Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Necesitamos tu apoyo para mantener abierta Amor Yaoi. Los costos se han vuelto insostenibles, y tu apoyo puede hacer que la web siga online. Colabora ahora y ayuda a Amor Yaoi

'Cause once i start i can not stop myself por aussy-chan

[Reviews - 5]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

 

Hello chiquillos LEAN ESTO ANTES DE EMPEZAR! ok! bueno, siempre me gusta decir las razones por las cuales escribo "X" fic, las de escribir este fueron varias, el título lo saque de la canción que inspiro este one'shot se llama Discipline y es interpretada por Nine ich nails, desde que oí esa canción me siento completamente "dazzeld" porque... bueno esa canción es salvajemente sexy, y de esa manera es que me imagino a los chicos de frontier, ellos son salvajemente sexys! asi que esa canción les cae como un guante, les recomiendo que la busquen no se van a arrepentir :) minimo en youtube, para que escuchen como esa canción y haga que sientan... no se sólo se que esa canción inspira a mi mente de una manera genial!

Hace rato que quería escribir de este par! pero no lo sé... al fin me anime :) originalmente no iba a ser lemmon (queria escribir lemmon para mi cumpleaños con otra pareja XD) pero cuando se desarrollo la idea en mi mente los vi así por lo que dije "al demonio!" y escribi lemmon, es el primer lemmon que hago de digimon, por amor a Dios tenganme consideración T.T

Y ya para acabar(que testamento XD) este fic se lo dedicó a mi amoadorada autora favorita de fics princesa digital, porque es su cumpleaños ¡no es tan genial como lo que tu escribes, pero feliz cumpleaños! por eso no lo publiqué ayer, quería esperar  a hoy para eso jijiji

sin mas, los dejó leer, disfruten nwn

 

Notas del capitulo:

Digimon pertenece a Toei, Bandai y todos esos desgraciados incapaces de hacer que vendan digivices en mi país ¬¬

Por los tres mil asquerosos demonios del infierno Qu clase de ltimo de da de preparatoria fue ese? Haba odo millones de cosas, como de que lloraran por no verse de nuevo, que todos haran un escndalo, que haran fiestas en casa de todos y que habra un descontrol total de hormonas que terminara medio matndolo en casa de alguno de sus amigos, pero lo que menos paso por su mente es que terminara asi, su compaero de siempre, el que ya desde haca un par de aos haba empezado a tolerar y digerir y hasta podra decirse “querer”, aquel chico de googles con sus descabelladas ideas idiotas sobre cualquier cosa, que lo obligo a irse a estudiar con l en la misma secundaria, que haca que l y su hermano hicieran pijamadas en su casa para explicarle las cosas que no entenda, aquel idiota se fugo de la graduacin dejndole una nota en sus manos y susurrandole al odo “no lo abras hasta que hayan terminado todo aqu, luego hablamos”

Pero en que carajos estaba pensando? Qu paso con una graduacin divertida y salvaje como ellos haban estado planeando hace meses! Maldito Takuya, desgraciado infeliz, quien sabe qu clase de estupideces estaba tramando dentro de esa cabeza llena de aire suya, su hermano se rio en su cara y le dijo “corazn, ya que te lo dijo a ti eso no me incluye a m, me voy a casa de Izumi a hacer algo “decente” con mi ltimo da de clases, te quiero, si salen temprano de lo que sea que vayan a hacer halla los espero, chao!” Ese ltimo comentario hizo que Kouji se molestara terriblemente y empez a corretear a su hermano mayor por todo el instituto, el aludido alcanzo a montarse en uno de los autos de sus amigos despidindose con una mano de su gemelo mientras el auto arrancaba, por su parte Kouji maldeca en su fuero interno.

Ese idiota, ambos se la van a pagar caro.

Suspiro y al hallarse solo en la preparatoria  procedi a leer el inmundo papel, estaba tan enojado, pero ya que, se sinti como el ms grande idiota al leerlo:

“Kouji mi me mejor amigo! lamento si te hice cancelar todos tus planes, pero hay algo que quiero decirte no has ledo tu anuario verdad? Que idiota si lo hubieses ledo seguramente ya me hubieses pateado, ve bscalo y lelo y luego ve a mi casa vale? Te espero”

Maldito Takuya, maldito sea diez mil veces, obvio que l no haba ledo ese libro idiota, solo un montn de firmas que decan nunca cambies! O mantengamos el contacto! No es algo que le apeteciera leer, asi con todo el pesar de su ser camino hasta su casa para buscar el susodicho libro, luego encontr la pagina en la que el chico haba escrito (la ltima) y sus ojos quedaron como platos.

Yo lo siento t no?
Nuestras voces al viento, que se ahogan en silencio
Lo escucho t no?
Nuestras almas en el pecho, gritndonos te quiero
Yo lo pruebo t no?
El calor de tu anhelo hirviendo en mi pecho
Yo lo quiero t no?
Mi cuerpo en el tuyo, demostrndote m afecto
Yo lo siento, yo lo escucho, yo lo pruebo, yo lo quiero
T te alejas, t te escondes, t lo niegas, t enloqueces
Mi cohete sin estela que se va con el viento
Djame abrazarte, deja que el calor se infunda por dentro
Y di de una vez tienes razn! Yo lo deseo, no me dejes ir porque sin ti yo muero
Es lo que siento, asi que dejare de ser yo, y t dejaras de ser t
Para que seamos nosotros, cumpliendo un sueo
Te amo Kouji Minamoto


El chico quedo helado encima de su cama era esa una declaracin? Qu? De ese…ese… ese Takuya? Por qu? si el siempre… l nunca… el jams… no, deba estar delirando desde cundo aquel chico podra guardar esa clase de sentimientos por l? Simplemente no tena sentido, era una idea descabellada y retorcida, claro que ira ahora mismo a la casa de ese imbcil a dejar las cosas en su lugar, se cambio el uniforme y se coloco un jean y una franelilla (arda de calor por dentro) a duras penas recogi su cabello y se fue, caminando como energmeno hacia su casa.
Lo iba a or, iba a escuchar sus palabras… Cules serian exactamente sus palabras? Ya era muy tarde, Kouji no haba pensado en eso hasta que se vio tocando el timbre del castao Qu demonios le iba a decir? No lo haba pensado, se sinti vulnerable como un idiota, el no haba pensado que le dira a su supuesto amigo.


El abri, tena una sonrisa de tonto en sus labios, andaba en shorts, tena la cara notablemente sonrojada y llevaba una copa en su mano acaso haba estado bebiendo el muy miserable? Kouji suspiro mientras el otro rea


- Viniste! –el chico se lanzo sobre l mientras Kouji se sonrojaba Qu rayos con l y esa repentina muestra de amor? –pasa anda


- Mira Takuya, yo no s qu te pasa ni desde cuando te pasa pero…


- Kouji entra a la casa –el chico segua sonriendo e insistiendo, por lo que el aludido no tuvo ms opcin que entrar


Ya dentro vio que todo era un desastre, haban varias botellas vacas y pelculas regadas en el suelo, un montn de pauelos y envoltorios de comida chatarra, no entenda que pasaba


- Takuya…


- Mira, aqu hay pelculas quieres ver una? Mi pap tiene unas porno en la gaveta debajo de su ropa interior


- Takuya!...


- Y aqu hay salchichas para asar


- Takuya escchame…


- Y en el refrigerador hay helados de fresa…


- QUE ME ESCUCHES LO QUE TE ESTOY DICIENDO, SIEMPRE ERES IGUAL!


El pelinegro tomo al chico por los hombros y lo arrincono contra una pared, este se vea fastidiado, no se vea como el Takuya de siempre, el necio que se la viva derrochando fuego al exterior, ese nio que lo sacaba de sus casillas, el se vea… triste a pesar de seguro haberse tomado todas las botellas que estn el suelo


- Es que es tan difcil de entender Kouji? La nica manera de decirte de frente las porqueras es estando asi! –se sealo a s mismo –lleno hasta el hgado de alcohol


- Qu me vas a decir? lo que ya le?


- Entonces si lo leste? –el chico se extrao –yo pens que habas botado el anuario por lo que di por hecho que no lo leeras


- Si lo le! porque t me lo pediste! –el castao sonri y el ojiazul se dio cuenta de que meti la pata –quiero decir arrggg


- Qu es ese arrgg Minamoto?


- Pues significa que te odio imbcil!


- No me la creo, t me quieres estoy seguro de eso


- Te odio! –el pelinegro tomo las manos de su acompaante alzndolo ms contra la pared y empez a besarlo, acariciaba todo su torso con lo que su mano le dejara, mientras a duras penas eran capaces de respirar por el movimiento de sus lenguas


- Si me odias Por qu haces esto? –el moreno susurro entre los labios de su acompaante, este bajo hasta su cuello y empez a morderlo con violencia… con una violencia deliciosa


- Porque hare que sufras –susurro sin dejar de hacer su trabajo –porque mi maldito odio quema igual que la pasin, asi que no te confundas


- Ya… entonces diame todo lo que quieras, cabeza hueca
Kouji lo tiro (literalmente) al sof, Takuya rio en su fuero interno, aquel chico pareca un lobo en muchsimos sentidos, incluso en aquellos momentos tenia semejanza con aquel salvaje y hermoso animal. Se deshizo de su short a punta de araazos y ni siquiera le dio momento de respirar, ya se hallaba all abajo retirando su bxer, viendo la intimidad del castao


- Kouji espera t…


- Me dijiste que te odiara no? Ahora te atienes a las consecuencias


Empez a lamer su miembro de la forma menos delicada del universo, Takuya no estaba preparado para eso, empez a gemir como un loco y moverse a todos lados, la imagen que proyectaba el chico all abajo era simplemente perfecta, se vea violento y sudado, pero con los ojos llenos de fuego, por ms que l lo negara all estaba l, aduendose de su cuerpo tanto como poda, con una pasin que se senta acumulada por meses, mientras el castao solo poda disfrutar de la gloria de la boca de l en su cuerpo. Ya el moreno no tena fuerza, ni voluntad para nada, estaba adormecido del alcohol y de la fuerza que empleaba el ojiazul en l, pero estaba a su merced y no poda hacer nada.


Por fin Kouji se detuvo al verlo a punto del colapso, estaba sonrojado, sudado, despeinado… solo quera provocarlo ms! Asi que ya que l nunca lo escuchaba, el tampoco lo hara. Subi al moreno hasta arriba del sof y sosteniendo sus manos empez a entrar por su pequea cavidad, el chico empez a gritar mientras su amado lobo lo besaba para contener sus gritos


- Ahh Kouji no…


- Qu? no te gusta?


- Yo yo ahh! –ni siquiera capaz de hablar, aquel chico lo volva loco, realmente en todos los sentidos


- Yo… -el ojiazul tambin empez a sentir el placer de estar dentro del chico, de sentirse uno con l, ahora tambin lo afectaba a l –al parecer no te odio tanto como pensaba..ahh Takuya!

- Lo saba yo… yo…


Ninguno fue capaz de hablar despus de eso, geman en los labios del otro al fin disfrutando del vaivn de sus cuerpos ardiendo por dentro y por fuera. Ambos llegaron a un punto sin retorno, ninguno pudo mas, todo fue por culpa de empezar con tanta fuerza, Kouji no tuvo ms remedio que recostarse sobre el pecho desnudo y sudado de Takuya, respirando violentamente, cerrando los ojos hasta perder la consciencia… sabia que aquello fue suficiente para demostrar cuan apreciativo poda ser si l quera


- Te odio, Kanbara Takuya –dijo cerrando sus ojos y durmindose en el cuello de su amante


- Te amo, Minamoto Kouji –este sonri con ternura, antes de rendirse ante Morfeo y soar con la noche ms perfecta de su vida.

Notas finales:



Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).