Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El ángel y el Demonio por Helsic

[Reviews - 127]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

 

Notas del capitulo: Notas de la autora: Ashh ya tengo miedo con este fic! No se si llenaré las expectativas que todas tienen ;A;



El ángel y el Demonio
~ Capitulo 1 ~
Mi nombre es YoungWoon, que no se te olvide



KangIn era el típico chico fuerte. En el colegio cuando apenas tenía 16 años, las personas solían sentir que ya era todo un adulto con su vida definida cuando le miraban fijamente a los ojos, en especial porque KangIn siempre hacía lo que quería y porque nunca dudaba antes de tomar una dedición. Normalmente esto lo metía en problemas pero nunca llegaron a ser graves por lo que sus padres no le prestaron mayor atención, además era un alumno promedio con buenas notas y cuando tienes una personalidad magnética las calificaciones no son realmente una garantía para tener éxito en la vida. Y era que el pequeño KangIn tenía ese don de atraer a la gente a su alrededor, quizás porque pocas veces se mostraba intimidado frente a las cosas y porque siempre estaba hablando en voz alta y haciendo reír a sus amigos. También a las chicas, quienes usualmente le dejaban cartitas perfumadas a flores en el casillero con sinceras declaraciones de amor, KangIn había llegado a contar cuatro cartas diferentes en un solo mes, ese era su record hasta ese momento, cuatro chicas interesadas en él al mismo tiempo.

Y es que KangIn no tenía ningún problema en atenderlas a todas si era necesario, la variedad era lo más importante para disfrutar la vida, así que una tras otra el joven llevaba el record de más novias al cabo del año escolar en su salón. (Sólo era superado por un chico de último grado que era bastante atractivo y además tenía un hermoso Hyundai gris que solía conducir los fines de semana con el radio a todo volumen y un par de chicas lindas acompañándolo) En resumidas cuentas KangIn era chico popular, discípulo estrella del equipo de Taekwondo de la escuela y capitán del equipo de Fútbol. Ya habían ganado varios torneos ínter colegiados locales gracias a su liderazgo y seguridad, por lo que muchos alumnos menores le respetaban y le pedían consejo cada tanto a la semana. Las cosas no podían ir mejor para él, si se aburría de la chica que tenía como novia durante un par de meses, tenía donde escoger una siguiente, quizás más bonita o quizás más divertida, por lo que el amor no era un verdadero problema. En realidad no llevaba una cuenta de cuantas chicas había besado en toda su vida escolar y eso era algo que podía presumir con sus amigos y lo hacía sentir orgulloso.

“Las chicas se sienten atraídas por los chicos malos” le dijo alguna vez un amigo y KangIn había sonreído con suficiencia porque aquello era completamente cierto. Ser el chico malo siempre le había traído buenos resultados con las féminas y uno que otro problema que se resolvió a golpes en las canchas del colegio con los chicos (en realidad casi nadie quería meterse con el alumno estrella del equipo de Taekwondo). Así pues, respetado, temido y admirado por muchos fue como entró a SM entertaiment, la compañía que cambió su vida para siempre. Podía recordarlo como si fuera ayer, estaba con sus compañeros, eran tres en total, comían tranquilamente un helado luego de salir de clases, el más alto lleno de pecas en la cara había ido a traer otro helado de fresa para KangIn (quien moría por las fresas, detalle que hacía suspirar a más de una chica) cuando un alto hombre vestido de manera elegante, se había acercado a ellos y les había saludado de manera respetuosa. Los chicos se pusieron de pie desconcertados por la aparición, el hombre llevaba lentes oscuros y parecía salido de una típica película de ejecutivos europeos, el alto hombre había reparado a KangIn de arriba abajo y le había pedido que lo acompañara a la oficina, en un principio el menor dudo de sus intenciones, pero cuando el hombre le mostró la credencial que lo acreditaba como miembro de SM entertaiment, sus piernas le temblaron como un flan de arequipe y acompañó al hombre al auto.

Unos días después estaba presentando una audición frente a tres jueces demostrando lo que podía hacer, su testaruda forma de ser y el numerito de actuación que había improvisado llamó la atención de los jueces quienes vieron en él algo de potencial (además de una cara bonita). Así fue pues como KangIn al cabo de un mes ya era parte de SM. Sus padres no podían estar más orgullosos y celebraron una comida en su honor con toda la familia, en la escuela el rumor se propagó como la pólvora y esta vez no fueron 4 cartas en el casillero sino 10 cartas perfumadas (y dos cartas de chicos) las que aparecieron al cabo del mes.

“¿Y has visto a KangTa?” Preguntaban las chicas con ilusión “¿Has hablado con BoA? ¿Como es su voz?” preguntaban los chicos y KangIn inflando el pecho se jactaba diciendo que había cruzado algunas palabras parcas con todos porque eran personas ocupadas (cuando en realidad no había visto a ninguno, solamente a estudiantes como él) las chicas suspiraban y soltaban grititos cuando KangIn hablaba de HOT con toda propiedad y los chicos siempre se mostraban muertos de la envidia de que su amigo pudiera ver todos los atributos de las chicas de S.E.S en vivo y en directo.

Por aquellas épocas KangIn tenía una novia muy bonita, era la líder del equipo de porristas de la escuela, delgada y alta, de cabello negro largo y labios sexy. Se había acostado con ella con gran facilidad, sobre todo luego de saber que era parte de SM, la chica había resultado ser toda una maravilla en la cama y KangIn estaba completamente sorprendido de que hubiera resultado tan fácil, pues siempre creyó que su primera vez sería mucho más complicada, pero ella se mostró hábil y le enseñó muchas cosas que KangIn sólo había soñado en sus sueños húmedos. Cuando salían a comer algo, o se tomaban de la mano en los descansos, la chica se pavoneaba a su lado como si él fuera una especie de trofeo ¿y quien decía que no lo era? KangIn sonreía orgulloso y se dejaba lucir por su novia, porque al fin y al cabo no tenía la culpa de ser talentoso y lindo. Toda esa felicidad le pertenecía por derecho propio, así que ¿Por qué no aprovechar el momento?

Entonces los ensayos y entrenamientos comenzaron, lentamente el manager encargado le presentó a todos los chicos que lo acompañarían de ahora en adelante, KangIn quien ese día se había puesto su ropa más ‘cool’, esperaba con ansias conocer a sus compañeros, ¿Qué tipo de personas serían? Para estar allí con él, probablemente debían ser tan buenos como él, pensó mientras seguía al manager hacía un gran salón de ensayos, se los imaginó atractivos, arrogantes, fuertes y rebosantes de talento. El manager abrió la puerta del salón y KangIn se quedó desconcertado mientras observaba A 9 muchachos delgados con cara de cualquier cosa menos de artistas altivos, uno de ellos se estaba rascando la cabeza con cara de no entender absolutamente nada de lo que sucedía a su alrededor. El manager se fue y los dejó solos y KangIn por unos minutos no supo que hacer ni que decir, era como si todo su liderazgo y seguridad hubieran desaparecido de repente gracias a la impresión causada por los chicos.

- Err… ¿Y tu eres? - Dijo de pronto un chico que tenía cara de fastidio y facciones muy delicadas.

- Kim Young Woon - Respondió KangIn sintiéndose algo intimidado porque aquellos chicos parecían estar reparándolo (como él a ellos) con miradas escrutadoras.

- Kim HeeChul - respondió el otro e hizo un ademán delicado con la mano - ¿Qué sabes hacer? - Preguntó, KangIn abrió la boca entre ofendido y azorado.

- No seas grosero Hyung… - Le dijo un chico a su lado que también parecía niña con el cabello largo casi hasta los hombros - Soy Lee DongHae, mucho gusto YoungWoon-shii - Exclamó y le hizo una venia demasiado formal. KangIn miró a los demás como esperando a que estos se presentaran también, los aludidos se sintieron incómodos y comenzaron a decir sus respectivos nombres y hacer venias.

Kim Jongwoon (Yesung), Shin DongHee (ShinDong), Lee SungMin, Lee HyukHae (EunHyuk), Kim Kibum y por último un chico que tardo medio minuto en pronunciar correctamente su nombre: Hang Kyung (HanGeng). Se quedaron un rato en silencio luego de que el Chino terminó de presentarse atropellando el idioma Koreano con su pronunciación, entonces KangIn decidió que el grupo necesitaba un líder. Carraspeó un poco y con aire altivo comenzó a hablar.

- Bien muchachos, ya que de ahora en adelante seremos compañeros, creo que lo mejor sería comenzar a trabajar juntos, respetar las cualidades de cada uno… - Su voz llenó el salón con autoridad y los chicos se quedaron mirándolo con curiosidad, KangIn comenzó a pasearse de un lado a otro como una especie de manager muy joven, ¿Qué tenia de diferente aquella situación con la escuela? Era lo mismo, esos chicos no eran más que chicos normales de secundaria como él, no había porque sentirse intimidado frente a ellos, seguro podría liderar el grupo como al equipo de fútbol o de Taekwondo. - Y comenzar con las actividades con dedicación, si necesitan ayuda pueden dirigirse a mi, yo puedo dirigir nuestras actividades para que seamos más efectivos… -

- Hey tu… ya tenemos un líder - Dijo de repente HeeChul con una sonrisa altanera. Entonces KangIn notó que todos estaban mirando a su espalda, se giró en redondo y entonces vio a un chico de cabello negro que le caía sobre las mejillas, jadeando como si hubiera corrido una maratón y con unas bolsas y cajas en las manos, parecía muy encartado con las bolsas y suspiró al verlos a todos allí.

- Ashh lo siento… llegué tarde de nuevo - Murmuró sin aliento - ¿Ya presentaron al nuevo? Uff que calor hace aquí… - LeeTeuk tropezó con el borde de la baldosa y las cajas y bolsas fueron a dar contra KangIn quien las recibió aparatosamente - ¡Hola! - Exclamó LeeTeuk cuando tuvo a KangIn en frente suyo y con las bolsas y cajas en medio - Wow, gracias, nos llevaremos bien, llévalas con el manager Kim - Le ordenó con una sonrisita como si aquello fuera cualquier tontería y KangIn sin aún podérselo creer se quedó estático con los paquetes en las manos, LeeTeuk pareció no notarlo. - ¿Dónde está el chico nuevo? ¡Debería estar aquí! ¡Ashh odio a las personas impuntuales! - Exclamó LeeTeuk llevándose una mano a la frente para limpiar el sudor.

- Hyung… - Murmuró SungMin y señaló a KangIn que aún continuaba mirándolo con cara de ‘¿Cómo te atreves imbécil?’. LeeTeuk se giró y vio al chico, volvió a sonreír.

- Ahh, ¿Entonces eres el nuevo? Park JungSu, mucho gusto - Se presentó haciendo una venia.

- Kim YoungWoon - Respondió este e intentó sonreír - Si…haha que pequeño mal entendido, no soy un mensajero o algún funcionario de la compañía - Agregó haciendo énfasis en que aún sostenía los paquetes y cajas que le correspondían al recién llegado.

- Ahh si… bueno no importa, de todas formas están esperando por eso, no te demores y regresa pronto para comenzar con las actividades - Respondió con soltura y tranquilidad moviendo su mano como si aquello no tuviera la más mínima importancia - ¿Qué estás esperando? - Le reclamó cuando KangIn continuó sin moverse.

- Ya regreso… - Murmuró por lo bajo KangIn y salió de la habitación echando humo por las orejas.

- Es un poco raro el nuevo ¿no?- Comentó LeeTeuk organizándose el flequillo descuidadamente, los demás intercambiaron miradas entre divertidas y absortas.

KangIn quien alcanzó a escuchar ese último comentario antes de salir por la puerta, frunció el ceño pensando que ‘No todo en la vida podía ser color de rosas’, ya se imaginaba la cantidad de problemas que tendría con el susodicho líder y su despreocupada e inmadura actitud. ¿Por qué lo habían elegido a él? Si tenía cara de no tener idea de donde se encontraba, era tan delgado y… bueno, no iba a negarlo, él sería un mejor líder de eso estaba seguro. Si había podido dirigir a un equipo de Taekwondo ¿Por qué no podría con una boyband? No podía ser tan difícil, cuando había visto videos y había estado en presentaciones de HOT la cosa no parecía muy complicada, esos tipos debían tener una vida tranquila, llena de comodidades y muchas emociones, nada que él no pudiera hacer.

Rápidamente encontró al manager Kim y le entregó las cosas que eran responsabilidad de LeeTeuk y regresó al salón. Al entrar encontró al líder tumbado en el suelo muerto de la risa, se tenía el estómago como si fuera a partirse por la mitad y el gracioso sonido que resultó ser su risa lo obligó a sonreír. Luego se enteró de que el chico Chino había intentado decir algo, pero había terminado diciendo algo completamente diferente, HeeChul le daba palmaditas en el hombro a Hangeng quien ahora tenía hasta las orejas rojas gracias a la vergüenza.

- Dios, ¡que haríamos sin ti! - Exclamó HeeChul con una sonrisa de oreja a oreja, Hangeng sonrió aliviado. KangIn se sintió fuera de lugar, aquellos chicos parecían conocerse desde mucho más tiempo, por lo menos el Chino, el cara-de-fastidio y el líder, los demás parecían más alejados, en especial el más pequeño de todos, que parecía tener un témpano de hielo incrustado entre el entrecejo. Kibum era su nombre y parecía no muy a gusto de estar en ese lugar. KangIn suspiró y decidió que era mejor tomarse las cosas con calma si quería llevársela bien con todos.

- ¿Y bien? ¿Cómo llegaron todos hasta aquí? - Preguntó KangIn mientras se quitaba los zapatos y se quedaba descalzo como los demás, EunHyuk ya había encendido una grabadora donde sonaba alguna movida canción de Shinhwa.

- Yo fui seleccionado en una audición de canto hace unos meses - Explicó Yesung muy serio, al parecer le costaba entrar en confianza - Vengo de un pueblo y fue un poco difícil… pero aquí estoy -

- Yo soy actor - Dijo entonces Kibum - Vengo de America, quiero convertirme en un gran actor - Explicó el menor sin alejar su mirada del teléfono celular que ahora tenía en sus manos.

- Yo también soy actor - Comentó HeeChul - Como Kibumie, nos conocemos hace un buen rato, también con DongHae ¿verdad DongSaeng?- DongHae asintió con energía y le dio un golpecito a EunHyuk a su lado.

- HyukHae y yo somos bailarines… o bueno, eso queremos ser - Exclamó con emoción.

- Amo bailar - Agregó EunHyuk con pasión - Ya hemos estado preparando unas coreografías con Hangeng - El Chino al escuchar su nombre asintió no muy seguro de haber entendido a cabalidad.

- ¡Yo también quiero ser actor! - Exclamó SungMin haciendo un puchero que en otra ocasión hubiera resultado adorable, de no ser porque todos en el lugar eran hombres lo que resultaba relativamente incómodo. - Estoy aquí para aprender actuación, pero también me gusta cantar -

- Yo… yo quiero ser comediante y presentador - Explicó ShinDong con una sonrisa y KangIn reparó en que su cara ciertamente resultaba graciosa de sólo mirarla.

- Yo soy Chino y cantante - Comenzó a decir Hangeng con dificultad, KangIn se armó de paciencia - Estoy en una audición en China -

- Estuve… - Le corrigió LeeTeuk aún sentado en el suelo.

- Estuve en una audición en China - Se apresuró a decir Hangeng - Tengo problemas con el idioma, conjugación de verbos es difícil… - Agregó con una sonrisa nerviosa - Estudio Coreano todo el día y soy bailarín - Explicó Hangeng.

- Baila un montón de cosas tradicionales Chinas - Agregó HeeChul.

- ¿En serio? - Preguntó KangIn, al parecer el chico Chino tenía un As bajo la manga.

- Si, yo estoy en la academia de danza y arte de Beijin - Explicó Hangeng

- Estuve… - volvió a corregirlo LeeTeuk.

- Estuve en la academia de danza tradicional - Hangeng se ponía cada vez más rojo. HeeChul le dio más golpecitos en la espalda pero no se sabia si para alentarlo o para demostrar que se apenaba de él.

- ¿Y tú YoungWon-shii? - Preguntó EunHyuk, KangIn infló el pecho con orgullo cuando por fin tuvo la oportunidad de hablar.

- Yo soy el capitán del equipo de Fútbol de la academia Hang y alumno destacado del equipo de Taekwondo - Los presentes no mostraron ningún interés en aquella revelación, KangIn se apresuró en continuar - El mismísimo manager Kim me contactó, fue quien me buscó -

- ¿No estuviste en una audición? - Preguntó ShinDong sorprendido - ¿Te contrataron así no más?- KangIn asintió

- Hice una audición, pero después cuando el manager me invitó, puedo cantar y también me va bien la actuación - Explicó con autosuficiencia. Él líder finalmente se levantó del suelo, estiró los brazos con pereza y se dirigió a él.

- ¿Entonces cual es tu sueño? - Le preguntó LeeTeuk, KangIn lo miró un poco contrariado, no se había detenido a pensar mucho sobre eso hasta el momento.

- Pues… Lo mismo que todos supongo - Respondió desconcertado - Convertirme en famoso y tener muchas fans - LeeTeuk rió bajito y luego le dio un par de palmaditas en la espalda, KangIn no supo como tomar ese gesto.

- Ya aprenderás - Comentó LeeTeuk con una sonrisita - A que no todo lo que brilla es oro - Finalizó y luego caminando hasta el centro del salón se llevó las manos a la cintura y aclarando mejor la voz dijo - Ya que nos hemos presentado, podemos comenzar con la práctica, el manager Kim quiere ver una evolución en nuestras debilidades al final de la semana y eso será lo que le mostraremos, SungMin, ¿organizaste el cronograma? -

SungMin asintió enérgicamente y sacó una cartulina del maletín y se la pasó a LeeTeuk quien la desdobló y se la enseñó a todos, la cartulina mostraba un enorme cuadro, cuidadosamente adornado (con colores y objetos innecesarios) en donde se mostraba muy claramente los horarios y las actividades previstas para cada día de la semana. LeeTeuk señaló el lunes que estaba en color azul claro.

- Hoy comenzaremos con la danza, ¿Está lista esa coreografía DongHae? - Preguntó el líder.

- Casi lista, sólo hay que pulir algunas asperezas… -

- Puliremos esas asperezas hoy - Decidió el mayor y pegó la cartulina en la pared que no tenía espejo - bien, vamos a comenzar -

KangIn se quedó absorto aún con las palabras del líder en su cabeza ¿Lo estaba humillando?, se quedó casi con la boca abierta contemplando la forma en que LeeTeuk había tomado el mando de la situación en cuestión de segundos, ¿Cómo ese chico delgado y pálido podía dirigir a un grupo sin resultar ligeramente amenazante? ¿Cómo podía usar sólo su sonrisa como arma?. Y mientras KangIn reflexionaba en torno a ello, los demás se pusieron inmediatamente a trabajar sin chistar ni oponerse, era como si LeeTeuk los hipnotizara a todos con su forma de hablar y mover las manos con suavidad y delicadeza.

Un incómodo sentimiento muy parecido a los celos, comenzó a brotar en el pecho de KangIn cada que LeeTeuk resolvía con solemnidad algún inconveniente inesperado, un extraño deseo de ser mejor que el líder comenzó a carcomérsele las entrañas lentamente, un sentimiento que tarde o temprano se convertiría en su peor pesadilla y el causante de todas las desgracias que estarían por ocurrir.


Continuará

Notas finales: Nota de Helsic:
;A;!! *esquiva tomatazos* si lo se… KangIn salió… odioso xD lol y el fic aún es amorfo… y nada de sexo cofcofcomolesgustapervertidascofcof pero tengan paciencia, aún no desarrollo el guión xD. Bueno ahora pasemos a las aclaraciones; el fanfic no será pre-debut completamente, pero la cosa comenzó por ahí xD este capítulo está ambientado en el 2002 cuando recién KangIn entró en la empresa, en una entrevista él dijo que un funcionario de SM lo había contactado la primera vez, aunque no fue precisamente como yo lo describí, para esta fecha ni Ryeowook ni Siwon estaban aún en SM por eso no aparecen aún en el fanfic. Para no hacerme un lío, uso los nombres actuales de los Sujus para la narración, pero en los diálogos si tendré que usar los nombres verdaderos para que sea coherente xD

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).