cálidos y protectores no podían ser un sueño…

***Fin flashback***

C'est le bien qui fait mal
Quand tu aimes
Tout à fait normal
Ta haine
Prend le plaisir
C'est si bon de souffrir
Succombe au charme
Donne tes larmes

El genio continuaba su camino rememorando como había llegado hasta esta situación, dejó que su mente recordara los sucesos que le habían orillado a ser tan familiar con esa base secreta en Suiza, la forma en que Steve Rogers le había traicionado, el cómo había estado dispuesto a hacer a un lado sus ideales y convicciones para ayudar a Barnes…

-Supongo que siempre supe que pasaría- susurró en voz baja

No podía mentir, un dolía recordar aquel escudo clavado en su pecho, lo cerca que había estado de incrustarse en su esternón, el ardor del vibranium erosionando su piel. Pero el dolor se eclipsaba ante el rencor e ira, porque era justamente eso lo que recordaba con más claridad: la furia en la mirada del hombre que se supone había jurado protegerle el resto de sus días, la furia que él sintió al día siguiente al despertar en una extraña habitación de hospital, con apenas vagos recuerdos (que en ese momento creyó alucinaciones) del cómo había logrado salir de aquella base en Siberia.

-Anthony Stark…- una suave voz femenina le llamó haciendo que se detuviera

-Elisa Sinclair- susurró el castaño con una suave sonrisa

-¿Qué motivo tienes para honrarnos con tu presencia?- susurró la mujer mayor de manera sarcástica

-Creo que es obvio… querida

-sigo sin entender que es lo que vio en ti…

-No es como si me interesara que lo comprendas- contestó Tony con sorna- aquí lo único importante es que aprendas de una vez por todas tu lugar

-¿Cómo te atreves?

-Podrás sentirte su madre, pero no fuiste más que una nana más en la larga lista. De hecho me parece que Arnim Zola fue más relevante que tu- continuó el castaño sin inmutarse con la interrupción- Su madre es Hildr Haugen y harías bien en recordarlo…

-No siempre tendrás su protección- siseó una muy furiosa Madame HYDRA

El genio simplemente sonrió antes de darle la espalda y continuar con su camino. Se mordió el labio inferior pensando en lo que había logrado en apenas seis meses.

C'est le bien qui fait mal
(Qui fait mal)
Quand tu aimes
Tout à fait banal
(Ce bien qui fait mal)
Ta peine
Les vrais délices
Passent par le supplice
Baisse les armes
Donne tes larmes

¿Quién habría pensado que ser abandonado por medio equipo, terminaría beneficiándole? Las primeras dos semanas fueron las más difíciles, sentía que no valía nada, la culpa por el estado de Rhodey le carcomía, comenzó a beber de nuevo, se negó el sueño y alimento, hasta que él apareció…

***Flashback***

-Anthony, mi querido Anthony… esos idiotas no lo valen- aquella ronca voz le hizo tensarse de inmediato

-¿cómo entraste a mi taller?- cuestionó dando la vuelta para encararle pero se quedó en shock con la escena que le recibió

Era un hombre alto e imponente, musculado con hombros anchos y una cintura estrecha, cabellos tan rubios como hilo de oro, labios anchos adornados con una sonrisita maliciosa y ojos tan rojos como la sangre que salpicaba su rostro y traje de combate negro que portaba con orgullo… por un carajo, era idéntico a Steve

-Tengo mis métodos- susurró acercándose al castaño

-¿Quién eres? Lo que sea que planees…

-Tranquilo, min verden- interrumpió- vengo a disculparme y ofrecer una prenda de paz

-¿Por… p-por qué?- tartamudeó Tony intimidado por aquella aura de peligro

-Una oveja descarriada que a pesar de mis órdenes explicitas, fue la causante de tu actual dolor- dijo el rubio con un suspiro de pesar

-¿Quién?

-Era alguien muy estimado para mí, pero cometió un grave error al meterse contigo- declaró cortando la distancia para dejar algo sobre el escritorio y alejarse un par de pasos

Tony se acercó con cautela y tomó las placas y larga cadena color plata, manchadas con sangre casi seca, sus ojos se abrieron tan amplios como les era posible al leer aquel nombre gravado en el metal: “Col. Zemo H. EKO Scorpion, F. Especiales. Sokovia”.

***Fin flashback***

Aquella había sido la primera vez que aquel rubio mataba en su nombre, en un principio se había sentido asqueado por la situación. Saber que un hombre con tal poder y posición hacía todas aquellas atrocidades en nombre del retorcido amor que decía profesarle…

Je ressens
De violentes pulsions
J'ai l'impression
De glisser vers le fond
Si j'ignore
D'où vient ce fléau
J'adore
L'avoir dans la peau
Envoûté par des idées folles
Soudain
Mes envies s'envolent
Le désir devient ma prison
À en perdre la raison

Hizo de todo para enfrentarle, rastreó toda posible actividad de la nueva y renovada HYDRA, buscó desesperadamente a su líder para detenerlo pero siempre llegaba tarde y los cuerpos continuaban acumulándose y Tony comenzó a cuestionarse… ¿De verdad estaba haciendo su máximo esfuerzo? Cuando el cuerpo sin vida de Natasha Romanoff apareció, se sorprendió a sobre manera. Esperaba sentir dolor, tristeza, lágrimas, pero no sintió absolutamente nada, haciendo que la siguiente cuestión se instala en su pensamiento: ¿De verdad deseaba detenerlo?

C'est le bien qui fait mal
Quand tu aimes
Tout à fait normal
Ta haine
Prend le plaisir
C'est si bon de souffrir
Succombe au charme
Donne tes larmes

¿Era posible que Tony Stark se hubiese enamorado de ese asesino de elite? ¿Habían bastado unos cuantos meses para desterrar a Rogers de su corazón? Bueno, Steven le había abandonado por su mejor amigo, mientras el otro lo había matado por él. A partir de ese momento sólo fue cuestión de días para que el genio sucumbiera a sus más oscuros deseos en brazos del líder de la organización que se suponía debía desmantelar, su vida en los últimos dos meses se convirtió en una vorágine de lujuria y poder que no deseaba detener, hacía tanto tiempo que no se sentía tan vivo que debía admitir que tenía una nueva y letal adicción.

-Adelante- susurró uno de los soldados que montaban guardia en aquella puerta- HYDRA supremo le está esperando, Líder Superior.

Las puertas se abrieron de par en par dándole la bienvenida a una sala casi en penumbra con un titilante foco en el centro, donde dos cuerpos maltratados colgaban de apretadas cadenas que laceraban la carne de sus enemigos debido a la fuerza de su propio peso, a su derecha dos mesas de acero clavadas al suelo, en ambas brillaban diversos equipos y aparatos de tortura bajo una deslumbrante luz blanca. En ese momento los gritos en el lugar se detuvieron.

-Mio sole, avresti dovuto aspettarmi*- susurró el castaño en cuanto la habitación se cerró, dándoles entera privacidad

-Beklager, min verden*- contestó el torturador separándose de sus víctimas para acercarse al genio

-Yo también quiero divertirme Ab- dijo con una sonrisita ladeada y paseando sus manos por la tupida barba para bajar al amplio pecho de su pareja

-Lo harás, min kjaerlighet*- prometió el menor robándole un beso lento y cargado de pasión

Je ressens
De violentes pulsions
J'ai l'impression
De glisser vers le fond

-Te extrañé tanto- murmuró el rubio aun contra sus labios

-Lo sé beloved, pero valió la pena- contestó mordiendo suavemente aquellos labios que le volvían loco

-¿To… t-tony?- una molesta y quejumbrosa voz les interrumpió

-Steven, Grant. Rogers. Debo admitir que no esperaba verte tan pronto- dijo el castaño acercándose a su rehén

-T-tony… q-qué… por… qué…

-¿en serio lo preguntas?- siseó tomándole del rostro con furia, el capitán se quejó al sentir la fuerza ejercida sobre su pómulo fracturado y barbilla con múltiples cortes al ser rasurado burdamente

-¿De dónde… salió… el gemelo malvado?- inquirió Barnes desde su lugar a lado de su mejor amigo

-El término correcto sería hijo malvado- declaró el genio mirando al sargento casi con asco- y técnicamente sería tu jefe, Barnes

-¿Qué?

-Eres un insurrecto de HYDRA, conoces el precio a pagar soldado- murmuró el rubio con voz gruesa y tenebrosa

-Tony…- susurró el Capitán- ¿Qué te… han… hecho?

-Me abandonaron al borde de la muerte en Siberia- siseó con rencor soltándole para golpear sus costillas con fuerza- me prometieron estar siempre a mi lado para después botarme como basura…

Tony llamó a su armadura, sus ojos brillaron en un casi espectral azul eléctrico y un líquido mercurial salió de sus poros cubriendo todo su cuerpo a excepción del rostro y dando forma a una poderosa armadura.

-Tú me volviste esto, ahora vive con ello- gruñó comenzando a golpear a su ex pareja.

Abbadon se movió casi en silencio hasta la altura de Barnes, le tomó del cabello y obligó a ver como masacraban a su amigo, quería que sintiera toda la impotencia, que se retorciera en la miseria y culpa, sólo así su Anthony tendría su venganza completa.

-Detente- gritó el sargento al ver a Steve escupir sangre de nuevo, completamente derrotado y sin hacer el mínimo intento por defenderse… el rubio se había quebrado al ver el odio en la mirada de su pareja- Todo es mi culpa, desquítate conmigo…

-Lo haré Barnes- declaró Tony sonriendo de manera escalofriante- pero aún no, tienes mucho que pagar… Mi madre era mi adoración, así que no te permitiré morir hasta que me haya asqueado con tus suplicas…

-N… n-no… Tony…- Rogers escupió más sangre y lloró al ver el retorcido ser que era ahora su amado- Tú no… n-no eres así… amor…

-Ahora lo soy, me cansé de ser un niño bueno

-No, es HYDRA… aún… aún no es… t-tarde…

-De hecho sí lo es- le interrumpió- me he ganado mi lugar como Líder Superior, soy tan amado como temido…

-Hasta que obtengan lo que quieren de ti- siseó Barnes

-Te equivocas, verás… soy la pareja de su actual líder y ahora que les daré un heredero, soy intocable- declaró con una sonrisa mientras acariciaba su abdomen aun plano

-Kanelgifler*- Abbadon soltó con violencia al Soldado de invierno para acercarse a su pareja y tomar su rostro con delicadeza- ¿Es verdad?

-¡Sorpresa! Lo confirmé esta mañana, quería hacer algo especial para decírtelo- susurró antes de ser besado con devoción

C'est le bien qui fait mal
Quand tu aimes
Tout à fait normal
Ta haine
Prend le plaisir
C'est si bon de souffrir
Succombe au charme
Donne tes larmes

 

La pareja se separó con sendas sonrisas en el rostro, Abbadon no podía dejar de mirar a su castaño como si fuera el tesoro más grande del universo y sus manos se aferraban a sus caderas deseando sentirle fundirse contra su ser. Tony sonrió altanero a sus víctimas, regodeándose no sólo con el amor de su amado Capitán HYDRA sino también con el dolor de Rogers y la rabia de Barnes. Ellos eran los últimos con vida de aquel grupo que osó traicionarle y serán ellos justamente el último escalón que les elevaría a la Perfecta Superioridad, sin ellos de por medio EXTREMIS sería imparable al igual que su plan de dominación mundial, el planeta enteró les pertenecería y se lo entregarían en bandeja de plata a su hijo.

FIN


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).