Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

CARVELIAN por Kanon D

[Reviews - 21]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo: hola ya aquí muchas gracias por leer y gracias a Zel Kuga13 por el rw, me da gusto que podamos conocernos mejor es emocionante!!!
Elián se quedó afuera observando la puerta. No sabía ni que hacer, por un momento todos sus pensamientos tomaron una pausa y solo se dedicó a observar. Pero eso no duró mucho, pues sintió unas manos que cubrían sus ojos y ella las tomó para bajarlas.
-No hagas eso Alan.
-¿Alan?- se escuchó una voz detrás de los amigos y ese era el hermano mayor de Elián- Vaya- el chico se acerca a ellos con una sonrisa-. ¿También te llamas Alan?
-Sí cuñado, somos tocayos.
-¡Qué cuñado ni que nada! Hermano no le hagas caso, el no es mi novio. Solo esta molestando.
-Sí, eso también es verdad.
-¿Y entonces por qué no entran? Nuestros papás no están y yo no te voy a decir nada Elián.
-Pero... -protestó su hermana.
-Anda, no seas grosera. Invita a tu amigo y coman algo.
-Bien.
Los tres entran a la casa y el hermano mayor de Elián les ofrece algo para beber.
-Mi tocayo es agradable, ¿por qué nunca nos hablaste de él?
-¿Para qué? Nunca pensé en presentarlo con ustedes.
-Me huele a que más bien es con Carvel la cosa. ¿Temes que ella se enamore de tu hermano?
-No... bueno... es que él... -suspira-  olvídalo.
-Es muy bien parecido, creó que hasta yo me sentiría en peligro.
-Ay, sí tú. Eres el chico más guapo, todas lo dicen.
-¿Y tú? ¿Qué piensas?
-Mi opinión no cuenta mucho para ello, ya sabes...
-Chicos, aquí esta.
-¡Gracias hermano!- responde sonriente el amigo de Elián.
-¡No le digas hermano!
-¿Qué? ¿Le digo Alan? Es raro llamar a alguien por su nombre siendo que ambos nos llamamos igual.
-A mí no me importa que me llame hermano- bromea el mayor. 
-¡No! Mejor dile tocayo.
-Solo es divertido decirlo de vez en cuando- finge hacer puchero- ¿prefieres cuñado?
-Hermano esta bien- le enseña la lengua y los tres sueltan a reír.
-Ey hermanita, recuerda lo que te pidió mamá. 
-¿Lo que me...?- la chica comenzó a hacer memoria hasta por fin dar con el clavo- ¡es verdad! Ahorita regreso. Muchas gracias.
-Ey ¿tienes tiempo?- pregunta el hermano-. Hay algo que me gustaría enseñarte.
-Si, ya me dejaron abandonado.
-Ven, vamos.
Alan guía hasta su habitación al amigo y se agacha para meter la mano bajo la cama para sacar de allí una caja de cartón llena de libros, los cuales hace a un lado para llegar por fin a lo que estaba hasta abajo. Su colección de revistas para adultos.
-Estaba pensando en tirarlas ¿quieres echar un ojo antes?-  dijo para ver que tipo de chico era. 
-Ah... no gracias. Disculpa.
-Descuida, ya confirmé lo que quería saber.
-¿De qué hablas?
-Podrá parecer que no me importa Elián, pero en realidad siempre será mi hermanita. La molestare y todo, pero me preocupo por ella.
-Que buen hermano eres. Y no te preocupes, ya que tú la cuidas aquí, yo prometo cuidarla afuera. Cuenta conmigo- busca entre sus bolsillos y saca una pluma- ¿tienes dónde apuntar?
-Si, ten- le extiende una pequeña libreta donde suele anotar cosas importantes- escribe aquí- la abre y lo lleva en especifico a una hoja.
-Por cualquier cosa que se ofrezca puedes llamarme a este número. Es el teléfono de mi casa.
-Gracias. Supongo que tu ya tienes el de aquí.
-Si- recordó que se lo tuvo que pedir a Carvel porque Elián no cedió a su petición.
-¿Hermano sabes si...?- pero no terminó su pregunta pues a quien buscaba lo halló justo en aquél lugar.
-¿Buscabas a tu amigo? Anda, vayan a jugar yo quiero dormir un rato.
Alan se despide de su tocayo y sale de su habitación.
-¿Creíste que me había ido?- sonríe el chico mientras acaricia el cabello de Elián.
-Ya me rendí de pedirte que no hagas eso- suspira- Si, pensé que te habías ido. Pero te veo con mi hermano y, ¿le dijiste algo raro?- frunce el ceño asustada- ¿le...  hablaste de mi secreto?
-Tranquila, eso jamás. No soy tan malo como crees.
-No creo que seas malo. Son solo los nervios naturales.
-¿En serio niña?- sonríe.
-Si. Y a todo esto. ¿De qué querías hablar?
-De lo que nos confesó Carvel. Pero mejor otro día. No quiero molestar a tu hermano. Y será mejor que también descanses.
-Bien, esta vez no te contradigo. Me siento muy cansada. Nos vemos mañana.
-Hasta mañana, descansa.
-Gracias igualmente.
Elián subió las escaleras arrastrando sus pasos. Había sido un día lleno de emociones y eso la había agotado. Solo quería dormir un poco alejando todos los pensamientos. Y eso pensaba hacer.

   Carvel había dudado un segundo en si lo que dijo había estado bien. Pero inmediatamente supo que no era incorrecto abrir el corazón a sus personas de confianza. Si, había sido algo vergonzoso pero también muy liberador. Alan y Elián habían ganado su total confianza y agradecimiento por lo cual no veía necesario guardar secretos. Solo esperaba ser de ayuda para ellos si algún día lo necesitaban. Ya había perdido a alguien importante para ella y no pensaba volver a repetir esa horrible experiencia. Menos cuando se le volvió a dar la oportunidad de conocer a tan maravillosas personas.

   Alan no pudo hablar con Elián, pero aún sin ello, el sintió que fue tiempo bien invertido. Conocer a su hermano fue agradable, y se sentía más tranquilo de saber que por cualquier cosa mala que llegase a pasar sería notificado.
La razón por la que insistía en tener el teléfono de Elián era porque le preocupaba la reacción de sus padres al saber que le gustaban las chicas y es que lamentablemente no todos los padres eran comprensivos respecto al tema. Y siendo Elián tan sensible estaba seguro que la pasaría muy mal.
-Espero ese no sea el caso niña. Pero sea cual sea la situación te prometo que estaré allí para apoyarte. Además ya tengo el apoyo del cuñado.

   Luego de un tiempo Elián simplemente no pudo conciliar el sueño. Era abrumador todo lo que estaba en su cabeza. La confesión de Carvel, los sentimientos hacia esta, la angustia de guardar un secreto a su familia, la plática que no se pudo tener con Alan, las calificaciones... Dios necesitaba un respiro. Y pensándolo más con calma, con el que quería hablar primero era con Alan, de alguna forma el que fuera el único en saber su secreto y no juzgarla, lo convertía su persona de confianza. Además, la hacia sentir muy cómoda, segura. Si, con el hablaría primero.
Lo que Elián no sabe es que su hermano aún sin saber su secreto esta dispuesto a ayudar a su hermana en todo.
Notas finales: espero esten bien y que tengan una bella noche o día jaja

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).