Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Rossetto por SomeshitPink

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Extensión corta, posibles errores serán corregidos algún día. Historia publicada en wattpad bajo el mismo usuario y nombre.

El rojo ni siquiera se acercaba a la gama de colores que le gustaba. Solía considerarlo principalmente, entre varios motivos y razones, como un color más agresivo y hasta cierto punto, peligroso a diferencia de otros tipos de espectros de luz que captaba su retina. 

 

Taehyung siempre había preferido aquellos colores que se encontraran dentro de los tonos verde y azul, como el pigmento azulado que habían colocado sobre el cabello de Yoongi; o sencillamente el efecto que las paredes llenas de azulejos verdosos y la luz blanca —ligeramente opaca— generaban sobre su propia piel y la de su compañero, como si un filtro fotográfico se hubiera aplicado al encuadre que ambos estaban protagonizando.

 

Él y Yoongi, dejándose llevar por la situación, estaban encerrados en el amplio cuarto de baño del camerino que le habían proporcionado al grupo en el estudio donde el programa musical se grababa con frecuencia durante los periodos de comebacks. 

 

Bangtan Boys —a excepción de V y Suga— permanecían arreglando y perfeccionando sus vestuarios, esperando por presentar finalmente su nueva canción que sería visto en varias partes de Asia Oriental al formar parte de esas transmisiones especiales que de vez en vez hacían ese tipo de programas.

 

Los siete sabían —se veían obligados— que todo debía salir perfecto; por eso mismo, minutos atrás, Taehyung había comenzado a sentir la ansiedad y el estrés adueñándose de él al sentirse presionado y temeroso de que algo no saliera como debía ocurrir.

 

Yoongi, como el buen hyung que era, había querido ayudarlo a relajarse y a lidiar con todas las emociones negativas que habían atacado el pecho del menor. Mismo deseo que los había orillado a esconderse justo donde ahora se encontraban, lejos y cerca, al mismo tiempo, del resto del grupo y el staff. 

 

Un suspiro sonoro salió de los labios entreabiertos de V, formando, apenas, una tímida “a”. El sonrojo aumentó sobre sus mejillas al mismo tiempo que bajaba un poco su mano, estirándose, para poder acariciar el rostro de su hyung con el dorso, sobre el pómulo del mayor.

 

No hacían ruido. Así que el resto de Bangtan no tenían por qué enterarse que se habían escabullido los dos juntos para pasar unos minutos entretenidos con el cuerpo del otro.  De esa manera, cómplices, hicieron que el baño se llenara más y más de suspiros cargados de necesidad mientras la temperatura al interior comenzaba a aumentar.

 

El mayor pasaba su mano constantemente sobre su flequillo con la intención de evitar que cayera sobre sus ojos y lo incomodara al obstruir su vista, pero el rítmico vaivén que su cabeza llevaba se lo impedía. 

 

Taehyung estaba recargado sobre la fría pared, con el pantalón y los bóxers abajo, solo viendo cómo su hyung bailaba entre sus piernas de manera efusiva, arriba y abajo, engullendo todo lo que podía de la palpitante extensión del menor. Su lengua se sentía deliciosa cuando tocaba su piel tan sensible de aquella zona.

 

Cuando sus ojos encontraron los labios de Yoongi pensó nuevamente que el rojo no era un color que le gustara, pero el tono de labial que Yoongi había escogido y colocado en sus delgados labios lo hacía reconsiderar aquella postura, tal vez podría hacer una excepción y disfrutar del color por una vez en su vida.

 

Porque aquellos labios rojos se veían exquisitos alrededor de su polla. Su jodida dura y caliente polla.  

 

El peliazul dejaba rastros del labial sobre el miembro de Taehyung mientras le practicaba una mamada, tratando de abordar la mayor cantidad de la carne caliente en su cavidad bucal sin sentir el efecto arcada que normalmente lo invadía cuando trataba ir más allá de la mitad.

 

Metía de manera lenta, centímetro a centímetro, el miembro hinchado de su compañero de grupo, guiándolo hacia adentro con la ayuda de su mano derecha mientras la izquierda se sostenía de uno de los bien formados muslos de Taehyung, para así evitar caer e irse de lleno contra la pelvis del más alto.

 

Iba cerca de la mitad cuando unos golpes sonaron sobre la puerta de madera que los separaba del resto de los miembros. 

 

Taehyung giró su cabeza sintiendo el corazón latirle fuertemente al pensarse descubierto, pero Yoongi no detuvo su tarea y decidió succionar el glande con más fuerza recibiendo una mirada desafiante por parte de Taehyung. 

 

Nuevamente succionó ahuecando sus mejillas haciendo que finalmente Taehyung pusiera una de sus manos sobre su miembro para alejarlo de Yoongi al mismo tiempo que con su otra mano pedía a Yoongi que se separara por un instante de él. El mayor rodó los ojos pero obedeció. 

 

—¿Taehyung? —era la voz preocupada de su mejor amigo, el menor tragó con fuerza al mismo tiempo que Yoongi llevaba una de sus manos hacia la base del pene de V para acariciar con sus manos— ¿Estás ahí adentro?

 

Tragó en seco, embriagado por las sensaciones que Yoongi le hacía sentir, aunque fuera únicamente con sus manos, acariciando primero el tronco y luego subiendo hasta el glande para acariciar ahí con su dedo índice. 

 

—¿Tae? —insistió Jimin, el menor pensó que tal vez Park había pegado la oreja para intentar oír algo de lo que ocurría adentro, o buscando cualquier sonido que le indicara que en efecto Taehyung estaba ahí.

 

Yoongi continuó con las carias, acercando su rostro nuevamente hacia la entrepierna del más alto.

 

No encontraba las palabras para responder a Jimin, pero se vio obligado a intentar alzar la voz cuando Jimin intentó girar la perilla sin tener éxito debido al seguro puesto a la puerta, solo salió una especie de afirmación para Jimin.

 

Cuando Taehyung intentó responder Yoongi había llevado nuevamente su pene hasta sus labios, lamiendo únicamente la punta mientras sus manos iban hasta sus testículos para acunarlos y apretarlos con suavidad entre sus dedos, estimulando al menor. 

 

Taehyung sintió como si sus piernas fallaran, que Jimin estuviera del otro lado de la puerta solo servía como un estímulo más para Taehyung, era excitante saber que los podían descubrir en cualquier momento.

 

—¿Tae? —preguntó Jimin una vez más, ya preocupado, al otro lado de la puerta y Taehyung tuvo que aclararse la garganta para que su voz no saliera débil.

 

—Todo bien, Minnie —logró formular la corta oración, pero su voz no sonaba del todo convencida, esto lo notó Jimin rápidamente. 

 

—¿Estás seguro?

 

Yoongi entonces dejó de lamer visiblemente molesto por la interrupción que representaba Jimin, Taehyung se había puesto tenso y Yoongi no podía hacer bien su tarea.

 

Taehyung quiso gritarle a Jimin que se fuera a molestar a otra persona, que él estaba muy ocupado, pero en vez de eso insistió que todo estaba en orden, enredando sus dedos en el cabello del mayor.

 

No muy convencido, Jimin tuvo que separarse finalmente de la puerta, con un puchero en sus labios.

 

—¿Has visto a Yoongi hyung? —preguntó nuevamente desde el pasillo— salimos al escenario en 20 minutos, tenemos que prepararnos. 

 

Pero antes de que Taehyung pudiera decir algo más, se oyeron los gritos de Jin llamando a Jimin, sabían que, por el tono empleado, había bastado para alejar a Jimin de la puerta del baño. Yoongi aprovechó para atraer la atención de Taehyung lamiendo toda la extensión de manera lenta.

 

—No necesito 20 minutos —susurró Yoongi antes de meterse la polla de Taehyung con una sonrisa traviesa viendo directamente a los filosos ojos del menor.

 

Pero Taehyung lo detuvo, llevando sus dedos hasta los labios de Yoongi para tocar la pintura sobre sus belfos, ya corrida por el esfuerzo que había estado haciendo. Despintó solo una orilla, admirando la curiosidad que se había instaurado en los ojos de Yoongi, el mayor estaba expectante por saber qué pasaba por la mente de Taehyung. 

 

Yoongi era precioso para Taehyung, lo comprobó al ver al peliazul de rodillas ante él, con los labios pintados de rojo y entreabiertos, esperando hambriento por el pene de Taehyung. Sus ojos brillaban aún cuando la luz era lúgubre. Quería inclinarse para besarlo, pero eso podría hacerlo después. 

 

Ingresó con cuidado su pulgar entre los labios de Yoongi, llevándolo hasta el fondo. 

 

—Abre grande —dijo antes de mover el rostro de Yoongi nuevamente hacia la punta de su erección.

 

Yoongi obedeció, quedándose quieto y aflojando su mandíbula cuando sintió el sabor amargo del miembro de Taehyung contra su lengua. 

 

Ambos querían disfrutar todo lo que podían hacer en ese baño, pero Jimin había tenido razón, debían apurarse porque aún faltaban arreglos en sus vestuarios. Fue así que Taehyung comenzó lento a introducir y a sacar su miembro en la boca de Yoongi, quien respiraba profundo para evitar ahogarse o sentir arcadas. 

 

El calor aumentó en el baño, al mismo tiempo que las embestidas contra los labios de Yoongi se hacían más rápidas. Los jadeos de Taehyung comenzaron a hacerse audibles, el mayor solo se dedicaba a tragar todo lo que el menor podía en sus labios. 

 

Cuando Yoongi notó que las embestidas se volvieron arrítmicas puso su mano en la pelvis de Taehyung, obligándolo a parar para ser él quien volviera a las succiones del glande y las caricias con sus manos. 

 

Jugaba con su lengua y con la punta para succionar con fuerza después, llevando sus manos hasta los testículos y acariciarlos con mimo. No tardó mucho más tiempo para que Taehyung anunciara que se iba a correr, queriendo retirar su miembro de los labios de Yoongi. 

 

El mayor se lo impidió, recibiendo el orgasmo de Taehyung entre sus labios, tragando todo como sabía que a Taehyung le gustaba. Se separó cuando Taehyung terminó, parándose para quedar casi a la altura del menor. 

 

Taehyung llevó una de sus manos hasta la comisura de los labios de Yoongi antes de pasar un pedazo de papel para limpiar el tono rojo del labial y una línea de semen que había quedado en el rostro de Taehyung. 

 

—Te lo recompensaré en la noche —susurró Taehyung dejando un beso fugaz sobre los labios de Yoongi, tocando solo por encima la erección marcada de Yoongi sobre su ropa. 

 

Ambos daban gracias a que los pantalones que el mayor llevaban eran lo suficientemente holgados para ocultar la excitación de su miembro. 

 

Yoongi sonrió, como retándolo, pero antes de poder responder algo, nuevamente se oyeron golpes sobre la madera de la puerta. 

 

—¡Taehyuuuuuuuuuung!

 

Jimin gritaba, apurándolo para que saliera del baño. 

 

—Voy a golpearlo —susurró Taehyung, rodando los ojos al darse cuenta lo castroso que podía ser su mejor amigo. 

 

Yoongi rió bajito, seguro de que no se oía. Y antes de que Taehyung hiciera algo, Yoongi lo besó, haciendo que Jimin fuera ignorado nuevamente.

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).