Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Hijo de héroes problema de héroes por Vampire White Du Schiffer

[Reviews - 41]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes de Tiger y Bunny corresponden a su creador. Esto sólo es mi desvario que no busca lucro.
La violación, el estupro, el asesinato son considerados delitos variando la legislación vigente de cada país.

+ : : Prefacio I: : +

−Barnaby-san –le habló Karina –, necesito decirle algo –se interpuso justo en la puerta del elevador.

−Será después –respondió tratando de disimular la ansiedad que tenía por subir hasta el departamento donde Kotetsu lo esperaba –. Ahora tengo asuntos que atender.

−Es sobre el viejo, ¿No? –se cruzó de hombros –, no lo tomes como casualidad, pero justamente vengo a decirte algo sobre él.

+ : : Prefacio II : : +

Kotetsu no tuvo más remedio que irse.  Dejó a su hija a cargo de su madre y marchó sin decir adónde. Tomó el primer avión y no se dio cuenta de que Barnaby corría tras de él.

Deténgalo, que alguien lo detenga.

+ : : Capítulo I : : +

Madurez y poca sabiduría, no era el caso de un Sócrates concertado o a la edad de quince años, pero era positivamente héroe. De cuerpo labrado en duro trabajo físico. Un héroe debe estar listo para correr maratones. Dueño de un gesto enfermamente amable y ojos que mostraban caridad cuando había oportunidad. Ya a su forma, a la forma de su modelo a seguir, pero conseguía vivir en paz cuando su hija no le reclamaba su inasistencia al recital, al oratorio o a la graduación.

Limpió su departamento de la última botella de alcohol, se sacudió las manos al ver su querido sillón limpio. En las paredes vio las manchas de los cuadros ya ausentes y se rascó detrás de la boina. El celular sonaba en una esquina mientras él se ponía el chaleco.

Ya sabía que era hombre ocupado, terrible y la teoría del caos le llegó a la mente. Sacudió la cabeza y dejó que el aire llenara sus pulmones. Era una gran decisión, una que iba a tomar solo, talves recibir un par de opiniones, pero no iba a desviarse del camino. El celular de nuevo. Mensaje, tras mensaje. Eliminar. Bandeja de entrada limpia.

−¿Segura de que no quieres ir conmigo? –sacó un par de cajas y las dejó frente a la puerta donde los de mudanzas hacían maniobras propias.

−Más que segura –respondió la jovencita –. Pronto cumpliré dieciséis así que pondré todas mis ganas –levantó el puño derecho –en pasar el examen de admisión a la preparatoria de la ciudad; no podría irme contigo por esa razón.

−Sí, comprendo –movió ligeramente los hombros y firmó unas listas al cargador de voz cantante –. Prometo venir a visitarte.

−Tranquilo –interrumpió –, sé que estarás muy… necesitas descansar, yo creo que esas vacaciones te vendrán bien, así que por mí no te apures –le sonrió y abrazó por un minuto entero –, te extrañaré papá.

−Yo a ti, Kaede –dijo Kotetsu, se aferró más a su hija en cuanto recordó un pequeño inconveniente.

−Aunque será raro no tener dónde enviarte cartas.

−Ah, es que –se separó bruscamente y movió las manos a derecha e izquierda –, yo te escribiré en cuanto llegue. Lo prometo.

−Bueno, no sé quién es más ingenuo, si tu o yo –miró la inconformidad de su progenitor –. Pero por supuesto, ¿crees que Barnaby-san se quede tranquilo en cuanto sepa que te marchas?

+ : : : : +

En calma, en calma, se enredan los cuerpos. El Luchador de Siam era color rojo, como el traje y como la ropa. El luchador se batió a la diestra y tocó la nariz en el vidrio, vio claramente el reflejo y sintió un horror espantoso. Al segundo siguiente se alebrestó y lanzó su odio a través del agua. El luchador de Siam era un pez que si fuera humano, sería parecido al dueño.

Si viera a uno igual que él, aunque la ilusión la cause el obvio espejo, el bobo reflejo, el pez exclamará guerra y morirá uno a golpes pues ése es su territorio, ése es su mar, su río y nadie tiene derecho a interponerse entre él y su agua. Ningún otro pez. Aunque sea el reflejo.

Aunque sea su hijo.

+ : : : : +


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).