Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

escribiendo nuestro futuro por fliss__lete

[Reviews - 5]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

capitulo uno!!

avisos rapidos seiya es un escritor de historias yaoi xD

shiryu es compañero de hyoga de trabajo

shun es amigo de seiya

ikki es florista (aun que usted no lo crea) bueno no florista diseñador de jardines XD

Notas del capitulo:

empezamos con esgta historia leve a ver que tal me va

Fiesta de inauguración

Las risas eran abundantes esa tarde mientras que los tragos pasaban de mano en mano era un grupo pequeño unas ocho personas únicamente formadas por compañeros del trabajo de Shiryu y sus parejas tenían mucho que celebrar no solo el pelinegro se había casado hace solo tres meses si no que estaban estrenando su primer hogar y mientras el susodicho se lucia como anfitrión el menor un castaño bastante sonriente se había apartado hacia el ventanal que daba al patio de atrás bastante amplio y lo que lo tenía de buen humor

-          Vaya sí que tendrás jardín

-          Lo se ¿puedes creerlo? Ya me lo imagine quiero un manzano, en mi casa teníamos un manzano y mi papa nos puso un columpio con una llanta de una de las camionetas fue lo mejor que pudo haber hecho en mi vida te lo juro

-          Ya me lo dijiste Seiya, desde que estaban buscando casa que lo único que querías es que tuviera un jardín donde pudieras poner un árbol- el muchacho que hablaba con el era bastante delgado con un cabello de un curioso color alga como el había dicho cuando le conoció pero con bonitos ojos verdes que le sonreían al verle tan emocionado

-          Perdón… se que puedo ser castrante, pero creo que lo mejor de que Shiryu recibiera ese aumento fue que te conocí

-          Opino lo mismo los otros compañeros de Hyoga… no son malos es solo que, no es lo mismo- no, no lo era las otras dos parejas invitadas eran heterosexuales y eso le había ocasionado un par de bochornos antes… Marín y sheena tenían la costumbre de presumir las peripecias en el lecho con sus parejas eran algo mayores que ellos pero estaba seguro que lo hacían a propósito tener un compañero que entendía y que era de su edad era lo mejor

-          Ni me lo digas…. Aun que Aioria es bastante amable también- el esposo de Marín solía llegar a su rescate cuando se daba cuenta que el par de mujeres estaban en su plan acosador, tampoco era que se sintieran muy cómodos con las pláticas de oficina

-          Eso sí, y ¿cómo va tu libro?- dejo su vaso en la mesita mirándolo con cierta picardía- cuando nos vimos para mi cumpleaños estabas atorado con la “escena” – el tono divertido hizo reír a Seiya

-          ¿Seguro que no se te a pegado algo de ese par de arpías?- ambos rieron el castaño era escritor de novelas de misterio con trama homoerotica…. Algo que a Shun le hacía cierta gracia pues sabía que Shiryu había sido apenas su tercer novio

-          Pues digamos que luego de la luna de miel por fin pude terminar la “escena”- las risas volvieron a resonar Seiya aún se sorprendía de todos los giros que había dado su vida a sus veintitrés años ya empezaba a formarse un nombre literario su pseudónimo “Pegaso” y sus historias refrescantes no solo le habían sacado de su pequeño pueblo granjero a las afueras de la ciudad nunca pensó que lo que empezaría como una forma de matar el tiempo se volvería su vida, tenía suerte definitivamente….

Seis meses después…

 

-          Te lo juro esto es un asco- Seiya le paso la taza con café a Shun que le miro preocupado Seiya le había llamado a las diez de la mañana completamente furioso y ahora estaba en su casa mirándolo bailar por toda la sala como si no supiera por dónde empezar a hablar- Shiryu me está volviendo loco…

-          Seiya… ¿estás bien? Él te hizo eso?- que Seiya tenía una sombra violeta en el lado derecho de su rostro cerca de su mejilla

-          ¿Qué?... o no!! No Shiryu nunca me pondría la mano encima, fui yo mismo por idiota… pero fui idiota por estar enojado con él, trate de encerrarme en mi cuarto y avente la puerta para que lo escuchara Y la puerta decidió vengarse… y de cualquier modo no sirvió apenas estaba yo viendo estrellas cuando ya se escuchó su auto en la grava el imbécil se había ido a trabajar

-          ¿Y por qué trataste de matar la puerta?- dejo la taza en la mesita de centro y le levanto el cabello

-          Tengo meses diciéndole a Shiryu sobre el patio… y ¿sabes que me dijo esta mañana?

-          No Seiya,  eso no me has dicho

-          Que Pusiera pasto sintético… pasto sintético! Cuando acepte casarme con el me prometió una casa con jardín enorme para que lo arreglara como quisiera…. No me deja hacer nada! No me escucha y ahora… pasto sintético

-          Seiya… que es lo que de verdad te molesta, se que no es el pasto…

-          Hemos peleado por el pasto durante dos semanas todas las mañanas… el problema no es el jardín o el pasto sintético Shun, el… se avergüenza de mis necesidades de granjero

-          ¿Te dijo algo así? - el peli verde le miro sorprendido eso era bastante clasista sobre todo porque si bien Seiya vivió en una granja era un chico educado universitario y escritor!

-          Casi… para lo único que debería interesarme el patio es para hacer carne asada en las reuniones… como si querer caminar sobre el pasto o tener una llanta en un árbol fuera…. Algo malo

-          Bueno te propongo un trato- Shun sonrió haciendo que Seiya le viera- si tu marido es como el mío lo que no quiere es encargarse de eso así que te mandare a mi… jardinero así solo tendrás que decirle lo que quieres y él se encargara de todo ¿sí? Te gusto mi jardín ¿no?

-          Tu jardín es un parque Shun…- Seiya se rio- demasiado sofisticado para mi gusto

-          Soy mitad japonés Sei, yo quería peces necesitaba un lago…. Y Hyoga aprendió a quererlo ahora tenemos una pareja de cisnes que son su adoración porque están anidando, te lo juro los quiere más que a mi

-          Sí, me gusta tu jardín…- Seiya sonrió más tranquilo tomando su café no mentía Shun se había hecho de una casa casi demolida para poder arreglar a su gusto sabía que la casa había sido regalo de su padre pues la habían convertido en una casa con aire típico japonés de jardín al centro la que estaba cerca de un campo de golf cerca del lago- el quisiera que yo fuera como tu… supongo que el quería civilizarme y yo solo le causó  problemas

-          Seiya nadie quisiera que su esposo fuera como yo, soy extremadamente mimado mi padre me malcrió al nivel del hartazgo y tengo un hermano que no hizo nada para evitarlo al contrario… gasto como deuda externa y hago berrinches por que pasan comerciales en la televisión- el castaño rio porque  si había visto a Shun hacer berrinches por que le cortaban su programa en la televisión- aún no sé cómo es que Hyoga piensa que mi carácter es lo mejor del mundo

-          No te hagas él también te mima demasiado- Seiya le señalo sonriendo el anillo en su dedo que el menor miro con una sonrisa enamorada

-          Es divino verdad?- sonrió- es lo que te hace falta alguien que te mime Seiya… no puedes estar aquí encerrado todo el tiempo lo único que necesitas para trabajar es calma y tu lap por que no sales a un parque o algo así

-          Me encantaría… pero eso solo me recuerda el drama con mi jardín y no me concentro… yo debería estar en el pasto recargado en mi árbol escribiendo con mi café a un lado y luego histérico en la noche por que no puedo dormir porque no tolero la cafeína… y obviamente con alguien que me entretenga por que no puedo dormir esa es mi meta en la vida

-          Pues entonces hazme caso llama a mi jardinero arregla ese jardín y que el idiota de tu esposo se dé cuenta que no necesitas pedirle permiso ¿pronto te pagaran tu ultimo tiraje no?

-          Si no sabes cómo me hace falta ese dinero, no soy pobre

-          ¡Claro que no! Al contrario eres un escritor muy bien acomodado

-          Pero mis finanzas fueron un asco… no por nada tuve que cambiar de contador…. Y mis reservas se fueron con mis berrinches de la boda Shiryu pago la casa yo pagué la boda debí dejarlo pagar ambas cosas… y yo solo pagar el viaje de luna de miel, ¡no es más el también debió pagar eso! – Shun se rio al berrinche en la voz de Seiya

-          Debiste hacerlo pagar por todo tienes toda la razón, pero por lo que escuche de Saori si tu libro sigue con las ventas como ahora se convertirá en un best seller todos están esperando la segunda entrega

-          ¿Hablas con mi editora?- Seiya levanto una ceja empezando a preguntarse si su nuevo mejor amigo era uno de esos acosadores

-          No sabía que era tu editora hasta que nos vimos en tu boda estuvimos juntos en la escuela

-          Pero si el mundo el pequeño… ese dicho de pueblo chico infierno grande aquí no aplica…

-          No normalmente no lo hace- Shun termino su café- pero hazme caso llama a mi jardinero si el problema es Shiryu solo dile que vas recomendado por mí y seguro que llegan a un acuerdo – se levantó y se estiro – voy a asaltar tu cocina tú no estás en condiciones de cocinar nada hoy o vas a envenenar a tu esposo no que no se lo merezca sigo sin creerme lo de la puerta

-          Tu sabes cocinar?- la cara de Shun fue un poema

-          Eso… Seiya si me ofende, claro que se cocinar como crees que conquiste a Hyoga?

-          ¿No lo sé con tus credenciales y tu cartera?  - se rio claro que la pose ofendida de Shun era broma – que no tienes tres chefs a tu servicio en tu casa

-          No, no, eso era en casa de mi padre, en casa solo tengo a una persona que se encarga de mantener todo en su lugar yo soy un desastre natural por nacimiento pero alguna gracia tenía que tener y por suerte me toco la cocina ya verás encargo una pasta por teléfono que te va a encantar si te gusta puedo pasarte el numero

Las risas retumbaron por la cocina durante el resto de la mañana hasta que el peli verde salió luego de dejar mucho mejor de ánimo al castaño que sonrió, siempre podía confiar en su amigo para apoyarlo… su vida había sido bastante tranquilo la mayor parte del tiempo su padre tenía una granja lechera así que su ambiente no era necesariamente rural y su familia no era para nada pobre pero si, las casas estaban tan apartadas unas de otras que el ritmo de vida era bastante lento en comparación a la enorme ciudad donde estaba ahora, su padre se había empeñado que tuviera una mejor educación por lo que lo mando a estudiar la universidad a la capital y fue cuando conoció a Shiryu que estaba por graduarse en la licenciatura de negocios internacionales su romance fue bastante básico en realidad el saliendo con el alumno mayor con facha de serio que resulto no serlo, le había enseñado no solo la ciudad si no también parte de sus vicios y fue una suerte que su juicio fuera bueno porque cualquier otro se hubiera aprovechado de su reciente deseo de experimentar cosas… Shiryu no y durante el tiempo que estuvieron juntos se dio cuenta que lo amaba, amaba a ese nerd idiota que hablaba como anciano pero cogía como los grandes

 

El edifico bastante alto en el centro de Tokio estaba completamente hecho de cristal esmerilado en cada piso lo que significaba ventanales ahí compartían oficinas una nueva agencia de artistas en las plantas de abajo una agencia legal que ocupaba dos pisos y ellos en los pisos superiores  así que en el piso 22 que eran las oficinas administrativas donde estaba la mayor cantidad de gente el piso 23 donde estaban las oficinas ejecutivas que era donde trabajaban Hyoga y el y el pent-house que serbia de centro de operaciones lugar de reunión y oficina del jefe

-          Nunca me cansare de esta vista- el pelinegro se asomó por el ventanal con su vaso en la mano estaban sonriendo acababan de firmar un contrato bastante productivo para la excavación de unos yacimientos petroleros que duraría casi un año ahora solo estaban terminando los detalles operacionales mover máquinas de ese tamaño nunca era fácil

-          No es tan espectacular…- después de todo estaban rodeados de otros edificios  bastante altos también

-          Me refiero a las implicaciones, sabes… entre más alto

-          Se a lo que te refieres- Hyoga sonrió Shiryu solía jactarse bastante de sus logros y era normal un chino ocupando un importante puesto en una de las más grandes empresas a nivel mundial y justo en Japón no era nada fácil- ¿han mejorado las cosas con Seiya?

-          No… al contrario- suspiro girándose para dejarse caer en el sofá de cuero que rechino levemente – no sé qué hacer con él ni siquiera se cuál es su necedad con la llanta esa ni siquiera tenemos niños… y no están en nuestros planes cercanos

-          ¿Por qué no le das gusto? Es solo una llanta, y si eso lo hace feliz

-          No es que sea solo una llanta… es que es una llanta

-          Ahora si no te entendí, vamos Shiryu no puede ser tan difícil si incluso yo le termine entendiendo a mi conejo loco y mira que ahí ya estamos hablando de ligas mayores

-          Pues te aseguro que él nunca te pediría una llanta…

-          En eso tienes razón no imagino una llanta entre sus peces koi y la fuente de bambú

-          Exacto… es que una llanta, puedes creerlo tal vez un columpio pero si estamos a solo unos pasos del parque para que quiere una llanta

-          Vale ya está muy raro porque no me dices cual es el problema real

-          No es en si la llanta Hyoga es lo que la llanta representa, dime has visto una llanta en alguno de los patios de por aquí

-          No, claro que no- Hyoga se rio- ya vería yo pérgolas columpios resbaladillas de mil figuras, pero llantas no eso solo en una escuela primaria y en clase de deportes

-          Exacto pero Seiya parece no entenderlo no estamos en el campo- Hyoga le miro frunciendo el seño

-          Shiryu… ¿te molesta que Seiya venga de provincia?

-          No me molesta que venga de ahí me molesta que siga actuando como si estuviera en la granja de su padre,  no estamos en el campo para que quiere una llanta si puede tener un columpio bien hecho

-          Y que le dijiste de su jardín que tiene meses planeando

-          Que era mejor el pasto sintético, no necesita regarse no debemos podarlo y evita la proliferación de bichos- Shiryu le enumero las razones por las que era mejor el pasto sintético aun que parecía que no le convenció del todo

-          Sabes… cuando conocí a Shun- Hyoga se rio de lado- se me hizo el ser más insufrible del planeta…  pero no le digas me gusta mi cabeza donde esta

-          ¿Shun? Pero si es un gran chico, Seiya habla muy bien de él y cuando hacemos la reunión en tu casa es un muy buen anfitrión no se complica con nada- apenas dijo eso Hyoga se rio negando

-          Shun se complica con todo el único lugar donde está tranquilo es su casa por que funciona todo como él quiere, nos tiene bien entrenados al personal y a mi nada en esa casa se mueve si él no se entera, mira no es para nada secreto que Shun es hijo de…. Una persona muy rica y eso se refleja en el- Hyoga tomo su café y sonrió- está acostumbrado a salirse siempre con la suya a tener todo lo que quiere y nadie le ha dicho “no” sin atenerse a las consecuencias… no soportarías un día completo con él le molesta que su programa empiece aunque sea un minuto después de lo que dice la hoja de programación es capaz de despertarse a las tres de la mañana decidiendo que ya no le gusta el color de la pared del cuarto y con un ataque de frustración por que él no puede dormir en un cuarto que no le guste por que le “altera el zen” – dejo el vaso en el escritorio- nunca te lo dije pero en nuestra luna de miel cambiamos tres veces de hotel aunque ya teníamos las reservaciones hechas por que la ventana no daba al mar o por que las cortinas no le gustaron o por que la habitación no le trasmitía nada…

-          Pero… no parece, ósea ¿si es así de remilgoso porque te casaste con él?

-          Porque amo al bastardo berrinchudo…- se rio- amo sus berrinches es parte de quien es el ¿entiendes? No es su culpa su padre y su hermano le acostumbraron a ser así y sé que me ama y por eso se contiene lo más que puede… ahora jura que ya no lo quiero por que unos cisnes se les ocurrió anidar en nuestro jardín y son mi animal favorito… él es quien les hizo un nido puso focos calientes y se levanta todos los días a ver si el huevo ya rompió… pero soy yo el que ya no lo quiero… ¿entiendes?  Es su manera de llamar la atención, dentro de su melindroso y nada económico ser… ahí un alma hermosa con un corazón enorme y muy fácilmente lastimable, su mayor temor es que me canse de su genio y le deje… así que tengo que tener mucha paciencia con las cosas que digo, la última vez que le grite… de hecho el día de la pintura a las tres de la mañana no sabes lo mal que me sentí después no me había dado cuenta de cuanto Shun se contiene y no debería la casa es suya si él hubiera querido simplemente hubiera llamado a alguien para que pintara la casa así como con todo lo demás, recién entonces me di cuenta de el esfuerzo que hacía para no hacerme sentir menos… o imponerme su dinero el mundo en que creció Shun y el mundo en que crecí yo era diferente pero logramos hacerlo funcionar… el secreto para un matrimonio feliz dile que si a todo a tu esposo, esposo feliz vida feliz

-          Esposo feliz….- Shiryu volvió la mirada a la ventana suspirando pesadamente al recordar el evento en la mañana- no creo que este nada feliz

Seiya vio a Shun subir a su auto y salir de la calle antes de regresar a su casa y cerrar la puerta con un suspiro, estaba completamente seguro que no le creyó nada… 

-          La puerta? De verdad Seiya fue la excusa más tonta que se pudo ocurrir – su mano se posó en ese moretón no era ni siquiera grande, ni siquiera estaba seguro de que contara como un golpe  pero de que se sentía como uno lo hacía… se dejó caer en el sillón mirando esa tarjeta donde Shun le había anotado el número de su jardinero… pero como iba a llamar a un jardinero si Shiryu ni siquiera quería un jardín- pero es que eres un necio…

Seiya se recostó en el sofá tratando de recordar en que momento todo se había ido a la mierda así se supone que se entendían que se querían, no podían estarse matando por algo tan sencillo como el pasto… o tal vez Shun tenía razón y el pasto ¿solo era el pretexto? Suspiro tomando uno de los exageradamente esponjosos cojines para apretarlo contra su pecho ¿Cómo había empezado todo?

-          Seiya ya me voy al trabajo- un recién bañado Shiryu se acercó al castaño que se servía un jugo mientras esperaba la cafetera tenía pensado continuar con su libro Saori le había hablado el día anterior para recodarle que tenía una fecha de entrega pues el lanzamiento empezaría a ser publicitado y el aun no llegaba ni a la mitad… estaba completamente bloqueado

-          Shiryu, había pensado que podría llamar a alguien para que empiece a arreglar el jardín, casi estamos en otoño y si no ponemos el pasto no alcanzara a agarrar y se va a secar y no va a servir de nada

-          Seiya ya hablamos de esto… porque no solo pones pasto sintético es como poner una alfombra y se arregla todo

-          ¿Pasto… como crees que pasto sintético? Si ponemos pasto sintético no voy a poder plantar nada y por qué poner plástico si podemos tener pasto real

-          El pasto sintético es más limpio evita insectos y no necesita mantenimiento Seiya

-          Pero es falso si te dieras la oportunidad de tener pasto real entenderías la diferencia es

-          ¡Es suficiente Seiya! - Shiryu se giró molesto terminando de ponerse el saco- no estás en la granja esto es la ciudad ¿por qué no puedes solo entenderlo?  ¡Ya no eres granjero eres un escritor tienes una vida diferente!

-          Vaya… yo no sabía que el pasto estaba prohibido aquí… curioso porque cuando nos casamos me prometiste mucho de eso- el castaño se estaba empezando a molestar así que se paró enfrente del pelinegro que caminaba a la puerta

-          Seiya muévete me tengo que ir a trabajar

-          Siempre tienes algo que hacer, nunca hemos terminado esta platica

-          La plática se terminó hace mucho Seiya yo tengo que irme

-          No! Maldición Shiryu me lo prometiste un jardín grande y un árbol para mi llanta

-          No habrá llanta déjame pasar!- Shiryu empujo a Seiya del hombro para hacerse espacio pero no conto con que el castaño justo había tratado de caminar hacia el por lo que su empujón lo atrapo mal parado y termino golpeándose contra el marco de la puerta con un jadeo asustado, puerta que se cerró solo un momento después y Seiya se sujetó la mejilla donde se había golpeado

-          Idiota…

Seiya suspiro apretando más fuerte el cojín contra su pecho el golpe no le molestaba lo que de verdad le molestaba fue que Shiryu no se acercó a ver si estaba bien solo se había ido… no quería saber nada de el

-          ¿Y todo por un jardín?... no Seiya, sigues sin entender no es el jardín eres tu… tu que nunca serás suficiente para la vida que él quiere llevar. Tu que lo avergüenzas con tus gustos y tus costumbres de pueblo…

El auto magenta se detuvo fuera de ese enorme  terreno lleno de carpas y una construcción de cristal no le sorprendió encontrar al chico moreno en medio de ese lugar llevaba un par de costales de tierra negra en su hombro que dejo caer en una esquina cuando vio al peli verde avanzar hacia el con paso firme pocas veces le veía de esa forma pero si algo sabia es que era problemas

-          ¿Qué es y cuanto me va a costar? O ¿a quién tengo que matar?

-          Ambas cosas pero una a la vez- el muchacho no se detuvo hasta quedar frente al más alto y abrazarse a su torso sin importarle que estuviera lleno de tierra

-          Shun ¿qué pasa hermanito? - que apenas se había abrazado a él le sentía temblar levemente- ¿Hyoga te hizo algo? Dime y yo lo mato

-          No… no es a mí, es mi amigo… ¿recuerdas a Seiya? – la tensión en el cuerpo de Ikki le demostró que sí, si lo recordaba – creo que su esposo le golpea…

-          Shun eso es una acusación muy seria además…

-          Dijo que se golpeó con la puerta, pero tenía la misma mirada que mama… estaba mintiendo

-          Shun…- Ikki abrazo más fuerte a su hermano ese siempre sería un asunto espinoso su hermano era solo un bebe en ese entonces incapaz de entender por qué ocurrían ciertas cosas pero sin embargo de que las sufrió las sufrió- ¿quieres que mate a su esposo? O vienes ¿por qué?

-          Por qué necesita que le arregles el jardín y sé que él no te va a llamar así le di tu número, pero por suerte también le dije que te mandaría así que no tiene que llamarte

-          ¿Jardín? - levanto una ceja y sonrió- Shun ¿qué plan maquiavélico tienes ahora?

-          Yo? Yo solo quiero que mi amigo tenga su árbol y sea feliz por favor Ikki ayúdalo se van a matar por una llanta

-          ¿Una llanta?...

-          Si una llanta

Notas finales:

y ya conocimos a los personajes principales ya veremos como evoluciona todo 

y shiryu se averguenza de seiya?

shun en verdad es tan remilgoso como dice hyoga?

quien golpeaba a la mama de shun e ikk?


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).