Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

La Manada por Zafira

[Reviews - 130]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes pertenecen a Masami Kurumada

Notas del capitulo: Espero que les guste el fic... por cierto, la pagina me esta causando demasiados problemas para subir los capis nuevos y para los fic nuevos... no es divertido... T-TLobitos

Prólogo

 

Era un acontecimiento que pasaba sólo cada trescientos años, y en él estaban presentes todos los líderes de cada manada, la gran Reina, traería al mundo a un niño de sangre pura, pero sin la habilidad de ser uno con la noche, el pequeño sería completamente humano… cuando los aullidos de las lobas dejaron de sonar, un tenue llanto se dejó oír… el Rey estaba rebosante de alegría, debía ser sin lugar a dudas, una niña…

 

Una de sus hijas, Pandora salió al encuentro de todos los presentes, Ikki su primogénito fue el primero en acercarse a ella, ambos contemplaron el pequeño bulto que traía la joven, el joven lo toma en brazos y se acerca a su padre… La criatura ya no emitía ningún llanto, y no lo hizo cuando fue cargado y exhibido ante todos los presentes…

 

¡Una bella princesa…! – susurró un peli azul de cabellos largos que quedó embelesado ante la encantadora imagen de ese bebé…

 

¡Te engañan tus sentidos, hermano… es un niño…  en palabras correctas, sería… un bello príncipe!

 

---

 

Eran sin lugar a dudas los más fuertes de toda la manada, su padre estaba realmente orgulloso de ellos, sus hijos, cualquiera de ellos, podría ocupar su lugar cuando el se retirara… sin embargo, no podía evitar tener su predilecto, su hijo mayor era la imagen férrea de los de su especie, un hombre, fuerte e imponente, y un lobo, astuto y poderoso, su pelaje negro lo camuflaba en la noche, sus ojos color jade podían hipnotizar a cualquiera que se cruzare con él, de carácter muy serio, jamás actuaba impulsivamente, él seguramente sería quien superase la última prueba, pues a muy temprana edad, había logrado domar a su animal interior y se había hecho uno con él…

 

Su otro hijo, también lo llenaba de satisfacciones, aunque era un tanto impulsivo, poseía en si el encanto propio de la juventud, con la que lograba conseguir absolutamente todo lo que deseaba, como humano, era igual a su hermano, fuerte e imponente, aunque su mirada era mas cálida… como lobo, su pelaje blanco llamaba la atención de cuantos se topaban con él, y sus azules ojos los dejaban totalmente rendidos a su merced, temía por él al momento de la prueba, pues había ocasiones en las que aún no lograba controlarse por completo…

 

Sin lugar a dudas, Hades y Julián, era los candidatos que mayor posibilidades tenían de superar la prueba, además de ser casi los únicos que habían sido criados en las viejas costumbres de su raza, vivían en manada, y no se encontraban corrompidos por la convivencia con humanos, pues él, Azael, seguía las leyes del clan, las cuales habían respetado todos los miembros de su familia desde hacía más de dos mil años…

 

---

 

Sus hermanos eran por demás sobre protectores con él… su hermana cuidaba de él cariñosamente desde que él guardaba memoria, su madre había perdido la vida tiempo atrás, a causa del ataque de unos cazadores, su padre y su hermano, habían luchado con ellos para salvar a la manada, y gracias a eso, se habían salvado, Pandora se lo había llevado con ella, como princesa, lucho feroz contra aquellos que querían acabarnos, lograron sobrevivir gracias a la ayuda del clan de Averno, clan a los que pertenecían dos de los candidatos que más apreciaba su familia…

 

Sintió el calor de unos poderoso brazos que lo estrechaban, recostó su cabeza en ese ancho pecho y sonrió…

 

¡Ikki, hermano! – un peli azul de cabellera corta lo volteaba, acarició su rostro con ternura, sin lugar a dudas su joya más amada… él también tenía pensado participar de la prueba, más sólo entraría en acción si percibiera que el ganador perdía el control e intentase dañarlo…

 

¡Shun… aún no te has alistado… pronto comenzarán a llegar todos! – murmuró el mayor, y el más joven miró a su hermana que también ingresaba…

 

¡Ikki, yo voy a ayudarle a arreglarse… ve con padre, él necesita de tu fuerza! – la joven abrió sus brazos y el menor fue hacia ellos…

 

¡Pandora, no quiero… me asusta esa prueba, no quiero que suceda! – los verdes cabellos del menor llamaban tanto la atención como su blanca piel, aunque eran sus ojos los que dejaban sin habla a muchos, sin duda su belleza había aumentado con los años, y aunque él no se aprovechaba de ello, sabía que con ciertas expresiones su hermana siempre terminaba complaciéndolo…

 

¡Esta vez no, Shun… es tu deber! – Ikki fue quien hablo, amaba aquellas esmeraldas cuando se fijaban en él, casi podía decir que le cortaban el aire…

 

¡Ikki, tiene razón, mi ángel…  tu compromiso se llevará a cabo con quien triunfe en esta prueba, estoy segura que le entregarás tu corazón a esa persona…! – la joven le sonreía tierna al menor, su hermano ya los había dejado solos, notó un asomo de tristeza en aquellos ojitos… -  ¡Por favor, hermanito… no te pongas así… los candidatos que más aprecia nuestro padre, pertenecen a una de las dinastías mas largas y tradicionales de nuestra gente!

 

¡Eso es justamente a lo que le temo…! – Shun suspiraba profundamente al decir aquello, Pandora lo sabía bien, él como un simple humano, deseaba tratar con ellos, de hecho lo hacía cuando iba a la escuela, pero si se comprometía con cualquiera de aquellos lobos, cuyo pensamiento rechazaba el tratar con los humanos… - ¡Temo que me aleje de mis amigos, hermana… y me obligue a vivir lejos de las personas… que son como yo!

 

¡Shun… harás que me arrepienta de haber convencido a Ikki y a nuestro padre, de dejarte ir a aquel lugar a estudiar… es mi culpa que tengas esos temores, nunca debí permitir que trataras con gente tan diferente a nosotros! – la joven abrazó al pequeño después de hablarle… sentía tan oprimido el pecho, pues sabía en lo que pensaba su niño… - ¡Tú no eres como ellos, hermano… por tus venas corre mi sangre, tú eres tan lobo como lo es Ikki o lo soy yo… y lo sabes!

 

¡Lo se… perdona… es sólo que no los conozco, y eso me tiene nervioso… si son tan fieros, no creo que yo les agrade mucho! – Shun miró su imagen en el espejo, su hermana le rodeó con sus brazos y le besó en la mejilla…

 

¡Ni Hades, ni Julián, podrían resistirse a ti…!


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).