Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

10 Razones Para Amarte por WhiteLies

[Reviews - 9]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes no son míos, son del autor del manga Masashi Kishimoto, yo solo los uso para darle vida a mi historia.

La historia NaruSasu

Me Cuidas Cuando Estoy Enfermo.

Recuerdo aquel día, fue hace como diez años, estábamos en nuestra cita número 5 te preguntarás ¿Cómo es que lo recuerdo? Simple, cada vez que se me olvidaba una fecha importante tu me dabas un golpe y no me hablabas por días.

Ese día te dije que fuéramos al cine, pero para nuestra mala suerte ese día quería llover.

Te podría decir que no nos importó, pero te estaría mintiendo así que mejor te diré la verdad. Ese día te lleve a la fuerza con un montón de mentiras.

"No lloverá"

"Estas alucinando"

"Vamos Teme, no seas un amargado"

Si esas fueron mis mentiras, aunque no eran mentiras exactamente, esas eran excusas para poder pasar más tiempo contigo.

Al final fuimos, no te mentiré la pasé muy bien y más por su me dejabas abrazarte en aquella sala de cine, todo estaba a oscuras y no te importaba que te abrazara en frente de todos, pero una vez que las luces se prendieron me alejaste lo más rápido que pudiste, casi me tiras un diente con tremendo golpe que me di por tu culpa.

Cuando terminamos de ver la película, te convencí para poder ir a caminar un rato al parque, como siempre me dijiste que no ¿Por que eres tan amargado? ¿Nunca quieres nada? Esas y más eran mis preguntas en ese tiempo, sin embargo siempre te terminaba convenciendo de que fuéramos y esa vez no fue la excepción.

Caminábamos por aquél parque agarrados de las manos, era tan encantador. Nunca habíamos pasado tanto tiempo así, cada vez que yo intentan agarrarte de la mano, tu rápidamente la soltabas.

Nos sentamos en una de esas bancas que daban una vista espectacular al lago en frente de nosotros, te mire a los ojos y me perdí en ellos, tu eres y serás tan hermoso como siempre, te bese por un largo rato y para cuando nos separamos por la falta de aire, te sonrojarse.

Era verdaderamente majestuoso poder ver al gran Uchiha sonrojarse.

"Eres un idiota"

"Cállate es vergonzoso"

"Dobe, te lo advierto"

No te gustaba que te dijera lo lindo que te veías sonrojado, pero es algo que no podía callar, verte así tan colorado me encantaba mucho.

Algunas que otras gotas sentí caer en mi cara, recuerdo que me enoje por que nuevamente tu tenías razón.

"Te apuesto que va a llover mientras estamos fuera"

Cuanta razón tenías y como siempre me negué a que eso pasara, no quería que te fueras tan rapido, quería tenerte más tiempo conmigo, sin embargo tu no, apenas y te diste cuenta de que llovía me pediste que te llevara a casa.

Me negué nuevamente, no quería que te fueras, es más caminábamos bajo la lluvia, sonará muy cursi pero era lo que nos gustaba hacer.

Era magnífico poder besarte bajo la lluvia.

Nos mojamos demasiado tanto que al llegar a mi casa mojamos todo hasta que llegamos a la habitación que compartía contigo.

Nuevamente me regañaste ¿No te cansas de hacerlo?.

Me fui a donde el baño para darme una ducha y no atrapar un resfriado o alguna enfermedad.

No espere que te metieras a bañar conmigo, debo admitir que siempre me sorprendes con cada cosa que haces, a veces para complacerme y a veces para complacerte.

Duramos un buen rato bajo la regadera, dándonos amor mutuamente, besos, caricias toqueteos por todo el cuerpo. Simplemente excepcional.

Ese día dormiste a mi lado, debo admitir que Itachi es muy sobreprotector contigo pero aún así le convencí para que te dejará dormir conmigo.

Al amanecer me dolía todo el cuerpo, sabía que había atrapado un resfriado y de los graves, ya que sentía un fuerte dolor de cabeza.

Me sentía tan mal.

Te vi entrar con una sonrisa de lado.

"Idiota"

"Te lo dije"

"Nunca escuchas"

"Tu te lo buscaste"

Aún así me cuidaste por todo un día. Estuviste conmigo hasta que mejore de salud.

No podía ni moverme, quería dormir todo el día, a todas horas, sin importar nada.

Me dabas de comer en la boca.

Acomodadas mi almohada.

Me dabas uno que otro beso en la mejilla, aunque yo los quisiera en la boca.

En fin, al estar enfermo cuidaste de mi en todo momento.

Nunca me cansaré de decirte que te amo por quien eres.

- Uzumaki Naruto

Notas finales:

Espero que les guste. Nos leemos luego.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).