Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El ángel y el Demonio por Helsic

[Reviews - 127]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas de la autora: Aquí vamos por el segundo xD me divierte KangIn lol.
Bueno por si las moscas y alguien no conoce los términos:
Dongsaeng: hermano menor / joven menor
Hyung: Hermano mayor (sólo usado por chicos)
Oppa: Hermano mayor (solo usado por chicas)
Le hacen click en donde dice 'spoiler' cuando lleguen a esa parte para ver la imagen :D


El ángel y el Demonio
~ Capitulo 2 ~
El líder torpe y encantador


KangIn era el típico chico fuerte y tenía una vida ‘perfecta’ por diversos aspectos ya mencionados y desde un mes atrás había comenzado a entrenar para convertirse en un ídolo musical, se levantaba temprano todos los días y asistía a sus clases de último año de preparatoria, a la vez atendía actividades en las tardes, actividades llevadas a cabo en el edificio de estudiantes de SM. Nada que el talentoso KangIn no pudiera sobrellevar, lo veía como una especie de tarea extra-clase y aunque llegaba muy cansado en la noche a su casa, el esfuerzo valía la pena. Siempre podía liberar el estrés en las sesiones de entrenamiento de Taekwondo, justo como ese día en la mañana. Había tenido un espacio entre clases y se había ido directamente al salón de Taekwondo donde se había vestido con el uniforme impecablemente blanco y había comenzado a patear el bulto negro colgado del techo, con brío. Al cabo de unos extenuantes e intensos veinte minutos, un Dongsaeng de cabello corto y gafas de marco café entró corriendo en el salón interrumpiendo su concentración.

- ¡YoungWoon Hyung! Disculpe - Dijo el joven y KangIn se giró luego de dar una última patada, se secó el sudor de la frente mientras el chico lo miraba entre emocionado y nervioso - ¡Lo busca una persona! ¡Es un Hyung de SM! -

- ¿Quién? - Preguntó KangIn y comenzó a inflar el pecho con orgullo - Ohh seguro debe ser algo bien importante ¿Dónde está? -

- Está esperando en la cafetería - Explicó y luego volvió a salir corriendo. KangIn lo miró alejarse, con una sonrisa pintada en sus labios ¿Lo estaban buscando personalmente en la escuela? Aquello si que era una novedad, porque podrían haberlo llamado por teléfono, pero al parecer se había convertido en alguien importante en SM también y merecía una llamada personal. Con estas alucinantes ideas en la cabeza, KangIn no se tomó la molestia de cambiarse el uniforme de Taekwondo, sólo se calzó unas sandalias y salió del salón. Atravesó varios pasillos desolados (extrañamente desolados para ese horario en particular) y luego de cinco minutos entró en la cafetería, muchos alumnos estaban reunidos allí en torno a una persona que de espaldas a KangIn les estaba hablando con soltura, sentado en una de las sillas de plástico del lugar.

KangIn inmediatamente reconoció esa suave voz y por supuesto esa particular forma de tratar a la gente.

- ¿Y has visto a KangTa? - Exclamó una chica emocionada con los ojos brillantes. LeeTeuk le sonrió y con calma respondió (como si aquello le ocurriera todos los días)

- No, la verdad es que hace mucho tiempo que no lo veo… quizás hace más de seis meses, ahora esta muy concentrado en un proyecto, que por obvias razones no puedo revelar, ¿me comprendes verdad? - La chica suspiró - Pero está fuera de la ciudad -

- ¿Seis meses fuera de la ciudad? - Dijo otra chica confundida - Pero… pero Youngwoon oppa nos dijo que… -

Todos los allí presentes se giraron y repararon en que KangIn estaba a pocos metros de ellos, unos segundos de tensión llenaron el aire y LeeTeuk quien tardó un poco más en darse cuenta de que todos miraban hacía atrás, se giró y lo descubrió también.

- ¡Ah YoungWoon-Shii! - Exclamó con naturalidad - Estaba buscándote - Agregó. Entonces KangIn quien aún sentía la mirada de todos los presentes como mosquitos que le picaban incesantemente la cara, notó que su novia estaba sentada en el borde de la mesa, tenía esa misma sonrisa coqueta que KangIn conocía tan bien, incluso su falda parecía más corta puesto que el lunar de su pierna derecha se podía ver, el menor frunció el ceño ante la posibilidad de que su novia estuviera coqueteando con LeeTeuk.

- ¡Si, aquí estoy! - Gruñó y algunos chicos se giraron asustados, conocían bastante bien esa voz molesta en su superior. - ¿Qué es lo que quieres? -

LeeTeuk se levantó de la silla sin dejar de sonreír a las chicas que ya suspiraban como si hubieran visto a un ídolo, el mayor le extendió a KangIn una larga lista escrita a mano sobre una hoja de papel, KangIn se la arrebató y descubrió que se trataba de una lista de compras.

- ¿Qué es esto? ¿La lista de compras de tu abuela? - Preguntó con burla, los demás alumnos intimidados por la voz de KangIn miraban curiosos hacía el chico nuevo, esperaban con atención su respuesta, ¡Se estaban enfrentando al capitán de Taekwondo al mismísimo KangIn. Una pisada en falso y podría acabar con un par de dientes rotos.

- No, Tu lista de compras, pero si quieres puedes llamar a tu abuela para que te acompañe - Hizo una pausa y el efecto de sus palabras se expandió como una bomba atómica arrancando pequeños susurros y exclamaciones de los alumnos - Mira, que no falte nada y llévalo hoy en la tarde, al manager Kim no le gusta las cosas a medias así que asegúrate de que esté todo - El líder le extendió la hoja y KangIn la tomó confundido aquello definitivamente no se lo esperaba, sobre todo por la limpia sonrisa que LeeTeuk tenía en su rostro, no había rastro de ironía o burla en sus palabras, sólo decía lo que tenía que decir.

- ¿Por qué…? - Balbuceó KangIn arrugando el papel en sus manos, LeeTeuk suspiró como si él fuera un niño pequeño.

- Sólo cómpralas, no tengo tiempo para acompañarte, aún tengo que visitar a los demás, por eso subraye en rojo lo que es indispensable y en negro lo que podrías remplazar llegado el caso, pero si tienes alguna duda, tienes mi número - Volvió a sonreír y luego le dio un par de palmaditas en el hombro (un gesto de familiaridad imperdonable) - Nos vemos a las misma hora de siempre, es una reunión importante así que no llegues tarde -

Dicho esto, LeeTeuk se giró, le sonrió a los presentes y les hizo una venia para despedirse, luego cogió su bolsito rojo oscuro (estaba lleno a más no poder y unos papeles se salían por un lado) y salió por la puerta principal del restaurante, no sin antes coger uno de los biscochos del mostrador. KangIn se quedó estático en medio del estallido de murmullos y comentarios de los alumnos una vez el mayor abandonó el lugar.

- ¿Viste eso? - Dijo un alumno de unos 13 años de los grados inferiores - ¡Wow ese si es un verdadero Hyung! - El otro joven a su lado asintió aún sorprendido.

- ¿Quién es Park JungSu? - Dijo esta vez una chica con las mejillas sonrojadas - También es de SM ¿verdad? - Agregó con un suspiro.

- YoungWoon Oppa ¿podrías conseguirme su teléfono? - Exclamó otra chica con una mirada llena de ilusión.

- ¿Es tu superior verdad? Valla, si que sabe mantener el control - Opinó nada más y nada menos que su propia novia.

Entonces aquello fue más de lo que KangIn podía soportar, suficiente tenía con la humillación como para que todos comenzaran a hablar y a comentar acerca del deslumbrante Park JungSu. Menuda tontería.

- ¡No es mi superior! - Gritó KangIn por encima del bullicio - Es sólo un compañero - Se apresuró a aclarar y salió del sitio dando traspiés.


***

En la tarde aún con el sinsabor del encuentro con LeeTeuk en la escuela, había ido al supermercado más cercano a su casa para comprar las dichosas cosas, No pudo evitar sonreír al descubrir las pequeñas notitas escritas por todo el papel con recomendaciones. Un papel que por demás estaba completamente desorganizado, con notas y tachones por todos lados, lo estiró y trató de descifrar algunas de las cosas pues el mayor parecía haberlo escrito a toda velocidad. KangIn comenzó a leer la lista ¿Una cobija de dos metros por un metro con cincuenta centímetros? ¿Ropa para todas las estaciones? ¿Objetos de aseo personal?. Miró extrañado la lista, parecía una lista de mudanza o de un viaje muy largo a otra ciudad, se rascó la cabeza confundido y se sintió tentado a llamarlo (el número estaba en la parte superior) pero su orgullo le impidió hacerlo.

 

VER:

http://i20.photobucket.com/albums/b247/Helsic/ilustracion/carta.jpg

 Con el ceño fruncido, compró las cosas que podía comprar y luego volvió a su casa para recoger las otras que ya tenía (cómo la cobija y el portátil) y finalmente estuvo a tiempo en el salón donde el mayor le había dicho que estuviera.

Al llegar, sólo se encontró con SungMin, DongHae y EunHyuk. Pero al cabo de unos minutos fueron llegando los demás, por último llegó LeeTeuk (Lo que no era una novedad, KangIn ya había notado que el líder siempre llegaba unos minutos tarde) quien venía acompañado de Hangeng y traían grandes bolsas en las manos. Dejaron las bolsas en el suelo y el Chino se apresuró a hacerle venias al mayor para agradecerle.

- Hyong, gracias por ayudarme con las compras - Dijo Hangeng contento y sonriente.

- No podía arriesgarme a que en vez de la cobija trajeras un kilo de pescado o algo así - Respondió LeeTeuk llevándose las manos a la cintura con la satisfacción de cuando uno hace una cosas bien hecha. Hangeng no se ofendió con el comentario del líder sobre el pescado, quizás porque era consciente que su nivel de Coreano aún no era lo suficientemente bueno como para interpretar la lista correctamente o quizás porque no entendió lo que el líder dijo.

- ¿Tienen todo? - Preguntó LeeTeuk, todos asintieron, sólo Yesung pareció incómodo y asintió tímidamente. - ¿Dime Yesung? -
- Yo no traje todo… - Murmuró apenado. LeeTeuk se acercó a él y observó las bolsas y el maletín con sus cosas. - No tengo computador… - Agregó, el líder sonrió y le puso una mano en el hombro, con la misma familiaridad con que lo había hecho con KangIn.

- No te preocupes yo tampoco tengo - Le dijo LeeTeuk - Pero seguramente los que tengan nos lo prestarán encantados - Finalizó, KangIn escondió celosamente tras su cuerpo la maleta donde estaba su computador.

- ¿Y Para que es todo esto? - Preguntó KangIn, esperando una aclaración de una vez por todas. LeeTeuk se paró frente a todos y tropezó con una de las bolsas de HeeChul pero logró mantener el equilibrio.

- Bueno, el manager Kim quería decírnoslo personalmente, pero me ha llamado y tuvo un inconveniente inesperado - Se detuvo unos segundos para observar a sus DongSaengs.

- Deja ya el melodrama y dilo de una buena vez - Farfulló HeeChul con las manos en la cintura. DongHae le dio un codazo a HeeChul para que se callara, LeeTeuk ignoró olímpicamente aquello y continuó.

- ¡A partir de mañana viviéremos juntos en dos apartamentos! - Exclamó con júbilo y la mayoría de los rostros se desencajaron con la sorpresa.

Ningún entrenamiento de Taekwondo ni las largas jornadas con el equipo de fútbol, lo prepararon para lo que vendría a continuación, él nunca había vivido con nadie, es decir, sólo su familia, tampoco había tenido a un amigo cercano como para compartir cosas personales y ahora de repente tendría que convivir con 10 personas diferentes, todo de la noche a la mañana ¡Sin ni siquiera preguntarle si quería o no!. Observó entre estupefacto y desilusionado a sus demás compañeros, HeeChul había comenzado a discutir con DongHae y Kibum, quienes querían estar en el mismo apartamento con él.

- Yo no iré a ningún lado sin mi JayKim - Exclamó HeeChul negando con el dedo índice de su mano derecha - Y al que no le guste, pues se lo tendrá que aguantar, soy el Hyung y mandaré en el apartamento en el que estaré -

- Entonces yo estaré en el otro apartamento - Dijo LeeTeuk con energía como si las palabras de HeeChul no lo afectaran en lo absoluto. - Si me quedo en tu apartamento estaría bajo tu mando y… soy mayor que tu - Explicó el líder.

- ¡Sólo 6 días…! - Se quejó HeeChul he hizo un ademán delicado de fastidio - Pero esta bien, vete al otro apartamento y manda ahí - Agregó.

- Yo querer con JungSu Hyong - Exclamó rápidamente Hangeng atropellando nuevamente la conjugación de verbos. SungMin ahogó una risita.

- ¡De eso nada! - Chilló HeeChul y haló a Hangeng del brazo - Tu vienes conmigo Chino boxeador -

DongHae hizo un puchero y zapateó el piso como un niño pequeño, él quería con HeeChul Hyung y nada lo haría cambiar de opinión. Casi nada porque al cabo de cinco minutos estaba feliz de la vida planeando como decoraría la habitación que compartiría con EunHyuk.

KangIn observó con ojo crítico las dos posibilidades, si iba con el grupo de HeeChul estaría bajo el mando de HeeChul y él no había estado bajo el mando de nadie en toda su vida, mucho menos de alguien dos años mayor que él. Entonces miró a LeeTeuk y la visión no pudo ser más desalentadora, el líder estaba intentando abrir una de las bolsas y a pesar de que mordía el nudo no conseguía soltarlo, entonces le pegó una patada y la bolsa rodó hasta la puerta. Suspiró abatido deseando que el destino de deparara algo bueno sin importar en donde finalmente quedara.

Y finalmente terminó desempacando sus cosas en el apartamento grande al día siguiente, en el mismo apartamento en donde estaría su encantador líder quien probablemente los obligaría a levantarse temprano y estaría todo el día mandándolos a hacer cosas por él. Su idea no se alejó mucho de la realidad, por que pronto descubriría lo encantador que podría llegar a ser LeeTeuk Hyung, sobre todo cuando estaba enojado y las cosas no le salían como él quería.


Continuara

Notas finales:

Notas de Helsic: Ame escribir el capítulo xDDD LOL pobre KangIn en la escuela! Haha :D LOL LeeTeuk pateando la bolsa xD y HeeChul en su salsa caprichosa, DongHae es un mimoso~ y no me lo he inventado yo!. HeeChul dijo que vivió un tiempo con DongHae ^^
Imaginense a LeeTeuk y a KangIn así:

 

 
user posted image user posted image


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).