Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

CARVELIAN por Kanon D

[Reviews - 21]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo: tuve dificultades para escribir el capítulo, pero lo logre. Muchas gracias por leer y a EMF por todo el apoyo
Al día siguiente Alan compró chocolates para Elián y Carvel. Todo ese tiempo de amistad le sirvió para saber que a Elián le gustan los chocolates amargos rellenos y a Carvel los semi-amargos sin relleno.
-¿Qué estoy haciendo?- se cuestionó. Pensó que quizá sería algo raro.
-¡Alan!
-Carvelita.
-¿Esos chocolates son para Elián?
-Si, pero -se sonroja- Quizá no sea buena idea.
-¿Por qué dices eso?- se acerca a mirarlos y observa los dos empaques- ¿semi-amargos?
-Esos son para ti.
-Alan- lo abraza fuertemente- Gracias por pensar en mí también.
-¿Cómo crees que no lo haría?
-Pues, amas a Elián y, ¡solo olvídalo!
-Carvelita, también eres importante para mí. 
-¿De qué hablan?- se une Elián a la conversación.
-De que Alan es un excelente novio.
-No. Aún me falta mucho para serlo. Y mejor entremos o nos van a regañar.
-¡Si, señor! -bromea Elián y Alan despeina su cabello.
Las miradas de los fisgones no faltaron y pronto se dieron cuenta de lo amistosos que estaban ese trío.
-Tan reservado que te veías y te tiras a las dos- le comenta uno de sus compañeros a Alan.
-Si quieren pelea, cuando gusten. No voy a tolerar que hablen mal de ellas.
-Entonces si te las tiras- menciona otro de los chicos- suertudo. Yo quiero escuchar los gemidos de Carvel y tocar esas enormes tetas.
Alan no esperó un comentario más. Se armó la pelea, muchos intentaron pararlos, pero sólo lo lograron cuando llegó el profesor.
-¡Todos ustedes a la dirección!
-¡Yo también fui!- menciona Carvel para que la manden también con ellos.
-Usted no estaba ahí.
-Si estaba. ¿Verdad Elián?
-¡Claro! Yo la vi.
-No sé-
-¡Por favor!
-No sé para que quieres ir, pero ya, ve.
-Gracias.
En la dirección, todos comenzaron a decir que Alan de pronto se había puesto violento y que los empezó a atacar. Él por no incomodar a Carvel frente a otros, decidió guardar silencio. Así que lo castigaron. Todos salieron de la dirección burlones, pero bastante golpeados.
-¿Ya tan rápido?- finalmente llegó Carvel, pero tarde al parecer. Todo por culpa de un profesor que le hizo plática en el camino.
-Nos vemos en clases bonita- le mandaron besos sus compañeros. Y al ver la reacción tan triunfal de ellos, inmediatamente comprendió que Alan había sido el único al que habían castigado. Lo había hecho otra vez, seguro. Siempre guardaba silencio cuando era un problema derivado por expresarse mal de alguna de ellas. Así que corrió hacia ellos y les dio otra golpiza. Alan intentó pararla, pero el director la vio y también la castigo. Poco le importó, al menos ya se había desquitado. Así que ambos regresaron juntos al salón.
-Carvelita, ¿por qué lo hiciste?
-Los novios comparten castigo. Aunque eres más de Elián que mío, eso no importa, en las buenas y en las malas, siempre estaré contigo.
-Tontita- sonríe.
-Tú eres el tonto. Como si no supiera que siguen molestando acerca de Elián y de mí.
-No, simplemente me puse violento.
-Si, como no. Al menos no te golpearon en al cara. Así Elián seguirá viendo tu hermoso rostro- ríe.
-Si, mi físico ante todo. Pero Carvel, por favor no te vuelvas a meter en una pelea. Me da miedo pensar en que te lastimen.
-No lo harán. Confía en mí.
-Lo digo en serio -la toma del brazo y le mira fijamente a los ojos.
-No hagas eso- se suelta y sigue caminando.
-¡Carvel!
-Alan -se para a mitad de las escaleras- tú también me gustas. ¡Así que si te lastiman me afecta más de lo que crees!
-Que yo- le mira con los ojos abiertos como platos, no esperaba esa confesión, aunque claro que le gustaba lo que escuchaba.
-¡Si, me gustas! ¡Idiota!
-¿Idiota?- sonríe- en serio que eres más ruda que Elián.
-Ah, sí. Le dije a Elián que también me gustabas y me dijo que estaba bien, pero siento que me meto entre los dos y-
Alan la toma del rostro y la besa. Había ansiado tanto hacer eso desde el momento en que la conoció. Y ahora parecía un sueño. Los labios de Carvel eran tan suaves, tan dulces y su aliento a menta lo hacía enloquecer. Poco pasó para que se atreviera a introducir su lengua, era su primer beso de este tipo y se sentía tan delicioso. Carvel era tan sexy y en mal momento recordó aquella escena donde las vio intimando, además de las muchas veces que tuvo sueños húmedos con ella. Así que tan pronto como llegó ese recuerdo se separó de Carvel.
-¿Alan? ¿No... te gustó?- pregunta tímidamente.
-Me gustó y mucho, pero, creo que ahora no es buena idea. Ya sabes, soy un hombre en esa edad y, ¡Perdón!
-¿Te... excitaste?
-Por favor no preguntes Carvelita.
-No te preocupes, es completamente normal -ríe.
-¡No te rías!
-Disculpa, no me estoy burlando. Estoy feliz.
-¿Feliz?
-Si, creí que, no sé, mentían para hacerme sentir mejor. Pero ahora que se que también te gusto, pues, me siento inmensamente feliz.
-Carvel.
-Alan, gracias por haberme defendido, por protegerme, por ser mi mejor amigo, por amarme. Gracias por todo Alan.
-Carvelita- la abraza- gracias a ti, por ayudarme con Elián, por tu sinceridad, por tu ternura, por amarme, por existir.
-Ay por dios. Eso fue muy dulce. Alan, te amo.
-Y yo a ti Carvel.
Volvieron a besarse, pero ahora un beso más casto. Algo que fue solo para confirmar su amor.

  Al regresar al salón todos empezaron a hablar de lo cercanos que se veían Alan y Carvel. Ellos simplemente ignoraron los comentarios y Elián por su lado estaba feliz, al parecer ya habían podido hablar de sus sentimientos. Y en el almuerzo confirmó sus sospechas.
-Ya lo decía. Se veían muy felices al entrar al salón.
-Eres muy observadora, eso o Alan y yo somos muy lentos.
-Pero anda, habla rápido antes de que regrese. ¿Qué pasó?
-Nos besamos.
-Besa rico, ¿verdad?
-Si.
-Yo esperaba un "no Elián tú besas mejor."
-Besas muy bien.
-¿En serio?
-Si -se acerca a su novia y la besa.
-Ay Carvel, si él llega a sentir siquiera la mitad de lo que siento ahora, seguro estaba más que excitado contigo.
-¿Qué?
-Con un solo beso tuyo siento ganas de meterte mano, tumbarte en el piso y hacerte el amor.
-¿Cómo?
-Eres super sexy. Aún hoy en día me pregunto cómo es que fui tan afortunada de que me eligieras.
-Eres maravillosa Elián, solo tú crees que no. Por eso nos enamoraste a Alan y a mí.
-Carvel, me excitas. ¿Qué tan hermosa puedes llegar a ser? -vuelve a besarla mientras que con una de sus manos acaricia los senos de su pareja.
-Elián, hay que esperar hasta llegar a casa.
-No sé si pueda esperar.
-¡Claro que vas a esperar! -Alan le coloca la lata fría en el cuello de Elián.
-¡Tonto! ¿Qué haces?
-Si yo me esperé tu también puedes.
-¿Si tú? Entonces si tienes ganas de-
-¡No sigas! Ya entendí, niña fea.
-Si, pero me amas.
-Y a veces me pregunto porqué.
-Patán -le da un codazo.
-No han cambiado nada -Carvel sonríe y ambos besan una mejilla de ella.
-Casi no- responden al mismo tiempo.
-Me voy a morir. Yo soy la más afortunada del mundo. Los amo.
-Y yo las amo a ustedes -continúa Alan.
-También los amo.

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).