Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Necesitamos tu apoyo para mantener abierta Amor Yaoi. Los costos se han vuelto insostenibles, y tu apoyo puede hacer que la web siga online. Colabora ahora y ayuda a Amor Yaoi

Tu no eres para el... por Aleliela

[Reviews - 33]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

1

 

-          Davis – susurro la voz de Matt urgida, sin embargo Davis no hizo ningún movimiento que confirmara que se encontraba despierto, por lo que Matt suspiro

 

Supongo que no debería sorprenderme… pensó mientras se deslizaba fuera de la cama, se estremeció de frio cuando las plantas de sus pies tocaron el piso, se abrazó a si mismo mientras recorría con la mirada el desorden que invadía la habitación intentado localizar su ropa.

 

Comenzó a levantar las prendas encontrando poco a poco lo que había usado la noche anterior y recordó que la razón por la que llegara al departamento del menor fue porque necesitaba lavar su ropa, que por culpa de un desastroso accidente, termino cubierta de ramen.

 

Hecho una mirada de reojo a la cama, Davis aún permanecía completamente inconsciente, acurrucado en la esquina, tenía un brazo debajo de la almohada y el otro a un costado, su torso desnudo mostraba algunas marcas rojizas que al paso de las horas se convertirán en chupetones.

 

Se sonrojo y esquivo la mirada, lo que fuera que hubiera pasado aun no le estaba del todo claro, pero se conocía y no era la primera vez que dejaba esas marcas a su compañero de sexo, lo malo es que esa era la primera vez que lo hacía con un hombre y especialmente con un protegido de su mejor amigo

 

Si Tai se entera…. ¡No!, movió la cabeza en un gesto negativo, Tai jamás me perdonaría que usara a su “Adorado kohai”

 

Tendría que ocultar ese incidente, eliminar todo rastro de lo ocurrido, no podía existir evidencia alguna que delatara su metida de pata. Apreciaba mucho a Tai y comprendía que aquello seria tratado como una traición por su parte, algo que no negaba era cierto, pero aun así, no estaba de acuerdo en terminar una relación de amistad de tantos años solo por acostarse con Davis después de una borrachera.

 

Davis se movió inquieto, busco a tiendas la sabana para cubrirse por completo, y debido a su exceso de movimiento término cayéndose al suelo con un golpe sonoro, debido al impacto se levantó inmediatamente dejando al descubierto su trasero lleno de arañazos

 

Matt se moría de vergüenza, nunca antes había pensando que sus hábitos sexuales pudieran llegar a ser tan salvajes, o quizá no lo era, pero dado que no tenía experiencias con hombres, eso afectaba como pudo haberse manejado para meter su…

 

-          No puedo creerlo – hablo sin pensar empezando a sentirse mareado

 

Davis se giró en redondo al escuchar la voz de Matt, su expresión se quedó helada al contemplar al rubio aun desnudo, ya que aún no había encontrado su pantalón, después se observó el y se puso colorado al comprobar que el tampoco llevaba nada

 

-          ¿Q… que? – consigo decir aun cuando su voz se escuchaba ronca, se rascaba el pelo frenéticamente mirando cualquier cosa menos a la persona frente a él

 

Matt se encontraba en una situación difícil, ahora que se encontraba despierto sus planes de huida se fueron al pique y como reposición tendría que dar una buena explicación, la cual, evidentemente, no poseía, y la verdad no contaba como opción, después de todo era cruel.

 

-          No quiero mentirte Davis, pero, creo que sabes que paso – respondió el de manera despreocupada mientras trata de quitarle unas arrugas a sus calzoncillos – Las explicaciones sobran

 

Davis sintió un vuelco en el estómago, se sentía mareado y con ganas de vomitar, no podía creer lo que estaba sucediendo, pero todo indicaba que nada era mentira, le dolía la mayor parte del cuerpo y especialmente su parte trasera.

 

¡Davis eres un estúpido! ¿Cómo pudiste acostarte con Matt?.... ¡¿COMO?!

 

-          ¿Qué pensara, Taichi-san? – comento cubriéndose el rostro con las manos

 

Matt termino de subirse los calzoncillos antes de que se crispara ante la mención de Tai, inhalo una gran cantidad de aire y se acercó a Davis, en cierta forma le causó cierta ternura verlo tan preocupado y por eso le abrazo por la cintura recargando su barbilla en el hombro de Davis

 

-          ¿Por qué te preocupa? – inquirió con curiosidad, el sentía apego por Tai pero no lo suficiente para que se sintiera escoria por acostarse con Davis

 

Davis no opuso resistencia alguna ante el contacto, ya había metido la pata bastante hondo para sacarla sin lodo, sintió el suave latido del corazón del rubio en su espalda, esa sensación era agradable y deseo con toda su alma que la persona que lo sujetara de esa manera tan posesiva fuera Tai

 

Quería llorar, necesita desahogar la pena que lo consumía, todo se encontraba desecho, su cuerpo, su dignidad y su amor, ya no podría ver a la cara a Tai después de eso, jamás volvería a tener la oportunidad de atraer su atención y que le dedicara tiempo a solas, aunque fuera solo como “amigos”

 

Matt, comprendiendo que era lo que ocultaba el menos, se encogió de hombros y beso el cuello de Davis, el sorprendido se escapó de sus brazos, y tocando la zona que él había besado, sonrió complacido.

 

-          Esto será un secreto entre los dos – anuncio colocando el dedo anular frente a sus labios – No le diremos nada Tai, no quiero que piense que me aproveche de ti…

Davis se quedó petrificado al captar que le rubio no recordaba nada del pasado y mucho menos la manera en que él lo había seducido para ahogar las penas que lo roturaba al no poder confesar sus sentimientos libremente,

 

-          No fue culpa tuya, Matt, yo…. – trago saliva – Yo… yo…. yo inicie todo … - termino rojo como semáforo

 

Matt le miro incrédulo, pero por la vergüenza excesiva que el menor experimentaba se dio cuenta de que efectivamente, él había sido seducido en vez de ser el seductor, algo a lo que no estaba acostumbrado y, que, para variar, no le molestaba en lo absoluto

 

-          Entonces, quieres decirme que, ¿te aprovechaste de mí mientras estaba borracho? – pregunto en tono burlón - ¿Tanto te apetecía mi cuerpo?

 

Davis negó con la cabeza inmediatamente, se sentía nervioso e incómodo, se abrazó a sí mismo al recordar que aún estaba desnudo ante la mirada penetrante del mayor.

 

-          Solo… solo…. no lo se

 

-          Bien, si no lo sabes, tampoco yo – enfatizo Matt, entonces acercándose nuevamente al menor – Pero si tienes problemas sexuales, no seria mucho mejor tener a un adulto responsable cuidándote, por tanto, tu y yo, desde hoy seremos “amigos”


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).