Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

CARVELIAN por Kanon D

[Reviews - 21]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo: En serio, en serio, en serio muchas gracias EMF por tus lindisimos review y también a todos los que leen
Antes de que terminara el día el director quería hablar con Alan y Carvel por separado para aclarar el problema, ya que había algo en todo eso que no terminaba de encajar. Por un lado Alan jamás se había metido en problemas hasta que llegó Carvel, pero sabía que tampoco era culpa suya ya que ambos alumnos son de buena conducta y excelentes calificaciones. Además había un rumor que se había esparcido con gran velocidad por la escuela, aquél que decía que Carvel y Elián mantenían una relación sentimental.
-¿Me habló director?
-Si Carvel. Tome asiento.
-Gracias.
-¿Sabe porque le llamé?
-Supongo que por haber golpeado a mis compañeros.
-No exactamente, pero algo hay de eso, así que comencemos por ahí. ¿Por qué lo hizo?
-Alan jamás inicia las peleas. Él solo nos defiende a Elián y a mí. Las personas suelen molestarnos por-
-¿Por su relación?
Carvel abrió como platos los ojos. No sabía que el asunto había llegado incluso a oídos del director.
-Así es.
-Hacen una buena pareja -el director que tanto se caracteriza por ser griton y gruñón le dio una sonrisa, de esas que los padres le dan a sus hijos.
-Gracias director. No sabe lo inmensamente feliz que me hace. Normalmente todos nos dicen insultos, pero puedo creer en que sus palabras son sinceras.
-Lo son. Ahora entiendo mejor la situación. Tu castigo se retira, solo no les digas a los demás que luego tendré aquí a los padres de los chicos.
-Se lo prometo, pero Alan.
-A él también le voy a retirar el castigo, pero antes me gustaría hablar con él.
-Muchas gracias director. Gracias por creer en nosotros.
-No tiene que agradecer. Puede irse.
-Si.
Poco más de media hora después citó a Alan a la dirección.
-Permiso.
-Adelante, toma asiento joven. ¿Sabe porque lo cité?
-Por lo ocurrido en la mañana.
-Sí, algo así. Ahora dime. ¿Porque lo hiciste?
-Ya lo dije, me puse violento -respondió con fastidio.
-Eso no fue verdad. Hable con su compañera Carvel y-
-¿Habló con ella? Carvel no tuvo nada que ver. Yo fui el único responsable.
-No, sé de los rumores que corren por la escuela y también sé de los insultos de los que son víctimas sus compañeras Elián y Carvel. Además del hecho que hay un chico que cuida de ellas. Y ese eres tú.
-Yo no he hecho nada por ellas.
-¡Niño cabeza hueca! ¡Intento ayudarlos!
Alan río al ver al habitual director griton.
-Disculpe. Por favor continúe.
-Así me gusta. ¿Y cuál fue el problema ahora?
-Empezaron a decir cosas sucias e indebidas de Carvel.
-Ya veo. Los muchachos están en la edad de experimentar su sexualidad y andan como animales en celo.
-¡Pero eso no les da derecho de hablar así de ella!
-¡Así es! Su problema fue exteriorizarlo. Estoy seguro de que muchos piensan así, pero el problema fue a quien se lo dijeron.
-¿Muchos?
-Si, vamos muchacho, seguro tu piensas lo mismo por alguna de tus compañeras o por alguien más.
Alan guardó silencio, se sentía tan asqueado de ser como ellos.
-No es malo. Es algo natural te repito. Y no solo les pasa a los hombres a muchas mujeres también.
-¿En serio?
-Si, solo que ellas saben ser mucho más reservadas que nosotros. Actuamos cual salvajes animales, mientras que para ellas es más complicado. Piensan en otras cosas también como si son bonitas, o en complejos acerca de su cuerpo. Así que recuerda, es muy importante que con quien estés le hagas saber lo hermosa que es.
-Si.
-¿Porque ese desgano?
-No es nada, gracias director.
Alan salió de la dirección y fuera de esta estaba Elián esperando a su novio.
-Hola.
-Hola.
-¿Y esa carita?
-No sé. Creo que-
-Habla con calma, te escucho y no te preocupes por Carvel que otra vez la llamaron para ayudar.
-Que bien. No sé como verla en estos momentos.
-¿Por?
-Supongo que a ti si puedo decírtelo. Verás, yo, yo tengo sueños, ya sabes, de esos con Carvel.
-¡Niño sucio!
-No, es en serio. Eso me esta causando conflicto. Contigo siento ese amor tierno y puro, me siento feliz y a la vez nervioso por besarte y tomarte de la mano. Pero con Carvel tengo la necesidad de algo más físico y me siento mal por desearla.
-De acuerdo. ¿Sabes cómo nos hicimos pareja?
-No.
-Aquella vez del trabajo en equipo me quede a dormir a su casa. Y le metí mano.
-Elián.
-Sí, lo sé. Estuvo muy mal pero cuando sentí que quería morir, Carvel fue muy dulce conmigo, me supo escuchar, me amo y me dejo amarla.
Alan la miro, pensó en las palabras de Elián y ambos quedaron en absoluto silencio.

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).