Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

HANA-HAKI por NDTaurus

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes utilizados en esta historia pertenecen a Eiichir? Oda. La idea original le pertenece a Lylnex, a quien dedico este mini fic, yo solo traté de interpretar para llevarla al papel. Te amo por esto <3

Texto sin fines de lucro.

 

***

 

Unidos lograron aplacar la fuerza de dos emperadores del mar, hicieron lo que para muchos parecía imposible, y como siempre, después de cada batalla en la que los mugiwaras se veían involucrados, hicieron un gran banquete, no sin antes encargarse de los caídos y rendirles un homenaje por su sacrificio.

Estaban magullados por los golpes recibidos, la gran mayoría aún llevaba vendas para cubrir sus heridas, y a pesar de que los doctores presentes les aconsejaron descansar, no lo hicieron, la celebración era, en palabras de Luffy, merecida y necesaria.

La alegría que había en el ambiente debido a la caída de Kaido y Orochi se podía respirar en todos los rincones de Wano, pero, como en cualquier celebración, siempre había alguien que no enjaba con el jolgorio y se sentaba en un lugar más apartado del bullicio.

—Cualquiera que te viera pensaría que perdiste la batalla, Torao —dijo Robin con una sonrisa mientras tomaba asiento a su lado y le extendía una jarra de cerveza.

—Gracias —respondió tomando lo que le entregaban, y sin pensarlo mucho se la llevó a los labios.

—¿Entonces? —incursionó la arqueóloga.

—¿Entonces qué?

—¿Por qué no te ves feliz?

Law miró su jarra de cerveza como si la respuesta a la pregunta de la chica estuviera en ella, hizo una mueca con los labios y volvió a beber, sintiendo la mirada escrutadora de Robin recorrerle con detenimiento.

—Cuando salimos de Dressrosa, me peguntaste por lo que haría después —Robin asintió—. No respondí a tu pregunta porque no sabía con claridad lo que haría, hasta que me vi ideando un plan para derrotar a Kaido de forma directa, después de que tu capitán destruyera el plan inicial.

Robín se sorprendió al notar que, si bien, las palabras de Law eran algo duras, no iban cargadas con resentimiento, sino que con algo que ella podía detectar como “cariño”

—Sí, Luffy no suele regirse por planes muy estructurados.

—¿Sólo él? —Robin soltó una suave risa y devolvió la mirada hacia donde se encontraban celebrando sus compañeros—. A lo que voy —continuó Law después de unos segundos, retomando el hilo de la conversación—, es que, ahora me siento de la misma forma. No sé cuál será mi próximo movimiento.

Robin bebió de su cerveza mientras pensaba las palabras que usaría a continuación —Y ¿no puedes dejar de pensar un instante para divertirte?, a todos nos hace bien un poco de diversión de vez en cuando—, concluyó con una linda sonrisa que contagió un poco al cirujano.

La palabra “diversión” quedó resonando en su cabeza y dio un rápido vistazo a su alrededor. Vio a su tripulación celebrando junto a los demás y sonrió con más ganas, hacía tanto tiempo que no los veía tan felices como en ese instante. Tal vez debería tomar en consideración las palabras su aliada y comenzar a divertirse también.

Pero entonces lo vio, haciendo un ridículo baile junto a Chopper sobre una de las mesas que destinaron para la comida del banquete, ajeno a todo lo que su estúpida sonrisa provocaba en su interior. Y la sintió otra vez, esa maldita punzada que llevaba acompañándole desde que se separaron al dejar Zou.

No pudo evitar soltar su jarra al inclinarse hacia adelante, y como acto de reflejo para intentar mitigar el dolor, sujetó con fuerza su pecho. Robin dejó su jarra en el piso y se acercó a él.

—Torao, ¿Estás bien?, ¿Qué te ocurre? —preguntó con notable preocupación.

Pero Law no respondía, su respiración se había vuelto algo pesada y después de eso había comenzado a toser, “¡Chopper!”, gritó con urgencia al notar que Law comenzaba a ahogarse debido a la tos, y el aludido corrió en dirección a ellos en cuando comprendió el motivo del llamado.

Las miradas de todos los presentes se habían concentrado en ellos, los compañeros de Law se aceraron, preocupados por el estado de su capitán. Pero Law no era una persona a la que le gustara ser el centro de atención, por lo que, a pesar de no encontrarse del todo bien, activó su poder y después de decir, “Estoy bien, déjenme solo”, desapareció, dejando una pequeña piedra en su lugar.

Los muchachos quedaron algo perplejos, sin saber si debían ir o no en busca de su capitán. Pero Chopper era un médico insistente, y si Torao no se sentía bien, definitivamente iba a ayudarle, después de todo, él no era su subordinado y no tenía por qué seguir sus instrucciones.

Les pidió a sus aliados que estuvieran tranquilos, asegurándoles que lo encontraría y se aseguraría de que estuviera bien. Tomó una de sus rumble ball para tomar su forma rápida, olfateó un poco el aire y corrió en dirección al aroma.

Tardó casi 20 minutos en localizar a su colega. Law estaba sentado a un costado del río con la espalda apoyada en un árbol, aún sujetaba su pecho con una de sus manos. Su respiración era irregular y poco después comenzó a toser nuevamente.

Chopper cambió de forma y se acercó con la intención de ayudar, pero volvió a recibir una negativa por parte de Law.

—¡Es mi deber ayudarte! —exclamó con notable enfado. Tomó la mano con la que Law se estaba tapando la boca para toser y entonces comprendió qué era lo que ocurría con el capitán de los piratas corazón—. Es…, ¿Hanahaki?

Law se soltó del agarre y le miró con enfado, pero eso no hizo menguar la determinación de Chopper.

—¿Desde cuándo estás enfermo?  —Preguntó sin obtener respuesta—. Torao, necesitas solucionarlo antes de que sea tarde…

—No.

—¿No? —preguntó con incredulidad—, ¿cómo que no?

—No puedo solucionarlo —dijo con resignación.

—Claro que sí, la persona por la que lo padeces, ¿sabe de tus sentimientos? —Law negó—, tienes que decírselo —insistió Chopper y Law volvió a negar—, ¿por qué no?

—La única forma de que esa persona se interesara un poco en mí, sería transformándome en un trozo de carme.

La sorpresa se reflejó claramente en el rostro del pequeño reno, Law estaba enamorado de su capitán…, Law estaba en serios problemas.

—Hay otra solución —dijo Chopper con algo de desanimo.

—Lo sé, y no la quiero.

—Pero, Torao, morirás.

—¡Prefiero morir! —respondió un tanto alterado y desvió la mirada, no debería desquitarse con su colega, no era correcto—. Lo siento, no debí gritar —se disculpó y Chopper asintió—. Es claro que debes saberlo, la cirugía no solo arranca las flores, te quita también la capacidad para sentir cualquier tipo de emoción. Y no quiero vivir así, no quiero olvidar lo que siento por mis amigos, mi familia ya no está, pero no quiero olvidar lo que sentí por ellos. ¿De qué serviría el sacrificio de Cora-san para hacerme libre, si no podré disfrutar de la vida? —guardó silencio unos segundos—. Vivir sin ser capaz de experimentar emociones es..., es mejor estar muerto.

Chopper intentaba comprender la forma de pensar de Law, trató de ponerse en su lugar, ¿qué haría él?, posiblemente lo mismo. Bajó la mirada sintiéndose impotente, porque una vez más, no estaba en sus manos poder ayudar a alguien que lo necesitaba.

Estuvieron en silencio por un rato, hasta que Law decidió habla nuevamente.

—Por favor, no se lo digas a los demás —Chopper le miró con tristeza—. No es justo que los demás se preocupen por esto. Yo… —pasó saliva para aclarar un poco su adolorida garganta—, yo ya hice una proyección. Sé, más o menos, cuanto tiempo me queda en raíz a la velocidad que ha ido avanzando, y creo que puedo lograrlo.

—¿Qué cosa?

—Verlo hacer su sueño en realidad…, creo que tengo tiempo suficiente para ver como se convierte en el rey de los piratas.

Chopper se sentó a su lado notablemente afectado por sus palabras. Colocó una de sus pezuñas sobre la pierna de Law y presionó con suavidad —Entonces, déjame ayudarte a sobrellevarlo. Debe haber una forma de paliar los síntomas.

Law asintió despacio y después miró en dirección a donde se estaba llevando a cabo la celebración —Mañana hablaré con mi tripulación. Quiero permanecer con ustedes el mayor tiempo posible, y cuando me encuentre en la recta final, regresaré a Isla Swallow—, Chopper le miró sin entender, y Law le sonrió de vuelta con algo de nostalgia —Me gustaría poder despedirme del viejo Wolf antes de que todo termine.

Law se acomodó un poco mejor para poder mirar las estrellas, y Chopper, Chopper solo podía pensar en lo lindo que le parecía ese escenario hipotético, casi imposible, en el que Luffy era capaz de corresponder los sentimientos de Torao. 

 

***

Notas finales:

¿Tendrá continuación?

       Posiblemente…

¿El final será feliz?

       No puedo asegurarlo…

¿Terminaré mis otros fics inconclusos?

       ¡Lo haré! Estoy avanzando lento, pero avanzo <3

 

 

¡Gracias por leer!


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).