Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

destinado a encontrarte por fliss__lete

[Reviews - 6]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

capitulo dos aqui hyoga llega a prision y tambien es donde terminamos de darnos cuenta que las cosas no son nada simples

Hyoga se encontraba sentado en el catre de cemento en esa celda tratando de entender lo que se le decía pero era inútil el pobre enfermero solo repetía lo mismo una y otra vez jurando que Shun había despertado que el mismo le había pedido que lo hiciera

Era bastante simple…. Ni siquiera le habían dado la oportunidad de nada las pruebas de laboratorio eran concluyentes era su semen el que estaba dentro del muchacho… y por más que el dijera y contara su versión de los hechos, que Shun había estado de acuerdo que lo había disfrutado eso solo parecía empeorar las cosas… una semana se habían tardado en procesarlo una espantosa semana y ahora sería trasladado a la prisión del condado

No tenía una madre a quien avisar, ni un hermano su familia materna vivía en Rusia y el prefería que no se enteraran que el pato ruso estaba enfrentando un cargo por violación

-          Eh! Rubiete!!- mascara mortal… estaba seguro que ese no era su nombre pero así se hacía llamar se acercó golpeando los barrotes con la culata de su arma para hacerla sonar- tu carruaje llegara pronto cenicienta….

-          No soy cenicienta- le contesto molesto levantándose y mirándolo con odio

-          Pero lo serás seguro tus compañeros ya te están esperando con ansias- le miro – sabes lo que le hacen a los violadores en prisión ¿no?- se rio- al menos no te vas a aburrir

-          ¡Idiota! ¡Yo no lo viole!  - estaba harto de gritar siempre lo mismo, pero nadie lo escuchaba él estaba seguro de lo que paso- yo lo amo…

Era todo lo que importaba lo que él estaba seguro que paso… volvió a esa cama horrible que no era más que una plancha con lo que presumía ser un colchón de plástico que ya no servía para nada y se tapó los ojos con el brazo lo peor de estar ahí encerrado era que no sabía que estaba pasando con Shun, si él peli verde tuviera familia seguro estarían ahí indignados gritando y pidiendo su cabeza…. Pero no

Y lo malo de eso, es que no sabía nada nadie se había enterado de nada aprovechando la falta de parientes el hospital había manejado todo con hermetismo y el simplemente desaparecería en el sistema culpable de un caso que nadie conocería, victimario de un muchacho del que nadie sabía nada y sin nadie que viera por el mismo…. Su familia estaba acostumbrado a que desaparecerá por meses por años cuando al fin notaran su ausencia lo único que obtendrían era que un día no volvió a su casa, nadie les diría que estaba preso nadie lo ayudaría… pero eso no le importaba

-          Shun….- él lo amaba… estaba seguro y había hecho una promesa amarlo por siempre era todo lo que importaba 

Camus entro a su consultorio y dejo el disco en el escritorio, no se le hacía justo nada de lo que estaba pasando pero sin embargo aun después de que su amigo hizo el perfil de Hyoga que lo diagnostico como sano mentalmente por que el rubio seguía diciendo lo mismo si era obvio que no iba a evadir la prisión,  prendió su computadora y puso ese disco escuchando la entrevista que saga había tenido con el rubio

-          El me daba señales que estaba despierto- el rubio miro a la cámara con un suspiro- no lo entenderá a menos que pase tiempo a su lado es una persona sabe, odia que lo traten como un muñeco – pauso la imagen mirando el rostro del muchacho leyendo el informe de saga encontrando todo lo que el psicólogo criminal había marcado su mirada sus gestos su postura ese no era un muchacho perturbado era un muchacho enamorado se levantó saliendo hacia el privado y miro al chico en la cama

-          que le hiciste… porque a él le arruinaste la vida- se giró sintiéndose patético por reclamarle a un muchacho que ni siquiera se podía defender cerró la puerta tras el sin darse cuenta que el chico en la cama estaba sonriendo suavemente

-          ¿Estás seguro de esto? - otra voz dentro de la habitación se escuchó y un chico moreno se acercó a la cama acariciando los cabellos verdes- yo no le veo lo especial… si tú lo dices- se rio bajo- vale, vale yo te lo cuido…. Pero mejor te das prisa o no respondo empiezo a tener hambre- se alejó del cuerpo en la cama – lo intentare pero no prometo nada

En ese momento la puerta se abrió e Isaac se asomó dentro juraría haber escuchado voces en el cuarto pero ahí dentro no había nadie se mordía el labio si por el fuera no entraría ahí no estaba bien miro al chico en la cama que dormía simplemente…

-          Todo es culpa tuya…- era una suerte que el más joven no tuviera ninguna complicación porque el mismo hace semanas que había empezado a desear desconectarlo… si tan solo tuviera algún tipo de soporte vital pero no ni siquiera había de donde buscar un pretexto salvo su sueño no tenía ningún problema un muchacho completamente sano- parecería que lo estás fingiendo 

Bajo de ese autobús tratando de no pensar en lo humillante que había sido la recepción, ¡el cómo le dieron ese uniforme naranja y le habían hecho desnudarse sin importar frente a quien estuviera le hicieron inclinarse para la revisión de “orificios” y ahora un hasta cierto punto adolorido y humillado rubio caminaba como pato por las esposas en sus tobillos que lo llevaban como si fuera un asesino o algo así! Bufo fastidiado… esa sería su vida a partir de ahora era mejor acostumbrarse

-          Rapuncel!! ¡Hermosa!! Putita!!- fueron algunos de los gritos que se escucharon mientras avanzaba por el pasillo y solo el grito de “cállense” y algunos golpes de macana en las rejas puso un poco de orden, genial un muchacho joven, violador  rubio de ojos azules y apuesto en prisión… no quería admitirlo pero Death tenía razón iba a ser el blanco de todos ellos sobre todo si por lo que parecía ese pabellón era de violadores y asesinos

- Tienes suerte rubiete por ahora tendrás la recamara para ti solo tu compañero esta en detención lo conocerás mañana después del desayuno- le arrojaron dentro haciéndole caer de rodillas pero al menos le sacaron esas cadenas y esas esposas por lo que froto sus muñecas mirando de mala forma al celador que era alto de piel tostada y pudo ver que tenía la uña del dedo índice larga y pintada de un color rojo escarlata- disfruta tu estadía aquí

-          Maldito sádico- sacudió las piernas buscando quitar la sensación de hormigueo por la falta de circulación y miro el espacio una litera un baño sin nada de privacidad y un bebedero avanzo a las literas tomando la de arriba no daría oportunidad de quedar acorralado se recostó mirando el techo al menos la primer noche estaría tranquilo o lo más que podría escuchando los gritos de sus “vecinos” y las cosas que prometían hacerle en cuanto estuvieran a solas

La mañana en la prisión empezaba demasiado temprano eran las 5 de la mañana cuando un muy molesto sonido de chicharra empezó a sonar por lo que se levantó se lavó únicamente las partes importantes en el limitado espacio del lavabo y luego de mojarse la cara se preparó mentalmente para lo que venía, sabía que apenas su puerta se abriera y pusiera un pie fuera de la celda tendría que luchar por un lugar en la cadena alimentaria de la prisión  los guardias les pusieron esas molestas cadenas y los llevaron en fila india hacia lo que parecía ser un comedor donde les soltaron por el momento todo estaba tranquilo pero suponía que en cuanto aquellos guardias que estaban desperdigados fingieran demencia o les dejaran solos tomo su bandeja y avanzo a una mesa cerca de una puerta y lejos de los muros ningún lugar donde le arrinconaran

-         

- Vaya carne fresca- la voz de un muchacho de su edad se escuchó primero un castaño claro que se acercó y se sentó enfrente de el con una sonrisa sádica que simulaba ser agradable- sabes escuche que te diviertes con los más pequeños… que por eso estas aquí muchos quieren…. “presentarse” apropiadamente contigo

-          No me digas y supongo que tú también- la mirada que recibió fue helada si lo estaba tratando de amedrentar no lo iba a conseguir se notaba que ese no era más que palabras

-          Yo solo quería ser tu amigo no se… mi grupo podría ayudarte y quien sabe quedar entre amigos- le miro de un modo lascivo y Hyoga rio sarcástico

-          Para quien ha tenido un ángel los perros no le llaman la atención- Jabu se levantó molesto mirándolo

-          Bien entonces que cualquiera te parta el culo, te va a abrir por completo ya veremos quien estará llorando esta noche con la almohada en los dientes oh diablos…

Hyoga noto que todos voltearon a ver a la puerta antes de rápidamente levantar sus bandejas alejándose del centro eso solo podía significar problemas el guardia alto de cabello rubio que se había burlado de el en la noche entro con otro muchacho más bajo en medio de ese horrible uniforme naranja Hyoga pudo ver el cabello azul ocultando una cicatriz en medio del rostro de quien fuera no tenía que ser inteligente ese debía ser su “compañero” quien acababa de salir de contención el cual fue directo a la mesa del centro sentándose a solo una mesa de distancia del rubio que empezaba a pensar que el también debió salir de su área pero el moreno ni lo noto empezó a beber su café o lo que se supone que llamaban café en ese lugar que no parecía ser más que liquido de motor diluido bien al menos esperaba que fuera uno de esos casos de no te metes con migo no me meto contigo pero la actitud de los policías era bastante extraña solo estaban en el piso superior caminando y solo uno los malditos se apartaron porque sabían que ese tipo buscaba golpear a alguien  la pregunta sería… a quien 


Lentamente el ambiente se fue recuperando en el comedor y aunque los lugares se fueron desperdigando de nuevo nadie se acercó a la mesa del peli azul, tal vez creyendo que buscaba con quien sacarse el coraje por haber estado encerrado

-          ¿Así que eres el nuevo?- una voz a su espalda llamo su atención y se maldijo se había distraído se giró mirando a un hombre de cabellera castaña rubia algo larga- alguien debería de darte la bienvenida como se debe ¿no?

Y de ahí todo fue muy rápido, aunque Hyoga se levantó girando listo para defenderse resulto que el hombre no estaba solo un empujón contra la mesa le dejo con el rostro pegado en la superficie era un maldito gigante quien lo había empujado

-          Yo soy Hagen y mi amigo es Tholl aquí nos conocen como los Asgardianos.- se sonrió y Hyoga se removió cuando sintió al rubio detrás de él manosear su trasero- podrías ser uno de los nuestros si cooperas, si no lo haces igual nos divertiremos pero no serás parte del grupo así que.. serás mío?

-          Nunca…- como pudo logro dar una patada hacia atrás soltándose  pero siendo sujetado por el gigante apresado entre esos brazos casi no tocaba el suelo lo que no le daba apoyo para seguir defendiéndose miro alrededor y todos fingían tener la mirada en sus charolas los policías habían desaparecido misteriosamente- bastardos cobardes…. Así serán buenos

-          Te lo dije rubia serás mío ahora vamos a probar la mercancía- el rubio frente a él le sonrió sujetando sin ningún cuidado la entrepierna del rubio por sobre el pantalón y Hyoga se removió de nuevo- vas a ser mi nueva puta niño

-          Lo siento ya tengo dueño… y una promesa y me llamo Hyoga no niño- se las arregló para dar una patada voladora para tirar a Hagen al suelo el cual se levantó furioso pero antes de volver acercarse a Hyoga este se sintió libre y sintió detrás de el a Tholl caer de rodillas antes de caer al suelo con un sonido sordo

-          Parece que olvidan las reglas…. Si esta en mi cuarto es mío, si esta en mi mesa es mío… y si lo miro es mío- el peli azul moreno se había levantado- me gusta desayunar en silencio… así que...

Hagen ya ni siquiera se molestó en acercarse solo miro a ese muchacho que no parecía mayor que él pero ni siquiera los adultos parecían querer llevarle la contraria el moreno solo se giró volviendo a su mesa y el sentido de auto conservación de Hyoga le dijo que no se acercara de cualquier forma pronto tendría que enfrentarlo pero al menos esa amenaza fue suficiente para que lo dejaran en paz el resto del día no que él se confiara estaba pensando en la mortalidad del cangrejo mientras les hacían volver a su pasillo cuando se sintió separado de la fila por el mismo guardia de siempre

-          No tan rápido rubio tienes visitas- le llevo hacia el otro lado donde había una mesa larga con un vidrio separado en cubículos con un teléfono de cada lado lo que Hyoga no espero fue ver a Camus de pie esperándolo

- Doctor Camus…- que hacia ahí, de repente se puso nervioso si él estaba ahí… - shun…

Se apresuró a sentarse dándose cuenta solo de reojo que a dos lugares de ellos el mismo moreno estaba recargado despatarrada mente con el teléfono en la mejilla pero no se veía a con quien hablaba pues la división entre cubículos le cubría debía estar apoyado en la mesa tal vez recargado en sus brazos pero por lo escucho parecía ser su hermano se sentó en su lugar asignado y suspiró antes de tomar el teléfono ahora que más le podía pasar

-          Doctor Camus buenas tarde, disculpe que no le reciba en mejores condiciones….- trato de sonar sarcástico pero lo que escucho le corto todos los planes

-          Te creo…- fue así simple frio ni siquiera se disculpó por haber hecho todo ese lio, nada… solo lo que considero que debía escuchar y le mostro una foto tomada de alguna cámara de seguridad (seguramente puestas después de su noche) en la habitación de shun pero en esta había algo… shun estaba con los ojos abiertos mirando directo a la cámara

-          ¿Como esta?- y esta vez Camus suspiro más pesadamente

 

-          No esta… apenas vi esto me dirigí a su cuarto tenía que asegurarme… el chico desapareció 

 

Camus se levantó luego de platicar con  Hyoga, que se quedaba preocupado aunque Camus le había dicho que trataría de limpiar su nombre no había mucho que hacer, con la desaparición de shun no había manera de probar que había sido consentido pero a Hyoga eso era lo que menos le preocupaba el rubio no podía dejar de preocuparse por su niño…. Su ángel no sabían nada de su vida o su pasado no tenían ni una pista de donde empezar a buscar y el encerrado ahí dentro  

-          Así que tú eres el supuesto Hyoga…- ikki se giró en cuanto el rubio se levantó dispuesto a volver a su celda

-          Gracias por lo de… hace rato- pero ikki solo gruño levantándose

-          No fue por ti- le señalo su lugar- mi hermano quiere hablar contigo el me pidió que te cuidara

Hyoga ahora si le miro extraño el no creía conocer al hermano de ikki no recordaba a alguien parecido pero no quiso ser descortés ese chico no era alguien que quisiera tener de enemigo y menos en su misma celda lo tendría que soportar todas las noches se acercó a la silla mientras ikki se fue a distraer al guardia lo que no espero fue…

-          ¿Shun?....- ahí estaba hermoso etéreo sonriente y con una mirada traviesa que no podía ocultar

-          Hyoga…. Mi hermano dice que recuerdas tu promesa- y el muchacho sonrió recargando la frente en el cristal

-          Siempre te voy a amar…

-          ¿Listo para irte?...

-          ¿Contigo?- los ojos azules brillaron esperanzados poniendo su mano en el cristal y el muchacho lo hizo también

Te voy a sacar de allí… mi hermano nos ayudara 

Notas finales:

yo les dije que esto incluye fantasia de la mala xD y se pondra peor


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).