Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Conquistando a la Batifamilia por Venenox

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Holish!

 

Ojala os guste esta historia, si quieren leer más adelantado pueden ir a mi wattpad, Alishyax, donde encontraran otra historia de Batman inspirada en injustice llamada "te salvaré" 

Había una gran tensión en el aire, Bruce no comprendía exactamente lo que estaba ocurriendo, pero realmente tampoco se sentía lo suficientemente bien como para soportar la actitud explosiva de su hijo, pero por lo que podía analizar Clark los había llamado, y con eso le bastaba, así que prefirió solo dejarse caer por un momento a la cama y suspirar del cansancio, lo que no esperó es que aquella acción alertara al resto y en cuestión de segundo estaba siendo rodeado por caras preocupadas.

-Bruce, ¿Cómo te sientes? ¿necesitas quedarte más tiempo? – preguntó preocupado el mayor de los chicos con tan solo dieciséis años, por su porte se mostraba lo suficientemente maduro como para comprender que pelear no iba a mejorar la situación.

Se trataba de Dick Grayson, el mayor de los hijos de la familia Wayne. Un joven que vivió una infancia como trapecista junto a sus padres, hasta que un fatídico día fueron asesinados, un hecho que lo llevaría a buscar venganza, y que a su vez lo haría encontrarse con Bruce Wayne, un hombre que no solo podía comprender sus sentimientos, sino que lo ayudaría a calmar ese dolor y que estaría dispuesto a protegerlo y educarlo para que pudiera vivir sin preocupaciones, pero cuando el menor descubrió que su padre adoptivo era el propio Batman, un camino diferente se abrió ante sus ojos.

No pasó demasiado tiempo para que Dick se volviera un héroe reconocido con el nombre de Nightwing, algo que le ayudó a expandir mucho más su mundo, a ver la vida de una forma diferente y a sanar emocionalmente para desarrollarse como un joven feliz, orgulloso y honesto, amado por sus amigos y familia, aunque muy en el fondo ocultaba un rasgo más dominante y calculador.

-Hombre, te hemos dicho que estás demasiado viejo, ¿por qué no dejas que nos encarguemos de esto? – agregó el joven que le seguía en edad a Dick, su rostro estaba totalmente tapado por un casco, pero por la forma que estaba sujetando el brazo de Bruce, se notaba que estaba genuinamente preocupado.

Jason Todd, fue adoptado después que Batman lo consiguiera en las calles intentándole robar el caucho del batimóvil, fue un inicio bastante insólito, pero el menor siendo un huérfano y además un chico problema, no podía ser abandonado por Bruce, aunque por esas mismas razones tendrían que vivir grandes desafíos.

Afortunadamente con el tiempo el menor comenzó a crecer con un futuro prometedor, aunque sin abandonar esa rebeldía que tanto lo caracterizaba convirtiéndose así en Red Hood quien se asemejaba más a un mercenario que a un héroe, pero a pesar de ello era un joven que había desarrollado un gran corazón, y no importaría cuanto intentara ocultarlo.

-Cállate Jason, Bruce no está viejo, pero si necesita un descanso, te has estado esforzando mucho – respondió con un tono regañón, el intelectual de la familia.

Timothy Drake, a diferencia de sus hermanos mayores comenzó siendo solo un ayudante después de que con gran esfuerzo descubriera la identidad de Batman, un hecho que lo ayudó a desarrollar cada vez más su ingenio y crecer como héroe, pero que finalmente le obligaría a investigar uno de los peor de los casos de su vida, la muerte de sus propios padres.

Nada fue lo mismo para él después del trágico suceso, solo quiso desaparecer y olvidarse de todo lo que había conseguido como Red Robin, pero Bruce y el resto de la familia, consiguieron salvarlo de su dolor y regresarlo poco a poco a ser el mismo chico adorable, ingenioso y sencillo que había llegado por primera vez.

-Padre, lo mejor será que continúes tu tratamiento en casa, muy lejos de este bastardo – solicitó el menor de todos con trece años, mientras miraba con desprecio a Clark.

Damian Wayne, el único que llevaba el apellido y sangre del patriarca. Fue criado por su madre para ser un asesino, hasta que a la edad de nueve años sería llevado junto a su padre, el cual no conocía de su existencia, pero que de igual forma lo aceptó en su familia y comenzaría a educarlo para que viera otra perspectiva del mundo que parecía ignorar.

En un principio la relación con todos fue bastante problemática debido a que Damián tenía arranques de ira y agresividad, pero cuando Bruce consiguió conectarse a él a través del manto de Robin, las cosas comenzaron a cambiar y aunque el menor seguía siendo bastante peligroso, ya no había sed de sangre en su mirada ni acciones, ahora el amor de su familia lo había vuelto alguien deseoso de buscar un lugar para él en el mundo, alejándose de esa forma de las enseñanzas de su abuelo materno.

-Damián, lenguaje – regañó Bruce molesto – Deben tranquilizarse, me siento mejor, pero efectivamente me gustaría irme – declaró intentando levantarse, pero los vendajes y el dolor lo mantuvieron en el mismo lugar.

Superman de inmediato intentó protestar, no quería que Bruce se moviera todavía o por lo menos sin ayuda, pero cuando intentó avanzar, pudo percibir que los chicos ya habían hecho una barrera entre ellos, no importaría que hubiera compartido con todos ellos durante años, siempre mostraban que jamás lo consideraban parte de la familia, solo un amigo que no tenía derecho a intervenir en sus decisiones o acciones.

-Bruce, puedes lastimarte, será mejor que yo... - sin importar nada más que la salud de su amigo, intentó acercarse, pero apenas apoyó su mano en la cama, pudo escuchar el sonido de un arma cargándose, fue bastante sutil, pero sus super oído consiguieron alertarle. Disimuladamente bajó la mirada buscando lo que había escuchado, consiguiendo que a su costado tenía a Jason apuntándole amenazadoramente con una pistola y a Tim con un Batarang del otro lado, estaban lo suficientemente bajo para que Bruce no se diera cuenta, pero si el resto.

- No, nosotros podemos hacernos cargo – la voz de Dick sonó suave, y su rostro mantenía una sonrisa delicada, pero había un aire alrededor amenazante, a diferencia del resto él no necesitaba palabras bruscas o expresiones odiosas para atacar.

Una tensión mucho más agresiva se formó en la habitación, Superman no quería ceder a la amenaza de los chicos, no era la primera vez que se encontraba en una situación así, pero por alguna razón parecían estar mucho más alerta, agresivos, aunque aún mantenían el control, y fue entonces que un pensamiento invadió su cabeza y lo hizo sentir un escalofrió.

"Ellos escucharon, pero no están seguros"

-¡Es suficiente! Clark no es ningún criminal para que actúen de esa forma, así que dejen de amenazarlo – regañó con carácter, obligándolos a retroceder, por muy herido que estuviera, él podía percibir con facilidad la actitud de sus hijos – Quiero ir a casa, Clark... ¿podrías ayudarme? – preguntó haciendo que los menores le vieran entre sorprendido y molesto.

Todos conocían el orgullo de Bruce, pedir ayuda no era algo que estuviera en su mente, pero a su vez sabían la gran confianza que tenía en Superman, ellos habían sido equipo durante años, por lo tanto, estaba costumbrado a apoyarse en el hombre, aunque a veces fuera obligado por la situación más que por gusto.

-Claro, déjame ayudarte – soltó para finalmente poder acercarse, le ayudó a levantarse y lo sujetó de la cintura con suavidad, para él sería mucho más fácil cargarlo como si fuera una princesa, pero conocía a su amigo, no le haría feliz y no permitiría que lo volviera ayudar.

-Veo que ya te vas Batman – Detective apareció antes que ellos pudieran salir de la habitación – Toma reposo, tu cuerpo está mucho más maltratado de lo que crees y necesitas estar bien para las misiones – declaró sabiendo que la única forma de hacer que Batman le escuchara era recordarle sus responsabilidades como héroe, aunque lo único que deseaba el marciano es que su amigo estuviera sano.

Lo sé – respondió con su habitual tono seco, no le gustaba que le reprendieran, aunque sabía que su compañero no lo hacía de mala fe, realmente le frustraba sentir que era el único de la liga que siempre debían recordarle sobre su salud.

-John, gracias haremos lo necesario para que descanse – respondió Dick sabiendo que su padre muy en el fondo agradecía su preocupación – Nos iremos, y lo siento por llegar tan bruscamente – acotó recordando como habían asustado al marciano, y golpeando en la costilla a Jason para que también se disculpara, ya que, él había sido quien llegó casi disparando.

-Si, gracias por la ayuda y lo siento... – mencionó a regañadientes lo último, en su defensa reaccionó por instinto, apenas llegaron a la atalaya fueron recibidos por él, y al no esperarse eso, solo atacó sin pensarlo demasiado, por suerte el marciano tenía la habilidad de volverse intangible, o quizás hubieran tenido que hacer un funeral.

-Pennyworth ya tiene todo el tratamiento que enviaste, así que padre no necesitará de tus servicios – soltó Damián desafiante, y altanero, provocando que el mayor levantara la ceja y haciendo que Tim lo golpeara en la cabeza – Drake, ¿Cuál es tu problema? – preguntó irritado deseando sacar su arma, pero Dick lo detuvo sujetándolo.

-John no es un sirviente para que digas eso, lo siento, es que pocas veces lo sacamos... - se disculpó el chico provocando una risa en todos, que ocultaron cuando escucharon el gruñido del menor – por cierto, Alfred nos debe estar esperando, no estaba de buen humor... dijo que haría su mejor te – agregó con una pequeña sonrisa burlona que consiguió que Bruce se tapara el rostro agotado.

Alfred no era alguien que debías hacer molestar, todos en la familia Wayne le tenían un gran respeto. Bruce lo consideraba un padre, pero también su médico, guardián y confidente, así que cuando estaba de malas solo podía significar una cosa, iba a recibir un buen regaño cargado de sarcasmo, ironía y trato frio.

-Jajaja supongo que debemos apurarnos entonces – argumentó Superman para comenzar a despedirse, siendo seguido del resto.

. . .

Efectivamente al llevar a la cueva, Alfred no estaba de buen humor, es más su mirada denotaba que estaba realmente molesto por el poco aprecio que tenía Bruce a su cuerpo, así que obligó al hombre a ir directamente a su habitación después de atenderle las heridas y por mucha queja que impuso al menor, finalmente fue obligado estar allí, cuando Pennyworth llegaba al límite de su paciencia podía volverse un dictador, nadie le llevaría la contraria al menos que quisiera dormir en la calle, y ser perseguido por los perros de la mansión.

Era el mayordomo perfecto para la familia Wayne.

-¡Hey! ¿Por qué carajos permitimos que ese maldito alienígena llevara a padre hasta su habitación? – preguntó Damián con una mirada desafiante a sus hermanos quienes, con él, se habían mantenido en la cueva observando todo el desastre de la sangre y vendaje que había tenido que usarse en el patriarca, percatándose así del verdadero daño que había recibido, una persona normal no podría ni levantarse y alguien que no estuviera en forma como él, posiblemente estuviera ya muerto.

-Porque Bruce así lo pidió – respondió Dick con una mirada suave, aunque por su expresión parecía estar preocupado – además, aún no sabemos si lo que escuchamos, es lo que sospechamos – argumentó acomodándose en la silla que se usaba para usar a la super computadora.

- ¡Ja! Vamos Grayson, no puedes ser tan inocente, ¡es más! No lo eres, es claro que ese bastardo se quiere meter en los pantalones de nuestro padre, era una clara confesión, así que no lo niegues – Atacó Jason quien ya se había quitado el casco y le tomaba el mentón con brusquedad para mirarle desafiante.

La tensión se creó en ellos y más cuando el mayor golpeó sus manos con brusquedad, quizás Damián era capaz de crear una pelea tonta que se detenía de inmediato con la intervención de cualquiera de ellos, pero cuando Dick se proponía a pelear, las cosas no terminaban bien, en especial cuando eran contra Jason, ambos tenían carácter que se enfrentaban y explotaban.

-Bueno, pero entonces ¿Qué hacemos? – preguntó Tim intentando detener la pelea, algo que pareció funcionar temporalmente - ¿Lo eliminamos como hicimos con Constantine? O ¿Catwoman? ¿Luthor? – agregó recordando cada pretendiente que había tenido Bruce, claro sin contar las mujeres que nunca habían tenido una oportunidad.

-No podremos, Constantine era un pervertido, no necesitamos mucho para hacer que Bruce lo alejara a miles de metro de su presencia, esa mujer se alejó sola, la muy idiota pensó que padre seguiría su juego por siempre y Luthor solo necesito una pequeña amenaza para alejarse con sus ideas poco éticas de él – Respondía Jason con una sonrisa burlona.

Bruce Wayne no sabía la magnitud con la cual sus cuatro hijos lo amaban profundamente, quizás no lo demostraban ni lo expresaban a diario, pero la realidad es que cada uno de ellos harían lo que fuera por él y cuando alguna persona deseaba acercarse a él con intensiones malas, estaban dispuestos a sacarla del camino, ya que consideraban que no había llegado nadie lo suficientemente bueno para él.

-Clark es otro tema, lo conocí desde el primer momento que Bruce me adoptó, nunca se han separado, es más, en un principio consideré que ellos eran pareja, la amistad que era tan profunda, ¿Cuántas veces nos hemos quedado en la granja Kent? Ya ni puedo recordar, así que cualquier plan que hagamos, podrá repercutirá contra nosotros – explicó Dick mientras se giraba a ver la pantalla y comenzaba a teclear – Su amistad nunca fue normal – declaró accediendo a varios comandos diferentes.

-Si, lo sé, entiendo el punto, pero no me iras a decir que... Bruce le ama – tanteó Tim bastante asombrado de escucharlo y decirlo, ya que su padre jamás mostró real interés en nadie, aunque era un gran punto el que colocaba el mayor.

En las vacaciones de verano, navidad y algunas improvisadas siempre acaban con la familia Kent, al punto que la madre de Clark parecía tratarlos como si fueran sus nietos, algo que ellos no les disgustaba, era agradable que por unos días sentirse amado por una figura materna.

¡No! Padre no puede amarlo, no pienso entregarlo a ese bastardo – declaró Damián comportándose como un niño de su edad, solo cuando se trataba de Bruce tenía esos arranques infantiles, del resto siempre se comportaba casi como un adulto, era algo escalofriante.

-Cálmate bolita de odio, nadie ha dicho eso – mencionó Jasón cruzando los brazos – solo se demuestra que no será fácil esta vez – agregó con un rostro bastante pensativo y generando un silencio tenso entre todos ellos.

Finalmente, Dick terminó de manejar la computadora y se mostró la cámara del pasillo, Alfred parecía ya a ver entregado su te "especial" a Bruce, pero Clark se había quedado con él, a ellos no les gustó, pero sabían que no podrían entrar a la fuerza a su habitación, si algo que el mayor les había solicitado es que siempre respetaran su santuario.

-Entonces nos tocará un... ¿ataque directo? – preguntó Tim pensativo – pero supongo que no será hoy, él se irá por su ventana, siempre lo hace... es un hombre inteligente – argumentó sabiendo que, si saliera por la puerta, seguramente hubieran intentado atacarlo en múltiples oportunidades.

- ¿¡Que!? Y ¿Por qué no ir ahora? Es nuestra mejor oportunidad cazarlo ahora que está desprevenido – preguntó Damián quien no quería dejar escapar a su presa, el chico cuando veía un objetivo no descansaría hasta conseguirlo.

-No, Bruce se encuentra mal y es nuestro deber estar con él, después nos encargaremos de Superman, ahora vayan a descansar -declaró finalmente Dick apagando la computadora y dejándolos a oscura, nadie le discutió, porque si algo era cierto es que debían cuidar a su padre en ese momento. 

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).