Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

La sombra de los celos del pasado por Jade Pincay

[Reviews - 43]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

 

 

 

 


 Sentimientos encontrados / verdades ocultas.


En otro lugar


La actual pretendiente del rey de los demonios seguía en el comedor real, en esos momentos ella se dirige a su habitación; en el corredor se encontró con un "ángel", según pensó la pelirroja.


Wolf, la vio más no le tomo importancia ya que recordaba las palabras de Shinou heika.


                               .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.


Días antes


- ¿Para qué me mandates a llamar Shinou heika? - decía Wolf un poco irritado, no le gustaba que le molestaran por cosas irrelevantes y el ex rey siempre cuando convocaba era para hacer una travesura.


-Mi querido descendiente no se enoje, te diré algo porque quiero que estés preparado, Yuuri regresara con una chica y romperá su compromiso contigo- decía el rey original.


- ¡Queeeee! - exclamo queriendo llorar, las lágrimas se ahogaron dentro de él cuándo sintió un abrazo fraternal de su antepasado.


-No te preocupes, si quieres luchar yo te ayudare cuando regrese Yuuri, tú no lo recibirás, iras a buscar una perla para regalo de Greta que pronto será su cumpleaños - susurrándole al oído a Wolfram.


-Es cierto-musito, se había olvidado por un momento del cumpleaños de su hija.


-Ahí te cruzaras con un joven que te ayudara y tú lo cuidaras hasta que se recuperé, debes demostrar que te importa más él que Yuuri, lo atacaremos en su mayor temor, ¿te acuerdas cuando vieron su futuro?, en la máquina para ver el futuro que mostraba sus miedos- seguía contando Shinou.


- claro, cómo olvidar ese suceso si me poseíste, aunque estaba muy consiente caso contrario no hubiera funcionado ese artefacto mágico- dijo irónicamente Wolf.


-Tienes razón en lo que dijiste, te pareces a Rufus en lo inteligente, volviendo el tema ¿qué te parece mi plan? – decía con un tono serio a la vez juguetón.


-No lo sé- decía no tan convencido.


-¿Por qué dudas Wolfy?, si tú le amas-,dio un suspiro Shinou al aire para continuar hablando - bueno, si mi plan en dado caso de que falle, te haré el Vigésimo Octavo Maou, porque mi elegido desvaría en su forma de gobernar y tú lo complementarias, pero si él se casa con esa señorita todo su poder será pasado a ti, nunca dejaré a mi pueblo en manos de un chiquillo que no acepta su destino y decide enfrentarse a él, jamás mi gente pagara el precio de su Maou regente por sus malas decisiones –respondió iracundo.


- ¿Qué tiene que ver el destino? y ¿para qué luchar? si él no me ama como yo lo amo- contraataco con tristeza, no sabía si podría.


-Porque su hilo rojo del destino está unido al tuyo desde el inicio, no fue un accidente que se comprometieran ustedes, ya estaban predestinados, además en el destino puede haber desbalance y ese acontecimiento puede llegar a ser fatal, y no pienso exponer mi legado - musito irritado, aunque la verdad era otra.


-Entonces así sea, Shinou, el pueblo no debe pagar las consecuencias de nada, pero con una condición, que me hagas olvidarlo en caso de fallar – pidió Wolfy.


-Así será hermoso Wolfram - le respondió alegre el rubio mayor al ver que su descendiente había accedido a su plan-Por cierto, en caso de ver a la señorita no le digas nada, solo ignórala, actúa inocentemente y a la vez inteligentemente, no te comportes celoso, solo se amable y gentil - advirtió.


-Está bien, lo intentare por Shin Makoku- susurro Wolfram antes de salir del templo.


Mientras Shinou se quedó pensando que muchas verdades se revelarían, pero también debía proteger a Wolfram, ya que sabía que ese ser estaría despertando de a poco.


Fin de días antes


.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.


-Hola hermosa dama, ¿se te ofrece algo? – dijo con una sonrisa angelical que solo Wolfram podía poner cuando se trataba de fingir.


-Yooo- respondió tartamudeando, a la chica le intimido esa sonrisa angelical-Yo soy una invitada - logro decir nerviosa.


-Ah sí, ¿de quién?, ¿si se puede saber? - preguntó obviamente sabiendo la respuesta.


-Del Maou - dijo con miedo e intentando buscar un lugar para esconderse ya que Yuuri, le había dicho que su "amigo" era muy celoso.


- ¡Aaah!, eres invitada del rey, siéntete como en tu casa - respondió con una sonrisa forzada Wolf. -Le importaría darme su nombre - pregunto fingiendo interés.


-Helena Ericka Ortega - musito la damisela ya al borde de los nervios.


-Mucho gusto Lady Ortega - contesto formalmente- Soy Sir. Wolfram Von Bielefeld, con su permiso Lady Ortega, me retiro, debo cuidar a alguien - dijo con cierto tono de indiferencia.


-Usted lo tiene - musito educadamente -Él, es el prometido de Yuuri, no entiendo, porque me dice que su prometido es insoportable por sus celos, ha sido atento y gentil, si fuera yo no me alejaría de ese adonis, estúpido Yuri, creo que esto no va terminar bien - murmuro para sí misma cuando Wolfram estaba lejos- no has cambiado en nada pequeño Wolfram- musito al verse sola completamente, porque sabía que había alguien vigilándola entre las sombras- sin más se dirigió a su habitación para dormir, el encuentro con Wolfram la dejo exhausta, prefirió caer en los brazos de Morfeo.


.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.


En la habitación real


Un moreno se estaba acostando para caer en las redes del Morfeo, más su cabeza dolía por tanto pensar, no soportaba que Wolf lo haya ignorarlo olímpicamente, contesto a sus preguntas por educación.


Además, ¡se las respondió sin mirarle la cara!, ni siquiera le había preguntado cómo le había ido y por qué se había demorado - ¡ahhh! - suspiro intentando dormir más no lo consiguió. El enojo se apoderó del rey al recordar que el rubio cuidaría a un extraño.


Con insomnio al monarca se le ocurrió ir en busca de cierta persona al cuarto de invitados y obligarle a dormir en la habitación real. El rey de los demonios "no comprendía porque no podía dormir sin tener a cierto rubio a su lado, respirando el aroma que desprendía del ex príncipe" todo eso iba pensando mientras se dirigía a su destino.


.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.


En la habitación de invitados


Los parpados le pesaban toneladas, al abrirlos la luz le cegó, por lo que muy lentamente fue abriendo los ojos un joven apuesto, estaba algo mareado, miro de hito en hito, sin saber en dónde se encontraba hasta que su mirada se posó sobre un ángel.


- ¿Cómo estás? -pregunta Wolf gentilmente.


-Yo estoy bien excelencia, disculpe las molestias que he causado - contestó con voz débil el peli azulado.


-No te preocupes, al final tú me protegiste de humanos y sirenas, tengo la obligación de cuidarte - musito sonriendo.


-Disculpe mi lord, ¿por qué estaba usted en esa isla deshabitada? - preguntó extrañado.


-Fui a buscar una joya muy valiosa, la perla negra que tiene poderes mágicos y que cumple cualquier deseo a quién la posee. Se encuentra en las cuevas de la montaña de esa isla y solo puede ser encontrada cada milenio por un descendiente de la estirpe real según Shinou Heika, la perla negra es mi regalo de cumpleaños para mi hija Greta – contesto, mirando fijamente a su acompañante.


-De seguro, será el regalo perfecto para la princesa ¿Qué le pasa?, la tristeza se refleja en su rostro mi lord, ¿mal de amores? –preguntó preocupado.


-No te voy a contar nada de mi vida personal – dijo desdén, no quería hablar nada sobre ese tema.


-Entonces es verdad, si nuestro Heika no lo acepta, entonces no se lo merece, cualquiera puede fijarse en una de las joyas más preciada que tiene nuestro país - decía serio sin dejar de mirar al menor.


El comentario hizo sonrojar a wólfram. –Gracias, ¿Cuál es tu nombre? - preguntó ya que no sabía quién era ese joven, más él notaba un aura que irradiaba tranquilidad que le pareció haber vivido antes.


-Soy Darío Robles, para servirle su majestad – dijo en tono coqueto.


-Mucho gusto, Wólfram Von Bielefeld- se presentó estirando la mano.


-El gusto es mío majestad y gracias a sus cuidados me recuperaré pronto-musito galantemente y dando un apretó a la mano.


-No hay de que –contestó tímidamente, deshaciendo el apretó de las manos, aunque en realidad ese toque le hizo recorrer un escalofrió.


-Sabes, tiene suerte el rey, si fuera yo lo desposaría inmediatamente- decía Darío coqueteando con el ex príncipe.


-No digas esas frases tan a la ligera- exclamo un sonrojado Wolf


- ¡Te sonrojaste! - exclama el humano feliz al ver que podía tener posibilidades con el rubio. - ósea que te gusto- le dijo Darío en tono de reto a Bielefeld.


-No malinterpretes mi actuar –volvió a decir Wolfram, ese chico lo intimidaba demasiado- Bueno a dormir se ha dicho- manifestando con un puchero.


-Jejejeje, como digas mi lord- lo dijo por molestar el peli azulado, la verdad es que si le atraía el ex príncipe mazuko.


-Buenas noches Sir. Robles- dijo mientras se metía en el futón.


-Buenas noches Wolfram-dijo Darío, desde la cama.


Mientras el aludido se encismaba en sus pensamientos "¿Quién era ese chico?, no entendía por qué no se molestó al ser llamado por su nombre de pila, ya que solo sus amigos y familiares le llaman así, siendo él un desconocido lo trataba de manera tan informal", con ese pensamiento de a poco fue cayendo a los pies de Morfeo.


  .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.


En el templo del rey original


Ken se dirigía para hablar con el rey original ya que él había sentido una presencia al llegar y la amiga de Yuuri le hacía sentir que ella tenía poderes, aunque si su teoría era cierta, solo una persona podría ser y eso significa que los otros estarían cerca. Con todo eso Ken llego al lugar donde estaba Shinou.


-Buenas noches Shinou. - dijo Murata.


-Hola mi sabio, -respondió con una sonrisa pícara Shinou.


- ¿Crees qué tu plan funcionará? - pregunto Ken.


-Sí funcionará, no viste la cara de mi elegido. – musito seguro.


- ¿Quién es, ese chico qué ayudo a Lord Bielefeld? - preguntó curioseando un poco, debía también confirma la identidad de ese joven, sentía un caudal mágico que provenía de ese.


-Él es un antiguo amigo que me debe un favor, además es un conocido de Wolfy, se podría decirse de cierta forma. - contestó desviando la mirada, aunque el sospechaba que su otro ayudante le está ocultando algo.


- ¿Qué quieres decir? Qué ese joven es la reencarnación de alguien conocido. - respondió sorprendido, eso de se lo esperaba, aunque tenía sentido por el caudal mágico del joven.


-No, es de alguien que ha compartido alma. – musito con duda.


- ¿De quién? - dijo indagando.


-Digamos, de alguien muy importante para mi descendiente- explico mientras se volvía a ser la misma cuestión que su otra ayudante, no le estaba diciendo toda la verdad.


-Solo podía ser el antiguo amor de Bielefeld kyo, ¿o me equivoco? - preguntó Ken, ya arto de tantos rodeos.


-No te equivocas. - musito con una sonrisa traviesa -Ese chico compartió alma con Lord Von Charnes Daniel Dominick.


- ¿Y qué ganaría Sir. Robles en todo esto? - pregunto un poco curioso.


-Ah buena pregunta, pero como te dije, él me debe un favor- le contestó Shinou desviando el tema.


-Y la señorita Ortega, ¿de dónde salió?, no creo que esto haya sido pura coincidencia. - preguntó Murata.


-Siempre acertando- alago -se ve que sigues siendo el mismo, adivinando mis actos.


- ¿Qué hiciste Shinou? - decía en tono de recriminatorio Ken al rey.


-Nada lo juro, solo daré un empujón a esa relación- decía en tono travieso -Ya mi sabio, cambie esa cara, ¿qué te molesta?, ¿qué no te haya comentado mi plan? - dijo burlonamente Shinou.


-Tal vez- musito el chico de piel clara, tuvo que averiguar por su parte lo que había planeado el rubio mayor, ya que este se comportaba extraño últimamente.


-Tranquilo, tú también me ayudaras- dijo Shinou a su estratega.


- ¿Qué quieres que haga? - musito Murata, resignado.


-Solo provoca más a Yuuri con comentarios sarcásticos para ver hasta dónde llega con sus celos. –respondió con una sonrisa traviesa el rubio mayor.


-De acuerdo. -contesto sin tantas ganas el Gran Sabio.


-Por cierto, ¿cómo te enteraste de mi plan? - pregunto curioso.


-Te lo diré algún día- musito recelosamente, no iba a decir la verdad.


El rey original ya se imaginaba esa respuesta, de modo que le toco quedarse con la intriga, porque sabía que su Ken se iba a vengar y esa era la forma.


-Cambiando el tema, ven aquí - dijo en tono seductor Shinou.


-No quiero- respondió un poco enojado Murata.


- ¡Ah!, ¿qué no? - decía en tono de reto.


Shinou se acercó al estratega y le dio un beso apasionado


Así comenzando de a poco una noche de pasión.


-Shi, ah no, ah- gimió Ken.


-Eres delicioso- decía Shinou repartiendo besos, comenzando por el cuello y dejando la piel de su amante roja, de a poco comenzó a desabrochar la chaqueta del menor.


-Para, estamos en un lugar sagrado- decía reprimiendo un gemido.


-No te parece más excitante- decía ronroneando por la oreja, mordisqueándosela dulcemente a su amante.


-Ah Shinou, ah por ah favor, transpórtanos al cuarto-logro decir entre el placer de sentir como el mayor lamia sus tetillas.


-Está bien- decía muy a su pesar, logro así transportarse al cuarto de su pareja.


Sin perder el tiempo el ojo azul cogió a su amante con sus brazos y como delicadeza cuya flor representaba, lo deposito en el lecho y se posó sobre el menor, comenzando a reanudar su labor, deslizando su mano tocando el miembro de su amado, masturbándolo, mientras besaba el torso virginal de su pareja; el rubio sonrió al escuchar los gemidos de placer del menor que inundaba los aposentos, cercándose sigilosamente se dio cuenta que su amante tenía el rostro tapado con la almohada por la vergüenza que sentía.


El cuyo color cielo son sus ojos como gatuno astuto, le quito la almohada y acercándose lo beso apasionadamente, cortando el beso, el mayor acerco tres dedos a la boca del menor y este entendió lo que significaba, así comenzó a lamer los dedos del rubio, cual caramelo le parecía haciendo que su amante comenzara a ronronear.


Cuando sintió el rubio que sus dedos estaban muy ensalivados se acercó a la entrada de Murata, introduciendo el primer dedo que hizo a Ken estremecerse, cuando introdujo el segundo dedo lo hizo soltar un gemido de placer, mientras el blondo movía sus dedos abriéndolo como tijeras en la entrada de su amante, al meter el tercer dedo fue más fácil. El mayor se dio cuenta que ya estaba excitado, cogió a su amante desde sus caderas y se puso en medio con su pene erecto, lo penetro lentamente, no quiera lastimar a su amado, cuando estaba completamente adentro espero por unos minutos para que su pareja se acostumbrara a la invasión, cuando el menor dio su consentimiento el mayor comenzó con la erótica embestida.


-Ah- eres estrecho- decía entre jadeos el mayor iniciando la penetración despacio, pero después se volvieron salvajes.


-Ah- a-si-ah-ah-ah- decía Ken, lleno de placer- Más-por-favor-más-rá-pi-do- volvía gemir segado por la lujuria.


-Ah- eres-delicioso- decía entre gemidos.


Mientras seguía con las embestidas, el mayor también besaba el torso de su pareja, ya sentía que está llegando al final y así fue, llegaron al orgasmo.


-Ah me ven-go. - Advirtiendo Murata


-Yo igual – concordó Shinou.


-Shinoouu!


-Kennnn!


El menor se corrió entre los dos.


Mientras el mayor adentro del estratega.


Al llegar al clímax el rubio quedó exhausto jadeando sobre el peli negro, recuperando el aire perdido, con sus cuerpos sudorosos, pasaron unos minutos y el mayor se retiró de su amante viendo como su semilla se corría con sangre, se alegró de haber sido el primero en la vida de su sabio.


Se acostó a su lado atrayendo a su pareja abrazándolo, mirándose sonriente y de a poco iban al mundo del Morfeo.


   .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.


En la habitación de invitados


Un rubio yacía en el mundo de los sueños, un peli azulado lo observa y acercándose sigilosamente, a donde dormía el oji esmeraldas, murmurando mientras le acariciaba la cabellera al rubio menor, inconscientemente Wolf le respondía a esas caricias.- tal belleza, la de un ángel no se te compara, sin embargo sé que tu corazón ya pertenece a otro, pero no dejaré que ese rey te haga sufrir, pagará con creces que te haya traicionado, te puedes hacer el fuerte pero a mí no me puedes engañar, te conozco como a la palma de mi mano y sé que tus alas se han roto, tus ojos de poco están perdiendo el brillo que tuvieron algún día, te prometo que será feliz, ante todo es tu felicidad, caso contrario ni Rufus, ni Shinou me lo perdonarían, haré sufrir a nuestro monarca y él aprenderá de una manera no muy agradable lo que es perder algo importante, conocerá a la perfección la frase "nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde", lo haré porque ese rey, no se ha dado cuenta de sus verdaderos sentimientos o ya lo sabe y se niega a aceptarlos, pero no justifica esa indecisión para serte sufrir-. Le dio un beso en la frente y susurro- no has cambiado en nada pequeño Wolfram, en esencia sigues siendo el mismo que recuerdo, sin embargo, veo que has madurado- sonriendo al ver el bello demonio durmiendo- cuando te des cuenta de quién soy en verdad, estaré feliz, me alegra verte convertido en un joven apuesto, - sin más Darío se levantó muy a su pesar y volvió a la cama, para poco a poco caer en las garras de Morfeo.


Lo que no sabía Darío, es que Yuuri lo observaba desde la puerta con una mirada llena de odio, es que si el Maou pudiera matar con la mirada, lo hubiera hecho ante aquella escena, puede no haber podido escuchar nada debido a la distancia, pero la cercanía de ese sujeto con el de ojos esmeraldas le hizo arder de celos, pero era muy tarde, él se percató que Wolfram estaba en el mundo de los sueños, no quería despertarlo, muy a su pesar debía volver a sus aposentos si no quería que nadie se diera cuenta de su presencia, sigilosamente llegó a la habitación real y se volvió acostar invocando a Morfeo que se haga presente.


Continuará.................................. 

Notas finales:

¿Qué hará Yuuri  en su actual situación?

¿Murata cayó en las garras de Shinou?

¿Cuál   es el  plan del rey original?

¿Cumplirá su palabra Darío,  hará sufrir mucho a Yuuri?

 

muchas gracias a todos los que comentaron  y  le leyeron, es mi primer fanfict estoy muy emociona aqui le dejo el primer capitulo.

es mi primer lemon espero que le guste............

por cierto kyou kara maou no me pertenece, pertenece a sus autores solo tomo los personajes para divertirme.

Por cierto aqui les dejo el link de como es Dario.

https://i.ytimg.com/vi/eqDs894W2MM/maxresdefault.jp

nos vemos en la próxima.

 

 

 

 

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).