Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Necesitamos tu apoyo para mantener abierta Amor Yaoi. Los costos se han vuelto insostenibles, y tu apoyo puede hacer que la web siga online. Colabora ahora y ayuda a Amor Yaoi

Blasfemia por Riona_Sagita

[Reviews - 16]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

E sun regalo para mi esposa, espero te guste linda y recuerda lo importante no es que edad tengas sino como envejesca n_n

Notas del capitulo: Es un regalo para mi esposa, espero te guste linda y recuerda lo importante no es que edad tengas sino como envejesca n_n El one-shot contiene malterial de manga y puede ser considerado spoler. La cancion que utilice es Blasphemic de Cinema Bizarre http://www.youtube.com/watch?v=7ofdx91CGS4
Blasfemia


Por qu siempre que alguien muere el cielo es gris y llueve?, tal vez sea por la tristeza que nos invade o porque siempre que alguien muere los colores de nuestra vida se van… Quien sabe?, solo se que ahora odio el mrmol, el blanco, puro y fro mrmol que dice tu nombre, la odio como no tienes idea, pero por mas que la odio y me duela verla, odio esta satisfaccin que tengo al dejarte un ramo de lirios blancos junto con todas las rosas que l dejo para ti.

Dios ha muerto

Al ver tu lapida rodeada de un mar de rosas rojas, dejando mis lirios blancos en medio de tanto color rojo me invade los celos y rabia de que el haga algo como esto, cuando no hay mayor culpable de tu muerte que l.

-Cunto tiempo mas vas estar as?- su voz, como siempre neutra y sin trasto de dolor o de sentimiento alguno, pero tanto tu como yo sabemos que no es verdad, que en la oscuridad de esa noche pudimos or su voz llena de sentimientos.

Cuando en vez de eso alguien mas llena tu Corazn

-Cmo puedes venir a su entierro cuando fuiste tu mismo quien la asesinaste con tus palabras?- te mire fijamente mientras te hablaba, tenia que encararte quisiera o no

-T eres tan culpable como yo Zero, sabia que algo as poda pasar y aun as seguiste, ambos somos culpables de su muerte- sus ojos se pusieron de un rojo tan vivos, hipnotizndome como cada vez que lo haces, no sabes Cuanto odio eso de ti?

Tu alma est en llamas

-Te odio Kuran, por tu culpa ella muri cuando jams debi suceder

-Ahora soy Kuran, anoche era Kaname- me tomaste de la ropa acercndome a ti, pero antes de besarme te detuviste ya que imagino que sentirte el can de mi Blood Rose

-No me toques – te dije en un susurro lleno con rabia, rabia por lo que haba sucedido, rabia por no tener la persona que mas haba, no que habamos querido y rabia por tu maldita cercana que me haca sentir sediento.

Todas sus necesidades

Tomaste la Blood Rose, y la pusiste frente tu rostro, era claro tus intenciones. Queras retarme a que hiciera lo que mas haba deseado durante mas de 5 aos, matarte por ser lo que mas odio en esta vida, matarte por lo que me hicieron cuando era un nio, matarte por lo de Yuki y por lo que me estas haciendo con tu cercana, haciendo que me pierda en el aroma de tu piel.

Cmo las pueden llamar la blasfemia?

-No puedes o no quieres – susurras con cinismo antes de apartar mi arma con tu mano, bajndola para poder besarme.

El beso era posesivo a lo cual yo me rehusaba, pero a cada segundo senta como ganabas, ganas el control sobre mi cuerpo y sobre mi ser… Jams me cansare de decirlo te odio… pero con cada contacto que tenemos empiezo a creer no es odio sino algo mas; me niego a creer algo as, yo te odio por ser un maldito vampiro por jugar con Yuki y por jugar conmigo hacindome tu ttere.

El amor es natural

-Te vi rezar por la salvacin – mantuve mis ojos cerrados, mientras con tu hipnotizante voz me hacia dcil, lo mas seguro es que estuviera usando su poder sobre mi- pero nada te salvara de mi Zero y lo sabes- rozaste tus colmillos contra mi piel, haciendo que me estremeciera y que inconscientemente pidiera por mas, porque mordieras mi piel y bebieras de mi, con las ganas o mas de que yo tenia de morderte y beber de ti.

Te ve orando por salvacin

-Sabes a donde ir- me susurraste antes de alejarte de mi y de la tumba, dejndome solo a m con mis lirios, con montones de rosas rojas que habas dejado para Yuki y a la lapida de la que fue tu hermana, mi primer amor, mi nica y mejor amiga.

Para que el corazn entienda

Ya haba pasado 3 das desde el entierro. No haba salido de mi habitacin, pero la sed me estaba llamando cada vez ms y ms fuerte a tal punto que sino no probaba una gota de sangre, las pastillas ya no me bastaban y la necesidad era cada vez ms fuerte.

En ese momento record tus palabras “Sabes a donde ir”, claro que lo sabia, quieres que vaya al lugar donde empez todo para nosotros tres, el lugar donde estbamos antes de que ella se fuera, el lugar mas doloroso para mi.

Que eres t

Las ganas de huir me invadieron al estar frente a frente, pero por mas que mi conciencia gritara que me fuera que huyera de este lugar, de estas cuatros paredes, mi cuerpo no responda a mis deseos y se que l no ha hecho o dado alguna orden para que fuera esa estatua que ahora soy ante ti.

Mi nueva religin eres t

-Esperaba por ti- fueron tus nicas palabras antes de ofrecerme tu mano, un llamado sin palabras para que me acercara ti.

-… Qu quieres de m?

-Lo mismo de hace 4 cuatro noches, se que lo quieres, porque mi sed no se calma por mas sangre fresca que tome – me tense al or esas palabras – y eso tambin te pasa, por mucho que intentes negarlo Zero

Dicen que este amor es blasfemia

-Mientes –mi parte humana intentaba negar lo que t me dices, dejan en claro que mi conciencia humana predominaba sobre mi lado inmortal y de mi nefita vida como vampiro

Es una blasfemia
Es una blasfemia

-No intentes negarlo Zero- abandonaste tu comodidad en el sof, para invadir mis sentidos con tu cercana, atontando cada parte de mi cuerpo que cada vez estaba mas deseosa de tu sangre y de tu cuerpo- cuando ahora mas que nunca deseas mi sangre- negu con la cabeza y cerrando mis ojos fuertemente, ya que su aroma seductor me era una tentacin imposible de pasar.

Pero mi nueva religin eres t

No intente detenerle, como tampoco salte a su cuello como un animal hambriento; solo me deje guiar por mis sentidos, los que me dejaban caminar por este camino lleno de deseo, pasin y libido por el vampiro que ahora me tenia entre sus brazos.

La fe es un crimen

Rosaste tu nariz por un costado de mi rostro, delineando mi frente, mi mejilla hasta llegar a mi cuello, mientras tus manos bajaban muy suavemente por cuerpo. Solo poda suspirar y disfrutar del momento; entre mas, tus manos y tu aliento jugaban con mi piel, mas deseaba que mi cordura se fuera, no deseaba pensar en ser consiente en lo que estbamos haciendo.

Cuando todo tu amor es totalmente ciego

Cuando sus labios empezaron a besar mi piel, marcndola como tuya, en ese momento algo de lucidez regreso a mi y fue cuando me di cuenta que estaba en la misma habitacin, la misma que habamos empezado este juego de atraccin en el que el odio mezclado con la necesidad de tenernos as mutuamente.

-Ah – fue el leve gemido que mis labios soltaron cuando clavaste tus colmillos en mi piel.

Pero en medio de todo este mar de sensacin tan placentero en las que poco a poco me iba perdiendo, no puede evitar recordarla.

Tu espritu esta sangrando incompleto

-Flash Black-

Culpa por siempre a la realidad

Estaba sentado en tus piernas, dejado mis piernas a tus costados. Estaba bebiendo de ti, a la vez que t bebas de m. Compartiendo as un acto ntimo para nuestra especie. Mis manos acariciaban tus cabellos y nuca, mientras las tuyas memorizaban cada centmetro de mi piel que habas dejado al descubierto.

Al terminar de beber de mi, lamiste mi herida, para luego recorrer mi tatoo de forma tan tentadora y provocativa que me hizo hundir aun mas mis colmillos en tu piel para no gemir.

Nuestras caricias nos hacan borrar la realidad en la que estbamos, borrando todo lo que nos relacionaba, entro ello a Yuki. Ni t ni yo nos habamos percatado de que ella era la espectadora de nuestras caricias y besos, de nuestros susurros mezclados con nuestros gemidos de placer.

El amor es natural

No fue hasta que sentimos el poder de Yuki explotar por la ira que senta al vernos que nos percatamos de su presencia, o por lo menos yo lo hice.

Todo mi libido haba desaparecido al girar mi rostro y verte llorar por la rabia o de dolor, no sabia cual de la dos era. Muy lentamente te acercaste a nosotros, pero te detuviste al tocar con tu pie a mi Blood Rose.

-Por qu?- fue lo nico que nos preguntaste, pero por ms que intentaba articular una silaba o letra no poda. Todo mi cuerpo era solo una estatua de hielo y mi conciencia no sabia que decirte por verme en los brazos del hombre que dices amar – respndeme – pediste con un hilo de voz.

-No necesitas que te explique lo que estamos haciendo Yuki – te mire sorprendido por el tono serio y glido en que le habas hablado a Yuki, tu mas preciada persona.

-RESPONDEME! – intente volver a hablar pero las palabras no podan o no queran salir de mi boca- Yo te amo! Por qu me haces esto?!

Te vi rompiendo con las tradiciones

-Para quienes son esas palabras Yuki?!- respondiste aun mas serio y fro que la vez anterior

-De que hablas?!

-Dices amarme, pero tu lado humano ama a Zero o Me Equivoco?- ahora eres tu la que te quedaste sin palabras – A Quin de los amas realmente Yuki?

-Por qu los dos me estn traicionando?

-T y yo no somos ms que presas y cazador Yuki- fueron las nicas palabras que salieron de mi boca, fras, insensible e hirientes, las que menos quera decir, pero eran las nicas que haba logrado articular por la ms dura y pura verdad.

En esta olvidada tierra de dios

-Mientras!... Juramos que nos perseguiramos hasta el final de los das

-Eso lo juro tu parte humana, no a la vampiresa que esta enfrente de mi – me levante lentamente del regazo de Kaname para encararte de frente; ahora que por fin mis labios podan hablar no quera parar – tu eres la nica que nos debera elegir a Quin amar?

-Por eso me traicionaron los dos? Para burlarse de m?

Eso eres t

-Lo que hicimos fue porque ambos lo quisimos as, en ningn momento estuviste presente en nuestra mente mi pequea Yuki- ambos se miraron fijamente como si estuvieran hablando dejndome a mi el papel del observador.

-Ya entiendo… ninguno de los me ama.

-… - no pude decir nada a esas palabras ya que solo quedaba en mi un gran cario y resentimiento hacia ti, cario por lo representaste en mi vida y resentimiento por abandonarme. Todo lo que alguna ves fue, solo eran ahora recuerdos de un paso y mi nico presente era el de desear otra vez entre las caricias del vampiro que estaba a escasos dos metros de mi.

Mi nueva religin eres t

-Si tanto te duele aceptar la realidad, entonces debera irte y olvidarla, desaparecer de ella- le dijiste levantandote de tu lugar.

Dicen que este amor es blasfemia

Te acercaste a m tan rpidamente que no pude evitar ese beso tan posesivo y demandante, sin dejar de mirar a Yuki. Tu beso era tan violento y controlador que no me dejaste despegarme de ti y ver lo que Yuki estaba haciendo.

-Eso har… espero que nunca mas se vuelva a tocar, LOS ODIO!- esas fueron tus ultimas palabras, llenas de odio y rabia.

Despus de eso solo el fuerte y estruendoso ruido de un disparo se oy en la habitacin. Cuando logre liberarme del beso de Kaname, lo nico que vi fueron tus ropas entre cenizas y la rosa de resina entre ella.

Es una blasfemia


-End Flash Black-

Abr mis ojos para fijarme en el techo de la habitacin, mientras lagrimas salieron de mis ojos pero de mi boca solo salan suspiro de placer. Me haba perdido tanto en el recuerdo de ese da que no me haba percatado de que ambos estbamos en la misma cama en la que Yuki nos encontr.

-No – te dije – no puedo- con mis manos de tuve tu boca y tu rostro.

Tomaste mis muecas y las subiste a ambos lados de mi rostro apoyndolas sobre las almohadas, acercaste tu rostro al mo y me miraste fijamente con tus pupilas que al igual que las mas estaban rojas, clara seal de que nos necesitbamos.

Es una blasfemia

-Djala en el pasado, en este momento solo somos tu y yo, como hace 5 noches – bajaste de mi cuello dejando una cadena de cortos besos- Eres mo Zero y tu cuerpo lo sabe… mi sangre te llama, deseas beberla- subiste hasta mi rostro otras ves, solo para cortar tu lengua con uno de tus colmillos y as dejar que algunas gotas de sangre mojaran mi rostro, haciendo que mis sentidos estuvieran a flor de piel- Solo olvdala – susurraste antes de besarme.

Pero mi nueva religin eres t

No se como, pero el recuerdo de Yuki no invadi mas mi mente, solo deseaba mas de ti, de tus manos de tus caricias y de tus besos en mi piel.

Tus manos recorran todo mi cuerpo desnudndome, tu boca no solo besaba mis labios y mi piel, sino que tambin jugaban con mis pezones torturndolos a tal punto de ponerlos duros, rojos y hmedos, no solo por tu saliva sino que tambin habas rozado tus colmillos mi piel haciendo pequeos cortes que se cerraban y reabran cundo volvas a rozar tus colmillos.

Eso eres t

Seguiste jugando con mi cuerpo, acariciando mi sexo, estimulndome cada vez ms y ms a tal punto que solo poda gemir y arquearme de placer. Pero al sentir tu lengua rozar con mi muslo, en la parte mas cercana a mi sexo me hizo temblar levemente de placer, ya que esa lamida era la misma que haces antes de morderme.

Blasfemia

-ahhhhhh- agarre con fuerza las sabanas antes de cerrar mis ojos con fuerza y arquearme de placer y dolor, al sentir tus dos colmillos en mi muslo- ahh… Ka-na...me ah- el xtasis de la pasin inundaba cada vez mi cuerpo.

Mi cuerpo empez moverse buscando ms placer, todo mi ser peda a gritos ms. En un arrebato de placer aleje tu rostro a la vez que cortaba mi lengua con uno de mis colmillos llenando mi boca de sangre para besarte. Te besaba con necesidad, desespero y pasin, mientras te daba de mi sangre en el mayor apto de sumisin de un vampiro a otro, ya que cuando un vampiro le daba de su sangre a otro en medio de un beso este dejaba en claro que le perteneca; no se si me arrepentir de esto, pero es lo que siento en lo profundo de mi ser.

Dios esta muerto

- ah ah ah- corte el beso dejando a ambos jadeantes y necesitados de aire.

En este momento mis ojos estaban nublados por el placer, dejando solo mi sentido del tacto como mi nico gua. Cerr mis ojos al sentir tus manos que me atrajeron aun ms a tu cuerpo, las mismas manos que me sujetaron fuertemente antes de subir mi cintura para luego muy lentamente empezar a invadir mi cuerpo.

Blasfemia

Me agarre tan fuerte de tu cuerpo, haciendo que mis uas rasgaran tu piel, dejando que tu sangre manchara tu piel en las sabanas de seda, pero eso no pareci importarte ya que callaste mis jadeos con tus labios, besndome de la misma forma en la que yo te haba besado hasta hace unos momentos. El beber de tu sangre fue algo que me sorprendi y aun que culpara despus a mi sed, no negare que me hizo feliz, tanto que estoy seguro cuando sentiste cuando sonrer en medio del beso.

Eso eres t

Empezaste a mover mis caderas marcando un ritmo algo pausado mientras duraba nuestro beso, pero cuando lo romp satisfecho de tu sangre, cambiaste el ritmo de mis caderas, empezando un vaivn rpido, rudo y hasta algo violento que a ti ni a mi nos disgustaba, prueba de ello eran los fuertes y sonoros gemidos que salan de mis labios y de los tuyos, gemidos de placer. Duramos largos y placenteros minutos o tal vez horas besndonos y gimiendo de placer, pero al sentir que llegara al final me abrase a ti al a vez que gema tu nombre

-Kaname! - No paso mucho para que t tambin acabaras en mi interior


Mi nueva religin eres t

Me acostaste en la cama para llenarme de besos en todo mi rostro, me agrado sentir esta parte humana de ti, tan humana, que de verdad me hacia sentir amado por ti; pero se que no todo puede ser felicidad y color rosa entre nosotros dos.

La realidad regreso a mi golpeando fuertemente como si de una cachetada fuera. Haba vuelto ser tuyo y en este punto debo decir que ya no me importa que tomaras mi cuerpo cada noche, pero la realidad es que tu eres uno de los vampiros sangre pura mas temidos por la Sociedad de Cazadores de Vampiros, sociedad a la que yo perteneca como su perro y futuro presidente. Y aunque fuera un vampiro de la ms baja clase para ellos era su mejor cazador y la sociedad vampirica no era ms que una escoria que se haba convertido en un dolor de cabeza.

Dicen que este amor es una blasfemia

-… Esta ser la ultima vez que hagamos esto – fue lo que te dije apartndome de mi para sentarme en el borde de la cama dndote la espalda.

-No intentes culpar a tu instinto porque ms de una vez me has demostrado que no es as

-… No lo digo por eso – me levante de la cama para mirarte – Soy un vampiro que en cualquier momento llegara al grado mas inferior de la cadena, pero tambin soy un cazador, quien se piensa titular como presidente- sonre con irona, al imaginarme lo irnico que seria la situacin

Es blasfemia

El presidente de la Sociedad de Cazadores no era ms que un vampiro que haba logrado beber la sangre de tres sangre puras y acabar con la vida de dos de ellos

-Eso lo se, pero ya no eres cualquier vampiro Zero- Tomaste mi mano para atraerme a ti en la cama, dejando nuestro rostro muy cerca- ahora eres mi pareja, mi ser mas amado y el nico del cual puedo beber para calmar mi sed y no te pienso dejar ir

Es blasfemia

-Vas a encerrarme?

-Si es necesario, si – Tomaste mi cuello con tu mano- pero ya no podrs huir de mi, aun eres un nefito, un nefito que no puede controlar su nueva sed, una amenaza para los tuyos – acercaste tu rostro a mi odo para susurrar - hasta que no puedas controlarte, eres total y plenamente mo Zero – no sabes como odio que tengas la razn.

Pero mi nueva religin

-Te odio- te dije, a lo cual sonreste depuse de volver a susurrarme

-Te are mo todas la veces que sean necesarias, hasta que esos odios se transformen en las verdaderas palabras que no quieres acertar

-y Cules son esas palabras?

-Te amo- Te mire tan sorprendido de que pudieras decirme esas palabras as de fcil que no sabia que decir o que hacer. Solo pude desviar mi vista y ver algunas de nuestras prendas en el piso de madera.

Eso eres t

-Tal vez… - acariciaste mis cabellos y giraste mi rostro para que nuestros ojos se encontraran – si te amo como dices

-Tenemos toda la eternidad para descubrirlo Zero- me besaste mientras tus manos volvan a acariciar mi cuerpo para volver a la pasin de hace unos minutos.

En estas cuatro paredes, testigos de nuestros susurros, caricias marcadas por la pasin, el deseo y el amor que solo demostrbamos con nuestras manos y besos, me percate que fuera de ellas, este amor seria una blasfemia pero ahora eres todo para mi… si todo y mucho.

Eso eres t
Notas finales: Hola, gracias por leer

Lamentablemente estos one-shot me hagotaado, di mi 240% en ellos, n_n ya que es regalo para mi beta, ella quien siempre me apoya y me ayuda cuando tengo blokeo

Por ello, lamento decirle que no hay TRAMPA DE GEMELOS esta semana, sino la proxima n_n, ademas que debo ponerme al dia con el fan sub.

Nos vemos,

P.D: espeo te guste linda n_n

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).