Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Descubriéndolo a tu lado por ValexWalker

[Reviews - 91]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Hii

Espero el cap les guste. Gracias a las que leen y comentan. Eso me anima :)

Nos leemos al final.

 

Después de aquel primer encuentro muchas cosas sucedieron de una forma rápidamente abrumadora para él. Sin darse cuenta su personalidad había dejado de ser tan introvertida gracias al pelirrojo y hasta el flequillo que siempre había recordado llevar para que cubriese sus ojos, había sido recortado.

“Tienes unos ojos muy lindos, es todo un desperdicio”

La alegría que sintió cuando Kid le dijo eso fue inigualable por lo que no dudo y cambió su look al instante.

A esas alturas no podía seguir negando lo que sentía. No fue un impacto demasiado grande para él que este fuera un hombre ya que desde siempre había sabido que era gay y no le molestaba en lo más mínimo, es decir, era su naturaleza, simplemente eso.

Lo que lo sí le causó cierta conmoción fue que se tratase de su mejor amigo. Era más que obvio que nada de bueno traía enamorarse de uno ya  que tarde o temprano todo culminaría con la pérdida de su amistad. Decidió entonces ocultar lo que sentía por él y limitarse a demostrarle con acciones su profundo amor. Nunca le negó nada, siempre trataba de complacerlo, y si Kid le regalaba por eso una sonrisa, se daba por muy bien recompensado.

Todo marchaba relativamente bien para él en esa época, hasta que llegaron las vacaciones de verano antes de iniciar el tercer año de preparatoria.

Él había ido de viaje a Kyoto con toda su familia esperando pasarla muy bien y comprar muchos regalos para sus amigos, especialmente para Kid.  No imaginó que pocos días antes de su regreso le pasaría aquello.

Recordaba haberse alejado de sus padres al distraerse con una pulsera de púas que vendían en uno de los tantos puestos de la zona en la que estaba ya que no pudo evitar quedarse mirándola detenidamente al notar lo bien que le quedaría a Kid si se la regalase.

Luego de comprarla y guardarla cuidadosamente en la mochila que llevaba, se giró y comenzó a buscar a sus padres, no debían estar muy lejos debido a lo abarrotado del lugar.

Tras quince minutos de ir caminando sin rumbo fijo llegó a una zona no muy transitada sin darse cuenta, inmediatamente sintió algo de temor y se giró para alejarse de allí, pero no contó con que dos hombres ya habían notado su presencia y no iban a permitirle irse tan fácilmente.

                                      Flash Back

-¿A dónde crees que vas?- el hombre se acercó a Killer y sonrió perversamente

-D-Disculpe, solo pasaba por aquí así qu…

-¿Qué te parece Takeda?- habló dirigiéndose a su compañero, el cual se encontraba a la espalda del rubio

-Está muy bien, me gustan rubios

-Y a mí de cabello largo

Estaba muy nervioso, podía sentir las malas intenciones provenir de aquellos sujetos, sobre todo por la asquerosa forma en la que lo miraban.

-Yo… m-me tengo que ir

Intentó escapar corriendo, pero fue detenido fuertemente del brazo por uno de los hombres y llevado a rastras hasta un callejón.

-¡S-Suéltenme!

-¡Si no quieres que te mate será mejor que te calles!- sacó una navaja y la plantó frente a su rostro

-Si te portas bien, no seremos muy rudos ¿está bien?- habló el otro sujeto relamiéndose los labios

-¿Q-Qué? ¡No!- gritó al ver cómo tiraban su mochila lejos y abrían su camisa de un solo tirón

-¡Te dije que te callaras!

Uno de los agresores le propinó un fuerte golpe al chico provocando que su labio comenzase a sangrar.

-D-Déjenme- había comenzado a llorar, tenía mucho miedo, estaba completamente solo y a merced de esos depravados

-Shhh…- el otro sujeto se sentó detrás de él y lo jaló con sus brazos posicionándolo recostado contra su pecho- te va a gustar, te lo prometo, lindura- lamió la mejilla del rubio lascivamente y comenzó a acariciar todo su pecho

-N-No…

Sus lágrimas no paraban, se sentía sumamente asqueroso al ser tocado de esa forma, quería vomitar en ese instante.

-Pronto estarás pidiendo por más como una puta, ya verás

El otro agresor, el cual se encontraba agachado frente a él, comenzó a quitar sus pantalones junto con su ropa interior.

Gritó, lo hizo. Y por cada sonido recibió duros golpes. Cuando aquel hombre comenzó a lamer su miembro e introducir un dedo en él pensó que todo estaba acabado. Teniendo al otro pervertido tras él obligándolo a masturbarlo con su mano mientras mordía y succionaba la piel de su cuello fuertemente, creía que no tendría escapatoria.

Pese a todo aquello, decidió pedir ayuda una última vez, después de eso estaba seguro no tendría más fuerza ni voz para intentar algo más.

-¡AUXILIO!

Tras el duro golpe en la boca del estómago que recibió por su osadía, escuchó pasos acercarse a dónde él se encontraba.

-¡Quería joderlo, maldición!

-Debemos irnos, si nos atrapan estaremos en problemas

-Todo es tu maldita culpa- abofeteó a Killer fuertemente- pero no te saldrás con la tuya

Todo sucedió muy rápido, el tipo tomó su navaja y para cuando se dio cuenta ya un fuerte dolor en una de sus mejillas y sobre el puente de su nariz lo embargaban. La sangre no tardó en brotar de la herida que llevaba en el rostro y lo último que pudo escuchar de su agresor lo llenó de temor.

“Un pequeño regalo”

Después de que la persona que lo halló llamara a la policía, lo llevaron al hospital y tras ser atendido, pacientemente esperó a sus padres con la idea en mente de lo que les diría. No dejaría que supiesen que estuvieron a punto de abusar de él, eso solo los haría sentirse culpables, cuando en el fondo, la culpa había sido enteramente suya por distraerse y alejarse de ellos, así que el hecho de que lo habían asaltado serviría, después de todo, aquellos malnacidos se habían llevado su mochila con ellos.

Cuando le dieron el alta y regresó a su hogar, no pudo hacer más que encerrarse en su habitación y tratar de asimilar que ahora vería una horrible cicatriz cada vez que se mirara al espejo.

Una línea ocupaba el puente de su nariz y la cruzaba otra sobre su mejilla izquierda de forma vertical hasta llegar a su barbilla. Una especie de cruz en un lado de su rostro que había arruinado su apariencia por completo.

“Si él me ve así… no, no puedo permitirlo”

Fue entonces cuando decidió utilizar una máscara para cubrir su rostro, no daría muchas explicaciones, solo esperaría hasta que se familiarizasen con ella, el tiempo ayudaría.

“No soportaría que me viese de esta manera tan… tan horrible”

                                                                           

Fin del Flash Back

Acarició con la yema de sus dedos los trazos marcados en su rostro y sonrió. Después de que los años transcurriesen, había observado cómo su amigo alegre e inocente, se había vuelto todo un playboy, alguien que se acostaba con cualquier chico o chica que fuese de su tipo no importando conocer siquiera el nombre de estos. Kid era tan diferente a él, quien ni siquiera había dado un solo beso en sus veinticinco años.

“Su tipo”

Cuando se dio cuenta de los gustos de su amigo, al analizar cada uno de sus encuentros casuales, supo que nunca, ni siquiera antes de llevar esas cicatrices, había tenido oportunidad alguna con él.

Kid era bisexual, pero su estándar nunca variaba demasiado. Ser pequeño, de cuerpo delgado y  con apariencia infantil debía ser parte de las características de la persona que quería meterse en la cama con él.

“Soy completamente diferente a eso, e incluso, mi rostro está así”

El reflejo que el objeto le mostraba era el de un hombre muy alto, casi de la altura del pelirrojo. Su cabello era rubio y muy largo, llegando hasta sus caderas; poseía piel clara, ojos azules y un cuerpo con ligeros pero marcados músculos. Las facciones de su rostro no tenían nada de infantiles y el tener aquellas cicatrices no ayudaba en lo absoluto, al contrario, los hacían verse más rudo de lo que en verdad era.

Según su madre, era un hombre muy apuesto por el que cualquier mujer u hombre caería rendido, alguien que brindaba un aire imponente y seguridad por donde pasase. Por supuesto, él no creía nada de eso ¿Cómo podría ser alguien apuesto con aquellas marcas adornándolo?

Había deseado muchas veces ser diferente, poder ser alguien menudo y pequeño, sin ninguna marca, alguien que inspirase algún instinto sobreprotector, no que la encontrasen en él.

Su personalidad era muy diferente a su apariencia y eso lo deprimía casi siempre. Él quería que lo abrazasen, lo mimasen y le susurrasen palabras de amor al oído; al ser como era no podía pedir nada de eso, sería demasiado ridículo, es decir ¿un grandote como él en esa situación? Para todos, el debería ser el que ofreciese todo aquello, no al revés.

“Y la única persona de la que siempre he anhelado esas muestras de afecto… eres tú”

Se giró y tomó rumbo hacia la ducha. Esa noche había recordado demasiadas cosas, necesitaba despejarse un poco o sino no podría terminar el manuscrito antes de la fecha límite. Su editor lo mataría si no era capaz de hacerlo y no quería más problemas de los que ya agobiaban su mente.

“Solo debo alejarme poco a poco, sí, eso es lo que haré”

...

Notas finales:

Bien, en el próximo cap se vienen Law y Luffy. Trataré de mejorar aun más en la redaccion. 

Espero sus opiniones ya que como escribí antes, eso me anima y me da inspiración para seguir. Quiero terminar este fic, por usetedes y porque amo la historia.

Espero leernos pronto.

Besos!!!!!!!

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).