Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El precio de un beso por gabinekochan

[Reviews - 24]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

¡Mi primer reto!

Este sera un fic corto.

Respuesta al reto de Izuzu Sohma

 

Notas del capitulo:

Tengo mucho tiempo libre y escribir es mi pasión.

Pos-guerra.

 

 

 - Potter - el león dirigió la mirada hacia el rubio - ¿Como fue que nos metimos en esto? - dijo el rubio mientras observaba sus manos y en su rostro tenia una expresión de extrañez. Harry suspiro con pesadez - Pues... te rete y dijiste que si, así de fácil - comento mientras le restaba importancia al asunto.

- No seas tarado Potter. ¡¿Me refiero a que por que tenia que ser esta la apuesta?! - gritó furioso mientras observaba a Harry con ojos entrecerrados.

- Un hurón sensible, que raro - le dijo con ironía el león para reírse luego. El dragón estaba más que dispuesto a golpear al león pero este se alejó lo suficiente para que no lo tocara. Los dos se encontraban en la sala de menesteres, y solo un hermoso sillón los acompañaba. - ¡Vamos Malfoy cálmate de una vez! -mostro sus manos en señal de paz. 

-¡¿Que me calme?! - empezó a gritar mientras caminaba hacia Harry con una expresión de rabia. - ¿Como diablos me voy a calmar si voy a besar al imbecil mas asqueroso del mundo mágico? - terminó de gritar para luego estar frente a frente con Harry.

Harry rodo los ojos y lo vio desafiante. - Bien, no lo hagas. - su tono de voz era calmado - Sera divertido el decirle a todos que eres un cobarde... más de lo que ya eres - le sonrió.

- Si claro y todos te creerán

- Le creerán más al niño que vivió que a una serpiente racista, ególatra, egoísta, sin sentimientos... ¿sigo? - Harry tenia la clara intencion de ganar.

- A ver Potter, primero que todo no lo harás porque es secreto ¿recuerdas? - fue caminando mientras que arrinconaba al león contra una pared. - Además... nunca dije que lo haría - se alejo del moreno y se sento en el sillón cruzando su pierna de forma casual.

Harry se llevo una mano al rostro y le rogo a Merlín que le diera paciencia. - Malfoy - le habla mientras se encaminaba hasta él,  Draco ni le miraba y lo ignoraba - Podemos olvidar esta apuesta pero no se como podre vivir conmigo mismo sino lo hago - Draco giro rápidamente su rostro para verle en cierta forma asqueado. - Si, como podre vivir riéndome toda la vida recordando que Draco Malfoy es tan cobarde que no pudo cumplir una simple apuesta - Harry sonrió de medio lado después de hablar. Sabía que Malfoy era muy orgulloso y que no soportaría el ser recordado por su enemigo como un cobarde. La apuesta era interesante, no era gay pero no había nada de malo en experimentar un poco.

Y eso no lo pudo aceptar Malfoy. Sin que el león lo esperara el rubio lo jalo de bruscamente y logro acostarlo en el sofa, Draco quedando encima suyo. -No soy cobarde, soy un Malfoy ten eso en claro - acto seguido poso sus labios sobre los de Harry.

El beso no era brusco ni salvaje, era delicado, frágil y suave. Solo un simple roce que duro poco menos de diez segundos. Pero la sensación fue máxima, el cosquilleo en los labios, la respiración nula, el verse a los ojos con un nuevo sentimiento desconocido, el calor que sube hasta el rostro, el sentir a la otra persona tan cerca, la quietud y el sentimiento de que nada mas importa en el mundo.

Draco se separó poco a poco viendo esos ojos verdes que ahora eran hipnotizantes, mientras que Harry le veía con deseo y ganas de más. - Para que veas Potter - le dijo en cuanto pudo articular sus palabras. Sin tardar mas se enderezo, pero antes de quitarse por completo de encima de Harry, este lo había agarrado con sus brazos del cuello impidiéndole irse.

- Quiero mas - Harry atrajo el rostro de Draco hasta el suyo y unirse en otro beso. Un beso más demandante, salvaje, sensual y necesitado. Y aunque ninguno de los dos era homosexual, disfrutaban de ese beso como si fuera el primero. La sensación de sus lenguas desesperadas por saborearse entre si, el calor de sus bocas, los dientes chocarse, el deseo de saborear lo prohibido y el placer de hacerlo sin restricciones. Nunca en la vida habían experimentado algo así. Para cuando la proeza de probarse mutuamente termino, se separaron y miraron.

- No soy gay -

- Yo tampoco - respondió Harry. El león se relamió los labios probando el poco sabor que aun quedaba del dragon en su boca. Draco al ver este gesto volvió a la realidad, sonrió de medio lado y se paro para luego caminar hacia la salida.

- Potter de esto ni una palabra - su tono de voz era tan elegante como frio.

- Bien pero... -

- Ni una palabra - le dijo el rubio de una forma lenta pero autoritaria mientras lo veía del mismo modo.

Harry respiro profundo, asintió con su cabeza y se quedo sentado en el sillón con su mirada clavada al suelo esperando a que el otro saliera del lugar.

Antes de salir Draco, se rio como clara señal de orgullo y salió del lugar sin decir nada mas. Harry toco sus labios recordando lo que había pasado hace unos minutos para luego sonreír de una forma estúpida sin cuestionarse del por qué lo hacia. Y de igual forma estaba Draco recostado contra una pared de un pasillo tocando sus labios pero en su rostro solo había desconcierto y desesperación.

¿Que diablos había pasado?

 

***

 

 Sus facciones finas, su caminar orgulloso, la mirada desafiante, su cabello sedoso y rubio...

- ¡Harry! - le gritó Ginny mientras lo zarandeaba de un lado para otro.

-¡¿Que?! - para su mala suerte Harry grito tras volver a la realidad sin percatarse de que sus palabras provocarian que la leona llorara y que saliera corriendo del gran comedor. Todos en el comedor lo observaban y Harry solo moría de vergüenza.

-¿Hermano estas bien? - Ron no podia ocultar su molestia ante el grito. 

- Lo siento es que... -

-Estabas observando la mesa de las serpientes ¿Te hicieron algo?- la pregunta maternal de Hermionele habia interrumpido mientras esta intercalaba miradas entre la mesa de Slytherin y Harry. - Desde esta mañana estas actuando raro ¿Paso algo  interesante? - 

- No ha pasado nada. Y no, no me han hecho nada - Quito por fin quitar la mirada de encima del rubio y la puso en el almuerzo intacto que tenía enfrente suyo. - Solo que anoche no pude dormir, es todo -

- ¿Y por eso tenias que gritarle a mi hermana? -

- No era mi intención -intento excusarse - Luego me disculpare con ella, lo prometo. - y con esto Ron lo dejaría de ver mal para luego hablar con otros leones mientras almorzaba. Hermione siguió leyendo su libro quitándole importancia al asunto y Harry ahora "disimuladamente" veía al Dragón con sus amigos. No es que sospechara de él o algo por el estilo, solo que tenía ganas de observarlo, eso no era raro.

Mientras que en la mesa de las serpientes el rubio almorzaba y hablaba con sus amigos, pero fue interrumpido en cuanto Potter le grito a la Weasley menor lo cual lo alegro y no sabia el por qué.

- Draco, Potter no te quita la mirada de encima - Pansy le susurro mientras abrazaba su brazo.

Draco la miro a ella primero para luego dirigir la mirada hacia Potter, y si, lo estaba observando. Este le miraba con una patetica sonrisa y con la misma expresion en sus ojos tras besarse la noche anterior; furioso, Draco se levanto súbitamente y salió del gran comedor con paso rápido y tenso. A esto, todo mundo lo vio para luego volver a lo que hacían con anterioridad, todos a excepción de Harry que salió rápidamente tras de él.

En cuanto Harry alcanzo a Draco, cogiendo su brazo, el rubio lo golpeo en el rostro logrando que este cayera al suelo y de su boca emanara sangre. En los ojos grises solo había odio.

- ¡¿Potter que mierdas haces?! - el grito Draco podia escucharse perfectamente - No soy un maricon y lo dije anoche. Búscate a otro imbécil para mirarlo porque de mi no hay nada ¿Entendido? - le gritó para luego dejar ese pasillo con paso rápido.

Harry se quedo en el suelo probando el sabor metalico de su sangre y mirando el pasillo, ahora, vacío. No sabia por qué miraba a Malfoy, por qué salió tras de él o por qué sus palabras le dolieron; pero ahora ya no le daría importancia. Fue una estúpida apuesta y nada mas, su futuro era ser un auror y casarse con Ginny. Era lo que él "quería" y lo que todos querían; así de sencillo.

Se paró del suelo y en menos de nada olvido los sentimientos tan fuertes que había sentido la noche anterior; Draco Malfoy ya no era nada, ni su enemigo.


En cambio el rubio sentía odio; él no era un maricon era un Malfoy de alta sociedad. Ni siquiera sabia porque aun pensaba en eso, solo fue una estúpida apuesta y nada más.

 

Nada más.

Notas finales:

 

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).