Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Descubriéndolo a tu lado por ValexWalker

[Reviews - 91]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Hii

Espero el cap les guste <3

Muchas garcias por los reviews, en serio T.T 

Solo puse q crei q estaba aburriendolas y Pum... me comentaron q no era así

Nos leemos en las notas finales

A leer!

-Dime solo Law- el moreno lo miró por un momento y decidió jugarle una pequeña broma al peliverde para ver si en verdad esos dos eran una pareja- y respecto a lo que pediré, creo que dejaré que alguien tan experimentado como tú me sorprenda Sanji-ya- dijo con el tono que usaba para hacer a sus parejas provisionales caer rendidas ante él

 

-E-Está bien- se sonrojó por la mirada tan profunda  con la que Law le observaba, era muy atractivo e intimidante, no era que le gustara ya que él solo amaba a cierta alga renegona de nombre Zoro, pero no podía evitar sentirse nervioso si un hombre como el doctor le hablaba en ese tono-iré a avisarle a Vivi-chan

 

El moreno sonrió divertido al notar la fulminante mirada que el tal Zoro le dirigía. Sentía que en cualquier momento se pararía a golpearlo y entonces supo que pese a todo lo mal que pareciese que se llevaban, en realidad si eran una pareja.

 

No estaba dispuesto a aclarar el malentendido, pero al notar el semblante que puso el menor cuando vio como coqueteaba con aquel simpático rubio, cambió de opinión al instante.

 

“Solo me atraes tú pequeño mocoso”

 

Decidió hablar con el peliverde para así, aliviar la tensión que se sentía en ese momento.

 

-Zoro-ya no te enfades- dijo mirando al aludido quien apretaba los puños molesto- solo quería saber si era verdad que tú y Sanji-ya eran pareja, por la forma en la que peleaban no lo parecía-sonrió de lado- pero al ver tu reacción pude confirmarlo

 

-Tsk- el peliverde se calmó- si vuelves a coquetearle a mi novio te mataré

 

Se estaba conteniendo, no dejaría por ningún motivo que viese lo experimentado de su cocinero, pero si volvía a insinuársele, le demostraría él lo experimentado que era en partirle la madre a ciertos imbéciles con fama de playboy.

 

-No te preocupes- Trafalgar observó a Luffy- solo hay una persona que me interesa en este momento

 

El enfermero se sonrojó nuevamente y atinó por jugar con sus dedos para distraerse. Torao le había dicho que quería ser su amigo, fue por eso que le permitió acercársele tanto. Él no podía intentar querer tener alguna otra relación después de todo lo que le había sucedido, estaba sucio, marcado y seguro que si alguien que decía estar interesado en él descubría su pasado, lo aborrecería y despreciaría de la peor forma, no podía arriesgarse a eso y más si ya había desarrollado sentimientos por aquel moreno.

 

“No soy tan idiota, sé que es esto que siento cada vez que lo veo, pero no puedo aceptarlo, debo negarlo lo más que pueda”

 

Luego de devorar todo lo que la muchacha de nombre Vivi le llevó a la mesa y charlar con todos sus amigos,  ser retiró junto con Torao hacia el hospital, dejando a los demás con muchas interrogantes en la mente.

 

-¿Vieron el rostro de Luffy?- habló Nami- le gusta ese chico, no me puedo equivocar

 

-Yo también lo note- todos vieron sorprendidos hacia la dirección de Zoro

 

-¿Tú? Pero si tú eres el más despistado después de Luffy- dijo el rubio mirándolo fijamente

 

-¿Quieres pelea?- el peliverde se exaltó- no creas que ya olvidé cómo te sonrojaste cuando ese idiota coqueteó contigo- frunció el ceño

 

-¿Q-Qué?- el rubio lo miró- no digas tonterías

 

-Niega que lo hiciste

 

-Ya no empiecen- Nami los fulminó- sus problemas maritales resuélvanlos cuando no estemos presentes, ahora lo importante es Luffy

 

-Tsk…

 

-Lo siento, Nami-san

 

-Bien, entonces, si lo que dicen Nami y Zoro es verdad y a Luffy le gusta ese tal Law ¿Cuál es el problema?- Ussop estaba realmente confundido

 

-¡¿Cómo que cual es el problema?!- Nami le propinó un fuerte golpe en la cabeza- no seas tonto, no recuerdas que aquel doctor es un play boy

 

-M-Me dolió- de los ojos del narizón brotaban ya unas cuantas lágrimas

 

-Es cierto- habló Sanji, por lo que me contaron ese día de aquel hombre, es fácil deducir que le gusta tener solo relaciones de una noche, sin ningún compromiso

 

-Exacto- la pelinaranja sonrió- tú si me entiendes, Sanji-kun

 

-Por supuesto Nami-swan-  bailó como idiota, cortesía de Zoro- yo soy el único que podría entender a tal belleza

 

-Dejando de lado que estás haciendo el ridículo- el peliverde sonrió burlón mirando a su pareja-entonces ¿qué es lo que debemos hacer?- dijo esta vez a todos los presentes

 

-No lo sé- la pelinaranja suspiró- solo esperar y ver qué sucede, si el doctor hace sufrir a nuestro Luffy, lo matamos y listo ¿cierto?

 

Ussop miró con miedo el aura tétrica que tenía alrededor la chica- Das mucho miedo

 

-No han visto nada aún

 

Los demás asintieron a lo dicho por la mujer y siguieron conversando amenamente por un rato más hasta que fue hora de que Sanji regresara a la cocina.

 

-Adiós, chicos, nos vemos otro día-habló el rubio

 

-Adiós, Sanji-kun- respondió Nami

 

-Nos vemos, Sanji- se despidió Ussop

 

Zoro esperó hasta quedarse a solas con su novio y así despedirse de él sin molestias, llámese Ussop y Nami, al lado.

 

-Me voy también, cejillas

 

-Está bien- respondió indiferente puesto que estaba algo enfadado con Zoro

 

El peliverde lo tomó de la mano y sin avisar lo besó con ternura en la frente provocando que el cocinero se sonrojase a instante

 

-I-Idiota- agachó la mirada

 

-Vendré a recogerte, necesitamos hablar ¿ok?- Zoro acarició su mejilla

 

-Vale, se puntual, procura salir una hora antes para que no te pierdas ¿está bien?

 

-Ya te dije que yo no pierdo, las calles son las qu…

 

-Sí, sí - sonrió- lo que digas

 

-Nos vemos entonces- algo sonrojado se soltó de Sanji y partió del restaurante.

 

................................

 

-Mocoso- habló Law- ¿quieres ver una película en mi casa?

 

Nunca había invitado a nadie a su departamento, ni siquiera a sus amigos; no le gustaba que invadieran su espacio y procuraba no brindar su número de teléfono a cualquiera, así era él.

 

“¿Entonces por qué todo es tan diferente cuando se trata de ti?”

 

-Claro- el enfermero le respondió con una sonrisa- pero tú haces las palomitas

 

-Por supuesto, no quiero que alguien incendie mi cocina- se burló

 

-Shishishi, quién será ese alguien- desvió los ojos e hizo un puchero como haciéndose el desentendido

 

-Es un niño muy revoltoso- carcajeó al notar cómo el pequeño pelinegro fruncía el ceño- vamos, entra ya- dijo abriendo la puerta de su casa

 

 

Quería reír fuertemente al sentir temblar el pequeño cuerpo a su lado, pero hacia mella de todo su autocontrol para no hacerlo, no quería que Luffy se enfadara.

 

“Se ve tan tierno asustado”

 

El enfermero se acurrucaba y escondía su rostro en su brazo izquierdo, no entendía por qué había pedido ver esa película si no soportaba las de ese género.

 

-Hey, mocoso-lo llamó- si quieres puedo cambiar el filme

 

-¡No!- respondió inmediatamente- está muy interesante, no lo cambies

 

-¿Interesante?- esta vez no pudo contenerse y rio sonoramente- pero si desde que comenzó no has hecho más que esconderse y saltar cada que se escucha un grito fuerte de las personas que están siendo descuartizadas

 

-No me escondo, solo…- se quedó en silencio unos segundos- me gusta escuchar más que ver, sí eso

 

-Oh, ya veo- era tan malo mintiendo que mejor no agregaba nada- pero así me siento algo incómodo ¿te molesta si cambiamos de posición?

 

-No

 

Trafalgar tomó del brazo a Luffy y lo sentó entre sus piernas, para luego abrazarlo por detrás.

 

-Cada que haya una escena fuerte, yo te cubriré los ojos ¿Está bien?- susurró en el oído del menor provocando que este se sonrojase hasta la orejas

 

-S-Sí- fue todo lo que puso pronunciar por lo que la cercanía del cuerpo de Law provocaba en él

 

“No te gusta… no te gusta”

 

El moreno por su parte estaba poniendo todo de su parte para que al “Trafalgar Jr.” no se le ocurriese despertar y es que en esa posición podía aspirar completamente el delicioso aroma que desprendía Luffy, su delicado cuerpo chocar contra el suyo, su redondo y deseable trasero rozar contra… ¡No! debía dejar de pensar en eso, aún no era el momento, tenía primero que esperar a que el chico estuviese dispuesto a hacerlo, él nunca forzaría a nadie por placer propio.

 

“Control… Control”

 

-¿Porque no comes, Luffy? tú fuiste el que me pidió las palomitas ¿recuerdas?-trató de esa forma romper con la tensión que se había formado

 

-¡Es cierto!-giró un poco su rostro y le sonrió tiernamente al moreno

 

Sus mejillas comenzaron a calentarse y se maldijo mentalmente al notar que aquel mocoso había logrado que se sonrojase.

 

“Parezco un adolescente hormonal”

 

-Entonces hazlo, ya sabes que yo evitaré que veas las escenas que, aunque para mí son las más interesantes, a ti te causan mucho miedo.

 

-Shishishi gracias, Torao- Luffy tomó el recipiente lleno de las palomitas que estaban en la mesa de vidrio entre el sofá y la gran televisión para luego comenzar a comer.

 

Trafalgar se limitó a esperar unos minutos y lentamente envolvió con uno de sus brazos la cintura del enfermero, haciendo que este apoyase su espalda contra su pecho.

 

“Parecemos novios… Tsk ¿porque ese pensamiento no me molesta?”

 

Al término de la película, Law se dio cuenta que el pequeño pelinegro se había quedado dormido en sus brazos.

 

“Mierda, se ve jodidamente bien”

 

Con cuidado lo recostó en el sofá y se sentó a su lado para velar su sueño.

 

“No deberías quedarte dormido en casa de otro hombre, si no fuera yo quién sabe lo que te pasaría, idiota”

 

No supo cuánto tiempo estuvo observando al bello durmiente, pero para cuando se dio cuenta, él también había caído dormido. Fue el propio Luffy el que lo despertó para despedirse y agradecerle por las palomitas y el ameno rato juntos.

 

Law lo guio hasta la puerta, estaba a punto de dejarlo ir, pero repentinamente un impulso lo controló y tomó la mano del menor entrelazando sus dedos con los contrarios.

 

-Luffy-ya- susurró y sintió cómo el chico se tensaba- el domingo ¿te gustaría salir conmigo luego del trabajo?

 

Esperó con algo de impaciencia la respuesta del chico, ya antes cuando le había pedido salir el menor se había negado; no quería aceptarlo pero tenía miedo a que mocoso lo volviese a rechazar.

 

-¿E-El domingo?- estaba sumamente nervioso y sonrojado al sentir que su mano compartía un contacto tan íntimo con la del doctor

 

No era tan perspicaz como Nami y podría decirse que hasta Zoro era menos despistado que él, pero definitivamente era lo suficiente inteligente para notar en qué sentido, Law lo estaba invitando.

 

“Una cita”

 

Su sonrojo no tenía límites, de solo imaginarse tomando de la mano a Torao mientras paseaban juntos lo hacía querer esconder su rostro en la almohada y gritar de emoción.

 

Sabía que debería negarse e inventar cualquier excusa para salir librado de aquella situación, después de todo,  ya sabía que una persona como él no podía ser amada, no luego de todo lo que le habían hecho; sin embargo, las palabras que salieron de sus labios no fueron acorde a su raciocinio, sino a los deseos más profundos de su corazón.

 

-E-Está bien- sintió cómo Law soltaba su mano y lo obligaba a girarse- acepto- agachó la mirada al sentir los profundos ojos grises sobre él

 

-Eso me hace feliz, mocoso- se acercó al rostro del menor y besó su mejilla de forma lenta- hasta mañana

 

Luffy asintió de forma rauda y salió prácticamente corriendo del departamento, su corazón estaba por salírsele del pecho y lo único que quería en ese instante era esconderse bajo sus sábanas.

 

Por otro lado, Law había quedado petrificado en la entrada de su casa. Sus labios quemaban por el contacto que habían tenido con la tersa mejilla del Luffy.

 

“Se sintió jodidamente bien”

 

La sonrisa que tenía no se le borró ni cuando se quedó dormido esa noche, definitivamente aquel enfermero había llegado a su vida para darle un giro de 180 grados.

 

………………………………….

 

Escuchó el sonido de la puerta y esperó a que el pequeño pelinegro saliese. Al verlo no pudo evitar el molestarlo, lo que vestía le quedaba realmente muy  bien, esos vaqueros negros apretados y su chaqueta guinda lo hacían verse irresistible.

 

-Wao, no pensé que un mocoso pudiese lucir así de bien- sonrió burlón

 

-No me fastidies- hizo un puchero el aludido- tú te ves bien, también- desvió la mirada avergonzado

 

-Gracias, aunque eso me lo suponía

 

-Egocéntrico-  dijo Luffy de modo acusatorio

 

-Solo soy sincero- Law le indicó con la mirada al moreno que comenzase a caminar junto a él

 

-Bueno… ¿a dónde iremos, Torao?- el enfermero sonrió ampliamente imaginando a qué tipo de lugar el doctor lo llevaría.

 

-Pues, será una sorpresa, tendrás que esperar

 

-No es justo- se quejó- quiero saber

 

-Solo espera, estoy seguro que te gustará, Luffy-ya- Law tomó su mano y lo arrastró con él al ascensor.

 

-...- el menor no dijo nada más, el que el doctor lo tomase de la mano lo había noqueado de golpe.

 

...

Notas finales:

Sé que pueden pensar q es todo color de rosa, pero déjenme decirles que no es así, incluso, no será asi después de que law y Luffy.... (no spoilers xd)

Bien, en el próximo capítulo desarrollaré dos parejas 

¡adivinen cuales! :)

Nuevamente les agradezco por sus comentarios, no saben lo que anima a una a escribir :´)

Con solo un "continua" o "me gustó" es suficiente para q tu inspiración se ponga a full <3

Nos leemos en dos semanas, aunque ahora actualicé más deprisa, eso es bueno 

Bye bye!

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).