Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Sólo duermes ¿Verdad? por kallenparms

[Reviews - 44]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Bueno, esto es algo fuera de lo que vengo escribiendo, un punto de vista diferido, basado en mis delirios nocturnos y poesias oscuras, para ser exactos delirium tremens.

Es Narusasu, creo que no puedo vislumbrarlo de otro modo, aunque aun no entiendo por que se resisten tanto a que Naruto se el Seme, tiene perfecta capacidad para serlo ¿No es así?

Notas del capitulo:

Ya, no les quito mas el tiempo, lean y pedradas e insultos al final ¿Vale?

Descargo de responsabilidades: Naruto y sus personajes pertenecen a Masashi

-No puede ser – pronunci con voz rota.

El aturdimiento se haba apoderado de l, no poda ser cierto lo que sus ojos vean, tena que ser mentira todo eso, el corazn se le oprimi dolorosamente al descubrir de quien se trataba su nuevo cliente.

La garganta se le sec y el pulso se le aceler brutalmente, la noticia le lleg como si le hubiesen dado un golpe con un mazo, tubo que agarrarse del silln y tratar de normalizar su irregular respiracin, su vista estaba velada por lagrimas que corran por sus mejillas; era demasiado duro para l y sin embargo tena que asegurarse de que fuera real, rogaba a Dios que fuera un mal entendido, por que si era real, su vida se convertira en una mierda a partir de hoy.

Dej el folder abierto sobre el escritorio, con los papeles que contena maltrechos y arrugados, en ellos poda leerse la siguiente informacin.

Fecha del deceso: 20 de agosto del 2011

Nombre del occiso: Naruto Namikaze.

Descripcin y causa de muerte:

Hombre caucsico de 27 aos de edad, 1.75 de estatura, paro cardiaco.

Camin hasta la morgue donde su compaero pelirrojo embalsamaba el cuerpo de un anciano.

Sasuke haba heredado la funeraria al morir su padre y se hacia cargo de ella junto con su amigo y socio Sabaku no, Gaara.

-Veo que te has enterado – asumi el pelirrojo de ojos verdes a su amigo recin llegado.

-T ya lo sabias? – pregunt con el rostro desencajado, pocas veces mostraba sus emociones, sin embargo este era un buen momento para hacerlo.

-Me entere esta maana. – Respondi con seriedad mientras meta un algodn en la boca del occiso y comenzaba a cocerle los labios con aguja e hilo negro.

-Por qu no me dijiste nada al llegar?

-Pens que te pondras mal, as que estaba esperando el momento adecuado para hacerlo.

-Pues no fue la mejor manera Sabes que nos han llamado para hacernos cargo del funeral? – inquiri siguiendo el movimiento de ojiverde al momento de rasurar el rostro del anciano muerto.

-Era de suponerse – contest encogiendo lo hombros – despus de todo somos la mejor funeraria en Konoha.

Sasuke suspir apesadumbrado, Gaara hablaba con tanta naturalidad del asunto que bien podra parecer un robot sin sentimientos.

-Si te causa mucho problema puedo ir yo por el cuerpo y hacerme cargo de l – ofreci al azabache.

-Por supuesto que no – respondi con turbacin – yo me hare cargo de todo.

Aunque fuese difcil, prefera llevar el proceso el mismo a que alguien ms profanara el cuerpo de su amado rubio.

-Como t lo desees.

-Bien, me voy, ya deben estarme esperando – Gaara asinti y el moreno sali del lugar para dirigirse hasta la mansin Namikaze.

N&S

La propia mansin pareca tener sentimientos, la fachada se alzaba lgubre ante sus ojos, y el ambiente que ah se respiraba era de completa tristeza y desolacin.

Aparc frente a la gran casona y baj del coche sintiendo el empedrado bajo sus pies, una persona de servicio le abri la puerta permitindole la entrada, todo se encontraba en completo silencio, la estancia luca difana y sobria, con muebles estilo victoriano decorando el lugar.

Lo mas difcil era la manera de dirigirse a la familia, a pesar de los aos que llevaba en el negocio, aun le era difcil llevar el protocolo. Se encontraba con personalidades y a veces hasta con situaciones embarazosas; como la vez en que una de las viudas se le abalanz a cachetadas por traer el cuerpo de su marido dentro del atad, ja como si l fuese el culpable de que el tipo sehubiera ido a estrellar contra un muro de contencin cuando una prostituta le iba haciendo una mamada.

-El cuerpo Puede llevarme hasta l? – pregunt Sasuke con suavidad.

-Claro, sgame por aqu.

Caminaron subiendo las escaleras hasta la parte superior de la mansin, se detuvieron tres puertas ms adelante; al entrar se dio cuenta de que la habitacin y su decoracin delataban a la perfeccin la personalidad del difunto, que por qu negarlo, era un tanto extravagante.

La cama era un King size con cabecera de madera labrada a mano y relieves de zorros salvajes con grandes garras. Sobre el lecho se distingua el bulto del cuerpo sin vida, cubierto completamente con una sbana blanca. Siempre se haban hablado varias cosas del occiso, era un hombre famoso por su dinero, sus excesos y las orgias de varios das que mantena en la mansin, poda decirse que el tipo llevaba una vida desenfrenada desde haca tiempo, era un hombre joven, que lamentablemente haba fallecido de manera prematura.

A paso lento se acerc hasta los pies de la cama, el hombre de avanzada edad que le acompaaba retena las lgrimas guardando la compostura.

-Aun no puedo creer que el joven Naruto haya muerto, se le vea tan bien ayer por la noche.

Sasuke no dudaba de lo deca el anciano, despus de todo l le conoca desde tiempo atrs.

-Mi socio no ha podido venir conmigo Por favor podra pedirle a uno de los empleados que me ayude a bajar el atad?

-S, en un momento regreso, voy por el jardinero para que se ponga a su disposicin – El Uchiha asinti viendo como el hombre se retiraba.

Observ con curiosidad a su alrededor, algo se senta extrao, de cierta forma estaba acostumbrado a quedarse solo con los difuntos, pero el ambiente se senta en si diferente, como percibir la presencia de alguien ms en la habitacin, no de manera fsica. Si creyera en fantasmas podra jurar que el alma de Naruto aun no abandonaba aquel lugar, que aun los estaba viendo.

Dejando de lado la extraa sensacin, se coloc al costado de la cama, con lentitud fue bajando la sabana, negndose por instante a contemplar la realidad, inhal hondo y exhal dndose valor, descubri el cuerpo hasta la clavcula y se qued viendo con devocin el ahora plido rostro.

-Es una pena que hayas muerto – murmur con voz quebrada.

Aunque en ese entonces rechaz la propuesta de Naruto, aun se preguntaba qu habra pasado con ellos dos si le hubiera aceptado aquella noche, si hubiera accedido a dormir en su cama, como el ojiazul se lo haba pedido.

“Sasuke Eres t? Teme no estoy muerto, escchame por favor, t tienes que orme, no estoy muerto por favor”

Naruto trataba de gritar, de moverse y que le escucharan, de que todos a su alrededor se dieran cuenta de que segua consiente, atrapado en aquel cuerpo que no le responda. Lo nico que recuerda era haberse ido a la cama la noche anterior y al despertar, Sarutobi grundole para que se levantara y por ms que lo intent, no pudo abrir los ojos. Escuch a su mayordomo llorando y pidiendo ayuda, gritando que “l” estaba muerto, pero eso no poda ser, l estaba consciente, oyndolo todo, como su mayordomo y los empleados susurraban perturbados.

Pudo sentir al medico tomando sus signos vitales y finalmente declararlo muerto. Cmo era posible? Muerto?

Es verdad que su corazn apenas lata imperceptiblemente para el ojo humano y que el aire no entraba por sus pulmones; pero no era posible que estuviera muerto. Era horrible, querer abrir los ojos y comprobar que no puedes, tratar de mover tu cuerpo y que este no te responda, querer gritar “Estoy aqu, no he muerto” y que nadie te escuche, que formules esas frases una y otra vezy luches por decirlas pero tu boca no emita mueca o sonido alguno. Estar encerrado en tu propio cuerpo, que todos te dieran por muerto cuando t sabas que no era as.

“Por favor Sasuke ,por favor, escchame, t tienes que orme, por favor no estoy muerto, por favor, aydame, aydame”

-Shikamaru llegara a ms tardar maana, est destrozado, aun no s lo puede creer, de hecho nadie puede creerlo – coment en voz alta, como esperando que el difunto pudiera orlo, esperando vagamente una respuesta, aunque saba de sobra que no la obtendra.

Inevitablemente dej salir un sollozo, se estaba comportando como un dbil, pero no poda evitarlo, ver ah a su gran amor, el ser que anteriormente mostraba ser todo un remolino, impetuoso y parlanchn; el verlo as, slo el cascaron, sin vida, sin chispa, era realmente doloroso.

Sin querer su mente le transport a aquella noche, aquella en que Gaara casi le muele a golpes por ingenuo.

*-Flash Back-*

La fiesta de caridad estaba dedicada en esa ocasin a la organizacin Casa de la Sal para nios infectados con VIH, l y Gaara estaban invitados por uno de los organizadores.

Era una noche de gala, los ms ricos y poderosos de la ciudad se congregaron en dicho evento y entre ellos el millonario y estrafalario Naruto Namikaze.

Sasuke lo negara siempre, puesto que su orgullo no le permita admitirlo en voz alta, pero viva enamorado de Naruto desde que estudiaron juntos en la universidad, sin embargo nunca se lo confes, de sobra saba lo ojo alegre que era el rubio.

Por la habitacin del Namikaze en la fraternidad desfilaban diariamente tanto hombres como mujeres, de todos los colores y sabores y l no iba a convertirse en uno ms de su coleccin.

La velada estaba llevndose hasta cierto punto de manera agradable, tomando en cuenta que la mayor parte de los invitados eran adultos mayores.

S disculp con Gaara y sali rumbo a los sanitarios.

Los mingitorios se encontraban perfectamente aseados, en s todo lo que corresponda al WC estaba pulcro desprendiendo un agradable olor a lima y pino.

Haba terminado de vaciar su vejiga y ahora lavaba sus manos bajo el chorro de agua.

Levant la vista dando un respingo al sentir un pecho plano presionndole la espalda.

-Hola Sasuke – salud sonriente lamindose los labios con descaro, sabiendo que el azabache poda verle por el espejo.

El Uchiha se dio la vuelta inmediatamente quedando frente a frente.

-Naruto… hola – trag saliva con nerviosismo, era inevitable, no poda controlarse cada que lo tenia en frente.

En otras ocasiones el ojiazul jams se haba dignado a dirigirle la palabra Por qu ahora le llegaba por detrs y se le acerba tanto?

-Estas irresistible esta noche. – le insinu el de ojos azules

El aliento del millonario era clido y dulzn contra su rostro, tenerlo tan cerca le provocaba temblores por todo el cuerpo, trat de relajarse y comenz a respirar ms lento, sin querer baj la mirada y la clav en aquellos rosados labios.

-Co…Como dices? – atin a preguntar

-Lo que oste, estas como para comerte entero esta noche.

Y sin decir ms lo tomo por la nuca con ambas manos y se abalanz directo a sus labios. La sorpresa de aquella accin no permiti reaccionar a Sasuke inmediatamente, pero luego de la insistencia del ojiazul se dej llevar abriendo los labios para darle total acceso a su boca y le abraz por la cintura estrechndolo fuertemente.

Namikaze aprovech la confianza depositada y se adue del beso, invadiendo la humedad cavidad con su lengua, saboreando cada extensin, mordiendo de a poco el grueso labio inferior y jadeando de placer.

Pero no todo es eterno y Sasuke por fin tom conciencia de lo que estaba haciendo, cort el beso y se apart de l con ambas manos presionando el pecho del otro.

-Qu pretendes? – pregunt con respiracin agitada.

-Quiero tenerte en mi cama – respondi con seguridad y un poco de petulancia.

-Qu? – jade sorprendido.

-Pinsalo, si decides aceptar, te estar esperando en media hora dentro de mi limosina.

-Yo no…

-No digas nada ms, te espero – interrumpi la indecisin del otro y le gui el ojo. Altanero sali de los sanitarios sin esperar a replica.

Tan pronto Sasuke volvi a donde Gaara le cont de lo sucedido en el bao.

El pelirrojo se lo puso como lazo de cochino llamndolo iluso e intent reclamarle a Naruto defendiendo su honor como si fuese su hermano mayor, pero el ojiazul ya no se encontraba dentro del lugar.

-Ni se te ocurra caer en las garras de ese tipo Sasuke!

-Yo no…

-No digas que no has pensado en ir hacia all, que los dos sabemos que te derrites por l, con gusto le abriras las piernas, pero de sobra sabes que Naruto slo busca aventuras de una noche y t te mereces ms que eso, as que no vas a ir Me oste?

-S – respondi con un hilillo de voz y la mirada baja - tienes razn.

*- Fin del flash back-*

Y desde esa noche Naruto no le haba vuelto a buscar, ni sus caminos se cruzaron de nuevo. Era una pena que slo en estas condiciones lo volvieran a hacer.

-Sabes? Me duele mucho no haber podido lograr nada contigo, enserio me gustabas, aun me pregunt que habra pasado si aquella noche te hubiese dicho que si – se acerc hasta el rostro del difunto y deposit un pequeo beso, apenas un rose.

“Sasuke, por favor, estoy aqu, no he muerto" - clamaba el rubito desesperado, pensando que tal vez su acompaante si podra escuchar su ruego - " por favor, aydame y te aseguro que si despierto, no me voy a alejar de ti”

La puerta se abri dejando entrar al mayordomo que vena acompaado por un hombre joven de musculatura media.

-Ya, podemos llevrnoslo ahora….

N&S

Ahora el delgado y bien formado cuerpo del ojiazul yaca postrado sobre aquella camilla de frio metal, Sasuke haba decidido hacerse cargo del embalsamiento personalmente, podra parecer sdico y retorcido, pero l solo quera pasar un tiempo mas con su adorado rubio, pedirle perdn por no aceptarlo aun cuando saba que de nada le serva ya.

-Perdn Naruto, no me gustara hacer esto, profanar tu cuerpo perfecto con estos instrumentos, pero es necesario para que todos puedan darte un vistazo por ultima vez, s que te hubiese gustado que Shikamaru llegara a tu entierro Verdad? As que perdn Si?

Como si fuese un ritual y estuviese rindiendo tributo a una obra de arte, Sasuke contempl el divino cuerpo, tom la sierrilla elctrica con la que abrira el torso del rubio.

La maquinilla comenz a cortar la fina piel.

"Nooooo, Sasuke, nooooooo, por favor, duele, Sasuke, estoy vivo, por favor"

Sasuke par la maquinilla al percatarse de algo muy raro, la piel de Naruto estaba sangrando con el corte, el lquido rojo corra por la apenas superficial herida.

-Esto no esta bien – exclam sorprendido, con los ojos completamente abiertos – no deberas sangrar, los muertos no sangran, Naruto Acaso t?

Continuara…

Notas finales:

Bueno, eh de aceptar que esto es un poco retorcido, la verdad que ya tenía la historia rondándome la mente y de hecho el primer capitulo ya lo tenia escrito, pero con otro Pairing, un Cockles (Jensen/Misha) para ser exactos, sólo que el proyecto se me estancó y no pude seguir mas, sin embargo ahora con Naru y Sasu, la inspiración volvió, y estoy terminándola ya, son solo tres capítulos, y pues espero que mínimo les haya llamado la atención.

 

Sin mas me despido de ustedes y nos vemos próximamente con la actualización de ¿Casados? ¿Pero, cuando?

 

 

 

 

 

Ahaaaaa alabado sea el santisimo, hoy 20 de agosto es el cumple de el rey de las minion, demos gracias a dios por haber traido al mundo un angel tan bello

 Para conocer al angelito pincha aquí: http://www.youtube.com/watch?v=6MvMkMat3HY&feature=related


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).