Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Necesitamos tu apoyo para mantener abierta Amor Yaoi. Los costos se han vuelto insostenibles, y tu apoyo puede hacer que la web siga online. Colabora ahora y ayuda a Amor Yaoi

Blind Date por Aakireh

[Reviews - 14]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Este fanfic esta dedicando al fetish de Sagakure de que Kaname sea Uke.
Yo opino que si podría ser uke porque es extremadamente masoquista. HAHAHA (imagina a zero en tacones pisoteando a Kaname y el disfrutandolo)

Intente ser mas explicita. Ojala lo disfruten.

Notas del capitulo: Kaname uke es tomado por Zero en el estado.
por cierto Zero durmio a los caballos primero. HAHAHA por eso no hicieron ruido.
Una Cortina de terciopelo oscuro cay pesada sobre el cielo al anochecer. El haba estado parado en aquel lugar por tanto tiempo que haba olvidado el verdadero motivo que lo haba llevado ah. Estaba intentando obtener el coraje suficiente para soportar la ira que se apoderaba de su interior. Su bello rostro de mrmol estaba oscurecido por la rabia que le haca sentir el hecho de haber atendido el llamado de l. Su perfil resplandeca con la mortecina luz de la luna. Su cabello acariciaba su rostro y el viento fro del otoo lo meca gentilmente. Pareca un ngel cado de aquellos que pintan los grandes artistas. Un perfecto ser que no poda ser de verdad.

“Ms vale que sea algo bueno Kiryuu-kun!” Su voz son como un estruendo. “Ms vale que salgas y terminemos con esto de una vez por todas.” El estruendo se perdi en el viento que se llev sus palabras.

Estaba frente al establo. El lugar que indicada el papel arrugado que llevaba aprisionado en su puo. Era una nota escrita con el puo y letra de aquella persona que tanto detestaba. Ese que haca que le hirviera la sangre. Haba sido deslizada bajo la puerta de su dormitorio pero nadie saba cmo era que haba llegado hasta ah. Habra ignorado la nota de no haber sido por aquella ocasin en la que Kiryuu haba estado en su habitacin. El simple hecho de recordarlo le haca rabiar aun ms. Las imgenes del cuerpo desnudo de Zero y sus manos tocando su piel le hacan enfadar hasta estrellar vidrios de ventanas,... pero le deseaba. Eso era lo que no poda soportar. Aquello que sinti cuando oblig a Zero a beber de l y lo tom por la fuerza no eran ms que una forma le hacerle saber que tambin le perteneca.

La puerta del establo estaba abierta. Por alguna extraa razn los caballos estaban pacficamente dormidos. Por ningn motivo interrumpieron su pacfico sueo. Entonces lo vislumbr, entre la infinita oscuridad. La fina luz que se col por la puerta abierta deline al cuerpo delgado del chico del cabello plateado. Sus ojos estaban hambrientos y estos centelleaban como grandes gemas de color de la sangre. Con sus manos dej que la puerta se cerrara tras de l. Kaname qued indefenso en la oscuridad.

Kaname tena el poder de destrozar el establo entero de haber querido hacerlo. El poda haber roto los huesos de sus brazos cuando estos lo envolvieron. El gran Kaname Kuran! El poderoso vampiro de sangre pura se dej sucumbir ante el mortal beso del vampiro que se haba convertido en una bestia. Su sangre hirvi, era como un rio caliente que quemaba la piel de Zero. Forceje, pero lo hizo por sentir ese placer de la fuerza casi humana de Zero intentando someterlo. Disfrut sus brazos fuertes rodendolo para inmovilizarlo. El roce de su lengua, hmeda sintiendo su cuello salado, y sus colmillos encajndose en su piel desbordaron sus sentidos. Dejo que este se devorada su cuerpo. Que le arrancara sus ropas para probarlo aun ms. Zero se haba vuelto un animal irracional arrebatado por la lujuria y el placer. Lo maldijo. Zero lo maldijo con todo su ser pero no pudo detenerse. Por ms que le grit que era un maldito no pudo dejar de arrancarle el saco y de abrirle la camisa dejando su pecho al descubierto. Lo at a una de las sillas del establo y aun as Kaname no lo destrua. Zero quera que Kaname lo hiciera pedazos. Pero de l solo reciba una sonrisa obscena.

“Por qu no me matas? Por qu no me destrozas como a tus piezas del ajedrez y terminas con este sufrimiento?!” Sus ojos solo brillaron aun mas desgarrando su pecho y dejando que las gotas de sangre resbalaran por la blanca piel centelleando como rubes hechos liquido. Entonces Zero lo tom de su cuello y lo mir a los ojos. Kaname dej que este lo penetrara con aquellos ojos escarlata. Lo estaba viendo como si quisiera sacarle las entraas con la pura mirada. Su rostro dibujo una mueca de dolor. …l lo haba estado deseando. Haba estado deseando a su enemigo a quien odiaba tanto. Sus sentidos transpiraban desesperacin y jadeante dej que sus labios tocaran los labios del hombre que mas despreciaba. Quiso sentir nuevamente el vrtigo de placer de la delicia de los labios salados de Kaname. Dej que sus colmillos le cortaran y prob nuevamente su sangre.

Porque? Por qu tena que sentir esta atraccin hacia esta persona? …l le haba hecho eso. …l le haba provocado aquella vez que haba ido hasta su habitacin con engaos para hablar. Las manos del vampiro de sangre pura se soltaron y lo tenan asiduo a l y sus cuerpos se juntaron y sintieron el roce de su piel tibia haciendo qu esta se erizara. Zero perdi su razn completamente. Ah en la oscuridad nadie lo sabra jams. Ah poda dejar de fingir ser fri como era el. Poda dar rienda suelta a aquello que senta. En lo ms profundo de su mente en su imaginacin siempre pens en tomarlo entre sus manos y hacerlo uno con su cuerpo. Muchas veces acarici su pecho pensando en las manos del vampiro que le haba proporcionado aquella noche su primera vez. Desde entonces no poda dejar de pensar. Era algo que no poda permitir pero se volvi ms fuerte que el.

Dej que lo embriagara con su aliento a sangre. Kaname se qued inmvil mirndolo despojarse de sus ropas. Pero que acaso no iba a hacer nada?! No iba a detenerlo?! Maldito! El maldito lo estaba seduciendo! Pero le hara saber que l no era de nadie. Zero se abalanz sobre l y ambos dieron vueltas entre el suelo con paja. Cuando sus manos llegaron hasta aquel lugar pudo sentir que Kaname tambin lo deseaba. Pero esta vez no sera igual. Kaname no poda pensar, su mente estaba invadida de las imgenes de Zero desnudo frente a l. Estas pasaban lentas como una pelcula vieja pero ms vivida. Sobre todo sus ojos. Sus ojos que le contaban la historia de aquello que senta hacia l. Mientras Zero llevaba sus manos hasta los lugares que nadie ms haba tocado cerr sus ojos muy fuerte. Apret sus parpados dibujando una mueca como si quisiera aguantar el placer y no mostrarlo. Pero le fue imposible. Los movimientos no eran suficientes para Zero y l quera ms. Haba tomado sus manos y las tena sostenidas contra el poste de madera. Las pequeas astillas que se encajaban en las manos de Kaname eran absolutamente insignificantes. Su cuerpo y su mente estaban concentrados en la ola de calor que suba por su cuerpo. El deseo le carcoma.

Zero se haba apoderado de su cuello rasgndolo con su boca para beber ms de l. Quera beberlo hasta saciarse. Su corazn lati tan rpido que era como un tren a punto de chocar y caer a un gran abismo. El sonido de su corazn era alcanzado por otro latir. Un latir que era aun ms fuerte que el suyo y se comera su corazn de una sola mordida. La sangre de Kaname era como una droga. Su cuerpo se la peda. Cada poro de su piel lo ansiaba. El sudor recorra los cuerpos y los baaba en deseo.

Mientras Zero segua aprisionndolo entre sus manos su propio cuerpo deseaba tomar parte de aquello. La piel estaba despierta y hambrienta de l. Su espalda desnuda pegada a su pecho le haca sentirse aun ms inquieto. La tortura se volvi insoportable y lo libero de su crcel. Ah donde nadie los escuchara dejo que el gimiera al sentir su cuerpo invadindolo. Kaname tuvo sus ojos cerrados todo el tiempo. Quera escuchar y sentir aquel febril Zero jadeando en su oreja. Sus movimientos uniformes y su corazones unsonos y aquellas manos que le invadan palpando su cuerpo. Su aliento impregnando sus entraas colmando sus sentidos. Apenas poda respirar pero esto era aun mejor. Kaname se arqueaba perpetuo y dej que se le escapara un susurro que despertara nuevamente la ira de Zero y este lo tom aun ms fuerte. Se adue de la calidez del cuerpo de Kaname hasta dejarlo sin aliento. Se dejo llevar por el cauce que le provocaba aquellas embestidas violentas hasta dejarlo sin aliento. Sus mejillas estaban ardiendo. No poda soportar sentirlo tan suave tan clido.

El cielo se desbordara y se convertira en un mar violento de pasin. La pasin prohibida entre dos enemigos. Zero comenzaba a desvariar estaba perdiendo el sentido y la batalla contra el cuerpo de aquel atractivo joven quien le haba encendido. Todo el establo ruga en llamas y ese incendio brutal estaba consumiendo sus cuerpos. Sus manos no dejaban de palparle aquella parte tan sensible y ahora era Kaname quien tambin se dejaba abrazar en aquella hoguera. En su interior haba una revolucin de sentidos, no poda seguir mintiendo ms. No poda fingir que aquello estaba llevndolo al borde de la locura.

Quera arquearse aun ms! Su cuerpo entero explotara con semejante colisin. El cielo se ti de rojo y se abri ante l y este le nubl la vista. Era como un ciego que busca por instinto el alimento. Pero era Zero quien lo controlaba como un mueco de trapo le haba tomado contra l para apretarlo aun ms.

“No me sueltes…” gimi y su respiracin se cort y estaba hiperventilando. Sus manos y sus uas se encajaron en lo que pudieron y su ser se verti sobre l. Su pasin echa un ro de lava clara gote sobre el piso. Sus cuerpos se desplomaron el uno sobre el otro. Era muy tarde para preguntarse que haban hecho. El cansancio los llev en brazos de una quimera para caer rendidos en un dulce y profundo sueo. Zero rode a Kaname entre sus brazos y antes de perder la conciencia se susurr al odo. “No te soltare nunca…maldito. Ahora jams podr soltarte” El rostro de Kaname dibujo una pcara sonrisa.

Notas finales: Por cierto si me faltaron acentos o tengo faltas ortográficas por favor haganmelo saber en el review copiando la linea que esta mas escrita y poniendome la correccion. No tengo mucho tiempo y me haría un gran favor al echarme la mano. gracias.

:D review?

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).