Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Ciruelas ácidas por Luna Levoh

[Reviews - 11]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Mi nombre es Tomoyo Daidouji y tengo diecisiete años. El tiempo pasa muy rápido ¿no?, estoy en mi último año de la escuela y pronto estaré en la universidad. En verdad, no puedo creer que el tiempo pasara tan rápido, es como si ayer hubiese sido la primera vez que vi a mi amada Sakura, con aquellos trajes tan bellos que solía confeccionarle, con aquella sonrisa que iluminaba mis días, con esa inocencia que conserva hasta ahora. Siempre fue suficiente para mí ser la espectadora en todo, siempre fui muy feliz por ser testigo de las grandes proezas de mi amiga querida. En realidad, no me arrepiento de nada y estoy segura que siempre estaré junto a ella, siempre juntas, sin tener problema alguno que nos separe.

Aunque yo... no he sido honesta del todo.

Pero, lo que siento no importa, las cosas están perfectas tal y como son...

¿No importa lo que yo sienta? ¿En verdad está bien así?

No, creo que soy una tonta...

No, soy una idiota...

Porque te amo con todo mi ser.

Te amo tanto que ya no sé qué hacer. Cada día me es más difícil ocultar mis sentimientos, cada día, mi corazón se rompe un poco más al ver lo feliz que eres con aquel joven. Pero, no puedo evitar pensar que yo te conozco más, que solo yo conozco tus más profundos secretos y él no... ¿Qué estoy diciendo?, mis celos se burlan de mí, se ríen a carcajadas porque ya no soy capaz de esconderlos en lo más profundo de mi corazón. Siempre creí que tú no podrías comprender mis sentimientos por ser una niña y menos, al crecer, por ser tan inocente y dulce, pero, me doy cuenta que siempre lo comprendió, y no lo que siento por ella, sino el amor que tienen Touya y Yukito. Ese amor lo explica todo, ese amor entre chicos refleja muy bien lo que yo siento por ti. Si hubiera sabido que no verías con malos ojos el amor de tu hermano, si hubiera sabido que estarías feliz por ellos y los apoyarías, te habría confesado lo que siento. Dios, quisiera regresar el tiempo, si hubiera hablado antes que conocieras a Shaoran, tal vez las cosas hubiesen sido diferentes.

Pero, no puedo regresar el tiempo. No puedo volver a nuestra época de niñez. Lo peor de todo es que este rompecabezas mental está atormentándome con el paso del tiempo, las piezas de todos encajan, las piezas de los demás van formando bellos paisajes... pero, mi pieza, la pieza que simboliza mi amor no cabe en ningún lado.

Sakura te amo con todo mi ser, ¿si te lo repito mil veces podrías voltear a verme?

Después de tanto tiempo, este amor me duele...

Realmente, soy una idiota.

 

..............................................................................

 

- Tomoyo tengo algo que contarte – dijo Sakura una tarde cuando salían de clases. Estaba haciendo frío porque el invierno había empezado y la joven se terminaba de acomodar la gruesa bufanda en el cuello.

- Sabes que puedes hablarme de lo que sea – respondió con una sonrisa amable su amiga.

- Es que...

- No seas tímida, nunca nos hemos ocultado nada ¿no?

- Es verdad. Es que esto me da un poco de... vergüenza – Sakura estaba totalmente roja, sujetaba su bolso con nerviosismo mientras trataba de ordenar sus pensamientos.

- ¿De qué se trata?

- Shaoran y yo... tuvimos nuestro primer beso, sé que hemos salido por mucho tiempo, pero, decidimos dar ese paso... tal vez, estoy exagerando, sé que nuestras amigas han hecho esas cosas con sus parejas hace tiempo, pero...

Tomoyo sintió punzadas en el corazón, punzadas que harían que cualquiera cambiase de expresión a una de fastidio y dolor, pero, la joven no lo hizo, Tomoyo siguió sonriéndole como si nada sucediera y mientras salían de la escuela y caminaban por aquella larga calle, hizo todo lo posible para que su tono de voz fuese el mismo.

- Esta bien Sakura-chan, ustedes se dieron un buen tiempo para estar seguros de sus sentimientos.

- Shaoran quiere que salgamos más a menudo, que tengamos más citas, después tendremos que enfocarnos por ingresar a la universidad que deseamos, no tendremos mucho tiempo.

- ¿Así que decidió estudiar aquí? – dijo Tomoyo dándose cuenta que empezaba a sujetar su bolso un poco más fuerte.

- ¡Sí! ¿No es maravilloso? Pensé que estudiaría en Hong Kong, pero, su familia está de acuerdo, además vendrá Meiling a vivir aquí, ella también quiere estudiar con nosotros y empezar una nueva vida en Japón.

- Es perfecto – dijo Tomoyo con una voz algo ahogada, ignorando lo último que dijo su amiga respecto a Meiling.

- Es una lástima que no estemos en la misma facultad – dijo Sakura de repente - me harás mucha falta.

- Me hubiese encantado que estudiáramos juntas Sakura-chan, pero, mamá necesita ayuda con sus empresas, por eso, siempre pensé en estudiar administración y negocios internacionales. Pero, nos veremos siempre, estaremos en la misma universidad de todos modos.

- Es verdad, ¿y podremos almorzar juntas y salir como siempre?

- Claro que sí, solo estaremos en diferentes salones de clases, si me necesitas, estaré a un paso de distancia - dijo Tomoyo abrazando a su amiga en esos momentos.

- Sí, lo sé, perdona. Lo bueno es que Shaoran y yo estaremos en la misma facultad, estudiará lo mismo que yo, esa era la sorpresa que me tenía el otro día - dijo Sakura sonrojándose.

- Pensé que estudiaría medicina...

- ¡Igual yo!, pero, me confesó que siempre ha querido estudiar turismo porque le encantan los viajes, los lugares nuevos y bueno, como está acostumbrado a viajar de un lugar a otro, y yo quiero conocer otros países...

- Bueno, aún falta mucho para eso, ni siquiera hemos entrado a la universidad - dijo Tomoyo sin poder evitar fruncir el ceño.

- Jeje, es cierto, siempre dejo volar mi imaginación - dijo Sakura respirando profundamente para relajarse.

En esos instantes, pudieron ver a Shaoran en la esquina y Sakura sonrió inmediatamente. Al parecer, ambos se irían juntos otra vez y eso causaba mucha molestia a Tomoyo, pero ¿qué podía decir o hacer? Ella solo era una simple espectadora, la amiga fiel que solo estaba para acompañar y aconsejar a Sakura cuando ella lo necesitara.

- Oh... lo siento Tomoyo, se me olvidó decirte que iría a casa con...

- No te preocupes, ya nos veremos mañana en la escuela.

- ¡Muchas gracias!, ¡te quiero un montón!

Sakura se apartó de ella y fue con paso apresurado a encontrarse con Shaoran mientras Tomoyo era testigo de aquel romántico encuentro. La joven no quiso ver más, sentía que unas lágrimas silenciosas empezaban a asomarse por sus ojos y dio la vuelta rápidamente, solo quería alejarse lo más que pudiese, alejarse y pensar en otras cosas. Solo quedaban dos meses de escuela, las cosas serían muy diferentes a pesar de todo lo que le había dicho mientras caminaban, Tomoyo sabía que nada sería igual, pero, no había querido admitirlo frente a su amiga. La joven de largos cabellos negros caminó y caminó sin rumbo fijo, no deseaba regresar a casa aún, solo quería que aquellos dos meses nunca pasaran, quería que el tiempo se detuviera, pero, sabía que aun tuviese el poder de Sakura y las cartas, nada haría que esos dos meses no transcurrieran pronto.

Tomoyo se limpió aquellas lágrimas silenciosas, al menos, cuando estuvieran en la universidad, no tendría que ocultar su tristeza todo el tiempo, el estar en distintas facultades le ayudaría mucho a pesar de que extrañaría demasiado la presencia de la joven. Tomoyo terminó sentada sobre un columpio en un parque cercano a su casa, por un momento, pensó que lo mejor sería estudiar en alguna universidad fuera del país, pero, el amor tan grande que sentía por Sakura le impedía alejarse demasiado.

No sabía hasta cuándo podría soportarlo, el amor que tenía en el corazón le quemaba el alma, atormentaba cada partícula de su ser, y sabía que pronto, aquellas lágrimas que derramaba no serían suficiente para desahogar aquel dolor que sentía.

¿Hasta cuándo podría esconder ese amor?

¿Hasta cuándo?

 

Continuará...

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).