Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Sólo para olvidar por MeroNiakeehl

[Reviews - 117]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Hola :D
 
Harry Potter ni sus personajes me pertenecen, eso ya lo saben.
 
En este capitulo quizás llegó algo que algunos estaban esperando, así que espero les guste.
 
A mis nenas, gracias por comentar, me encanta saber sus opiniones. ♥♥♥

Capitulo 8

 

No veo el problema, simplemente le dices que es hijo de Regulus, así que no tiene por donde decir que no. Ellos son hermanos, fácilmente un hijo se puede parecer a cualquiera de la familia, más aun si es cercana- Dijo Arabella una vez que le había contado sobre el asunto de Sirius Black y el querer volver con él. Aún estaba anonadado por eso- Mira a Blaise, se parece más a mi difunto padre que a mí y nadie se anda quejando de eso, mucho menos lo cuestionan. Slughorn hasta me ha preguntado si mis padres se habían atrevido a tener otro hijo cuando me ha visto con Blaise en el callejón Diagon, al parecer olvida que se han muerto ya- Todavía le sorprendía la ligereza con la que hablaban de las muertes de sus padres, pero ya estaba acostumbrado. Aunque no sabía por qué hablaba, le daba igual la muerte de sus padres, pero no por eso hablaba con tanta normalidad del tema-

 

¿Pero crees que es tan idiota como para creerse eso? Puede que sí, ¿Pero qué le dijo a Cygnus? Mi hijo no es estúpido y estoy más que seguro que se va a dar cuenta de que Sirius es su padre una vez lo haya visto- En eso tenía él su punto. Aunque ya debería irle diciendo a Cygnus de la existencia del Black, ya que no iba a ocultárselo toda la vida-

 

Sólo tienes que decirle a ese idiota que deje de sentarse en la entrada. Si aún no estás listo para que Cygnus conozca a Black, simplemente deja que yo le hable en privado- Esta vez había propuesto Tom, llevándose una afirmación de Arabella, a quien le parecía un plan esplendido el dejar a Sirius a solas con el tenebroso Tom, a quien muchos aún conocían en Slytherin como el príncipe de la casa-

 

No te voy a dejar blandirte en duelo con Sirius, puede que sea un idiota, pero es mi amigo y el padre de tu ahijado- Esta vez intervino Remus, mirando con el ceño fruncido a Tom y a Arabella, quien simplemente se quedó como si no hubiera pasado nada malo y Tom ni inmutado jugaba con el pequeño Draco sentado en su regazo-

 

Creo que lo mejor será decírselo a Cygnus y que él tome la decisión- Dijo Severus. Tom y Arabella le miraron como si hubiera dicho la mayor blasfemia en la historia de la humanidad, Remus sin embargo no sabía que pensar acerca de eso, ya que estaba al tanto que por más que le dijera a Severus lo contrario, éste no le iba a hacer caso si ya se lo había propuesto-

 

¡Por Merlín Severus, el niño tiene apenas 2 años! No lo trates como a un adulto- Le dijo Arabella, realmente ella no soportaba la presencia de Sirius Black y estaba consciente de que este quería volver con Severus y no le gustaba para nada. No le iba a perdonar todo lo que le había hecho a su amigo estando en Hogwarts así como así-

 

Bueno, lo he criado para ser un adulto, él se comporta como uno y sé que sólo es un bebé por más adulto que quiera parecer, pero no es mi padre del que estamos hablando, es el suyo y puede que él lo quiera conocer, así que desde que se despierte le voy a decir- El sonido de la puerta abriéndose había detenido toda conversación, Regulus entró con Cygnus en brazos, el niño no se veía molesto pero tenía una expresión rara en el rostro-

 

Miren a quien encontré espiando- Severus suspiró de forma audible, haciendo que Regulus les mirara extrañado por el gesto. Se levantó y cogió a su hijo en brazos y salió del salón no sin antes despedirse apropiadamente. Al llegar a la habitación sentó a su hijo en la orilla de la cama-

 

¿Qué tanto escuchaste?- Cygnus apretó su piyama entre sus pequeñas manitas, creyendo que su madre estaba molesto con él por haber escuchado esa conversación que obviamente no tenía que haber oído- No estoy molesto contigo amor, de todas formas te lo iba a contar. Ahora confía en mí, no me voy a molestar contigo- Cygnus levantó la mirada, sabía que su mamá no le iba a mentir, ya que nunca lo había hecho, así que con más confianza le respondió-

 

Ese señor que te llevó flores es mi papá. Además lo vi por la ventana, su pelo se parece al mío- El niño se llevó ambas manos a su cabello, el cual estaba bastante desacomodado ya que había estado durmiendo. Severus le sonrió tratando de acomodar el cabello del niño fuera de su cara, pues  sabía que eso no le gustaba-

 

Se llama Sirius Orión Black, ya sabes que es hermano de Regulus- El niño asintió, teniendo constancia de eso. Sabía que se parecía a su otro padre, aunque nunca lo había visto. Sus abuelos, principalmente su abuelo, le decía que era la viva imagen de su padre, para molestia de su abuela, que no dejaba de despotricar en su contra por ser un hijo malagradecido y no le gustaba que hablaran de ‘Ese Gryffindor’ en su presencia- Él aún no sabe que eres su hijo, pero se lo puedes decir cuando quieras y si quieres puedes conocerlo, eso es decisión tuya- El pequeño pareció dudar de lo que iba a decir a continuación, ya que no sabía que había pasado entre sus padres para que el tal Sirius no supiera de su existencia aún-

 

No quiero molestarte, si tú no quieres que hable con ese hombre no lo voy a hacer, por más padre mío que sea. Yo siempre voy a estar de tu lado mami- Eso había sido lo más tierno que había escuchado a su hijo decir. A la última parte se refería. Cygnus se acercó para abrazarle, sonriéndole con ese gesto tan parecido al de Sirius. Sabía que el niño quería conocer a su papá y no estaba en su deber decirle que no lo hiciera-

 

No me molesta. Si quieres conocerlo, lo vas a conocerlo. Sólo tienes que decirme que sí y cuando volvamos a Londres te prometo que hablaran- Cygnus sonrió con eso, aún no estaba muy seguro de conocer a su otro padre, pero tenía todo el tiempo que quisiera hasta poder tomar una decisión- Ahora dime, ¿Planeas levantarte hoy de la cama? Tía Bella quiere llevarte de compras. Ya le dije que te gusta la ropa muggle por más que le moleste a ella, así que vamos a bañarte- Sonriente se levantó de la cama, caminando dirección al baño seguido de cerca por su madre. Quizás un día de compras y comida italiana despejaría un poco sus mentes y se olvidarían por lo menos esa semana del tema Sirius-

Notas finales:

Mil gracias por leer.

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).