Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Juntos por Liss83

[Reviews - 16]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Muy bien, este y el siguiente capítulo, son mis pruebas de fuego, ya que fueron escritos enteramente por mí. Espero no desentonar mucho con el estilo original. Que lo disfruten

Las palabras de su padre entraron a su cerebro justo cuando su manada se acercaba conversando entre risas

 

 

 

-          Bella — dijo Seth — íbamos a ir a…

-          ¿Paso algo? — pregunto Sam en el papel de líder

-          Corre, ahora — exigió Billy y Jacob sin pensarlo entro en fase para salir corriendo

-          Voy… — dijo Sam

-          Sam, quédate — ordeno Billy

-          Pero… — dijo este

 

 

 

Sus patas prácticamente no tocaban el suelo de tan rápido que corría. Aullaba desesperado. Tenía que escucharlo. Tenía que detenerlo. Tenía que…

¡Por favor espérame! ¡Edward! Gritaba su mente desesperada ¿Qué había hecho? Y aumento la velocidad

Llego a la puerta de la casa de los Cullen. Toda la familia estaba en la entrada lista para cualquier cosa. Un aullido desesperado broto de lo profundo de su ser. No lastimaría a la familia de Edward, a su familia desde ahora, pero nadie ni nada le impedirá llegara hombre que amaba

 

 

 

-          Tranquilízate Jacob, por favor — pidió Carlisle pero otro gruñido salió del lobo — así no podremos hablar — y Jacob aulló e intentó pasar entre los vampiros — mi familia tomo la decisión de irse. Por Edward no te preocupes. Él ya se fue — y Jacob mostro los dientes de manera amenazante mientras Alice entraba en trance — Jacob solo necesitamos unas horas y…

-          Está indeciso — dijo Alice — no sabe si ir al Caribe… quedarse en Miami o… ¡no!

-          ¿Qué pasa? — dijo Rosalie nerviosa

-          Se quedara en Miami — dijo Alice con la voz angustiada — hoy… en la playa — Jacob aulló y Alice movió la cabeza frustrada — su futuro cambia demasiado rápido, y por momentos desaparece. ahora está saliendo de Seattle. Pero… está indeciso

-          Yo iré… — dijo Carlisle pero Jacob volvió a aullar salió corriendo

-          Buenas noches — dijo Sam llegando y Carlisle lo miro fijamente

 

 

 

__________________________

 

 

 

“Prefiero morir a que tú seas mi imprimación” esas palabras no salían de su mente mientras caminaba un poco más rápido del paso humano. Cerró su mente completamente. No quería escuchar la voz de su familia diciéndole que no se marchara aun. Sabía que planeaban mudarse también, pero no le parecía justo que renunciaran a los años que les quedaba en Fork. Si alguien lo hubiese visto en ese momento cabeza baja y con las manos en los bolsillos pateando algunas piedras del camino. Solo hubiese visto a un adolescente, quien probablemente se había fugado de casa.

 

 

 

Miami era un buen lugar para morir. ¿Cuánto demorarían en llegar? ¿Diez minutos? ¿Quince a lo mucho? Después de todos debían cruzar todo un continente. ¿Quién lo hubiese imaginado que él buscaría la muerte dos veces en menos de un año? Pero esta vez no habría nadie que lo salvase de su destino. Jacob no lo quería. ¿Le afectarías su  muerte? Según lo que sabía de la imprimación, su lobo moriría de tristeza también, pero sino estaban juntos, sus finales serian esos precisamente, ¿Qué razón habría para posponerlo?

 

 

 

El aullido lastimero de un lobo lo hizo volver el rostro. Al parecer el rechazo le empezaba a afectar. Le pareció ver una sombra entre los arboles a la orilla de la carretera, así que abrió su mente. Era absurdo pero quería cazar antes de…

 

 

 

“Edward por favor ven hacia los arboles” “No hagas una tontería”. “Edward”. Movió su cabeza negativamente. “te lo suplico, detente”

Cuando habían regresado a Fork, Bella le había dicho que ella escuchaba su voz cuando estaba en peligro porque en el fondo algo le decía él la quería, y a pesar de los problemas, le importaba. Tal vez su mente le estaba jugando las mismas pasadas a él ahora. Pero eran eso. Solo juegos. Jacob lo prefería muerto, y él lo sabía muy bien.

 

 

 

“Edward detente ahora” suplicaba la voz en la mente del vampiro que seguía se caminó. “Mi amor por favor. Vuelve a mí. Perdóname”.

Una sonrisa se expandió por el rostro y cerró los ojos. Amaba la voz del Jacob. Era fuerte, transmitía seguridad. Lo relajaba. Tal vez no debería esperar a llegar hasta la playa

Un aullido broto de entre los arboles

 

 

 

Que extraño era eso de la imprimación. Sentía el dolor de Jacob tan profundo que estaba a punto de dar media vuelta y correr a la reserva para seguir insistiéndole. Suplicarle solo una oportunidad, a pesar de saber la respuesta. Se abrió la camisa y se la iba quitar, cuando algo le detuvo. Unas manos evitaron que la prenda se aleje de su cuerpo

 

 

 

-          ¿Jacob? — dijo Edward abriendo los ojos

-          No lo hagas — ordeno abrazándolo

-          ¿Qué… que… haces…? — dijo Edward sorprendido

-          Vístete — dijo Jacob arreglándole la camisa

-          ¿Cómo supiste…? — dijo Edward

-          Bella me conto desesperada que te habías ido — dijo Jacob abrazándolo contra su pecho  —, tenía miedo que hicieras precisamente esto

-          Vete — suplico Edward — no quiero…

-          No te dejare, mi amor — dijo Jacob aferrándolo a él besándole el cabello

-          No digas... — suplico Edward pero sus labios fueron callados por un beso desesperado

 

 

 

Como pudo se abrazó al cuello de Jacob que lo aferró a por la cintura. El lobo bajo la intensidad del beso hasta volverlo lento, suave, como aquel se habían en la montaña. Ese que el vampiro guardaría en su memoria por la eternidad o mientras existiera. Ese que disfrutaba mientras la mano de Jacob subió lentamente por su espalda hasta llegar a la parte trasera de la cabeza de Edward para profundizar el beso. El beso. Ese baile suave y cadencioso de sus labios sobre los de vampiro que, le daba acceso irrestricto a su boca

Cuando Jacob sintió la necesidad de respirar se alejó unos milímetros para luego apoyar su frente en la del vampiro sin abrir los ojos

 

 

 

-          ¿Puedo preguntar dónde iba mi hermoso chupasangre? — dijo Jacob acariciándole la mejilla

-          ¿Tu…? — pregunto Edward sorprendido

-          Mío — dijo Jacob sonriendo mientras le robaba un beso — solo mío

-          Iba a suicidarme — respondió Edward después de un momento de silencio

-          Entonces decide — dijo Jacob  —, o nos suicidamos juntos aquí y ahora, estilo Romeo y Julieta — y le volvió a acariciar el rostro  —, o volvemos a Fork y empezamos oficialmente nuestra vida juntos

-          ¿Juntos? — pregunto Edward

-          Haremos lo que tú decidas — dijo Jacob besándole los labios suavemente — pero lo haremos juntos

-          Tenías razón Jacob — dijo Edward — es imposible. La imprimación es para asegurar una nueva camada, y yo…

-          Tampoco llego a entender como funcionara entre nosotros — dijo Jacob sonriendo — pero sé que lo hará. Ahora lo sé — Edward iba a hablar — Yo hare que funcione. Pero tienes que quedarte, Edward. Quédate conmigo — suplico  —. Si no quieres seguir en Fork, podemos buscar otro lugar. Pero quédate conmigo, por favor

-          Me gusta Fork — dijo Edward

-          Nos quedamos en Fork entonces — dijo Jacob

-          ¿juntos? — dijo Edward

-          ¡muy juntos! — dijo Jacob — ni te imaginas que tan juntos — y lo volvió a besar

 

 

 

__________________________

 

 

 

Sentados bajo un árbol, Jacob se negaba a soltar al vampiro por miedo que saliera corriendo y esta vez no llegase a detenerlo. Edward cerró los ojos y disfruto de las caricias. Llevaban unas dos horas en esa posición y parecía que el lobo no tenía prisa.

 

 

 

-          No quisiera moverme porque realmente estoy muy cómodo — dijo Jacob besándole el cabello — pero debemos volver. Su familia debe estar preocupada, adolescente rebelde — y Edward rio por lo bajo — Me encanta tu risa

-          ¿Cómo van a terminar las cosas entre nosotros? — pregunto Edward

-          ¿Cómo te gustaría que terminasen las cosas entre nosotros? — dijo Jacob acariciándole la cintura mientras le besaba el cuello

-          Jacob — gimió el vampiro mientras este lo acostaba en la tierra

-          Qué lindo suena mi nombre en tus labios — dijo este admirando su rostro — todo en ti es hermoso — y le acaricio uno de sus muslos — todo

-          Jacob — volvió a gemir

-          Te juro que nunca más te voy a lastimar — juro este y su mano ascendió por debajo de la polera del vampiro — compensare el triple lo de estos meses.

-          Jacob — volvió a gemir mientras echaba la cabeza hacia atrás — ¡ah!

-          Viviré solo para — levanto la prenda y beso el abdomen frio y duro del vampiro — ti, y por ti. Para hacerte…

-          No — dijo Edward y saltando hacia atrás

-          ¿Hice algo mal? — pregunto Jacob sorprendido

-          Perdón — dijo Edward relajando — no fue mi…

-          Edward — dijo Jacob acercándose lentamente  —, Todo está bien. Tranquillo

-          No debí — dijo Edward — fue…

-          Ya paso — dijo Jacob

-          No quise... — dijo Edward

-          ¿Edward… estas seguro de…? — dijo Jacob

-          Si — dijo este sin dudar  —, Es que…

-          ¿Estuviste con Bella alguna vez? — pregunto el chico moreno mientras Edward se ponía nervioso — Edward… ¿has estado con alguien?

-          Yo… — dijo este y la mirada de Jacob lo animo a seguir hablando — nací y crecí en otra época. Una…

-          ¿Cuántos años tienes? — pregunto Jacob

-          Nací en el 1901 — dijo Edward

-          Wow — dijo Jacob — ¿eso me convierte en un… geronto… no sé qué cosa?

-          De hecho te convierte en un alfamegano — dijo Edward

-          ¿en qué cosa? — dijo Jacob frunciendo el entre cejo

-          En alguien obsesionado por los ancianos longevos — dijo el vampiro

-          ¿Te sientes así? — dijo Jacob — yo no te veo así para nada — pero Edward lo miro en silencio  —, Si quieres ir despacio… será más interesante — y le dio un beso suave en los labios — ahora vamos. Tengo que devolverte a tus padres.

-          Quizás ya se fueron — dijo Edward  —, Todo…

-          Les pedí que no lo hagan — dijo Jacob con suspiro — porque te iba llevar de vuelta, aunque fuese amarrado — y los dos se rieron — ¿a casa?

-          A casa — dijo Edward poniéndose de pie

-          Y por el tratado no te preocupes — dijo Jacob tomándolo de la mano  —, Hablare en el concejo. Deberán permitirte entrar a la reserva. Ahora somos… una gran, extraña — y los dos se rieron — pero gran familia — y lo abrazo por la cintura

-          ¿Y si no lo aceptan? — preguntó Edward

-          Yo lo arreglare — prometió Jacob — Estaremos bien

 

 

 

Minutos después se detuvieron en la entrada del camino que llevaba a la casa de los Cullen. Edward se bajó del lomo del lobo y miro hacia la casa de la colina. Un suspiro profundo salió de su interior. Dos veces había salido corriendo. Dos veces había abandonado a su familia en menos de un año. Ya no sabía si merecía su perdón

Jacob troto hacia los árboles y un par de minutos después volvió en su apariencia humana

 

 

 

-          Todo estará bien — dijo Jacob tomándole la mano — vamos

-          No sé si merezco… — dijo Edward

-          Son tu familia — dijo Jacob — óbviame te darán el regaño descomunal que te mereces, pero son eso, tu familia. Vamos

-          Si no quieres… — dijo Edward

-          Juntos, Edward — dijo Jacob levantando sus manos entrelazadas  —. Lo que sea que venga, cualquier cosa, nos va a encontrar así, juntos. Vamos — caminaron hasta la puerta principal y cuando Edward iba abrir la puerta esta se abrió

 

 

 

Carlisle y Esme eran los que estaban en primera fila. Esme se adelantó sin dudarlo y abrazo a Jacob

 

 

 

-          ¡Cuánto te lo agradezco...! — le susurró al oído que miro unos segundos a Edward y luego le devolvió el abrazo a la vampira — gracias — Después, se arrojó en brazos de Edward y parecía como si estuviera llorando a pesar de que no era posible. — Nunca, y escúchame muy bien jovencito, nunca más se te ocurra me pasar por esto otra vez — casi le gruñó.

-          Lo siento, mamá — dijo Edward dedicándole una enorme sonrisa de arrepentimiento — Perdón papá. no debí… — pero el vampiro mayor lo abrazo sin más y Edward cerro los ojos

-          Creí que te perderíamos — dijo Carlisle acariciándole el cabello y luego dejándole un beso en la cabeza — no lo vuelvas hacer

-          Si tan solo pudiera castigarte… — dijo Esmes

-          Hasta donde yo sé — dijo Jacob — son sus padres y pueden hacerlo — y Edward sonrió

-          Gracias, Jacob — le dijo Carlisle  —, Estamos en deuda contigo.

-          Para nada — dijo este — debo irme. Mientras más rápido arregle este desastre, más rápido podremos volver a nuestras vidas

-          Iré contigo — dijo Edward

-          ¿Antes que te regañen? — dijo Jacob — olvídalo. Daría mi vida por ti sin pensarlo, pero de esta no te pienso salvar — Carlisle y Esmes sonrieron  —, Mañana hablaremos con Bella. Juntos ¿está claro?

-          Juntos — repitió Edward

-          Te amo — dijo Jacob antes de besarlo suavemente — no más tonterías por hoy ¿sí? Hasta mañana — Edward sonrió y Jacob se fue

 

 

 

Y aunque era solo un acto reflejo, respiro hondo al girarse y ver la mirada acusatoria de la mujer que lo miraba con el ceño fruncido

 

 

 

__________________________

 

 

 

La noche ya está muy avanzada cuando Billy Black miraba por la ventana de la sala. Escucho que se abría la puerta trasera y por un momento pensó en tomar su escopeta pero estaba lejos. Busco a su alrededor algo con que defenderse. “Malditas piernas inútiles” pensó. Se deslizo al suelo lo más silencioso que pudo y se arrastró hacia atrás del sillón.

 

 

 

-          ¡Papá! — dijo Jacob corriendo a auxiliarlo — ¿Qué te paso? ¿estás bien?

-          Escuche ruido y pensé que era un ladrón — dijo Billy mientras Jacob lo ayudaba a sentarse

-          ¿Vives rodeado por un montón de adolescente inestables que se convierten en gigantes lobos — dijo Jacob sonriendo — y te preocupas un pobre ladrón?

-          Te ves animado — dijo Billy

-          Nervioso diría yo — dijo su hijo

-          ¿Fuiste donde lo Cullen? — dijo Billy

-          Edward se había ido ya — dijo Jacob respirando hondo — y creyeron que iba a buscar pelea. Me toco correr hasta Seattle

-          ¿lo alcanzaste? — pregunto Billy sorprendido

-          Y de una oreja lo lleve de nuevo a su casa para que el doctor lo castigue — dijo el chico y su padre sonrió

-          ¿Qué harás? — dijo Billy

-          Hablare en el consejo — dijo Jacob — Edward ahora es mi pareja y deberán entenderlo

-          ¿y si no lo hacen? ¿Qué harás? — pregunto Billy pero su hijo no respondió — Jacob

-          Me iré — dijo después de un momento  —, Perdóname, pero no puedo… hablare con Edward y encontrare un lugar. Te llevare conmigo

-          No hijo — dijo Billy  —, Yo me quedare en la reserva

-          No te dejare solo — dijo su hijo de manera tajante

-          Sería solo un estorbo — dijo Billy

-          No nos precipitemos — dijo Jacob — veamos primero que dice el consejo. Pero si yo me voy, tú te vienes conmigo. Y eso está fuera de discusión. Estoy seguro que Edward lo entenderá

 

 

 

__________________________

 

 

 

Edward miraba por la ventana de su habitación que daba al bosque, como caía la lluvia. Estaba nervioso por cómo le iría a Jacob con el concejo. Muchas cosas dependían de esa decisión. Su estadía en Fork, su continuidad con los Cullen, conseguir un trabajo… Además debía solucionar lo de Bella. La chica no merecía lo que le había hecho, y no una, sino dos veces

 

 

 

-          Ya deja de atormentarte — dijo Carlisle desde la puerta  —. No puedo leer mentes como tú, pero sé que lo estás haciendo

-          Jacob iba a hablar hoy con el concejo — dijo Edward — dependiendo de eso, decidiremos que hacer

-          Esme pensaba que podríamos ir a Canadá — dijo Carlisle

-          ¿Todos? — dijo Edward sorprendido

-          Somos una familia — dijo el medico

-          Bueno — dijo Edward bajando el rostro  —, pensé que… aún pueden quedarse. A Rosalie no le hará gracia mudarse por culpa Jacob

-          Edward… no será fácil, y lo sabias — dijo Carlisle  —, pero no te vamos a dejar solo. Siempre has estado para los miembros de esta familia. Has ido y venido según nuestras necesidades

-          Lo hice porque… — dijo Edward

-          Ese es el punto — interrumpió Carlisle  —, Es el mismo motivo por el cual también nos iremos si Jacob no se puede quedar. No te preocupes por Rosalie. A pesar de lo que diga, ella también lo entiende. Solo te voy a pedir una cosa — dijo el médico — más que una condición, es un favor personal…

-          No volveré a intentar suicidarme — dijo Edward

-          Más allá de lo que seamos — dijo Carlisle — la vida no nos pertenece. No tenemos derecho a cortarla. Sea nuestra o de otra persona

-          Lo entiendo — dijo Edward — pero… Lo que siento por Jacob no lo había sentido por nadie, ni siquiera por Bella… y me asusta, Carlisle. Actué… pensé… nunca me imaginé que sería capaz de… Primero hui de casa por una semana, cuando me fui a Denali. Después intente suicidarme dos veces en menos de un año — y Carlisle se rio por lo bajo  —, Ese no soy yo. No sé cómo explicarlo — dijo confundido — mi vida era como una noche sin luna antes de encontrar a Bella, muy oscura, pero al menos había estrellas, puntos de luz y motivaciones... Después llego ella y hubo luz rala, pero hubo. Y entonces Jacob cruzo mi cielo como un meteoro. De pronto, se encendió todo, todo estuvo lleno de brillantez y belleza — Carlisle lo miro como a un niño pequeño que le pregunta a su padre que son los puntos bonitos que hay en el cielo antes de ir a dormir  —, Tanto que me segó. Cuando me rechazo, cuando el meteoro desapareció por el horizonte, todo se volvió negro. No había cambiado nada, pero mis ojos habían quedado cegados por la luz. Ya no podía ver las estrellas. Y nada tenía sentido. Ayúdame a entenderlo.

-          Es simple Edward — dijo este — antes de convertirme, tuve novias. Esme estuvo casada. Jasper al estar en el ejército, salió con chicas. Alice no recuerda su vida pasada, pero ser la pareja de Jasper la ayudo. Rosalie se iba a casar. Emmett desde el primer momento la tuvo a ella. En cambio tú, hijo… nunca te diste una oportunidad de amar — sonrió indulgente — pero el amor nos llega a todos de una u otra manera, y como no tienes ninguna experiencia, te sobrepaso. Solo tómatelo con calma ahora que Jacob acepto su imprimación

-          Sigo sin entenderlo — dijo Edward

-          Te lo explicare de otra manera — dijo Carlisle  —, Tal vez tu cabeza sea de un hombre adulto de más de cien años, pero tu corazón solo tiene diecisiete. Y como cualquier adolescente enamorado hace tonterías — concluyo sonriendo  —. Bienvenido a la vida, hijo — y Edward no pudo evitar respirar hondo

 

 

 

El sol ya estaba cayendo cuando el timbre sonó y Edward abrió la puerta con la más radiante de las sonrisas. Rosalie gruño por lo bajo mientras se pintaba las uñas, Alice revisaba su celular, Emmett y Jasper jugaban ajedrez, Esmes dibujaba en un blog de papel y Carlisle leía un libro

 

 

 

-          ¿Molesto? — dijo Jacob mirando fijamente a Edward

-          Mucho — se adelantó a contestar Rosalie y todos la miraron mientras Edward le gruñía

-          Buenas noches doctor — dijo Jacob tomándole la mano a Edward para que se tranquilice — Esmes

-          Un gusto verte de nuevo Jacob — dijo Esmes

-          Bienvenido — respondió Carlisle con una sonrisa

-          ¿Jasper… y Alice? — dijo Jacob mirando a la pareja

-          Bienvenido a la familia — dijo Alice con una sonrisa y una actitud casi infantil, mientras que Jasper solo inclino la cabeza — ojala seamos buenos hermanos… aunque no puedo verte — dijo frunciendo las cejas  —, Es frustrante — Jacob miro a Edward que negó sonriendo

-          Tú eres Emmett ¿cierto? — dijo Jacob

-          Solo espero que no seas tramposo como tu novio en las luchas cuerpo a cuerpo — dijo este sonriendo — y nos llevaremos bien

-          ¿tramposo? — dijo Jacob sorprendido

-          Nadie me gana una pelea — dijo Emmett — a menos claro que seas un lector de mentes y tu hermana consentida que ve el futuro — y Alice le saco la lengua — te sople los movimientos del vampiro más fuertes que existe en el país

-          Yo no necesito nada de eso para ganar una pelea — dijo Jacob — y te lo puedo demostrar cuando quieras

-          Hecho — dijo Emmett sonriendo maliciosamente

-          Y tú eres Rosalie — dijo Jacob

-          ¿Y tú la nueva mascota de la familia? — dijo esta con malicia

-          ¡Rosalie! — dijo Esme mientras Edward gruñía y el matamorfo lo abrazaba por la cintura

-          Jacob, disculpa a mi hija por favor — dijo Carlisle

-          No pasa nada doctor — dijo Jacob sonriendo — ¿Sabes cómo se ahoga a una rubia, Rosalie? — le pregunto mirándola fijamente  —, Pega un espejo en el fondo de una charca.

-          Ya lo había oído — dijo Rosalie girándose para alejarse mientras todos se reian de manera disimulada y Emmett seguía a su pareja intentando no reír

-          Jacob… — dijo Esme apenada

-          No se preocupe — dijo este sonriendo — Creo que a pesar de todo, mi cuñada y yo nos llevaremos de maravillas

-          ¿Nos vamos? — dijo Edward mientras gruñía por lo bajo

-          ¿Quiere que se lo traiga a una hora específica? — le pregunto Jacob a Carlisle que sonrió

-          No soy un adolescente — protesto Edward

-          Te comportas como uno — dijo Jacob mientras este lo arrastraba suavemente — nos vemos luego

 

 

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).